No quiero ser amada – Capítulo 198: El cambio de Rihannan

Traducido por Maru

Editado por Sharon


Los pensamientos complicados de Rihannan se conectaban naturalmente con lo que implicaba el futuro.

Dentro de un mes, pronto habrá un incidente en el que solo la realeza de Crichton caerán en masa empleando un brote de virus. Sabía que sucedería, pero no lo detuvo porque sabía que Dimitri y su tío saldrían victoriosos.

Pero, ¿qué haría Igor si fuera él?

Si lo colocaran en la misma situación, habría detenido la muerte de los miembros de la familia real. Era el método más eficaz.

Rihannan había intercambiado multitud de cartas con Dimitri en su vida pasada y sabía la cantidad de dolor y angustia que sentía. Su corazón estaba consternado porque había derramado sangre tras sangre para obtener el trono. Había visto la muerte de sus muchos amigos cercanos debido a eso. Y… nunca quiso la corona. Quería libertad, pero parecía que una fuerza desconocida lo seguía esposando al trono.

Rihannan lo sabía, pero no hizo nada. Ella lo empujó a seguir el mismo camino. Y ahora se daba cuenta de su egoísmo. En el fondo quería verlo sufrir a través de dificultades y tal vez… el pensamiento inconsciente de que tendría más poder como rey que como simple noble.

Si lo dejaba estar, entonces no era diferente.

Rihannan no podía permitirse quedarse quieta y que el pasado se repitiera. El futuro cambiaría y tal vez produciría resultados no deseados, pero no permitiría que Dimitri cayera en ruinas debido a su propio miedo y egoísmo.

Después de dejar el Palacio de la Reina, Rihannan visitó la oficina central. Sería su primera visita. Cuando ayudó a Basil con sus deberes como Gran Chambelán, bruscamente trasladó su área de trabajo de la oficina en casa a la sala de estudio.

En ese entonces no supo el motivo. La dejó completamente confundida, pero tal vez ahora lo entendía mejor. Basil estaba al tanto de algunos detalles y tal vez cambió algunas de las ubicaciones a instancias de Igor.

Era lo mejor. Pudo encontrar la pluma desprotegida dentro del cajón de la mesa al final.

—¿Su majestad?

Al llegar al pie de la puerta de la oficina en casa, Basil salió, con los labios caídos al suelo y los ojos desorbitados ante la inesperada aparición de Rihannan. Era su primer encuentro desde el último incidente.

Rihannan no se atrevió a mirarlo a los ojos. Ella evitó su mirada por completo.

—¿Está su majestad adentro? —preguntó ella.

Basil asintió varias veces.

—Sí, está dentro.

—Entonces por favor infórmale que he llegado y…

—No hay necesidad. ¡Por favor, entre, mi reina!

Basil abrió la puerta.

—Entonces traeré un poco de té —dijo alegremente.

—Eso no será necesario. Deseo que solo nosotros hablemos. Quédate afuera un rato.

Basil sonrió ampliamente ante sus palabras.

—Por supuesto, por supuesto. Me aseguraré de que nadie entre. Por favor, relájese y hable todo lo que quiera.

Basil saltó y se alejó. Parecía como si hubiera olvidado que una vez ella había amenazado con quitarle la vida. Al ver el aura alegre que rodeaba a Basil, fue como si una piedra pesara en su mente.

Rihannan respiró hondo y entró en la oficina en casa.

Igor se puso de pie en su silla.

La mirada de Rihannan se volvió hacia el escritorio donde los confusos recuerdos de él abrazando a Leticia regresaron en un remolino.

Igor se apartó rápidamente del escritorio y se acercó a Rihannan.

—Rihannan, ¿por qué estás aquí…?

—Tengo algo que necesito decirte.

—Entonces, siéntate primero en la silla. Bien…

—No hay necesidad. No tardará mucho. Me iré después de decirte lo que tengo que decir.

| Índice |

One thought on “No quiero ser amada – Capítulo 198: El cambio de Rihannan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *