No quiero ser amada – Historia extra 6: Quería ser amada

Traducido por Maru

Editado por Sharon


—En realidad, estaba celoso de que solo estuvieras haciendo ropa para Maia.

Al escuchar esas palabras, Rihannan se sorprendió y trató de levantarse, pero él empujó su cabeza hacia abajo para mantenerla acostada.

—Por favor, no me mires. Te lo dije, ¿no? Estoy teniendo un estúpido ataque de celos.

—Dios mío, no pensé que tendrías ese tipo de pensamiento, incluso en mis sueños.

—Estoy seguro. Después de todo, solo le diste tu cuidado a Maia.

Al escuchar su voz malhumorada, Rihannan se rio a carcajadas.

—Bueno, estás aún más apegado a Maia que yo a ella. Fue hasta el punto que pensé que te podría gustar más que yo.

Él soltó una carcajada.

—No es posible. Por supuesto que amo y atesoro a nuestra hija, pero tú siempre eres la primera en mi prioridad. No digas esas tonterías.

Al escuchar sus palabras, Rihannan sintió una punzada de sentimiento reconfortante en su pecho. El hecho de que Igor a veces, sin saberlo, le dijera estas sinceras confesiones en momentos aleatorios hacía que su corazón latiera cada vez más.

—De… hecho, hice más ropa para ti antes de comenzar con la de Maia. Aunque no pude completarla…

Igor abrió mucho los ojos y volvió su mirada hacia Rihannan con sorpresa. Ella sintió que su rostro de repente se sonrojaba de vergüenza por alguna razón.

—Entonces, hace mucho, mucho tiempo… Después de que terminé de hacer el chal de la reina madre, comencé a hacer uno para ti.

—¿Es eso cierto?

Igor se levantó un poco de la cama usando su codo como apoyo, y Rihannan asintió con la cabeza.

—Sí. Fue después de que terminé de hacer uno para la reina madre.

Igor corrió apresuradamente por su mente tan rápido como pudo, pensando en qué hora del pasado sería. Aunque fue hace bastante tiempo, pronto recordó que fue en el momento en que ambos habían sido bastante fríos el uno con el otro por un tiempo debido a la aparición de Leticia en su vida nuevamente.

—En ese momento estabas muy enfadada conmigo por esa mujer. Entonces, ¿por qué…?

—En ese momento no sabía que tú también tenías el recuerdo del pasado, así que en mi mente sentí un poco de lástima por ti ya que estabas encadenado a mi capricho. Pensé que lo haría y te lo daría como regalo antes de irme en el futuro. Luego, después de enterarme del secreto que me escondías, lo guardé en un rincón.

—Ya veo…

Igor tenía una expresión de asombro en su rostro por un momento antes de volver a acostarse en la cama. Luego dejó escapar una risa hueca.

—No sabía eso…

Rihannan extendió la mano y le acarició el hombro. Sus anchos huesos de la escápula y los músculos fuertes y firmes construidos en la parte superior tenían un ancho y tamaño muy similares a los de Dimi. Si ella hiciera la ropa con las mismas medidas que la de Dimi, estaba segura de que le quedaría perfectamente.

—Todavía lo tengo, así que lo terminaré y te lo daré. No tomará mucho tiempo.

Al escuchar las palabras de Rihannan, fijó su mirada en la de ella y sonrió. Sosteniendo el largo cabello plateado de Rihannan que fluía alrededor de la cama, la besó en los labios y susurró.

—Por favor, no te esfuerces tanto. No quiero molestarte demasiado.

—Sin embargo, ya me estás molestando mucho cada noche por diferentes razones.

Entrecerró los ojos un poco al escuchar la voz gruñona de Rihannan.

—Bueno, a mí me pareció que también lo estabas disfrutando bastante. Solo estabas haciendo gemidos por un momento…

—¡Basta!

Mientras Rihannan se sonrojaba mucho y lo golpeaba en el hombro, Igor se rio y la abrazó.

—No haré que lo hagas más conmigo esta noche, así que por favor duerme bien.

—Bueno, muchas gracias. Si alguien más te escuchara, pensaría que me estabas dejando dormir profundamente sin haberme hecho nada antes.

Igor se rio entre dientes mientras acariciaba lentamente el cabello de Rihannan, quien en realidad estaba empezando a quedarse dormida en este punto.

—¿No tienes miedo?

—¿Qué quieres decir? —le contestó al escuchar la pregunta que salió de la boca de Rihannan después de un largo rato.

—Que ahora tenemos que vivir un futuro que no conocemos.

Igor pensó por un momento, antes de hacer una sonrisa burlona.

—Incluso cuando conocía el futuro, nada era fácil para mí. Ganarme tu amor fue difícil, y casi termino perdiéndote por completo de nuevo. Comparado con todo eso, creo que la vida que vamos a vivir juntos de ahora en adelante será mucho mejor. Ya que no vamos a vivir solos por separado, sino juntos.

Rihannan sonrió tranquilamente. Enterró la cabeza en su pecho y cerró los ojos. Pronto, una somnolencia que no podía contrarrestar la invadió y la hizo caer en un sueño profundo.

♦ ♦ ♦

Unos días después, Rihannan terminó de tejer la chaqueta que iba a usar Igor. Tal como esperaba, la ropa se ajustaba perfectamente a la forma de su cuerpo. Era casi increíble lo perfecto que le quedaba a pesar de que la propia Rihannan nunca verificó las medidas del cuerpo de Igor. Casi soltó la verdad de que era porque el cuerpo de Dimi era casi el mismo que el suyo y porque ella ya tenía mucha ropa para él, pero se dio cuenta de lo que pasaría e inventó una excusa adecuada. Después, Rihannan escuchó de Basil que Igor se jactaba del hecho de que él era el único para quien Rihannan había hecho ropa aparte de Maia, y supo que ahora debía mantener ese secreto en la tumba.

Como el problema entre Arundel y Raven se resolvió sin ningún contratiempo, pasaron días de paz para ellos. Todas las mañanas pasaban tiempo con Maia y todas las noches hacían el amor juntos hasta que se quedaban dormidos. Rihannan sintió que llegó a un punto en el que ahora estaba lo suficientemente en forma como para volver a trabajar y comenzó a revisar los documentos y el trabajo que se acumulaba.

Justo a tiempo, Helena envió un mensaje a Rihannan diciéndole que visitará a Arundel con su esposo como señal de alianza y amistad entre los dos países. Rihannan aceptó con gusto su visita al país. Igor le había dicho en el pasado que fue gracias a Helena que le envió un mensaje a escondidas del príncipe heredero advirtiéndole del peligro que corría su esposa que pudo darse cuenta del secuestro a tiempo. Si no los hubiera ayudado en ese entonces, habría descubierto su desaparición mucho tiempo después, en cuyo caso el presente que compartían no existiría.

Después de completar la carta diciendo que Helena era bienvenida en cualquier momento a Arundel, Rihannan la cerró con el sello real. Pensando en cómo finalmente podría lograr su sueño de poder llamarla solo por su nombre, dejó a un lado la carta para la entrega y comenzó a revisar los documentos que detallaban el desarrollo de áreas devastadas por la guerra en el país. Ver a los niños vivir con hambre mientras se dirigían a la villa real de temporada le había hecho sentir lástima por ellos. Actualmente, el plan era intentar plantar semillas y árboles jóvenes para que pudieran convertirse en otra fuente de ingresos para los residentes de esa zona. Como los árboles de la zona eran débiles y no eran aptos para un buen precio en el mercado, el esfuerzo consistió en cultivar árboles que fueran buenos para hacer botes, etc. Afortunadamente, había un río que atravesaba el área, por lo que fue útil para enviar troncos a través del canal del río hasta el mar, donde los puertos lo traerían para usarlo en la construcción de botes. Si se les asignaba el trabajo de cuidar el crecimiento y la siembra, no solo podrían ganar más dinero, sino que también serían una gran base para ayudar a que Arundel sea la nación más poderosa en términos de fuerza naval en el futuro.

Para que esto sucediera, Rihannan agonizó sobre cuántas personas se necesitarían, cuánto salario deberían recibir por ello y casos similares en otros países para confirmar si podrían surgir problemas por esto o no.

Mientras lo hacía, terminó quedándose dormida por un momento. Mientras dormía en el largo sofá, sintió que estaba escuchando el sonido de la risa de un niño durante su sueño. Eso, junto con la voz que decía:

—Shh, quédate callada. Despertarás a mamá a ese ritmo.

Entonces algo cubrió su cuerpo, calentándolo.

Cuando se despertó mucho tiempo después, se dio cuenta de que estaba cubierta por una manta gruesa. Mirando el reloj, era mucho más tarde que la hora habitual en que Maia debería despertarse de su sueño. Originalmente, Rihannan siempre jugaba junto con Maia una vez que terminaba su siesta de la tarde.

—Su majestad el rey se llevó a la princesa con él.

Rihannan entró tarde en la habitación de Maia y notó que solo estaba la niñera. Según la niñera, Igor vio que Rihannan estaba durmiendo y se llevó a Maia con él.

Pronto los encontró jugando en el patio delantero del palacio. Tenía a Maia montada sobre sus hombros y brincando como un caballo, ya que ella recién empezaba a ser capaz de mantener la cabeza en alto. El sol escarlata profundo iluminaba a los dos contra el telón de fondo cuando el sol comenzó a ponerse. A pesar de que Maia sostenía y rasgaba el espeso y brillante cabello negro de Igor, en lugar de regañar al bebé, tomó una hoja de árbol y se la dio para que la sostuviera en su mano.

—No te lo metas en la boca. Si lo haces, tendrás un gran problema con tu madre.

Maia se rio clara y alegremente, lo que hizo que Rihannan terminara sonriendo ella misma también. De repente sintió que las emociones brotaban al recordar su infancia.

Su padre nunca había pasado tiempo junto a Rihannan como lo estaban pasando Maia e Igor. En los recuerdos de su infancia, solo estaba su madre. Siempre que el padre sostenía a diferentes niños en sus brazos, ella miraba desde lejos con celos, a lo que él simplemente le acariciaba la cabeza suavemente una vez antes de salir de la habitación.

Rihannan se mordió los labios en silencio. Hubiera sido genial si hubiera creado un recuerdo maravilloso con ella solo una vez. Si lo hacía, entonces ella no los estaría mirando y no sentiría este agujero de vacío en su corazón.

—Rihannan.

Igor la vio finalmente y le dedicó una brillante sonrisa. Maia también abrió los dos brazos y la saludó con todo lo que pudo. Entonces Rihannan finalmente se dio cuenta que su pasado ya no la apuñalaba profundamente en el pecho. Ella no necesitaba mirar a las familias que se amaban y se divertían desde lejos con celos. Frente a ella había un lugar donde estaba la gente que la amaba y la adoraba, y ​​todo lo que necesitaba hacer era caminar hacia ellos.

Rihannan lavó las emociones que se acumularon hace un momento dentro de ella como si fuera lluvia. Pronto, su boca también mostró una sonrisa brillante. Cuando se acercó a él, Igor dejó a Maia en el suelo, quien se rio en voz alta y pronto saltó al abrazo de Rihannan.

—Parecías cansada, así que no intenté despertarte —le dijo. Su cabello parecía un nido de cuervos debido a que Maia lo estropeó. Rihannan se rio y comentó.

—¿Sabes cómo se ve tu cabello ahora mismo?

—¿Cabello? Ah…

—Espera un momento, te ayudaré.

Cuando Rihannan extendió su mano para ayudar a arreglar su cabello, Igor se inclinó sobre una rodilla y bajó su postura. Como su cabello era grueso y brillante como de costumbre, un poco de peinado con la mano de ella fue todo lo que se necesitó para que se viera limpio de nuevo.

—No deberías mostrarte con ese aspecto desordenado en ningún lado.

Al escuchar el comentario repentino que salió de su boca, Igor abrió mucho sus ojos morados antes de hacer una sonrisa tortuosa que reveló sus dientes.

—Entonces estás diciendo que solo debería ensuciarme cuando estoy contigo en la cama por la noche. Rihannan, te estás volviendo muy atrevida con tus palabras después de que diste a luz al bebé…

Rihannan lo interrumpió a mitad de la frase y respondió tímidamente.

—Igor. Por favor, recuerda el hecho de que no solo nosotros dos estamos aquí en este momento. Maia también está aquí.

Igor le dio un beso en los labios a Rihannan y habló en broma.

—Está bien, Maia no sabe lo que está sucediendo de todos modos.

—¡Dios mío!

Igor tomó a Maia de manos de Rihannan y la sostuvo en un brazo. Luego, con su otra mano, entrelazó sus dedos con la mano de su esposa y la apretó con fuerza. Los dos conversaron felices mientras caminaban lentamente hacia el palacio. Sus ligeros susurros y risas disminuyeron lentamente a lo largo de la distancia y la imagen se llenó con el cálido resplandor anaranjado de la puesta de sol.

<Fin>

Maru
Y aquí acaban las historias extras. Nunca pensé que estaría contenta de ver a Igor y Rihannan juntos tan felices, pero, de verdad me alegro que esos dos hayan encontrado la felicidad. Ya si es el final de esta gran novela, que se ha convertido en una de mis favoritas como traductora. La llevaré en mi corazón siempre. Y espero que vosotros también. Un abrazo a todos y... ¡nos vemos en otra novela!
Sharon
A pesar de que hay algunas cosas en que no estoy de acuerdo en cómo reaccionaron ambos, no podemos negar que en verdad se merecen el uno al otro XD Es lindo verlos llevarse bien después de todo lo que pasaron. Espero que hayan disfrutado de esta novela como nosotras al trabajarla. ¡Nos vemos~!

| Índice |

13 thoughts on “No quiero ser amada – Historia extra 6: Quería ser amada

  1. Ivonne says:

    La verdad, las felicito, se nota todo el esfuerzo que colocan en las traducciones. Es la tercera novela que leo traducida por ustedes en 4 dias. Realmente estoy muy agradecida del maravilloso trabajo que hacen.

  2. Angie says:

    Gracias por esta maravillosa traducción. La historia es muy buena y se ve el esfuerzo que ponen por que se entienda toda la historia.

    Seguiré con la lectura de las otras novelas que tienen.

    Les deseo lo mejor y nuevamente gracias.

  3. Leri says:

    Muchas muchas gracias por todo su hermoso trabajo, de verdad muchas gracias <3 ha sido un placer seguir la historia todo este tiempo <3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *