¡No quiero ser princesa! – Capítulo 15.2: Sus pensamientos (2)


Dentro de la habitación, el olor de nuestro sexo aún sigue.

Suspiré, mientras me salía de ella que está durmiendo. Para ser honesto, todavía estoy insatisfecho, pero para un principiante, más que esto será algo extremo.

De mala gana me alejé de ella y le acaricié suavemente el cabello.

Podríamos al menos continuar cuando se despierte.

Eso es lo que pensé, mientras enredo mis dedos en un mechón de su cabello largo, dejando caer un beso ligeramente.

La abracé con los dos brazos, encerrando su cuerpo desnudo mientras me metía en la cama.

La sensación de la cálida temperatura de su cuerpo es bastante agradable, dicen que simplemente estar así es bastante satisfactorio.

Al final me metí en ella demasiado, fracasé y olvidé obtener más información de ella.

Sin embargo…. no me arrepiento de nada.

Una vez que abra sus ojos la escucharé, además, ella no puede escapar del lazo que hice.

Me levanté levemente para moverme al lado de la belleza durmiente y empecé a quitar lentamente su máscara.

Sabía que era una violación, pero realmente quería ver su cara real.

Al desprender la máscara causó que una hebra de su pelo largo cayera en la hermosa cara que apareció, una bien delineada cara.

Es lamentable que sus ojos estén cerrados, creo que sus ojos también estarían fascinantes, y justo después de pensar eso, sus ojos de repente parpadearon abiertos.

― ¿Nn?

Ella me miraba distraídamente. Y aquí solo pude pensar en ella abriendo sus ojos.

Sonreí rígidamente.

― !?

― Nn…. Buenas noches.

Ella no notó que estaba demasiado sorprendido para moverme, cerró los ojos de nuevo y volvió a dormir.

Sólo tuve esa mera oportunidad de ver su cara real, tenía firmemente una mano en mi pecho.

Mi corazón latía tan rápido.

Mis ojos parpadeaban mientras yo murmuraba incrédulo.

― ¿Estás… bromeando?

Hace algún tiempo pensé que no me enamoraría de ti más que esto, pero todavía sigues haciéndome caer por ti.

En ese instante, cuando me quedé atrapado en esos ojos de amatista, ella se metió aún más en mi corazón.

― En serio, ten misericordia de mí…

Puse mi mano en mi cara, suspirando. Estoy bastante seguro de que mi cara está roja ahora.

Bueno, ser capaz de ir tan lejos como para capturar completamente su alma es atarla.

No tomaré ni un solo movimiento. Podría ser mi mala naturaleza, pero no podía dejar de sentirme satisfecho con ella.

Sin embargo, cuando lo pienso con calma, incluso si vi su cara, no recuerdo a quién pertenece.

― ¿Quién eres?

Le pregunté mientras empujaba sus diminutas mejillas.

Por supuesto, la respuesta no volverá a mí.

―Entonces no se puede evitar. Supongo que tendré que esperar hasta la mañana.

Solté un suspiro. Supongo que tendría que dejar de adivinar su verdadera identidad por ahora.

Mientras pensaba profundamente, me entregue a su cálido cuerpo que estaba en mis brazos.

Mañana por la mañana, tan pronto como abra sus ojos, lo primero que haré es presentarme correctamente; Mi nombre y rango.

Y escucharé su verdadero nombre, si es posible, me gustaría que nos dieramos apodos.

Definitivamente me aseguraré de que ella me llame [Freed] esta vez. Después me voy a proponer y la traeré de regreso conmigo al palacio real.

Usando mi nombre, no permitiré que nadie se oponga a mí.

Si todavía no están convencidos, les mostraré algunas pruebas.

Aah… Pero, ¿qué pensaría ella si supiera que yo soy el príncipe heredero?

¿Será lo mismo que las otras mujeres que me siguen? No, restringirla sería impensable.

Su prometido y para aquellos chicos que ni siquiera les gusta, mi propuesta de matrimonio lo más probable es que me deshaga de todos ellos.

Si es esta chica, no lo dudaré.

Aun así no la entregaré a otro hombre que no sea yo y si todavía dice que no quiere, se lo demostraré.

Y entonces, debe entender que le estoy diciendo que estoy muy en serio acerca de ella.

No te dejaré escapar.

Coloqué mi mano contra su pecho izquierdo, con un suave y ligero golpe.

Sonreí, mientras la sostenía fuertemente otra vez.

Con la suave pero cálida sensación, la somnolencia comienza lentamente a ponerse en marcha. Por primera vez en años, dormí tranquilamente.

Y entonces.

Me desperté para encontrar que la persona en cuestión ha desaparecido y puedo entender que ha sido hace varias horas de la falta de calor en la cama.

No importa dónde esté, voy a localizar a esa chica que estaba más allá de mis expectativas, y después de que la encuentre, ella y yo vamos a tener una pequeña charla.

| Índice |

2 thoughts on “¡No quiero ser princesa! – Capítulo 15.2: Sus pensamientos (2)

  1. Cerezoo-chan says:

    OMG ha fallado el plan del príncipe 🤣🤣🤣
    Interesante su reacción 😏😏😏🔥🔥🔥

    Muchísimas gracias por el capítulo 💜🌸💜

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *