¡No quiero ser princesa! – Capítulo 16: Su búsqueda


Después de unas horas, me desperté.

Parece que tuve un sueño muy profundo. Me di cuenta de que esto sería más o menos mi primera vez en varios años que en realidad dormí como un tronco; Estoy sorprendido.

Mi cuerpo se siente muy bien.

No sólo eso, también estoy sorprendido de que los años que sentí inquietud y pesantez en mi cuerpo han desaparecido por completo, nunca me sentí tan refrescado en mi vida.

…..En este momento, sentí que sólo yo podría contra 10.000 soldados.

Ciertamente no estoy bromeando, quiero darle un fuerte abrazo. Realmente no la dejaré ir.

Una vez que ella despierte, la encerraré en una habitación hasta el tiempo para nuestra boda.

Eso es lo que pensé, mientras me acurruqué cerca de lo que esperaba que fuera su cálida piel… En vez de eso, en el instante que me di cuenta de que me encontraba sosteniendo una almohada, salté de sorpresa.

Miré alrededor de la habitación silenciosa, y no pude encontrar ningún rastro de ella.

Al ver que se ha escapado, no quedó más que una gran decepción.

Yo diría que ni siquiera es de mañana, probablemente después de haberme dormido debió haber salido en secreto.

Supongo que agarró la oportunidad, ya que estaba muy oscuro aquí.

Pero recordando los acontecimientos de ayer inconscientemente dejé escapar una carcajada. Seguramente si es ella, no podrá escaparse.

Sin embargo, normalmente me despertaba con el menor movimiento, pero en este caso estaba patéticamente muerto.

Suspiré pesadamente mientras recogía mi ropa del piso y me vestía fácilmente.

Mientras lo hacía, todo en lo que pensaba era ella.

Yo estaba planeando tener una charla y pensaba en cuántas veces podría hacerla llorar mientras teníamos otra ronda. Ese tipo de plan pervertido.

No sirve de nada que ella no esté aquí de todos modos, regresaré al castillo inmediatamente, y descubriré quién es realmente, murmuré para mi con una fuerte determinación.

― Mi querida esposa, absolutamente nunca te dejaré ir…. Y pronto vendré a recogerte.

♦ ♦ ♦

Utilizando la magia de teletrasportación, rápidamente me deslicé hacia el castillo y me dirigí directamente a mi habitación.

Después de un baño caliente, rápidamente me preparé y me dirigí hacia el campo de prácticas de los caballeros.

A esta hora de la mañana, debe estar en el campo de prácticas.

― GLEN!!!

Encontré a la persona en cuestión en la arena, entrenando.

Una vez que lo llamé, él habló algo al caballero a su lado, luego procedió a venir hacia mí.

― Freed. Buenos días. Estar aquí esta mañana ¿pasó algo?

Glen ha sentido que algo andaba mal desde que lo llamaba durante la sesión de entrenamiento, lo cual era inusual. Yo no le respondí y suavemente tire de su brazo.

― Siento interrumpirte durante el entrenamiento…. Sé que estás muy ocupado, pero ¿puedes darme algo de tu tiempo?

Con eso, Glen supo que algo estaba pasando y asintió en silencio.

Esperando un rato, vi a Glen mientras se acercaba al mismo caballero de hace un rato y le daba instrucciones para la práctica de hoy.

Después de ver que Glen se volvió hacia mí di vuelta a mi pie y procedí hacia mi oficina.

Glen me siguió silenciosamente, pero tan pronto como entramos en la habitación preguntó.

― ¿Y entonces? ¿Qué pasa? No es cómo tú que tengas tanta prisa.

Cuando él dice eso, también me di cuenta de que estaba inusualmente apresurando las cosas.

Pero si tiene que ver con ella, no puedo dejar de apresurarme.

Era diferente con ella, necesito encontrarla, quiero abrazarla con todas mis fuerzas.

Esta extraña sensación me está volviendo loco.

― De cualquier manera, rápidamente me tráeme los retratos de cada hija de familias con el rango conde y superior. Estoy buscando una persona que tiene el pelo castaño claro y ojos de amatista.

Pedí a Glen para seleccionar sólo aquellos con estas características determinadas.

Lo vi inclinar la cabeza sin entender lo que acabo de decir.

― Retrato de cada hija…? ¿Para qué diablos los vas a usar?

Me di cuenta por primera vez que no expliqué nada a Glen.

Me sentía impaciente. Estaba bastante sorprendido de que estoy perdiendo mi compostura.

Aun así, si quería conseguir la cooperación de Glen, debía hablar con él.

Me senté en mi silla, recuperando mi compostura, mientras le contaba lentamente la noche inolvidable.

― Glen, vi a mi ‘persona destinada’ la noche pasada.

― ‘Destinada’ dices?

Asentí con la cabeza hacia Glen como respuesta a su pregunta.

― Es cierto. La conocí la noche anterior. Incluso ahora, todavía la deseo.

Glen parpadeó ante mis palabras.

Con apenas decir la palabra “ella”, él entendería que estoy hablando de una mujer, cierto?

Yo confirmé cuidadosamente su identidad.

― ….Dijiste “fiesta de noche”, ¿estás hablando de la última noche de “Baile de Mascaradas”? Con todo el debido respeto pero una mujer que está en un lugar como ese, no creo que sea adecuada para ti Freed…

Sabiendo el “verdadero” propósito de ese Baile de Mascaradas, supongo que no puede ser ayudado que Glen piense de esa manera.

Sin embargo, no perdonaré a nadie que la insulte.

― No vuelvas a insultarla… No es como esas mujeres sueltas. Dijo que era la primera vez que venía a una fiesta….. y además, era virgen.

Como dije esas palabras, Glen se sorprendió honestamente de la revelación y bajó la cabeza en señal de alivio.

― Bueno eso es-!!….. Por favor Disculpame. Entonces, ¿la has abrazado?

― Aah, no importa que, ella es la única que anhelo, gracias a eso, obviamente puedes ver que mi cuerpo está en perfecto estado.

Asentí con la cabeza mientras reía y me señalaba.

― Eso es cierto, tu cara tiene un color agradable y estás lleno de energía esta mañana…. Y es todo gracias a esa persona?

― Sip. Independientemente de cuántas veces yo la sostuviera todavía no sería suficiente… Es la primera vez que anhelo tanto algo… Sólo la tomaré y no voy a permitir que ella escape de mí.

Glen hizo clic con su lengua.

― Espera un momento, ¿no estás un poco apresurado en esto? No me digas que revelaste que eres el príncipe heredero?

― Desafortunadamente aún no. Yo estaba tratando de hacerlo pero ella rápidamente se escapó.

Naturalmente, Glen se sorprendió de que yo le diera una bofetada.

― Por supuesto que sería el caso. Después de todo, se han encontrado en el baile de máscaras…. pero, es demasiado tarde ahora que no es virgen, ¿no sería imposible colocarla como la princesa de la corona? Aunque con su estatus de príncipe de la corona fácilmente podría ir y ponerla como su concubina favorita sin levantar una mano.

Por mi expresión, sabía que tenía algún otro plan sobre cómo tratar con ella. Sonreí y luego me eché a reír ante Glen que temblaba de miedo.

― No hay problema. No tenía ninguna intención de hacerla algo humilde como una concubina. Ya le he dado la [flor del rey].

― [La flor del rey]!? Usted ni siquiera informó a su pareja…. Freed, eso es ir demasiado lejos-

Agarrando a Glen, que se estaba enojando, le expliqué apresuradamente.

― En otras palabras, no podía dejarla ir. Esa fue la única oportunidad que tuve. Usted debe saber eso también, ¿verdad?

― ….Estás malditamente serio no es así?

― Te he estado diciendo eso. Ella es la única que quiero, nadie más.

Viendo que estaba hablando en serio, Glen se rindió y suspiró resignado.

― ….Y sabes de qué dama estamos hablando?

― Ahí es donde dibujó un espacio en blanco, por lo que estoy pidiendo tu cooperación. Contigo en esto, puedo atraparla rápidamente. No quiero dejarla de nuevo…. la amo demasiado.

Claramente hablando, los ojos de Glen mostraban una pequeña ternura en ellos.

― Es así?…. Con todo el debido respeto, pero he pensado que tarde o temprano estarías renunciando a tu deseo de encontrar ‘amor’.

― Tienes razón en eso. Eso es lo que pensé hasta ayer. Pero cuando la miré por primera vez, supe que la quería. Es sólo por primera vez que siento esto, nunca me esperé ser fuertemente afectado por los sentimientos que tengo por ella.

Glen murmuró mientras cerraba el puño, luego me miró y felizmente asintió.

― Eso es, de hecho, ‘amor’… Freed, felicitaciones…. Si, tienes razón. Es muy importante para ti y para nosotros que tu cuerpo esté en las mejores condiciones. Si no te importa, sería un placer ayudarte a buscar a la futura princesa de la corona.

♦ ♦ ♦

― ¿Estás seguro de que no te equivocas en que la dama tiene un rango de conde o superior?

Glen llegó de la administración llevando los retratos de damas y las colocó en mi oficina.

Todos los retratos se dibujan en un papel que es aproximadamente alrededor de 50 cm.

De acuerdo con las leyes de este país, se estableció que cada hogar noble necesitaba presentar un retrato de todos los miembros de su familia cada primavera al castillo.

Oficialmente se utiliza para cualquier situación de emergencia que podría suceder, pero en realidad, se utiliza principalmente para establecer compromisos entre los nobles.

Con las restricciones de tener un rango conde o superior, el pelo y el color de los ojos, me las arreglé para reducir un gran número de retratos a unos pocos.

Revisé cuidadosamente cada retrato que se entregó.

Los que se muestran en la imagen podrían ser diferentes en la realidad. Entiendo eso.

Pero ninguno de estos retratos tiene ningún parecido con ella.

― Diferente….. Esto también es diferente.

He comprobado cada retrato que había, pero al final todavía no había visto su cara en ninguno.

Me desplomé sobre mi escritorio, sintiéndome muy decepcionado.

― ….Glen, ¿hay otro más?

Pregunté con voz baja, y Glen se disculpó a cambio.

― Desafortunadamente, no tenemos ningún otro retrato que sea de rango de conde o más arriba que encaja en la descripción. ¿Tal vez es hija de un barón o un vizconde? Aunque no hay fotos, también debemos considerar que puede ser hija de un comerciante.

La manera en que ella mostró su comportamiento elegante sólo me hace pensar que nació en un rango de alta nobleza.

Era bastante convincente como para decir que ella era parte de la familia real. Su acto fue ejecutado perfectamente.

― ¿Me equivoqué?….

― Estabas tan ciegamente enamorado, tal vez has juzgado mal en alguna parte.

― Estoy triste de decir que podrías estar en lo cierto, pero estoy bastante seguro de que no cometí ningún error.

Viendo mi cabeza colgando, Glen sugirió.

― No hay necesidad de deprimirse por ello. Si estás apuntando para que ella sea tu princesa de la corona, no sería mejor primero cancelar tu compromiso anterior con la hija del primer ministro?

Me puse de pie ante la sugerencia de Glen y asentí.

Ciertamente tengo que romper mi compromiso primero antes de que pudiera salir a recogerla. Sería grosero para ambas damas si no lo hiciera.

Cancelando el compromiso primero, entonces todo podría comenzar desde allí.

Obviamente hasta ahora mi sentido común había sido totalmente echado por la ventana.

Para ser controlado por el sentimiento de estar tan locamente enamorado por primera vez, no tuve más remedio que reírme de mí mismo.

Si todavía estuviera en mis brazos esta mañana, sin duda no se hubiera ido inmediatamente y la habría amarrado a mí.

El orden de cosas está confundido. Primero debo ir a informar a mi Padre.

Revisé dos veces el horario de mi padre y lo confirmé.

Parece que no hay otros asuntos importantes que papá tuviera que asistir, debería estar bien reunirnos.

No es demasiado tarde para empezar y encontrarla. Para entonces, podría haber un método diferente para encontrarla.

Iré a reunirme con mi padre.

Cuando estaba a punto de informar a Glen de mis planes, mis ojos se detuvieron para ver que él sostenía un solo retrato en su mano.

― ¿Eh? Glen, y ese retrato que está en tu mano?

Le pregunté a Glen, mientras escondía el retrato detrás de su espalda.

― Aah, no tendría sentido incluso si lo vieras Freed.

Debe ser el retrato que repetidamente evité. O eso dice Glen.

Incliné la cabeza mientras pensaba extrañamente, ¿por qué no tendría sentido?

― …..Sin embargo, estás sosteniendo ese retrato significa que ella pasó las condiciones que establecí, ¿correcto? No entiendo por qué no tendrá sentido, pero sólo para asegurarme, por qué no me lo muestras?

― Sigo pensando que esto es absolutamente diferente a lo que usted imagina….

Glen estaba dudando cuando me entregó el retrato, de repente mis ojos se abrieron de par en par cuando vi la imagen dibujada. Lo miré largo y duro.

Debe haber sido dibujado por un famoso pintor, el retrato que pintó realmente capta sus características.

Sus ojos de amatista y su largo cabello castaño claro. Su sonrisa gentil mientras estaba quieta.

―――― Sin duda, fue con ella con quien pasé la última noche.

― Glen!! es ella!!!

― …… eh?

Me puse de pie tan pronto como le dije a Glen, quien tenía una cara de desconcierto.

No sabía por qué Glen hacía esa cara, mientras miraba el nombre que estaba escrito en la esquina superior derecha.

Me quedé allí congelado, viendo el nombre del retrato.

― …..Eh?

Al ver que todavía estaba congelada por el shock, Glen trató de llamarme en voz baja.

―Freed.

Levanté mi rostro hacia su voz.

Todo mi ser fue arrojado a la confusión.

Miré a Glen confundido, mientras él me miraba con torpeza.

Ahora entiendo por qué no tenía sentido. Naturalmente, en cualquier caso, ella era….

Glen algo renuente pero claramente dijo

― ….Te dije que no, no tiene sentido…. Es la princesa Lidiana, la hija del Primer Ministro… Freed, es la misma persona con la que estás tratando de disolver tu compromiso.

| Índice |

3 thoughts on “¡No quiero ser princesa! – Capítulo 16: Su búsqueda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *