¡No quiero ser princesa! – Capítulo 2: Su plan


—Lidiana von Vivouare.

Ese es mi nombre.

De manera inexplicable poseo los recuerdos de mi antigua vida.

Recordé a una edad temprana. Sucedió espontáneamente, pero acepte el hecho de que nací y fui criada en un país llamado Japón, y había sido una mujer adulta común y corriente.

Junto con esos recuerdos, gané algunas serias preocupaciones.

El mundo donde reencarné no tiene absolutamente ninguna afiliación con Japón; es lo que podríamos llamar un supuesto mundo alternativo.

El sentido común que había obtenido allí, me sirve muy poco aquí, este lugar es muy diferente en muchos aspectos. En este mundo la magia es real y tiene un sistemas de clases claramente definido.

Mi posición social en esta era, ha sido un giro extraño del destino, soy la noble hija de un Duque.

Mi padre es el primer ministro, y es conocido como el principal Duque del país.

En otras palabras, en un futuro próximo y con una tasa de posibilidad alarmantemente alta, no tendría más remedio que comprometerme con alguien de la familia real. Algo como eso no puedo aceptarlo.

Aunque todavía soy joven, mi mente es la de una mujer adulta. Después de recuperar mis recuerdos y pensar en este asunto, empecé a temblar de miedo. Ciertamente, soy la digna hija de un Duque. Sin embargo, en mi última vida yo era sólo un miembro común de la población en general.

Ahora que he recordado, los sentimientos son más fuertes, y no hace falta decir que casarse con la familia real está fuera de cuestión.

Como la familia real, tienen una obligación real que cumplir. Por supuesto, los nobles también tienen responsabilidades, pero por favor entiendan que la escala no es comparable. Los asuntos fastidiosos superarían por mucho a los placenteros.

Solo podía pensar que era mejor evitar esas cosas de manera proactiva.

Además, existe otro asunto que no puedo ignorar.

La realeza de este país tiene un sistema polígamo. La poligamia no era permitida fuera de la familia real, pero debido a que tienen que obtener un heredero a cualquier costo, es un privilegio reconocido solamente para la familia real.

Era impensable que yo, que había nacido y crecido en Japón, pudiera soportar eso. De hecho, lo odiaría. No tendría otra opción que compartir mi marido con otra mujer. Definitivamente sería imposible para mi.

Debido a las razones, aunque soy joven, juré en mi corazón que evitaría casarme con alguien de la familia real.

Lamentablemente a pesar de todas mis quejas, no salió bien.

Mi padre parecía querer crear lazos con la familia real no importa qué, y de una manera u otra trató de llevarme al castillo para una presentación. Ante eso insistí desesperadamente en que había cogido un resfriado, tenía un dolor de cabeza o alguna otra enfermedad fingida, y de alguna forma se difundió el rumor de que yo era una muchacha noble con una constitución débil.

En realidad, soy una joven sana al punto de que nunca he tenido una enfermedad adecuada, pero si ese rumor es el precio por no tenía que cumplir con la realeza, entonces es un intercambio realmente barato. Mientras tanto, si decidiera casarme con alguien más sería motivo de algarabía y fiesta para mí, así que insistí en este método.

Gracias a eso, no tenía que aparecer en las fiestas de alta sociedad que de por si no me agradan, pero para el yo sin-prometido, a pesar de que solo tengo 18 años, mi padre había comenzado a impacientarse.

Por supuesto, que como una de las familias nobles que encabezan las listas de mayor prestigio en el país, es obvio que he recibido propuestas de compromiso aun sin nunca haberme visto, pero ninguno de ellos le convenía a papá y él los rechazó a todos.

Además, desgraciadamente para mí, el príncipe heredero de este país y yo, tenemos edades cercanas. A este ritmo mi padre me enviará como novia para convertirme en Princesa de la Corona. Incluso si no se ponía en palabras, simplemente mirando su comportamiento, era fácil decir que era lo que deseaba.

Sí, pese a mi renuencia, para este príncipe heredero Frederic del País de Wilhelm, me encontraba en la parte más arriba de su lista de candidatas a prometida.

♦ ♦ ♦

—¿Qué hago, qué hago?

En mi habitación, me sostuve la cabeza.

Como era de esperar de la hija de un Duque, el ancho de mi habitación parece una burla al del sentido común de una persona japonesa normal. Los muchos muebles creados con un elegante diseño eran parte de los sueños que muchas mujeres querían, y había decoraciones lujosas esparcidas aquí y allá. En la cámara interior de las dos habitaciones contiguas había una enorme cama enorme, el tamaño perfecto para dos personas de grandes proporciones, y allí era donde me sentaba.

—Esto no es bueno. Si esto continúa, realmente me convertiré en la Princesa de la Corona…

Mientras murmuraba a mi misma, me estremecía de miedo.

De hecho, ¿por qué las cosas resultaron así?

Justo el día anterior, cumplí 18.

A la edad de 18 años, en este país, se te reconoce oficialmente como un adulto, tanto para hombres como para mujeres.

Una vez que llegan a la mayoría de edad, tener un prometido es tan solo cuestión de tiempo. Especialmente si es la hija de alto nivel de un Duque, es natural para la identificación temprana, y no era extraño que un prometido sea asignado en un tiempo.

Mi padre que estaba entusiasmado con alguien de la familia real, yo había escapado desesperadamente hasta ahora, pero si esto continuaba, era probable que mi impaciente padre tomara medidas con fuerza. Antes de que eso sucediera, yo estaba empezando a pensar que es hora de que me deshaga de mi actuación enfermiza y realice un movimiento.

Justo entonces, mi padre regresó a casa del castillo, de muy buen humor.

Tuve un mal presentimiento, pero una vez que regresó, mi padre llamó a mi madre y a mi con una cara llena de sonrisas.

— ¡Alégrate, Lidi! ¡Tu compañero finalmente ha sido decidido!

Lidi es mi apodo.

Al oír que mi prometido estaba decidido, con una mano sobre su pecho y diciendo “Oh Mi”, mi madre levantó una voz alegre.

Debía de estar preocupada por su hija que había tenido dificultades para decidir sobre un prometido.

Mirando a papá, incluso ahora parecía que iba a empezar a saltar en un pequeño baile.

Era un tema desagradable, pero con el humor de mi padre, naturalmente anhelo conocer la identidad del susodicho.

Mientras no fuera un miembro de la familia real, no tenía intención de levantar ninguna objeción.

Como me enseñaron, planeo cumplir con mi obligación y casarme con mansedumbre.

Se que mis esperanzas son pocas, pero deseando que fuera así, esperé las palabras de mi padre con un corazón palpitante.

— ¡Tu prometido es el Príncipe Heredero Frederic!

— ¡Oh mi!

Con fuerza, como si un sonido sombrío resonará, mi humor se hundía.

Mi muy alegre padre y madre, e incluso los sirvientes que los felicitaban.

Todo el mundo aparte de mí parecía estar exaltado y lleno de alegría.

¿Cómo pasó esto? Había escapado durante muchos años, pero todos mis esfuerzos habían sido en vano, solo por él.

Príncipe heredero Frederic.

Él es apróximadamente 3 años mayor que yo, tiene 21 años. Con el pelo dorado y ojos azul turquesa, era de hecho un hombre guapo con el típico cabello y ojos provenientes de la realeza. Sin un rumor frívolo, ciertamente tenía una conducta irreprochable. Hace unos años fue parte de la Guardia Imperial en la Orden de Caballería y fue empleado como el Vice Capitán. Conociéndolo desde la infancia, era amigo íntimo del capitán, y su conducta es amable y bondadoso; todo el mundo lo adoraba.

Raro para alguien de la nobleza, como yo, todavía tenía que decidir sobre una novia, y todos los destacados nobles del país pensaban en casar a sus hijas con él. Mi padre también estaba incluido en esa categoría, y no sé lo que hizo, pero él magníficamente salió ganador.

Lo que he narrado antes es sólo una conjetura, ya que nunca he conocido al Príncipe heredero.

Por supuesto, mi padre intentó varios medios para fabricar mi llamada reunión destinada con el príncipe. Pero cuando me di cuenta, usé mi excusa invencible y la evadí.

Dado que para mí, el príncipe heredero ocupa el primer lugar como la persona con la que no quiero casarme.

Ese tipo de evento en el que se reúnen una vez y se acabó, ¿quién querría participar?

Sólo puedo verlo como una línea recta desde el compromiso hasta el matrimonio, qué pesadilla.

Pensando que, para cada fiesta por la noche que parecía probable que el príncipe asistiera, yo tenía una política de no participación. En consecuencia, se convirtio en que sólo sabía de él por rumores.

Mirando desde un lado a mi alegre padre y madre, solté un gran suspiro.

♦ ♦ ♦

—Realmente, qué hago…

Aunque lo intente, no pude rechazar al prometido que mi padre decidió. Además, como mi pareja era de la realeza, no tenía derecho a declinar.

Si se consideraba normalmente, el príncipe heredero era una excelente captura, pero no me interesaba para nada.

No importaba lo guapo que fuera o lo amable que fuera, sólo por la posibilidad de la poligamia, lo marqué instantáneamente como alguien no bueno en mi mente.

¿Hay alguna manera de evitar este compromiso?

Estruje mi cerebro por un plan, pero al final no recibí ninguna buena respuesta. Es mi padre de quien estaba hablando. Si no me movía con rapidez, en un abrir y cerrar de ojos habría una ceremonia de matrimonio, y no haría falta para que lo difundiera por todas partes.

La princesa de la corona tenía un terrible anillo.

Mientras lo decía mi cuerpo se estremeció, y de repente recordé la conversación de mi amiga en la fiesta del té el otro día.

Parece que recientemente, un baile de máscaras ha estado ganando popularidad con el público.

Todos los asistentes llevan máscaras que cubren sus rostros, y mientras esconden sus caras e identidades disfrutaban del baile de la tarde. No entendía qué era lo divertido en absoluto, pero ese era el punto del evento.

Sólo los nobles de clase superior podían participar en las fiestas, y durantes este evento se dijo que un magnífico joven definitivamente aparecería.

Por supuesto, su rostro estaría cubierto por una máscara, pero el aura que exudaba era de un noble de alto rango, sus movimientos y sus modales eran hermosos, y una vez que las jóvenes mujeres nobles atrapaban al joven que aparecía en la mira, se quemaban en deseo. Era ese tipo de conversación.

Lo que yo recordaba era lo que mi amiga había dicho a continuación.

—Esa persona, sin falta se escabulle junto con otra persona durante el baile. ¿A dónde, preguntas? Esa es una pregunta grosera… escuché esto de una de las personas que han estado con él, me dijeron que era una experiencia increíble. Pero parece que nunca tomaría a la misma persona como pareja, y la persona de la que yo escuché esto también parecía muy decepcionada por eso.

Al oír eso, me reí como una joven refinada, pero ahora tendría que dar las gracias a la chica que me informó de esto.

— ¡Eso es!

Sólo queda esa opción.

Hice una fuerte resolución.

Soy una virgen, que ni siquiera he estado comprometida, así que es natural.

Pero en realidad, este mundo es bastante laxista en esas cosas. No hay mucho respeto a la virginidad. Sólo porque alguien dijo que no era virgen, no podrían evitar el matrimonio.

A menos que su pareja fuera la realeza.

Por alguna razón, una de las condiciones para convertirse en la princesa consorte era tener su virginidad intacta.

— ¡Sólo tengo que hacer que esa persona tome mi virginidad!

Si eso sucediera, entonces podría romper el compromiso con el príncipe heredero sin falta. Se elevaría un rumor algo insípido, pero a menos que fueran la realeza, entonces no molestaría a otros tanto. La posibilidad era que yo pudiera conseguir un compañero diferente.

Si yo enfadaba a padre hasta el punto en que me desheredaba, entonces eso estaba bien. Entrar en un monasterio en alguna parte o algo así está bien, podría disfrutar de una vida tan pacífica. Seria mucho mejor que convertirme en la princesa de la corona.

¿Por qué no me había dado cuenta de esta posibilidad antes? Pensando así, me di cuenta de que en mi vida he tenido muy poco contacto con las criaturas llamadas hombres en mi entorno. El único fue mi amigo de la infancia hace mucho tiempo.

Parece que mi padre, para que su hija no perdiera su preciosa virginidad, había estado alejándome de estos individuos a propósito.

Pero ya lo sabía.

De acuerdo con lo que dice mi amiga, ese hombre parece ser un playboy. Sigue a las mujeres una tras otra, así que no debe haber ningún error.

Había la preocupación de que podríamos enamorarnos a primera vista, pero probablemente estaría bien. Mirando objetivamente, mi apariencia actual es hermosa, poseo un busto razonable.

Ya que las condiciones eran sólo para encontrar mi primer compañero, siempre y cuando estuviera lo suficientemente cerca sería posible invitarlo.

No había razón para rechazar a alguien que viene, así que si lo invitare antes que nadie entonces sería mi victoria.

Precisamente porque es ese tipo de hombre, puede estar dispuesto a quitarme mi inconveniente virginidad.

No, podría decir que es molesto tener que lidiar con mi virginidad y rechazarme, así que guardemos silencio sobre eso.

Mi yo actual es definitivamente una virgen, pero en mi vida pasada fui una persona que había vivido su vida plenamente. Por supuesto también tengo una sólida experiencia.

En cualquier caso, ya que estoy regalando mi primera vez de nuevo, entonces es obvio que un socio con experiencia es mejor.

Los primerizos sólo pueden ser vistos como una pesadilla. Recordando mi vida pasada, me estremecí. No gracias a una experiencia dolorosa.

— ¡Muy bien, hagámoslo!

Una vez que me decidí, apresuradamente decidí investigar sobre el más reciente baile de mascaras.

Con mi plan perfecto me sentí muy animada y contacté a la hija del conde que me había dado la información.

| Índice |

9 thoughts on “¡No quiero ser princesa! – Capítulo 2: Su plan

  1. Cerezoo-chan says:

    Se ve interesante aunque su conclusión es muy torpe XD capaz que será el príncipe quien le robará su virginidad 🤭🤭🤭

    Muchas gracias por el capítulo 💜🌸💜🌸🔥

    • Nemoné says:

      El capítulo 1 es una introducción de los personajes. Sin embargo, no se pudo encontrar la traducción inglesa, por eso no está u_u

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *