¡No quiero ser princesa! – Capítulo 24: Ella y Su Padre

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


Sucedieron, demasiadas cosas, mientras me enfurruñaba en la cama, llegó la mañana del día siguiente.

Cuando abrí los ojos, lo primero que pensé fue que me había convertido en una molestia…por cierto, esto me ha agotado.

Lentamente, me levante.

Mirando bruscamente a mi pecho, donde la inmutable rosa azul, “La Flor del Rey” se mantenía de manera brillante y asertiva, es como si se burlara de mí.

Volví a mirarla y dejé caer mis hombros.

Esto no fue un sueño.

Lo sabía, pero quería escapar un poco de la realidad. Es solo que anoche estaba demasiado preocupada. Quiero decir, esto se ha vuelto una vida llena de problemas.

Al final…preocuparse se ha vuelto problemático. En otras palabras, estoy en un aprieto.

Bueno, lo entiendo, soy una mujer y no hay otra manera. Ya que hemos llegado esto, ¿por qué, simplemente, me caso?

Además, mientras la Flor del Rey exista, no puedo huir. Ayer, recibí una explicación exhaustiva sobre lo problemático que es esta Flor del Rey.

No podré convertirme en la novia de alguien más con esto sobre mi piel, o debería decir, que la familia real no lo permitiría.

De todos modos, no había nada que pudiera hacer salvo casarme, obedientemente.

― ¿Por qué me pasó algo como esto?

No había respuesta, incluso si estaba hablando conmigo misma. Sin embargo, si hubiera algo así como una respuesta, estoy segura que sería algo así:

“Cosecha lo que sembraste”.

Lo sé. Ya sabía eso. Desafortunadamente, debido a que lo hice, descuidadamente, con ese tipo de persona, ahora mi vida se ha vuelto así.

―Pero, supongo que debería consultar con Delris…

Delris-san, quien es conocida como la mejor bruja del país, tal vez sepa cómo escapar de esta situación.

Es una bruja que vive en la esquina de la ciudad, asentí con la cabeza, mientras recordaba a Delris-san.

Desde que le compré el anticonceptivo, no la he molestado, además, obtuve permiso para visitarla. Podría ser un buen cambio de ritmo el salir por diversión.

Aunque, entiendo que no puedo escapar en este momento, pero por ahora, creo que debo hacer lo que sea necesario.

♦ ♦ ♦

―Lidi

El ambiente durante el desayuno era pesado.

Cuando llegó el momento, bajé las escaleras y me dirigí hacia la mesa. Solo estaban mis padres.

Ninguno de los sirvientes habituales estaba allí.

Cuando me senté a la mesa, preparándome para comer, con una voz tensa que normalmente no escucho, mi padre comenzó a hablarme.

― ¿Sucede algo, padre?

Levanté mi cabeza con asombro.

Hay algo extraño en el ambiente. Cuando miré al lado de mi padre, mi madre tenía una mirada preocupada. Mientras pensaba que la situación era incomprensible, tomé un sorbo del té negro.

Probando lentamente el té pensé… ¿hoy es té de Assam?

―Ejem…Lidi, ayer escuché de su Alteza…

―Sí.

Ignorando a mi padre, que tiene dificultades para hablar, disfrute del té. Entonces, por fin, mi padre se aclaró la garganta y comenzó a hablar.

Estaba empezando a irritarme por la forma indirecta de hablar de mi padre pero, por el momento, decidí escuchar.

Rápido, dilo. Me dirigiré a la casa de Delris después de esto.

―Tú, ¿es cierto que te dieron la Flor del Rey?

― ¡¡Waa!!

Hablando de una bola rápida, casi le escupo mi té al padre que me había preguntado, algo así, de forma inesperada. Eso estuvo cerca.

Sorprendida, me quedé mirando a mi padre. Con el fin de confirmar la verdad él, me miró inmóvil.

No puedo escapar de esto.

Los mismos ojos púrpuras que los míos, aparentemente, me decían que dijera la verdad.  Tal vez, él está preguntando como el primer ministro, en lugar de un padre.

Entendiéndolo como tal, me rendí y me encogí de hombros.

―Es como dices.

― ¡Tú! ¡¿Cuándo?!

Admitirlo de plano fue tan malo como había pensado. Mi padre, comenzó a levantarse de su asiento para acercarse a mí. Mi madre, se llevó ambas manos a la boca con incredulidad…incluso yo, no quería creer esas cosas.

― ¿No lo escuchaste de su Alteza?

―Lo evitó hábilmente…quizás porque ni él mismo lo diría, así que decidí investigarlo por mi cuenta.

Mi padre, me miraba con el ceño fruncido.

Hay muchas personas que temblarían de miedo por este tipo de mirada, sin embargo, al estar en el extremo receptor de la misma a diario, no pensé en nada.

Mi padre, al ver que permanecía tranquila y serena, dejó escapar un profundo suspiro y, de su bolsillo sacó varias hojas de papel.

―Esta mañana recibí algo, había algo increíble escrito allí…Lidi, al parecer ¿has ido a un baile de máscaras?

El informe de la investigación, con un fuerte estruendo, se estrelló contra la mesa, mi padre me miró intensamente.

Mi madre junto a él, se puso pálida y, era probable que colapsara en cualquier momento.

Ah, ya se ha descubierto.

Como se esperaba de la red de inteligencia del duque. Tan grandes logros en tan poco tiempo.

Nuestra casa, desde los tiempos antiguos, ha empleado espías personales que tienen un nivel de élite de evaluación de inteligencia. Es sencillo para ellos investigar a fondo los asuntos románticos y personales de una simple hija.

Se suponía que estaba bajo la jurisdicción de mi hermano mayor quien, actualmente, está fuera, pero parece que mi secreto ha sido completamente expuesto.

Quizás Freed no dijo nada por mi bien.

Aunque me siento agradecida por su consideración pero, como ya se enteró, no tiene mucho sentido ocultarlo.

―Sí, porque ya estaba interesada en eso desde antes.

― ¡¿Sabes siquiera el propósito de los bailes de máscaras?!

Si no me dirijo, adecuadamente, para salir de esto, una furia atronadora caerá sobre mí.

Mientras intentaba encontrar una respuesta, pensé que nadie más que yo había visto este lado del Primer Ministro.

―Solo escuché que, aparentemente, era una fiesta nocturna en la que uno se divierte mientras oculta su identidad.

― ¡Idiota! Con ese tipo de razonamiento superficial, ¿por qué, solo tú, no lo entiendes?

―No había otra manera. Por el bien de mi objetivo, no tuve el lujo de elegir.

Como si nada hubiera pasado, un sonido bajo, como un gruñido, fue devuelto.

― ¿Por qué hiciste algo tan tonto?

―Porque no quería casarme con su Alteza el Príncipe Heredero. Haría lo que pudiera para evitarlo y, ese era el método más confiable en el que podía pensar.

En cualquier caso, ahora, el gato está fuera de la bolsa, incluso mi propósito fue descubierto. Por la mirada en la cara de mi padre, eso estaba claro.

Si ese es el caso, en este punto, no tenía sentido mentir.

Sin embargo, hablando de algo inesperado, hacia el yo que usó ese tipo de método, mí padre, mientras su expresión seguía llena de vigor, no parecía estar pensando en que esto fuera algo no previsto.

Extraño, el sentimiento que tengo, así es como lo describiría.

―Inesperado

― ¿Qué?

―La expresión de mi padre, no refleja la palabra ‘inesperado’

De forma sincera, le dije mi duda. Mi padre dejó escapar un suspiro de cansancio.

―Siempre pensé, desde hace muchos años, que como tu padre, algún día harías algo como esto.

― ¿¡Ah!?

― ¡¡No, ah!!…Más que nada, ¡de todos los lugares debías elegir el baile de máscaras! ¡Cuando recibí el informe, mi corazón se detuvo!

Eso fue sorprendente. Nunca pensé que mi padre lo sabía.

―Si lo hubiese sabido, hubiera utilizado todo mi poder para detener tu compromiso con Su Alteza.

― ¿Hay alguien a quien pueda confiarle una hija tan difícil como tú para…o quizás…quieres casarte con Will? ¿Por eso se te ocurrió este último recurso?

― ¿Será?

Al escuchar el nombre de mi amigo de la infancia, me quedé en blanco.  ¿Por qué su nombre fue mencionado aquí?

William Von Pellegrini, también conocido como Will. El hijo mayor del duque de Pellegrini. Jefe de la división mágica actual, 23 años, es el hijo mayor de una familia que es comparable a la familia Vivoir, y es mi único amigo de la infancia.

Reconocido como un mago genio, fue famoso desde que era un niño. Tiene ojos grises, cabello negro y rasgos faciales bien ordenados.

No solo puede usar magia [mahou], también es un genio en las artes mágicas [majutsu].

Este es un mundo donde se mezclan mahou, majutsu y hijutsu.

Mahou es algo que uno puede invocar en un instante usando los poderes mágicos que existen dentro de uno mismo. Hay muchas cosas simples que puedes hacer. Por ejemplo, encender y apagar las luces, hablar con alguien que está lejos, todo esto es posible con magia.

Majutsu, se utiliza con la ayuda de una formación circular llamada Majutsujin, puedes invocarla realizando el ritual. Al realizar el ritual, puedes hacer cosas que la magia no puede hacer.

Hijutsu es algo que es como una combinación de mahou y majutsu. Cada uno es demasiado único para encajar en una categoría.

Aunque me fui por la tangente, en resumen, Will es un genio en la realización de majutsu.

Will no solo es famoso por todos sus méritos, sino también porque tiene un hermano menor igualmente grandioso.

Su hermano menor llamado Gregor, que es el segundo hijo del duque, es conocido como el jefe de la Guardia Imperial.

Aunque no lo conozco muy bien, ya que nunca lo he visto. Pero, de todos modos, Will es prácticamente el único hombre del que estaba cerca.

―Si ese fuera el caso. Si lo hubieras dicho, sin tomar la decisión de ir a un lugar tan peligroso como el baile de máscaras, si le hubieras preguntado a Will, él habría asumido la responsabilidad felizmente.

Parece que he entendido mal lo que mi padre estaba diciendo. Fruncí el ceño. ¿Yo, con Will?…Imposible.

―Padre, Will es como un hermano mayor para mí, nunca pensé en esas cosas.

― ¿Es así? Pero en el caso de Will…

―Bueno, ciertamente no tiene una novia todavía, pero eso no significa que esté bien que él asuma esa clase de responsabilidad, incluso yo puedo entender eso.

Will es amable.

Eso es lo que lo hace sentir como un verdadero hermano para mí. No sé por qué ese tipo de hombre aún no tiene novia pero, no tenía ganas de involucrarlo en este asunto.

Además, darle a alguien que es como mi hermano mi virginidad es algo que, absolutamente, no quiero.

―Creo que Will estaría preocupado

― ¿Es así?…Como se trata de una propuesta de matrimonio es posible que viniera.

―Estás bromeando. En primer lugar, la terrible relación de mi padre y la del Duque Pellegrini es una historia tan famosa que incluso yo la conozco.

Mi Padre y el duque Pellegrini han tenido una mala relación desde hace mucho tiempo. Su relación, por así decirlo, es como gatos y perros.

El matrimonio entre ambas casas en conflicto, es inaudito. Mi padre debería haber excluido a Will desde el principio.

Por eso tampoco dije nada.

―Hace poco escuché a ese tipo romperse.

No pude escuchar lo que mi padre murmuró.

―Bueno, no hay nada que hacer ahora, así que está bien. Sin embargo, una hija soltera no puede asistir sola a un baile de máscaras. ¿Entiendes?

―Sí

A tales palabras fuertes, asentí. Por supuesto que no tengo la intención de volver allí.

―Honestamente… ¡parece que fue bueno que Su Alteza hubiera estado allí por casualidad, un poco más de tiempo y algo irreversible hubiera sucedido!

―Bueno, estaba apuntando a ello.

Me fulminó con la mirada por decir eso.

―Hah. Lo entiendo, así que cállate… ¿Así que? ¿No hay duda de que te concedió la Flor del Rey allí?

Como me dijeron que me callara, lo afirmé sin decir nada.

Se dice que fui salvada gracias a la inteligencia de Su Alteza. No, pero ¿estás ignorando el hecho de que Freed también estaba en ese lugar?

Me parece irrazonable que solo yo sea considerada culpable, necesito decir algo.

―Padre

― ¿Qué?

― ¿Por qué Su Alteza estaba en un lugar así?

Mientras lo señalaba, mi padre, por un momento, se quedó sin palabras.

Sin embargo, se recuperó fácilmente y puso una cara seria.

―No es algo para alabar, pero en la superficie tampoco es algo para criticar…incluso Su Alteza tiene sus circunstancias. Además, a partir de ahora, en lugar de culpar a Su Alteza, le estoy bastante agradecido. Así que no haré cosas como condenarle.

Una vez más, me encogí bajo su mirada. Ah, por eso insiste en que todo fue mi culpa. Lo entiendo.

―Circunstancias, ¿eh?

―Ya que eres su compañera, estoy seguro de que te dirá por qué. Así que pregúntale directamente.

Eso fue lo que mi padre dijo pero, sinceramente, no estoy interesada.

Mi principio es que, mientras a partir de ahora no vuelva a hacer tonterías, no me preocuparé por sus asuntos pasados. No pretendo criticarlo por cosas que no tienen nada que ver conmigo.

―En cualquier caso, se te otorgó la Flor del Rey…en cuanto a eso, Su Majestad el Rey me ordenó que te llevara a conocerlo. Mañana nos dirigiremos al Palacio Real, ¿entendido?

―Sí~

Siendo ese el caso, asentí obedientemente.

― ¿Su Majestad lo va a confirmar?

En lugar de como padre, supongo que esta vez, también habló desde la posición de Primer Ministro.

Pensando eso, traté de preguntar por ello.

―Después de que Su Alteza la otorga, Su Majestad es la siguiente persona en confirmarlo. Así que, hasta entonces, es mejor no mostrarlo a nadie.

Parece que hay algunas reglas problemáticas.

Hasta ahora, no me gustaba hablar de cosas problemáticas, por lo que sólo asentí.

Mi madre, que se mantuvo en silencio todo el tiempo, abrió la boca.

―Lidi…pero que tontería hiciste…

―Madre

¿Te refieres al baile de máscaras?

Probablemente, fue porque a mi padre le habían dicho de antemano por lo que tenía una expresión sombría, pero tal parece que la atmósfera se ha puesto tensa.

Al ser mirada con ojos llorosos, no puedo dejar de sentirme mal si llegara a desviar mis ojos.

―Nunca vuelvas a hacerlo, ¿Está bien?

―Sí, madre. Lo siento.

Esta vez, viendo cómo me disculpé obedientemente, mi padre dejó escapar un profundo suspiro.

―Vamos a desayunar, este es el final de esta conversación.

| Índice |

3 thoughts on “¡No quiero ser princesa! – Capítulo 24: Ella y Su Padre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *