¡No quiero ser Princesa! – Capítulo 29: Ella y el Uniforme Militar (1)

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


A la mañana del día siguiente, mi padre me llevó con él al palacio real.

Porque, al mismo tiempo de confirmar la Flor del Rey, también se realizará el paso final de la ceremonia de compromiso, así que asistí al castillo con mi vestimenta formal.

Parece que la ceremonia de la boda tendrá lugar dentro de 6 meses. Cuando escuché de mi padre que hay numerosos eventos programados, hasta el día de la boda, sinceramente, quería escapar.

Debido a la confirmación de la Flor del Rey, las criadas seleccionaron un diseño de vestido con un corte amplio en el pecho y los hombros.

Es un vestido largo con muchas capas finas de seda y un dobladillo con forro morado. Una gargantilla de orfebrería, montada con amatistas, pequeñas y grandes, y por último, un bolero para ocultar la  Flor del Rey.

Las criadas me vistieron hábilmente, mientras que yo lo soportaba, obedientemente.

Atrapada en el corsé, me prepare mentalmente aunque, no es como si fuera a una batalla, honestamente, pensé desde el fondo de mi corazón que eso era necesario.

Mi maquillaje y cabello se hicieron al mismo tiempo, por fin se terminó, me veía como la hija de un Duque que no se avergonzaría de salir a ninguna parte.

—Lidi, ¿terminaron con los preparativos?

—Sí, padre.

Escuchando la voz de mi padre desde la puerta, me levanté de mi tocador.

Comprobando los últimos toques finales, la criada hizo una reverencia y se retiró. Cuando salí de mi habitación, mi padre comprobó, minuciosamente, mi apariencia y asintió con satisfacción.

—Esto está bien.

Las criadas, que me ayudaron a vestirme, bajaron la cabeza.

No se puede evitar, que no pueda tomarme un tiempo para ponerme algo como un vestido formal sola, sin embargo, me pregunto si está bien que ellas hayan visto la Flor del Rey.

Pensé que solo era un pequeño problema pero, si tuviera que decir algo, sería problemático entonces, opte por guardar silencio.

Probablemente, es mejor no pensar en ello.

Mi padre me acompañó al carruaje y nos marchamos.

Mientras miraba, sin pensar en nada, por la ventana, mi padre se aclaró la garganta para llamar mi atención.

—Lidi.

—Sí, padre.

—Pensando en esto realmente, ¿qué piensas de este matrimonio?

Sinceramente, después de todo este tiempo.

Desde que fui marcada firmemente con la Flor del Rey, pensé que mi opinión no importaba y que nunca me iban a preguntar por ella. Así que, inconscientemente, me volví a mirarlo fríamente.

— ¿Lo que yo pienso? ¿Pensaste alguna vez que no tenía intenciones de casarme por un estatus?

—No, no es eso. Es porque parecía que odiabas, particularmente, el casarte con la familia real.

—Padre, también lo notaste, ¿verdad?

Mientras lo miraba bruscamente, mi padre apartó la vista con torpeza.

—Fue por el bien de tu felicidad…

—Una diferencia de opinión, ¿verdad? De todos modos, incluso si dices eso ahora, no tiene sentido. Ya he aceptado mi destino, así que no hay que preocuparse.

De un solo golpe, corté la excusa de mi padre.

Realmente, es una molestia el que me diga algo así estando en este punto. Porque no puedo escapar, incluso si escucho algo así, ¿no hay nada que hacer al respecto?

—No sé lo que te preocupa, padre, pero no huiré ni me esconderé.

— ¿Es realmente así?

—Sí

Ante mi respuesta definitiva, mi padre mostró una expresión relajada, ya que finalmente se sintió aliviado.

Por eso, en qué medida no confías en mí.

—Ahora bien, a partir de ahora, te diré los procedimientos a seguir.

—Sí.

Por fin, entramos al tema principal que nos ocupa. Enderecé mi postura.

— ¿Entiendes lo que son los Ritos de compromiso?

—El intercambio de nombres, ¿verdad? Creo que lo hicimos antes de ayer, ¿es necesario hacerlo una vez más?

Mirando a mi padre por consentimiento, pensé en lo problemático que era. Antes de ayer, Freed se me propuso delante de mi padre y acepté.

Realizando esta serie de procedimientos en cada compromiso, son conocidos como Ritos de Compromiso.

El propósito del ritual es mostrar que un compromiso se unió correctamente, esto ante un gran grupo de personas como testigo.

Si bien, ese tipo de pretensión existe ahora entre nobles, al igual que hace unos días, todo se simplificó, principalmente, para el intercambio de nombres. No pensé que tendríamos que hacerlo una vez más.

—Es parte de la ceremonia de la boda. Ya me puse en contacto con los principales funcionarios ayer. Parece que terminaremos sin demora.

—Entiendo.

Eso me recuerda que Will dijo ayer, que hubo un anuncio del compromiso. ¿Fue este anuncio, también parte de la ceremonia de compromiso?

Por cierto, la madre se queda en casa. El reconocimiento del compromiso es algo que mi padre decidirá, por lo que no se pudo evitar.

Aunque la conversación parece haber terminado, continuamos dirigiendo nuestra atención hacia el palacio real.

Cuando estaba harta de la atmósfera, por fin, el carro se detuvo.

Cuando mi padre se levantó y me tendió la mano su cara se tensó. Tomando su mano, pude descender, elegantemente, del carruaje.

Cuando salí del carruaje, una voz que anunciaba mi llegada y una trompeta sonaron en el aire.

Los soldados se alinearon en dos filas a cada lado de las puertas del palacio, vistiendo un uniforme diseñado, especialmente, para ceremonias, todos se inclinaron al unísono.

Entre ellos, un hombre que llevaba un manto, galantemente, dio un paso adelante. Basada en su aspecto, parece un caballero. Para aparecer como la persona a cargo en este tipo de lugar, es probable que sea un noble de alto rango. Este hombre, que tiene un físico bien entrenado, se parece mucho a alguien que conozco.

—Bienvenida, Lady Diana. Soy el comandante de la Orden del Caballero, Gregor.

Recordé el nombre de cuando estaba revisando los retratos antes. Así que él es el hermano menor de Will.

Aunque nunca lo he visto antes, el hermano menor tiene un tono similar al de él, a pesar de que el aire a su alrededor es diferente, definitivamente, se parece mucho a Will.

Asintiendo como respuesta, mi padre a mi lado respondió.

— ¿Eres el guía para esta ocasión? ¿Dónde está su majestad?

—Junto con Su Alteza, el príncipe heredero, que ya está esperando en el lugar de la audiencia.

Haciéndonos un gesto para que continuáramos, seguimos detrás de él. Mientras nos movíamos, una vez más, los soldados se inclinaron.

Aunque entendí que esto es habitual, seguía siendo, terriblemente, incómodo.

♦ ♦ ♦

Mientras continuamos nuestro camino hacia donde se llevaría a cabo la audiencia, por mi bien, el hermano menor de Will me habló sobre varias cosas, parecía nervioso.

—Lo escuché de Su Alteza y esperaba conocerte. También conoces a mi hermano mayor, ¿verdad?

A diferencia de Will, Glenn tiene un aura alegre. Aunque sus rasgos faciales son como los de Will, en comparación con él, que tiende a mostrar emociones limitadas, este hermano menor es muy abierto con sus expresiones.

—Sí, ya que Will es mi amigo de la infancia. También he oído a menudo de él, acerca del gran nombre de Sir Gregor.

—Que vergonzoso. Por favor, solo llámame Glenn.

—Entonces, llámame Lidi. Pero en realidad, tu actitud es totalmente diferente a la de Will.

Mirando hacia el que caminaba delante de mí, diría que estaba muy impresionado.

— ¿Es así? He oído que somos muy similares en la batalla… ¿Cómo se comporta mi hermano ante usted Milady? Me interesa un poco.

—Mi impresión de Will…probablemente, diría que es taciturno y sin expresión.

Respondí directamente con lo que siempre había pensado, pero ¿por qué Glenn, repentinamente, se puso rígido?

— ¿Glenn?

— ¿Taciturn…? ¿El Hermano mayor?

—Sí. Pero creo que es una persona amable.

—Eso es verdad.

Tenía la intención de seguir, pero con lo anterior Glenn se quedó en silencio. Aunque pensé que era divertido el finalmente hablar de un tema común, la conversación no continuó.

Dicho esto, pensé en si debía iniciar una conversación, pero me rendí y caminé en silencio.

Después de pasar por el corredor, que estaba bellamente decorado, llegamos frente a una puerta que se asemeja a una cresta con un gran dragón de dos cabezas.

La cresta de la familia real. Este es el lugar de la audiencia.

Había dos guardias esperando allí y, después de recibir una mirada de Glenn, lentamente, abrieron las puertas dobles.

Se podía escuchar una conmoción, sabía que había un número muy grande de personas reunidas.

Al mismo tiempo en que se abrió la puerta, los funcionarios, que se reunieron para la audiencia se arrodillaron en conjunto. Parece que la ceremonia será más grandiosa de lo que había pensado.

Continué con gracia, encima de una alfombra roja, terriblemente cara, con formas geométricas dibujadas en ella, mientras seguía escoltada por mi padre.

A mitad de camino, noté que había alguien que se parecía a Will, pero no podía detenerme.

Me abrí paso hacia el centro de la habitación y me detuve en la posición establecida.

Aparte de mi padre, solo hacia la familia real hice la reverencia más formal.

Después de escuchar una voz, antes de que me dijera que levantara la cabeza, lentamente, levanté la parte superior de mi cuerpo.

Directamente, delante de mí hay tres personas.

En el lugar más alto está el rey de este país. Es el padre de Freed pero, comparativamente, parece demasiado joven. Lleva una profunda túnica carmesí con una lujosa piel unida a ella.

Luego a su lado está su alteza la reina.

La reina que se casó aquí de otro país, está envuelta en un delgado vestido de color crema pálido con el pecho abierto. Un lirio blanco en su pecho, que debe ser su Flor del rey, brilla hermosamente.

Un nivel por debajo de esos dos esta Freed, quien me sonrió dulcemente en el momento en que nuestros ojos se encontraron.

Por un momento, estaba demasiado conmocionada como para moverme y solo lo miré con los ojos abiertos.

Aunque parecía que mi estado de desorientación no fue notado por mi entorno, mi interior se ha convertido en un inmenso alboroto.

¡¿Qué?, ¿Qué es esto?!

Freed está en ropa formal. Bueno, por supuesto que me lo esperaba.

Debido a que es una ceremonia formal, es natural que escoja ropa formal. Pero, no esperaba que fuera el uniforme militar.

Está vestido de negro. El cuello está decorado con botones dorados y la misma aiguillette de color dorado se extiende desde su hombro derecho, todo complementa, espléndidamente, el uniforme militar negro. Como si fuera una medalla en el lado izquierdo del pecho, estaba una rosa azul hecha de zafiro emparejado con cadenas finas.

Al mirarlo cuidadosamente, el mango de la espada también es dorado y se ajusta perfectamente a su apariencia es… ¡extremadamente guapo!

Rápidamente, desvié la vista y me calmé, casi perdí la compostura y me humillé frente a una gran multitud.

Esta apariencia es demasiado buena para mis gustos, pensé que iba a colapsar por una hemorragia nasal.

No quiero decir que la cara de Freed no sea, particularmente, de mi agrado. Pensé que sus rasgos realmente son hermosos, que sus largas pestañas y sus ojos en forma de almendra merecen la pena.

Pero, también pensé “y qué”, no es como si tuviera otra opción.

Eso fue algo así como pensar, “¡ver la apariencia de lo idols es muy agradable!” Si tuviera que decirlo, ese sería, probablemente, el ejemplo más cercano. En otras palabras, lo consideraría como algo irrelevante para mí.

Bueno, incluso creo que tener ese tipo de sentimientos hacia Freed es, probablemente, un poco grosero pero, ahora siento que realmente estoy cautivada por su uniforme militar formal.

Mientras lo observaba, sin pestañear, intentando no se notada, en este momento mi corazón está celebrando un gran elogio al Festival de uniformes militares de Freed.

Creo que, probablemente, soy una idiota, por ser atrapada por este tipo de sentimientos fuertes pero es la verdad.

Si era el cuello o, el estilo de ajuste de forma, no importa que no podía parar de verlo.

Mirándolo de cerca, en el mismo manto de color negro con hilos plateados tiene la cresta de la familia real, el gran dragón de dos cabezas bordado. Sentí que lo hacía parecer aún más prominente.

Hablando de eso, hay una historia de que el fundador de este país era conocido como el “Dios de la guerra”, lo recordé justo en este momento, lo que me hace entender que ya no puedo pensar con claridad.

Por este traje formal, que es un uniforme militar…mi cabeza está hecha un desastre.

Nunca pensé que fuera alguien que se podría enamorar de un atuendo, pero tal parece que no importa cómo lo mires, me equivoqué.

Si él quisiera llevarme a casa* ahora, recibiría un “definitivamente” o quizás se lo pediría yo misma con un “¡¡llévame a casa!!”

[*TN: お 持 ち 帰 り – llévame a casa en el mismo sentido que llevas a la mujer a una casa desde el club o bar, también es jerga para una noche, interpretación de Jen: si él quisiera llenarme ahora mismo (͡ ° ͜ʖ ͡ °)]

Dios… ¡Ah!…pero ¡¿Qué estoy pensando?!

Rápidamente, volví en mí y sacudí los pensamientos que estaba teniendo. Por cierto, en ese momento, Su Majestad y mi padre se encontraban en medio de un serio intercambio, diciendo cosas como “Por favor, haga de su hija la prometida de mi hijo” y “como desee” en respuesta, aunque no estaba escuchando nada de eso.

Eso no fue todo.

A pesar de todo, no olvidé mis modales, los que he cultivado durante estos 18 años como hija del duque. Puedo decir con confianza que, mirándolo desde fuera, no se puede decir que mi mente ha estado divagando.

Mientras me reorganizaba, de alguna manera, la charla continuó y, por fin, el tema cambió a la escena mencionada.

El evento principal de la Ceremonia de Compromiso de hoy, el intercambio de nombres.

Freed se puso delante de mí, y se arrodillo en consecuencia.

A pesar de que anteayer no sentí nada, ¿qué sucede ahora, porque mi corazón late a un ritmo alarmante? ¿Es debido a este uniforme militar?

Inolvidable…Freed es demasiado atractivo, imperdonable…

A pesar de tratar de mantener, desesperadamente, mi compostura, en mi interior sigo pensando en su apariencia con uniforme militar.

Pensé que era bueno recordar el aspecto de mi anterior yo golpeando el piso de forma continua al puro estilo moe.

Me siento demasiado estimulada, tengo el vigor como si estuviera cargando un santuario.

—Soy Friedrick Van De La Wilhelm. Mi única y bella amada princesa. Por favor, por favor, concédeme tu nombre. A cambio, prometo amarte solo a ti y a ti solamente, hasta que esta vida se apague.

Se suponía que debía responder a las palabras ceremoniales, desafortunadamente, el interior de mi cabeza estaba, como siempre, en estado de agitación.

Aun así, de inmediato y con el poder de mi voluntad, lo reprimí firmemente, le sonreí suavemente.

Mientras extendía mi mano hacia él, recordé, por la fuerza, las palabras que casi olvido.

—Soy Lidiana Von Vivoir. Ciertamente, he recibido los sentimientos de Friedrick-sama. De ahora en adelante, todo será tuyo.

Freed dejó caer un beso en mi mano. Al mismo tiempo, a nuestros alrededores estallaron en aplausos.

Era la señal de que el compromiso fue reconocido por los testigos. Finalmente, uno de los eventos ha terminado, dejé escapar un suspiro.

No es bueno. Todavía es muy temprano para bajar la guardia.

De pie, Freed sonrió alegremente en mi dirección. No pensé que sería tan difícil fingir estar tranquila.

Es por eso que me detuve.

Si lo haces con esa apariencia, seriamente, no puedo evitar hacerme consciente de ello.

Pensando eso, aparté mis ojos de Freed lo más posible. Parece que mis dificultades apenas comenzaban.


Kiara
Oh Lidi, te entiendo totalmente, me encantan los hombres con uniforme e incluso disfruto de los festivales con uniforme cada que tengo oportunidad, en especial cuando van acompañados de un cuerpo bien trabajado. (*ゝω・)ノ y a ustedes que les parecen los recién descubiertos fetiches de Lidi. Gracias por leer y nos vemos en el próximo.

| Índice |

8 thoughts on “¡No quiero ser Princesa! – Capítulo 29: Ella y el Uniforme Militar (1)

  1. Lenavamp says:

    Fufu se me antojo comerme a Fred, es q lo describió tan bien q mi mente se hizo un caos y antes de darme cuenta creí q se me caía la baba bellooooo, gracias x el cap😘

  2. GobliaGF says:

    Creo q en realidad la agitacion de su corazon se debe a la “flor del rey” ya q recuerdo q en una parte la bruja le menciono a lidi algo sobre eso pero ella absorta en sus pensamientos no escucho 🤔

  3. Mad Doll says:

    Pobre Lidi, es que es imposible de ignorar si un hombre super atractivo te aparece con un muy buen traje militar. Es imposible no babear! Hasta lo estaba haciendo de solo imaginarmelo *¬*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *