¡No quiero ser Princesa! – Capítulo 33: Ella y Sus Deseos

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


— ¡¡Yaa, Freed!! ¡Por favor, estoy por venirme! uwaa…nnng…aaahh

—No puedes, todavía no llegues al clímax.

Freed acarició, suavemente, mi piel, mientras ignoraba mi protesta. Con la punta de su dedo, acarició mi cuerpo, solo por eso, temblé por todas partes.

Me pregunto ¿cuánto tiempo ha pasado desde que comenzamos?

Declarando que era un castigo, fui presionada por Freed en la cama, mientras seguía jugando conmigo usando su lengua y sus manos.

Mi ropa había sido arrancada, mi apariencia indecente había quedado expuesta sobre la cama.

Mis manos, que habían estado sujetas desde el principio habían sido liberadas. Sin embargo, esto fue debido a que ya no podía resistirme, mi cuerpo ha sido, completamente, embrujado. Incluso la palabra escapar ha dejado de tener significado.

Durante un largo período de tiempo, mi cuerpo, continuó recibiendo placer, reaccionando, sin importar el estímulo.

Freed levanto mis piernas y, con su lengua, estimuló la región cerca de mi entrepierna. Él se mantuvo así por mucho tiempo.

Mi lugar secreto, la punta de mi pecho, los lugares en los que más lo quería, los evitaba por completo.

A pesar de estar confundida, con lágrimas en mis ojos y mi resolución desvaneciéndose, no dejó de estimular los lugares que había decidido.

— ¡¡Freed!! ¡Por favor…!

Cuando reaccioné a las estimulaciones, supliqué una y otra vez.

Aunque, ciertamente, no me gustaba al principio, el toque de Freed se sentía bien, incluso “allí” y, antes de darme cuenta, lentamente, mis pensamientos comenzaron a disolverse.

Queriendo más, incluso pedí más, pero Freed no desistía.

No  me permitía alcanzar el clímax, incluso ajustó sus caricias para atormentarme con la mínima cantidad de placer.

A pesar de no ser tocada, en los lugares que anhelaba, todo mi cuerpo estaba excitado, la miel de mi lugar secreto no había parado de fluir.

Freed lamió mi miel desbordante, mientras evitaba, cuidadosamente, mi lugar secreto.

—Fuaa —no pude evitar que mis gemidos escaparan de mis labios.

—Dije que no puedes. Porque esto es un castigo.

—Ya, ya… ¡imposible!

Con la punta de su lengua trazó un camino desde la línea de mi parte inferior hasta la parte posterior de mis muslos, mis lágrimas se derramaron ante el nuevo estímulo.

—Esto también es difícil para mí, porque no puedo saborear a Lidi, a quien le  gusta tanto esto. Ahh, pero Lidi también está igual, ¿verdad? Debido a que este lugar de aquí me anhela, has estado retorciéndote todo este tiempo.

Como ese lugar es mirado continuamente, mi abdomen, se siente aún más caliente por la vergüenza.

Ante los ojos de Freed mis jugos de amor se derramaron, debido a su mirada, mi cabeza parece haberse vuelto extraña.

—Ah, todavía está saliendo ¿eh? Antes era solo el comienzo, pero ahora se ha vuelto así. Lidi es demasiado lasciva.

—N…no más…ya.

—Dices eso, pero tu cuerpo parece estar disfrutando de ello.

—Tú…es…tas…equivo…

Esta vez, lamió ligeramente el área justo afuera de la areola.

Solo por esa acción repetida, el calor dentro de mi cabeza parecía como si estuviera hirviendo.

—No más…castigo… ¡kyaa!

Cuando le supliqué con lágrimas desbordantes, Freed finalmente dejó de moverse.

Mientras se detenía, su expresión, ni siquiera una vez, se relajó.

Manteniendo su expresión rígida en este momento, me preguntó seriamente.

— ¿No quieres ser castigada?

—No…ese tipo de cosas…no las quiero.

—Entonces, ¿qué quiere Lidi?

—Tócame apropiadamente…quiero llegar al clímax.

No quería sufrir esta tortura de sexo.

Cuando dije eso sin aliento, mientras reflexionaba un poco, Freed acarició gentilmente la floreciente “Flor del Rey”.

—Si es así. Entonces, está bien darte lo que quieres. Pero antes de eso, prométeme que nunca más me mentirás.

Freed, que estaba acariciando la Flor del Rey, suavizó un poco su expresión. Entonces, él suavemente dejó caer un beso allí.

— ¿Mentir…?

—Eso es correcto.

—Algo como mentir…no lo hice

—Pero antes me mentiste, ¿no?

Con mi cabeza en confusión, pensé en el significado de lo que Freed me decía. La razón por la que él se puso así. El desencadenante de la ira de Freed es…

Recordé cuando mi mente regreso del festival de uniformes militares, como  mientras intentaba huir llegue a sentir su ira imperial.

¡Ah, fue eso!

—No…eso fue, estaba avergonzada…después de todo, si venía aquí contigo, sabía que, definitivamente, terminaríamos así. Este tipo de cosas…es una locura…

Cuando dije esto, los ojos de Freed parpadearon. Probablemente, era algo que no esperaba escuchar. Él continuó mirándome fijamente.

— ¿Es verdad?

— ¡Sí!

Él asintió, mientras dejaba escapar su cálido aliento con un suspiro.

Freed soltó mi pierna y, con su mano derecha, golpeó su cabeza.

—Oh wow, lo siento…llegue a…salte a conclusiones apresuradas…seguramente…

La expresión en su rostro cambió, mientras murmuraba todo esto.

Finalmente, pude recuperar el aliento, me senté y lo miré sin pestañear.

—Seguramente… ¿qué?

—Ah…no es nada. De todos modos, lo siento mucho. Porque, sin querer, perdí la calma y le hice algo terrible a Lidi.

—Ahora…está bien.

Mientras miraba la cara sonrojada de Freed, de alguna manera, mi estado mejoró, ser tan guapo puede jugar demasiado a tu favor.

En primer lugar, no tenía que enfadarse tanto, hablando de eso, fue culpa mía, ya que dije que iría a su habitación pero aún intentaba huir.

Esto puede sonar extraño pero, no es que me disguste hacerlo con él.

En realidad, me sentí demasiado bien, aunque cuando no me permitió alcanzar el clímax fue un poco doloroso

—Nunca le mentiré a Freed. Eso está bien, ¿verdad?

—Lidi

Comprendí que se enoja cuando alguien cercano a él le miente, así que si ese es el caso, es mejor no pisar una mina que sabes que explotara.

Cuando fui interrogada por Freed, estaba tan asustada que no pude resolver de inmediato los malentendidos.

Le mostré que no estaba enojada y sonreí mientras lo decía. Y, como si fuera superado por la emoción, Freed me abrazó con fuerza.

—Mou…por qué eres un hombre tan guapo…

— ¿A qué te refieres?

Una mujer, completamente desnuda, abrazada por un hombre en uniforme militar, qué tipo de composición es esta.

Durante este largo juego de tortura, ni siquiera se quitó el abrigo. Sólo se quitó los guantes.

Mientras Freed me abrazaba con fuerza, le devolví el abrazo. Mientras acariciaba su espalda, inesperadamente, escuché una risa.

Me sentí aliviada.

Ah, finalmente sonrió.

— ¿Por qué te ríes?

— ¿Hm? Estaba pensando en la forma habitual en la que habla Lidi. Es adecuado para tu edad y muy lindo.

— ¡Ah!

Cuando Freed lo señaló, mi cuerpo se puso rígido. Oh no, habían pasado muchas cosas, así que me olvidé de usar el discurso formal.

Justo cuando estaba pensando en que decir, Freed me acarició la espalda con suavidad para tranquilizarme.

—Está bien. Ya estamos en este punto. Realmente, no necesitas usar un discurso formal.

—Pero…

—Quiero ser igual a Lidi. Así que por favor.

—Freed…

Mientras asentía por la agradable sensación de su toque, cerré suavemente mis ojos y noté que la aiguillette de su uniforme golpeaba mi piel desnuda.

Me encantan los uniformes militares, pero como es de esperar, es doloroso en la piel desnuda.

—Disculpa, suéltame.

En el momento en que le dije eso, con una voz dulce y gentil, su voz se volvió seca.

— ¿Por qué?

—Tú aiguillette me está haciendo daño.

Como lo señalé, Freed se separó de mí al darse cuenta.

—Lo siento, ¿estás bien?

—Estoy bien. Solo fue incómodo.

Estaba bien y no me dolía demasiado.

Más o menos, revisando mi cuerpo, era evidente que no había sido el aiguillette, sino las marcas rojas hechas por el hombre las que se esparcían por todo mí cuerpo.

Las marcas en mi cuerpo, parecen hablar, como si se reclamaran a sí mismas, como recordé el acto de antes, mi cara se puso caliente.

— ¿Estabas recordando?

Mientras miraba a Freed, quien, astutamente, me preguntó esto cuando me vio sonrojarme, me dio un beso con suavidad.

Me acarició una y otra vez, cuando sus ojos se encontraron con los míos, sonrió suavemente.

—Me gustas, Lidi. Realmente me gustas mucho. Puede que solo hayan pasado unos días desde que nos conocimos, pero no te estoy mintiendo. Te quiero tanto que no puedo soportar el hecho de que hay días que no podemos vernos.

La mirada de Freed estaba llena de amor, no creo que este mintiendo.

Me di cuenta de que también me sentía feliz al escuchar esas palabras, pero aun así, no sé si lo amo o no.

Desde que conocí a Freed, parece que han sucedido muchas cosas excitantes. A pesar de tratarlo lo mejor que pude, no había mucho que pudiera hacer.

—Yo…

—No estas segura, ¿verdad? Está bien. Tenemos mucho tiempo. Lo sé, está bien si me quieres lentamente.

No sabía cómo debía responder, ya que Freed continuaba hablando.

— ¿Te disgusta cuando te toco?

Instintivamente, negué con la cabeza.

Cuando me toca, nunca me siento incómoda.

En realidad, había pensado en más cosas. Pero por hoy, dejémoslo así.

—Veo que te gusta… ¿qué pasa cuando te abrazo?

—No, no me disgusta.

Mientras estaba aturdida, respondí.

Dado lo que dije antes, me preguntaba si realmente lo quería. Si no me hubiera gustado, definitivamente, no habría dicho eso.

Aun así, había una parte de mí que se sorprendió en cuanto pensé que es agradable ser abrazada por él.

Como era de esperar, debe ser porque ya lo hemos hecho, que el miedo es menor.

Si no entonces…no quiero considerarlo, porque si lo pienso demasiado me convertiría en una puta.

Quiero creer eso, que esto no es lo único.

De todos modos, ya que mi matrimonio con él está decidido, creo que me alegra que no sea alguien con quien no me guste tener relaciones sexuales.

Mientras intentaba pensar de esa manera, miré a Freed, que ya me había hecho decir algo tan embarazoso. Él sólo me sonrió mientras le decía esto.

—Entonces, ¿está bien si continúo?

—Si

Sus manos rozaron mi abdomen y todos los lugares que no había tocado gritaron de dolor, anhelando su toque.

Asintiendo, sus labios una vez más cayeron sobre mí.

Su lengua instó a mi boca a abrirse. Respondiendo a sus deseos, invadió el interior de mi cavidad con su lengua y bromeó libremente con mi mandíbula superior.

Debido a que existía el problema de antes con su uniforme, no me abrazo, nuestras lenguas se entrelazaron cuando mi pecho fue masajeado suavemente. Con su dedo índice, por primera vez, tocó la punta de mis senos y mi cuerpo reaccionó con sensibilidad.

Las puntas de nuestras lenguas se juntaron y se separaron.

Sintiéndome sola, una vez más acerqué mis propios labios para besarlo.

—Lidi…casi nunca instiga

—Eso es porque…

Me quedé inmóvil mirándolo. Y como si no pudiera soportar más el traje, quitó dos de los accesorios de metal del cuello con sus dedos.

Mientras trataba de quitarse la prenda exterior, agarré su mano para detenerlo.

— ¿Lidi?

—No te lo quites

— ¿Eh?

—Dijiste que me dejarías disfrutar hasta que estuviera satisfecha, ¿verdad? Entonces, no te lo quites. Quiero ver más esta apariencia de Freed.

Antes de darme cuenta, había vuelto a perder la cabeza, era verdaderamente fiel a mis instintos.

Freed me miró fijamente, a quien le había dicho claramente que no se lo quitara, y el siguiente sonido que expresó fue una risa.

— ¡Pfft…! ¡¡Ja, ja, ja, ja!!

—No te rías de mí

Cuando dije eso, Freed sonrió mientras decía —lo siento, lo siento —una vez más, se detuvo y volvió a colocar los accesorios de metal en el cuello de su uniforme militar.

Distraídamente, miré ese gesto sin reservas.

Como ya me había descubierto, no tenía miedo.

Voy a seguir su plan original, tengo la intención de apreciarlo plenamente.

Mientras trataba de contener su risa al observarme, Freed, como si recordara algo, abrió la boca.

—Parece que realmente te gusta. Estoy muy feliz de que Lidi esté siendo asertiva. ¿Quizás debería cambiar el tono de mi voz también?

— ¿Eh?

—Antes, cuando hablaba con esas hijas nobles. Parecía estar mirándome fijamente todo el tiempo, por eso pensé que tal vez te gustaba.

— ¡Uh!

¡Me han descubierto!

La percepción de Freed es demasiado aterradora.

No quería pensar en si él había visto a través de mi festival de uniformes militares o no.

No pude negarlo. Se rió, mientras trataba de tranquilizarme.

—Si esta es la verdadera Lidi, al parecer, a partir de ahora nunca me aburriré. Así que por favor, quédate así.

— ¿Qué quieres decir?

Mientras le preguntaba esto, incline la cabeza, Freed levantó, significativamente, la esquina de su boca.

—Está bien, no te preocupes si no entiendes. Vamos a disfrutar de nosotros mismos.

Dicho esto, Freed se separó de mí y se levantó de la cama. Entonces, rápidamente, enderezó su ropa desordenada.

Cuando me dejo sola en la cama, me senté y lo miré.

—Ahora bien, ¿cómo lo quiere Lidi?

Después de reajustar su ropa, cambió completamente el tono de su voz, como si recibiera una descarga eléctrica, mi columna vertebral tembló.

Esta voz. Es igual que antes.

Era la voz que usaba mientras hablaba con las hijas de esos nobles.

Lo único que es diferente de antes, es que había un poco de dulzura mezclada.

Me hizo pensar en lo sexy que es, me sacudió hasta la médula.

Al instante, mi cabeza se calentó. Los ojos de Freed se abrieron de deseo, mientras envolvía su uniforme militar negro azabache, mi parte más interna reaccionó primero.

Recordando el acto de antes, mi cuerpo, instintivamente, se preparó, incluso mis piernas se separaron levemente.

Una vez más, solo pude sentir la sensación de la miel desbordándose.

Mirando mi apariencia actual, Freed entrecerró los ojos.

No es bueno, no puedo aguantar más.

Incapaz de soportarlo, le rogué a Freed con voz temblorosa.

—Por favor…inserta…tus dedos

— ¿Dónde?

Debido a que respondí, instintivamente, de manera formal, Freed me respondió sin piedad con una pregunta.

Algo como insertar los dedos, naturalmente, no podía ser en otro lugar que en esa parte.

Ese lugar que había estado solo durante mucho tiempo, estaba pidiendo un estímulo directo.

No se podía contentar con solo tocar.

—M…m…aquí.

Como era de esperar, no pude decirlo, bajé la vista, mientras le expresaba mis intenciones.

Pensé que me perdonaría solo con esto, sin embargo, Freed, quien estaba en modo militar, no se detuvo.

—No puedo entender si sólo me dices “aquí”. Si no puedes decir el nombre, enséñame el lugar.

¡¿Qué?!

Aunque entendía lo que quería decir, en el momento en que Freed expresó con calma una demanda tan aterradora, me puse rígida.

Quería que le mostrara por mí misma, ¿era eso lo que quería decir?

Mientras estaba en shock, miré a Freed.

Freed me dedico una mirada indiferente, mientras me ordenaba portando su uniforme militar, se ve realmente atractivo.

En el momento en que miré hacia arriba, mi corazón fue atacado de un solo golpe, se sintió como ser aplastada por una agonía palpitante.

A pesar de que me dijeron cosas tan poco razonables, desafiando los límites de mi vergüenza, noté que me estaba volviendo completamente obediente.

Esto es malo.

Aun así, mientras temblaba de vergüenza, Freed dejó caer otra bomba.

—Si no te das prisa, no importa qué, no podré darle mucho amor a Lidi. Quizás si no puedes hacerlo por ti misma, talvez… ¿tal vez deba ordenarlo?

Antes de que pudiera comprender lo que dijo, fui presionada de nuevo.

—Lidi, abre las piernas.

| Índice |

8 thoughts on “¡No quiero ser Princesa! – Capítulo 33: Ella y Sus Deseos

    • Shisai says:

      Normalmente aparece en el indice la fecha en que sale el proximo capitulo, tene en cuenta que se subiria al rededor de las 15 hs Argentina. Sino, podes seguirnos en Facebook o Twitter para enterarte de las actualizaciones o ir al inicio (reinodekovel.com) para ver las últimas y futuras actualizaciones

    • Nemoné says:

      ESTA ES UNA PÁGINA LIMPIA OMG *susurrando* de nada…

      ¡Historia Paralela de la novela en la edición 26 de Kovel Times, pasa por ahí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *