¡No quiero ser Princesa! – Capítulo 37: Ella y su escape

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


—Bueno, entonces, Lidi, tengo que irme ahora, pero puedes recostarte y descansar tranquilamente, ¿de acuerdo?

—Sí…adiós.

Después de que nuestro desayuno en la cama terminó, Freed terminó de vestirse y me dio un beso en la frente.

¿Somos recién casados? Es lo que hubiera dicho, pero no me queda fuerza de voluntad para hacerlo.

En silencio, acepté sus afectos tal como eran.

En cuanto a mí, en ese momento, todavía estaba cubierta solo por una manta.

No podía mover mi cuerpo lo suficientemente bien, así que me quedé sentada.

—Clara, te dejo a Lidi.

—Por favor, déjelo en mis manos, su Alteza.

Freed llamó a Clara, que estaba esperando en la esquina de la habitación. Date prisa y vete.

Después de girar continuamente la cabeza hacia mí, reacio a separarse, Freed finalmente abandonó la habitación.

Las únicas que quedamos fuimos la Dama de la corte y yo.

El silencio se hizo presente…

Unos minutos después, el silencio es bastante doloroso.

—Bueno ¿Dama de la corte?

—Clara está bien, princesa.

Cuando no pude soportar el silencio y la llamé, me dió una respuesta animada.

Tenía la intención de renunciar a replicar porque todavía no era la “Princesa”, pero como era de esperar, ser llamada “Princesa” no podía evitarse.

Mientras esté aquí, tengo el presentimiento de que es casi seguro que ese homónimo continuará.

Eso no es una predicción sino un hecho.

—Clara, umm, si es posible, me gustaría ponerme algo de ropa…

—Esa forma de hablar conmigo no es necesaria. Por favor, siéntase libre de dar una orden. —dijo Clara, antes de agachar la cabeza.

Después de dejarla ver los intercambios que tuve con Freed, no pude decir nada.

El príncipe heredero le habla casualmente, por lo que no me fue posible establecer un discurso cortés ante la dama de la corte.

Cuando me convencí, a regañadientes volví a mi manera habitual de hablar.

—Entonces, cualquier cosa estaría bien, así que trame un cambio de ropa, por favor. Quiero cambiarme ya.

—Ciertamente. Los prepararé de inmediato. Por favor espere un momento.

Cuando me quejé de que no quería estar desnuda, Clara volvió a inclinar la cabeza y salió de la habitación.

La despedí y di un suspiro de alivio. Sorprendentemente, mis demandas fueron respondidas fácilmente. Estaba aliviada.

Bien…

Por fin, todos se han ido.

Por si acaso, miré alrededor de la habitación.

Después de asegurarme de que no había nadie alrededor, me levanté de la cama, con el cuerpo dolorido.

—Ow…ow ow ow…

Todo mi cuerpo estaba sufriendo de dolor. Es particularmente doloroso en mis caderas y en toda mi área pélvica.

El dolor era extremadamente intenso cuando mi cuerpo no estaba doblado. No podía pararme derecha.

Aunque quería descansar en la cama, en este momento, no tenía tiempo para eso. No importa qué, quiero irme a casa.

Di varios pasos y recogí el vestido, aparentemente destrozado, que Freed me arrancó.

La hermosa tela fue arruinada por completo.

Aunque me sentí decepcionada por eso, seguí buscando algo. Puse mi mano en el bolsillo oculto del vestido en el lado izquierdo.

Mis dedos sintieron una textura dura y la saqué.

Era un papel fino y doblado.

Regresé a la cama después de sacar solo eso.

Después, recogí la jarra de agua junto a la cama y llené una taza. Luego vertí el contenido del papel.

Después de confirmar que todo se disolvió, lo bebí de una vez.

Tan pronto como trague el contenido, una tibia sensación se extendió por todo mi cuerpo. Sentí que la pereza se desvanecía.

Incluso mi energía perdida se llenó hasta el borde.

Para que la efectividad saliera con tanta prontitud, mis únicos pensamientos eran de fascinación. Todavía sentía dolores musculares, pero mi fuerza se restauró y me permitió mover mi cuerpo.

— ¡Delris-san, Gracias! —Sentí gratitud por darme esta medicina.

Absolutamente, debo visitarla nuevamente para agradecerle.

Después de que logre regresar a casa de manera segura, debo visitarla de inmediato.

Por si acaso, en broma, escondí una dosis del medicamento, pero el que sea tan conveniente es casi detestable.

Después de confirmar que mi cuerpo puede moverse libremente, volví a la cama.

Mientras lucía una mirada inocente, esperé a que Clara regresara.

Poco tiempo después, Clara regresó junto con otras damas de la corte.

Un par de ropa estaría bien, pero trajeron varias piezas de vestidos.

—Me disculpo por la espera, princesa. Por favor escoja lo que quiera.

—Cualquier cosa esta bien, pero me gustaría que me pusiera un vestido que facilite mis movimientos, por favor.

Las damas de la corte comenzaron a hablar de cómo ni siquiera miré los diseños del vestido. Sin embargo, cuando Clara lanzó una mirada hacia ellas, se callaron al instante.

Esa intensidad es digna de aplausos. Como se esperaba de la dama principal de la corte. Su fuerte mirada es impresionante.

—Entonces, ¿qué tal este?

Se me mostró un vestido sencillo con una línea A. Asentí con la cabeza para estar de acuerdo. No era un diseño que uso normalmente pero no importa.

Mientras sea un vestido que pueda usar afuera, no me quejaré.

Desde que di una afirmación, las damas de la corte comenzaron a moverse.

Clara les ordenó que me apoyaran, mientras me cambiaban de ropa.

Estas damas son eficientes, incluso prepararon ropa interior junto con el conjunto de ropa.

¿Cómo supieron mi talla? Ni siquiera quería preguntar.

Luego, las damas de la corte del castillo terminaron de arreglarme. Estaba vestida igual de maravillosa que ayer. Es una espléndida mano de obra. Para poder hacer esto en tan poco tiempo, como se espera de las personas que trabajan en el castillo.

Son profesionales.

Me miré en el espejo de cuerpo entero. Estaba en un vestido rosa delgado con mangas largas. Por alguna razón, creí que era el tipo de diseño que mi madre usa.

Todos fueron retirados y la única que quedó fue la dama principal de la corte. La hice llevarme al sofá. Es digno de elogio como finjo el tener mis movimientos restringidos.

Cuando me senté, el té estaba preparado. Es demasiado sobresaliente que no haya nada que pueda decir.

—Clara

—Sí, princesa.

—Clara también está ocupada, ¿verdad? Estoy bien sola, así que puedes volver al trabajo.

Parecía que Clara no se iría de mi lado, lo que me impulsó a decirle eso.

Estoy casi segura de que Freed le dijo a Clara que no me dejará escapar.

Incluso estoy segura de que él quiere que me quede en este lugar.

Desconfío tanto de él, que pienso que ese fue el motivo del porqué fue tan intenso conmigo el día de ayer, su objetivo era incapacitar mis movimientos. Es un pensamiento tan aterrador que no puedo dejar de pensar que esa es la situación.

Pero, no creas que todo irá como dices.

Endurecí mi resolución y mostré una sonrisa digna de una dama. Sin embargo, mi oponente es una persona formidable también.

Ella responde y dice que incluso si regresa a su puesto, su máxima prioridad es asistirme, a mí, la princesa consorte.

Hmmm, ¡como si fuera a ceder tan fácilmente!

—Eso podría ser cierto. Sin embargo, como ves, no puedo moverme lo suficientemente bien por mi cuenta. Pensé acostarme y descansar un poco, así que sería suficiente si vinieras a verme en algún momento durante el mediodía.

—Sin embargo…

—Por favor, Clara. Quiero estar sola un tiempo… ¿simpatizarías conmigo?

— ¡¡Ciertamente!! Volveré y revisaré su estado alrededor del mediodía.

—Gracias

Cuando fingí mostrar pena para que ella simpatizara conmigo, parecía que Clara entendió algo y, de inmediato, mostró un entendimiento.

Bien, ya que estoy en eso, debería corregirla.

Intenté preguntarle qué pensaba ella al simpatizar conmigo, pero…de alguna manera, Clara salió corriendo de la habitación. Finalmente, estaba sola.

También perdí interés en bañarme en el baño del castillo del que Freed habló antes.

Si voy a verlo, perdería mi oportunidad de escapar. Debo moverme con rapidez.

Caminé mientras trataba, lo más posible, de no hacer un sonido. Cuando llegué a la entrada, abrí cautelosamente la puerta.

Me asomé por la puerta y observé los alrededores para asegurarme de que no había ningún guardia.

En este momento, la guardia imperial estaba en dirección opuesta a mí, sin darse cuenta de mis intenciones.

Me escabullí en ese momento exacto.

Si algún guardia me encontraba, seguramente Clara o Freed vendrían en un instante.

No puedo permitirme ser encontrada.

Sin arruinar mi ritmo, salí hábilmente hasta que alcancé el área residencial de la realeza.

Si voy tan lejos del lugar, ciertamente nadie reconocerá mi rostro.

Tengo confianza en el hecho de que mi cara es irreconocible.

Me puse aires como si hubiese estado en un encierro durante mucho tiempo y en su lugar, salí descaradamente al aire libre.

Y así llegué al área general. Sin embargo, en mis pensamientos, comenzaron a surgir problemas, así que me quedé quieta.

El mejor método que puedo usar ahora, es hablar y reunirme con mi padre para usar el carruaje del Duque e ir a casa. Sin embargo, es probable que la ubicación de mí padre sea la sala de audiencias o la oficina del Rey.

Si me atrevo a ir a cualquiera de esos lugares, es probable que no me permitan salir de este lugar.

En ese caso, mi padre es completamente mi enemigo.

No voy a ser empujada, en silencio, delante de Freed.

—Hummumm…

Bueno, ¿qué debo hacer ahora? Mientras me preocupaba, escuché una voz que me llama a mis espaldas.

— ¿Lidi? Como pensé, eres tú. ¿Qué estás haciendo en este lugar…?

— ¿Será…?

Cuando escuché una voz familiar, volví la cabeza y vi el aspecto de mi amigo de la infancia.

Vestido con una túnica azul oscuro y un monóculo, es el comandante de la división mágica, Will.

Mi pensamiento instantáneo fue porque está en este lugar, sin embargo, de repente, recordé que su área de trabajo está dentro del castillo, que el comandante de la división mágica esté aquí, no es extraño en absoluto.

Más bien, la extraña aquí soy yo.

Cuando me vio girar mi cabeza hacia atrás, sus ojos se abrieron sorprendidos por un momento.

— ¿Qué sucede? —Dijo.

No hay nadie en mi situación, que no use esta buena coincidencia.

—Han pasado dos días, Will. Lamento decir esto, justo cuando nos volvemos a encontrar, pero quisiera volver inmediatamente a casa. Si es posible, ¿puedes llevarme?

Encontrarme con Will, en este lugar, es una suerte.

Me siento mal por hacer esto, pero si es él, estoy segura de que no dirá que no.

— ¿A tu mansión? No me importa pero…

De acuerdo con mis pensamientos, él asintió mientras lucía una cara inquisitiva. Con esto, finalmente, puedo irme a casa. El interior de mi corazón bailaba salvajemente.

Toma eso, Freed.

Me alegré mucho, así que le mostré a Will una sonrisa completa.

— ¡¡Gracias!! Eso me salvó. Sinceramente, pensé que no podría volver a casa.

Cuando dije eso, Will frunció el ceño.

— ¿No volverás a casa? ¿Por qué?

Debido a que sería “abrazada demasiado”, me volvería incapaz de moverme libremente y luego, como extra, sin duda me convertiría en el símbolo del sexo eterno con mi prometido.

Pensé en la respuesta, lo que me hizo reír ambiguamente.

Fue divertido ver su expresión un poco rígida.

No deseo que eso suceda.

—Nnn, solo puedo decir que mi padre es un idiota. En cualquier caso, quiero irme a casa rápidamente. Will, por favor~.

—Entiendo. Llamaré a mi carruaje.

Cuando lo molesté para apurarse, Will me tomó de la mano y comenzó a caminar hacia las puertas del castillo.

Como comandante de la división mágica, atraía las miradas de admiración de los hombres y las acaloradas de las mujeres.

Caminar al lado de una persona así, es una sensación bastante agradable.

—O-oh, eso es impresionante Will. Eres bastante popular.

—No particularmente

Will es como se esperaba, una persona brusca.

— ¿No piensas nada de eso? Cuando camino a tu lado ahora, las miradas de todas las mujeres son deslumbrantes, ¿sabes? —Dije mientras reía. Will miró en mi dirección.

Ya estoy acostumbrada a esto, así que lo sé, es bastante guapo, aunque probablemente mis ojos están acostumbrados a él.

— ¿Por qué estás feliz por eso?

—Kya, recibí miradas de envidia y celos sólo por estar a tu lado. Como resultado de esto, pensé en divertirme de todos modos.

Jaja, ¿no es envidioso?

A pesar de las miradas molestas que recibí, me reí a cambio.

—Lo que me recuerda, los círculos sociales del príncipe heredero son increíbles. Las miradas penetrantes que me dan, me tachan como un enemigo, están a la intemperie y se derraman fuertemente sobre mí.

— ¿Cuándo?

Cuando recordé y le dije, Will me miró fijamente.

—Fue al término de mi ceremonia de compromiso ayer. Me las encontré accidentalmente. Fue sin duda, un derramamiento de sangre.

Si hiciera lo mismo que hice hoy con ellas, las fangirls de Freed, probablemente me perforarían en un sentido literal.

Si lo van a hacer, vengan a intentarlo, es lo que me gustaría decir, pero las damas que rodean a Freed tienen una naturaleza más cruel.

Son un reflejo de una dama del tipo yandere, por así decirlo.

Debería recopilar más información antes de comenzar una pelea con ellas.

—Estarás bien.

Mis pensamientos fueron interrumpidos por el murmullo vacilante de Will.

 —Estoy bien. Me pusieron nerviosa, así que pensé en responderles, pero Su Alteza las alejó, antes de que pudiera hacerlo.

— ¿Es así? Su Alteza hizo…

Pareciendo aliviado, me llevó de la mano de nuevo y comenzó a caminar. Pero aun así, su agarre en mi mano era más fuerte que antes. ¿Fue solo mi imaginación?

De repente, recordé haber visto a Will en mi ceremonia de compromiso ayer.

—Ah ahora que me acuerdo, asististe a la ceremonia de compromiso de ayer, ¿no es así?

Will estaba mirando hacia el otro lado, mientras asentía con la cabeza. No pude ver su expresión.

—Sí, todos los ministros no podían ayudar pero aun así todos participaron.

—Es por eso que había mucha gente…

—Después de eso, tú…

— ¿Mm?

—No importa

Aunque parecía que aún quería decir algo, Will negó con la cabeza y dijo olvídalo.

Siendo liderada por Will, llegamos fuera de las murallas del castillo. El carruaje de la Casa Pejegreeni ya estaba llegando.

Momentos como este me hace pensar que la magia es bastante conveniente.

—Entra

—Gracias, Will —Agradeciéndole, me subí al carruaje.

Pensé que él vendría conmigo, pero contrario a mis expectativas, Will se quedó en el suelo.

— ¿Tú…?

—Lo siento, todavía tengo trabajo que hacer.

Miro a Will, lo entiendo.

El comandante de la división de magia no es libre. Eso debería ser obvio.

—Lo siento, por tomar tu tiempo

—No, está bien

Después de instruir al cochero para que me lleve a la residencia del Duque Vivouare, Will dio un paso atrás.

—Lidi

— ¿Mm? —Incliné mi cabeza hacia Will que me estaba mirando.

—No es nada…sería mejor para usted no salir afuera por el día de hoy

—Esa es mi intención. Estás siendo extraño. ¡¡Gracias Will!! Nos vemos

Cuando agité mi mano a través de la ventana, Will devolvió el gesto torpemente. Entonces, el carro comenzó a moverse, así que me senté. Las ruedas del carro hicieron un ruido de traqueteo mientras se movía.

Miré por la ventana una vez más y vi que el aspecto del castillo se iba alejando gradualmente.

No pude evitar respirar.

Al mismo tiempo, mi fuerza me abandonó.

Como no había nadie conmigo dentro del carruaje, recliné mi cabeza contra la pared del carruaje.

Solo por un momento…solo un poco antes de llegar a casa, quiero quedarme así por más tiempo.

—Aaah, eso fue agotador —Una voz increíblemente desgastada salió de mi cuerpo.

El carruaje se movió rítmicamente, dirigiéndose hacia mi residencia.

Tan pronto como llegue a casa, quiero bañarme. Luego, dormiré tranquilamente en mi habitación, y después de…

Cuando pensé en las cosas que haré al llegar a casa, mi agotamiento aumentó.

Aaa, pero lo más importante es…

Mis labios se aflojaron en una sonrisa satisfecha. Murmuré hacia cierta persona en algún lugar.

—Misión de escape, completada

Lamento decepcionarte su Alteza…no voy a seguir sus intenciones.


Kiara
Lidi consiguió escapar pero, a su alteza no le va a gustar nada esto, ya quiero ver la próxima sesión de castigo, amor de Freed hacia Lidi. Nos estamos leyendo

| Índice |

2 thoughts on “¡No quiero ser Princesa! – Capítulo 37: Ella y su escape

Responder a Itsi Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *