¡No quiero ser Princesa! – Capítulo 42: Ella y su hermano mayor (1)

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


Completé, con éxito, la misión de escape, pero lo que sucedió después estuvo lejos de estar bien.

Después de volver a casa a salvo, fui a ver a mamá. También fue para saludarla después de no verla por varios días, pero sobre todo porque pensé que estaba preocupaba. No me importa tanto como este padre, pero no quiero hacer que madre se preocupe.

En cualquier caso, ella probablemente conoce la situación hasta cierto punto, pero aun así me daría tranquilidad para explicarlo.

Pensando así, llegué frente a mi madre, pero contrariamente a mis expectativas, mi madre hizo una mueca de preocupación y dijo eso.

—Es impensable, pero regresaste sin permiso, ¿verdad?

Al escuchar esas palabras, me puse rígida. Mierda. Ciertamente, no dejé ni una carta.

Al ver mi mirada vagar por allí, mi madre adivinó la situación. Ella suspiró y, con una tos, comenzó su sermón.

Eh, ¿por qué resultó así?

No pude seguir con este desarrollo inesperado.

Esta es la primera vez que mi madre se enoja de verdad conmigo. Honestamente, pensé que era una persona tranquila y dócil, así que me sorprendió su lado desconocido.

Me sorprendió tanto que la mitad de lo que ella dijo pasó por encima de mi cabeza.

El sermón de madre continuaba. Tomé la actitud victoriosa de repetir seriamente “Sí” “Lo  siento”.

Gracias a padre, lo entiendo.

En esos momentos, no puedo replicar sin destreza. Eso provocaría más ira, y solo prolongará el regaño. Debido a que recibí sermones de Padre por cada pequeña cosa, cada pocos días, aprendí el método para hacer que terminen lo más rápido posible.

Pero pasar de sermonearme a regañarme duramente como a un niño pequeño, haces que me deprima. O, mejor dicho, me pregunto por qué mamá repite tanto palabras como descuidadada o mimada, aquí y allá. No puede ser, además de mi padre, mi madre, que fingía inocencia, en realidad lo sabía todo…

Incluso cuando mi padre me regañó el otro día, madre estaba de su lado porque, sabía de antemano, lo que había pasado, así que ese es el caso.

—Eso debería ser suficiente, ve a tu habitación. Pero, no hagas algo así de nuevo, ¿de acuerdo?

Con estas palabras, el regaño de mi madre, que erosionó mi fuerza mental, finalmente terminó. Abatida, no pude hacer nada más que obedientemente asentir obedientemente con la cabeza a sus palabras.

Se me permitió regresar a mi habitación, y mientras subía la gran escalera en el espacioso vestíbulo, pensé en que ahora lo comprendo mejor, debo tener más cuidado a partir de ahora. Madre es alguien quien no debo hacer enojar.

Regresé a mi habitación y me senté en el sofá. Tomando el té traído por una criada, finalmente pude tomar un respiro.

—Estoy cansada.

Prácticamente, me dejé caer en el sofá. Está bien, ya que nadie está mirando.

Bebiendo mi mezcla favorita de té negro, finalmente siento que llegué a casa. Es posible que mi madre se haya enojado porque volví a casa sin permiso, pero me alegro de haberlo hecho.

Porque, en esa situación, incluso si honestamente dijera que quiero irme a casa, no creo que me dejara ir.

No estoy siendo presumida. Claramente, sentí una fuerte intención por parte de Freed.

Me pregunto qué pensaría mamá de eso.

En primer lugar, si me hubiera quedado en ese lugar siendo restringida obedientemente, sin ninguna de mis cosas, ¿cómo diablos mataría el tiempo?

Incluso si me dijeran que simplemente gire y espere a Freed, no podría estar de acuerdo.

Pero, este es un problema grave.

Levanté mi cuerpo y comencé a pensar.

Es un hecho que se ha decidido que me casaré con él dentro de medio año.

Eso está muy bien. Ya estoy de acuerdo, y la ceremonia de compromiso fue grandiosa.

Los mensajes deben haber sido enviados inmediatamente, a países extranjeros en caballos veloces, después de todo, el Príncipe heredero de un país importante se comprometió.

Sin lugar a duda, se ha extendido por todo el mundo.

Pero, necesito tomar algunas medidas antes de la boda.

Casarse allí significa tener que soportar pasar mí tiempo libre allí.

Absolutamente, no tengo ganas de estar encerrada incluso cuando termine mi trabajo como Princesa heredera.

llevar algo para matar el tiempo es esencial.

Además, necesito una libertad mínima. Creo que tendré que implorarle a Freed por eso.

Si es imposible…usaré la fuerza.

Lo que queda es qué hacer con lo que sucedió esta vez.

Madre también lo dijo antes. Piensa un poco más acerca de tu comportamiento.

Es decir, tengo que manejarme más hábilmente la próxima vez, es algo como esto.

Por supuesto, como ordenó mi madre, no tengo ninguna objeción en disculparme con aquellos a los que causé problemas, empezando por Clara.

Es verdad que realmente no dije nada, causando problemas a todo tipo de personas.

Inclinaré mi cabeza cuantas veces sea necesario.

Pero, también estoy creciendo. Si hay una próxima vez, esa vez, no me equivocaré.

Déjame mostrarte que si es algo así como una carta, incluso yo puedo escribirla.

Como era de esperar, no hay manera de que honestamente pueda escribir ‘Me aburrí, así que me fui a casa’. Poniendo el conocimiento que me enseñaron a usar como hija de un Duque, redactaré una carta ejemplar prestando atención a las frases y la decoración con hermosas palabras.

Soy una niña que puede hacerlo si lo intenta.

Pero, de repente, me di cuenta de un cierto hecho.

Si lo exagero, ¿no se convertiría en ‘cortesía hipócrita’?

Eso es eso. Si soy demasiado educada, en su lugar se convertirá en descortés.

—Hmm. Lograr el equilibrio es sorprendentemente difícil…

¿En qué grado debo parar? Pensé que podía usar las palabras floridas libremente, pero parece mejor detenerse.

Bebí el té una vez más.

Muy bien, vamos a repensar todo desde el principio.

Divirtiéndome un poco, pensando en la próxima vez que me escape, empecé a absorber el tema de qué tipo de carta debería dejar para tener éxito.

—O, ¿qué pasa si uso tinta invisible…?

Seguramente se sorprenderán. Pero, si no se dan cuenta, hay una posibilidad de que me regañen como ahora.

Eso no es bueno. Ya he tenido suficiente. Detesto que me regañen.

Sin darme cuenta, la dirección de mis pensamientos salió mal, gemí, incapaz de llegar a una conclusión, cuando escuché ruidos fuertes abajo.

Llegué a mis sentidos al escuchar el alboroto.

Parece que las criadas están haciendo una conmoción.

Preocupada por el sonido, me puse de pie.

Miré el reloj de madera antiguo colgado en la pared.

Es de tarde, pero aún es temprano. Demasiado temprano para que papá vuelva a casa, así que tal vez ha venido un invitado.

Concluyendo que, por lo menos, no tiene nada que ver conmigo, una vez más, me sumergí en mis pensamientos.

Sin embargo.

— ¡¡Lidi!! ¿Has llegado a casa?

Antes de siquiera pensar en quién era la persona que alzaba la voz, fruncí el ceño.

El dueño de la voz parece estar subiendo las escaleras. Puedo escuchar los sonidos. Chasquee mi lengua ya que parece bastante claro que se dirigía a esta habitación.

¿Por qué volvió a la mansión?

Debería haber regresado a la mansión en nuestro territorio para entrenar como el sucesor hace un año. No he oído que volvería a la capital real.

— ¡¡Lidi!!

La puerta se abrió con un golpe.

Miré al hombre que entró sin pedir permiso.

El hombre que entró sin reservas es mi hermano mayor. Por supuesto, él es mi verdadero hermano mayor.

Mi hermano, que se parece a mi padre, viste unas ropas extremadamente llamativas. Está decorada con una aiguillette hecha de hilos de oro y plata. Se puede decir, a simple vista, que es la apariencia de un noble que fue al castillo. En cualquier caso, sin querer me frunció las cejas. Realmente inaceptable. Mirando la parte inferior del cuello del mi hermano, exhalé un suspiro.

La corbata que debería haber sido bellamente atada, estaba atrozmente desaliñada.

A la inversa, puede que le convenga, pero como era de esperar, no lo creo.

Una criada que no había visto antes y que lo seguía miró a mi hermano, que entró y me hizo callar con una cara de disculpa. Pero, no hay nada de qué preocuparse. Ella no deber ser consciente de eso, pero este es el defecto de este hombre.

Le indiqué que podía retirarse, la criada hizo una reverencia y regresó.

Cuando nos quedamos en la habitación, me incline cortésmente a él.

—Ha pasado mucho tiempo, hermano mayor. Me has visitado con mucha prisa, ¿tienes algún negocio conmigo?

Como venganza por invadir mi habitación cuando le apetezca, le di un saludo demasiado cortés, justamente del tipo que no le gusta.

Se cepilló el pelo como hilos de plata y me miró.

—Qué significa eso. ¿Me estás acosando?

—No entiendo el significado de lo que has dicho. En primer lugar, ¿no es la actitud de mi hermano mayor demasiado fraudulenta?

Hermano, dominado, seguía fingiendo inocencia.

Lo he visto suceder en las fiestas de la noche varias veces, pero mi Hermano, con sus palabras y comportamiento vulgares, puede conducirse con elegancia si así lo desea.

No sé cuántas veces he pensado que no me debo dejar engañar por esos modales, cuando veo a las señoritas hechizadas por su suave sonrisa.

El hermano que heredó las partes buenas de mi padre tiene especificaciones muy altas.

Su comportamiento aristocrático, impulsado en él desde joven, es impecable en público sin ningún tipo de brechas de las que te puedas aprovechar, solo pude sorprenderme cuando supe de su popularidad entre las jóvenes cercanas a mí.

Déjame enfatizar, no soy consciente de lo que hay en el que puede fascinar a otros.

Así es como es mi hermano habitual.

Al ver a mi hermano irritado, sintiéndome aliviada, decidí suspender el hostigamiento por el momento.

Él vino especialmente del territorio. Debe tener algún negocio aquí.

No hay razón para perder el tiempo.

Pensando así, tomé un respiro y miré en su dirección.

—Entonces, ¿por qué estás aquí, estúpido hermano?

—Oi, que estás llamando estúpido al futuro primer ministro

Respondió en tono molesto. Le respondí bruscamente al hermano que se encendió.

—El término idiota es adecuado para un hombre que entra en la habitación de una dama sin llamar. ¿Podrías detener eso ya?

—No hay nada de qué preocuparse. ¿O qué? ¿Tendrás sexo en esta habitación? Entonces, como era de esperar consideraré tocar.

— ¿Ha? ¿Qué estás diciendo, no hay manera de que yo haga eso.

Miré a mi hermano sonriente con ojos fríos.

Ha sido así desde los viejos tiempos. Es demasiado estúpido para tratarlo con cortesía.

— ¿De ninguna manera vas a hacer eso? ¿No lo harás con tu prometido?

— ¡¡¿Qué…?!!

Al darme cuenta, al instante, de a quién se refería, me perdí por las palabras.

—No estás avergonzada. Entiendo. Entonces esos chupetones que luces con orgullo. ¿Seguro que tienes suerte? Son de Freed, ¿verdad?

En pánico, corrí hacia el espejo de cuerpo entero para ver mi cuello.

Un gemido se filtró cuando vi muchas marcas rojas.

¡No me había dado cuenta en absoluto!

Como recordé que Will dijo que sería mejor si me quedara en la habitación, se refería a esto, quiero enterrarme por la vergüenza.

Las marcas rojas que ostentaban el hecho de nuestra historia de amor, se volvieron insoportables.

Mi  hermano continuó mirándome con admiración, mientras me cubría el cuello.

—Eso es increíble. Nunca lo hubiera imaginado. Ese Freed se enamoró seriamente de ti, ¿pero sigues fingiendo inocencia?

Qué asombrosa inocencia, cuando mi hermano se rió desde el fondo de su corazón, una vez más, le fruncí el ceño.

—No estoy fingiendo nada. Hermano mayor, usted también sabe, ¿verdad? No tengo ninguna razón para fingir inocencia después de tener un encuentro en un lugar así

Es el hermano al que el padre debió pedirle que investigara el asunto. No hay forma de que él no lo sepa.

—Supongo. Aun así, ese chico se enamoró del verdadero tú. En cierto sentido, es una persona fuerte.

—Molesto, hermano, idiota.

—Tan tímida. Nadie dirá nada ya que es una relación reconocida oficialmente. La Princesa heredera es muy favorecida por Su Alteza, es un rumor que se está extendiendo por todo el castillo.

— ¡Dame un descanso!

No me mires con una mirada tan tibia.

O más bien, aunque las oportunidades para visitar el castillo aumentarán a partir de ahora, el mirarme con esos ojos es demasiado duro.

Al verme sentanda, sosteniendo mi cabeza, mi hermano sonrió.

—Qué estás diciendo. Ya eres una celebridad, ¿sabes? El castillo ha estado en alboroto desde ayer cuando Su Alteza llevó a una mujer a su habitación.

—Qué es inusual al respecto. ¿Freed no había traído tantas mujeres como había deseado hasta ahora?

He oído de mi amiga Marianne que él es un famoso playboy. Por eso, pensé que es natural que trajera mujeres a su habitación. Cuando dije eso, mi hermano hizo una expresión difícil y arañó su pecho.

—Ah, parece haber un malentendido, pero eres la primera mujer que llevó a su habitación, ¿vale?

— ¿En serio? Aunque he oído que es un playboy

—No lo estoy haciendo por él, pero corregiré lo que es diferente de la realidad. Hace sólo medio año que comenzó a dormir con mujeres en bailes de mascarada. Él no ha llevado ninguna al castillo, de hecho, antes de eso, no se había metido en esa situación.

—Así es como es

Ciertamente, cuando Marianne habló de Freed, usó la expresión “apareció recientemente”.

Ahora que lo pienso, padre también dijo que Freed tiene sus circunstancias.

—Realmente, no me importa

Eso es lo que realmente pienso. Sería diferente si tuviera un hijo ilegítimo, pero no tengo ninguna razón para aprender sobre los detalles de las relaciones pasadas de Freed con otras mujeres.

—Se trata de tu prometido. ¿No tienes curiosidad?

—Tengo una regla de no preocuparme por el pasado

Cuando me puse de pie y lo mire bruscamente, los ojos de mi hermano se abrieron.

—Es tu habitual comentario masculino. No creo que haya muchas mujeres que puedan decir algo así de forma honesta.

— ¿En serio? No tolero la infidelidad ni el adulterio, pero incluso si me cuentan lo que sucedió antes de conocernos, no puedo hacer nada al respecto, ¿verdad?

—Tienes razón. Pero bueno, como Freed dijo que te contaría sus circunstancias, escúchalo si tienes la oportunidad.

— ¿Circunstancias?

—La razón por la que fue a bailes de máscaras durante medio año.

—Ah

Es la razón por la que terminé siendo atrapada por Freed. Realmente, no importa porque ya se terminó, pero, por ahora, asentí. Al verme aceptar, hermano dijo que estaba bien, y fijó su mirada en mí. Sentí que se elevaba un aura de regaños.

—Entonces, volviendo a la historia, ¿por qué fuiste al baile de máscaras?

| Índice |

One thought on “¡No quiero ser Princesa! – Capítulo 42: Ella y su hermano mayor (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *