¡No quiero ser Princesa! – Capítulo 53: Ella y el contrato (2)

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


Habiendo recibido una respuesta que, inequívocamente, excedió sus expectativas, Caín me miró fijamente. En cuanto a mí, habiéndolo experimentado personalmente, me sentí extrañamente emocionada.

 — ¡Es real! ¡Un ninja! ¡Es un ninja! ¡También están en este mundo!

Mi emoción aumentó al máximo, en un abrir y cerrar de ojos. Su apariencia, su figura al hacer signos con los dedos en este momento, no importa cómo lo vea, es uno de los ninjas que conozco. Quizás, también existen en este mundo, me emocioné totalmente.

— ¡Woah, increíble! ¡Un apretón de manos, por favor! Err, es cierto, la escuela. No he escuchado sobre tu escuela. ¿Es Iga, o Kouka, o tal vez…?

—Oye.

Al ver que me limpiaba las manos en el vestido y las sostenía, mientras respiraba con dificultad, Caín, que había quedado desconcertado, volvió en sí. Él tocó mi cabeza ligeramente, con eso, mi cordura finalmente regresó.

—Ajá, ja, ja. Lo siento…

Al mirarme con ojos despectivos, me disculpé torpemente.

—Dios mío, ¿en qué estaba pensando, de repente, diciendo que eres un ninja ¡Shinobi, entonces! ¡Shinobi! Ay…lo siento

Cuando me emocioné una vez más, esta vez, me detuve con un golpe. No puedo, cálmate, Lidi.

—Ah, jajajaja. Err, ¿sentí que el ojo izquierdo de Caín brillaba hace algún tiempo?

Por ahora, volví a nuestra conversación, aunque Caín suspiró, respondió:

—La formación mágica del arte secreto de mi clan, está grabada en mi ojo izquierdo. Puedo invocarlo haciendo movimientos con mis manos.

Me impresionó la explicación.

—Ya veo, la ecuación técnica se activó y comenzó a brillar. Ah, pensé que Caín, seguramente, usaba las artes ninja.

Como la forma de sus signos se parece a los llamados nueve símbolos, me emocioné pensando que usaba verdaderas artes ninja. Pero, desde el punto de vista de Caín, el arte secreto de su clan, mezclado con algo desconocido debe ser desagradable. Sentí una punzada de culpa. Mientras pensaba eso, como era de esperar, Caín habló disgustado.

— ¿Qué son las artes ninja? No le des un nombre extraño al arte secreto de Hiyuma.

—Sí, lo siento. Fui descortés.

—Está bien, siempre que lo entiendas.

Cuando, obedientemente, me disculpé admitiendo mi culpa, Caín respondió, mientras miraba hacia otro lado. Apoyado en la pared de la mansión, con calma, hizo una pregunta sin mirarme.

—Más importante, ¿no llamarías a lo que has visto hace un momento…desagradable, o algo así?

Parecía encontrarlo un poco difícil de decir, y aun así, Caín preguntó como si rezara, a lo que nuevamente suspiré.

— ¿Qué? ¿Esa charla de nuevo? Caín, eres persistente. No pienso eso. Por el contrario, me siento agradecida por que me has mostrado algo increíble.

— ¿De verdad?

Cuando escuché a Caín preguntar incómodo, de repente, pensé que debe haber sido muy perseguido. No importa cuánto diga que es bonito, él no lo creerá, debe ser porque otros lo han negado continuamente. Lo que puedo hacer por Caín es seguir repitiéndolo hasta que me crea. Así es, creo que incluso el brillo, rojo translúcido, de su ojo izquierdo de hace un momento, era hermoso.

Ahora que lo pienso, los ninjas no brillan. Además, no usan artes mágicas genuinas.

En el mejor de los casos, lo que creo que es “típico” de ellos en la fantasía son las “artes de agua” o “artes de fuego”, es solo en ese grado.

No importa cómo lo vea, Caín es mejor que eso. Reconsiderándolo así, me enfrenté a Caín con una cara seria.

—Sí, eso es correcto. Fue de mala educación compararte con un ninja. Caín, eres mucho mejor que un ninja

—No, ¿qué es un ninja…? No lo entiendo.

Tenía la intención de alabarlo seriamente, pero, por alguna razón, Caín sacudió débilmente la cabeza. Y, cuando pensé que había bajado la cabeza, al momento siguiente, sus hombros comenzaron a temblar y se echó a reír. Eh, porque. No tengo ni idea de por qué se echó a reír.

—Kukuku…ah, princesa, no entiendo lo que querías decir, pero eres la mejor.

—No, no hay nada de qué reírse.

¿Qué quiere decir con que soy la mejor sin entender lo que quise decir? No entenderlo se siente bastante mal. Estaba molesta, pero Caín no paró de reír. Terminó con él sosteniendo su estómago. Que descortés.

—No, mi mal. Pero, estaba preparado para ser llamado espeluznante, en cambio, la princesa comenzó a entusiasmarse diciendo algo incomprensible sobre un ninja. Fui estúpido al ponerme en guardia desesperadamente contra lo que me habían dicho, solo para escuchar algo extrañamente divertido.

—Ese no era el caso. He dicho que el ojo de Caín es realmente hermoso muchas veces antes, me sorprendió el brillo rojo de hace un tiempo, pero fue realmente hermoso.

Cuando le dije en serio, Caín se rió aún más.

—Eres increíble, declararlo de una forma tan simple. Ya veo, la princesa es una persona así. Para no darme cuenta de eso, era realmente estúpido preocuparme.

Diciendo eso desde el fondo de su corazón, Caín dejó de reír y me miró. Sus ojos estaban alegres, pero había un tinte de seriedad en ellos. Y, después de mirarme fijamente, durante un rato, asintió levemente, como si estuviera convencido. Me pregunto si es mi imaginación que se vea un poco feliz.

—Sí, pasaste. Odio a las personas influyentes, pero eres diferente de las que conozco. Interesante. Escucharé lo que dices.

— ¿Caín?

—Ah, es diferente, quiero recibir tus órdenes. Por favor.

Al no poder entender el significado, ladeé la cabeza y Cain sonrió un poco, lleno de determinación, me dijo con una mirada que no permitía rechazo.

—Decidí que mi maestro serás tú. Después de todo, sólo puedes ser tú.

Diciendo eso, se arrodilló a mis pies. No entendiendo lo que está pasando, simplemente lo miré.

—Señor. C…Caín, ¿qué estás?

—Recuerdas la historia sobre el último deseo de mi padre.

—Eh, sí.

De repente, la conversación cambió, así que asentí en pánico. Caín continuó arrodillado y, sin mirarme, habló:

—Mi padre era la jefe del clan Hiyuma. Nuestro clan es inusual. Podemos demostrar nuestra habilidad solo después de encontrar un maestro, somos un clan que sirve sólo a un maestro. Pero, Padre y todos tenían dificultades para encontrar a sus maestros. Desconozco la razón, pero creo que, probablemente, se deba a que se difundió el rumor de que este ojo brilla de un color rojo espeluznante cuando se usa la difusión de artes secretas.

Caín se tocó el ojo izquierdo, mientras sonreía con desdén.

—Algunas personas, dicen que no les importan los rumores. Pero, en cierto modo, son aún peores. Esos tipos, sólo quieren usarnos y tirarnos. No somos tan estúpidos como para no entender eso. Como resultado, es bastante difícil tener un maestro.

Es cada vez más como un ninja…aunque claro, con este estado de ánimo, no hay forma de que pueda decir eso. Al escuchar la charla sobre servir a un maestro, se parecen mucho a los shinobis.

—Cuando me dejaron escapar, mi padre me dijo “encuentra un maestro solo para ti” Pensando en eso ahora, no era solo el deseo del viejo, era el deseo de todos los que no podían encontrar a su amo…oye, princesa. Déjame cumplir el deseo de mi clan.

—Incluso si me dices eso.

¡Pesado! ¡El pasado de Caín está en la clase de los pesos pesados! Lo que me dijo, es demasiado difícil para responder fácilmente con un sí, claro.

¿Qué pasa con el maestro? ¿No podemos ser solo amigos?

Además, lo he olvidado por completo, pero es peligroso con Caín aquí. Es difícil saber si mi padre se dio cuenta, aunque genere pocas dudas. Padre tiene una idea.

— ¿Soy una molestia?

Quizás, entendiendo que hice una mueca de preocupación, Caín levantó la cara y me miró con inquietud. No me mires con esa cara de perrito abandonado.

¿Qué es este sentimiento de culpa…?

—No hay tal cosa. Pero, mi padre todavía está buscando a Caín.

Le dije a Caín que mi padre estaba al tanto de su existencia y le aconsejé que se fuera rápidamente. Pero, Caín sonrió levemente.

—Está bien, nunca estaré expuesto a tu padre. Puedo jurarlo.

—No necesito un juramento, pero…como es problemático, no digas que matarás. Hay un problema más. Pronto, me casare y me mudaré al castillo.

Pensé que el Castillo Real sería un obstáculo, pero Caín profundizó su sonrisa.

—Es enorme, pero infiltrarse en el castillo es sorprendentemente simple, ¿sabes? Además, serás la princesa heredera y, en el futuro, la reina, ¿verdad? Entiendo que estaba en el gremio de asesinos, pero, con la posición de princesa, algún día serás blanco de personas como yo. En ese momento, los soldados en el castillo, probablemente, no podrán protegerte. No tienen forma de detener a esos tipos.

La mirada de Caín, mientras hablaba, ocultaba fuertes sentimientos.

—Pero la princesa me tiene a mí. Te protegeré absolutamente…por eso, no me rechaces.

—Caín…

Mi corazón se estremeció, ante su fabulosa línea de pensamiento, su único deseo parece ser protegerme…mirándome fijamente, Caín continuó hablando elocuentemente.

—Quiero servir a quien me acepté. El clan Hiyuma decide el maestro solo una vez, sin importar la razón, no cambiaremos. Solo deseo servir a mi maestro. Solo puedes ser tú. Quiero ser tuyo —imploró.

Al escucharlo apelar, siento que estoy haciendo algo malo. Caín no se rindió. Para darme otro empujón, volvió a hablar.

—Ya lo he decidido. Absolutamente, no lo cambiaré, y no me iré hasta que te niegues o estés de acuerdo. Estará bien. Déjame protegerte.

Después de haber apelado con una expresión y voz serias, muchas veces, me di cuenta de que no se echaría atrás. Aunque no quiero tener una relación de maestro y sirviente con él…

Y, aunque creo que, por su bien, sería mejor si no se quedará en este país.  Como hija del Primer Ministro, como Princesa Consorte del Príncipe Heredero, permanecer a mi lado, no tiene nada de bueno.

No tengo dudas sobre esto.

Sin embargo, antes de notar, mi boca hizo girar esas palabras.

—Entonces, un ninja

— ¿Eh?

No pude evitar sonreír, ante la reacción de Caín a mi voz. Después de todo, me conmovió.

Realmente, realmente, no se puede evitar. Respiré y fortalecí mi resolución, luego, levanté con picardía el dedo índice.

—Bien, Caín, siempre y cuando digas que eres mi ninja exclusivo.

Caín se sintió abatido al escuchar esas palabras.

—Entonces, ¿por qué ninja…?

—Es un término general para personas como Caín.

Aun así, no lo explicaré en detalle. El punto es que está bien si comprende que estoy de acuerdo con eso. Caín también entendió lo que quise decir. Ligeramente sonriente, asintió feliz:

—No sé qué es eso, pero está bien. Si me aceptas con eso, me convertiré en ese ninja para ti.

—Honestamente, quería decir que estaría bien si nos hiciéramos amigos, pero Caín, no estarías de acuerdo con eso, ¿verdad?

—Sí

Ante mi pregunta Caín claramente asintió.

—No quiero un amigo. Quiero un maestro.

—Entiendo. Para con esa forma de hablar. Es desagradable.

Cuando dije eso, Caín se rascó la cabeza.

—Está bien, aunque eso no es bueno, pero, honestamente, me salvaste con eso.

—Me alegro. Entonces, con esto hemos formado el contrato

—Incorrecto, eso viene después,

Diciendo eso, una vez más, se arrodilló. Él juntó sus manos y me las tendió. Al ver su comportamiento, incliné la cabeza.

— ¿Estamos haciendo algo especial?

—Así es. Es un ritual importante de mi clan. Princesa, envuelve mis manos en las tuyas.

— ¿Así?

Ante las palabras de Caín, envolví sus manos en las mías. Sintiendo la frialdad de sus manos, puse fuerza en mis manos para calentarlo. En esta postura, inclinó la cabeza y comenzó a hablar con calma.

—Tus deseos son mis deseos, mi vida es por tu bien. Mi nombre es Caín Lux Hiyuma. Desde este momento, te acepto como mi maestro, en esta vida, te prometo lealtad eterna.

Solo podía mirar maravillada, mientras él expresaba palabras como un poema. En respuesta a las palabras de Caín, su lado izquierdo brilló ligeramente. Alzando la cara, Caín tenía una leve sonrisa. En su ojo izquierdo, la formación mágica apareció débilmente, entendí que era la fuente de esa luz. Me quedé sin aliento, ante este espectáculo algo fantástico.

—Este es el contrato. Ahora, toca mi ojo izquierdo.

—Eh, sí.

No podía ir contra él en esta atmósfera. Pero, aunque asentí, mis dos manos están ocupadas. A juzgar por la atmósfera, probablemente, no debería separarlas todavía.

Estaba preocupada, pero con mis dos manos envolviendo la suyas, decidí, a regañadientes, besar ligeramente su ojo izquierdo.

Cuando otorgue el beso a la formación mágica que apareció, la luz brilló de forma deslumbrante. Automáticamente, cerré los ojos por el resplandor excesivo. Cuando abrí los ojos a continuación, Caín estaba sonriendo de satisfacción.

Al verlo, me quedé completamente asombrada.

— ¿Eh?… ¿Eh? ¿Por qué…?

—Con esto, nuestro contrato está completo. Ahora, la Princesa es mi maestra

—Mm, es eso…cierto.

Creo que mi sorpresa fue natural. Su ojo izquierdo que había sido, diferente del otro, ahora, refleja el color correctamente.

El color de ambos ojos era igual, me miraba con una sonrisa, con sus ojos de un hermoso color rojo. Las dos joyas, que no parecían fuera de lugar, me miraron felices. Reflejada en sus ojos, estaba patéticamente agitada. No lo entiendo en absoluto.

¿Por qué la vista volvió repentinamente a su ojo izquierdo?

No hay duda al respecto, hace un tiempo no debería haber podido ver. Como no podía entender por completo, solo mire a Caín en espera de una explicación.

Caín sonrió felizmente, y lentamente se levantó.

—He dicho que hay una formación mágica grabada en mi ojo izquierdo. Esa formación mágica, por naturaleza, no se puede usar hasta que me establezca en un maestro. Por eso, no podía ver en este ojo. Es obvio que podré ver como antes, una vez que se complete el contrato.

Quizás, encontrando problemático el flequillo que creció para ocultar su ojo izquierdo, Caín se lo sacudió.

El ojo izquierdo que no había tenido luz antes, como si ese hecho fuera una mentira, ahora, tenía el mismo brillo que el otro. Ese ojo me cautivó y se redujo de satisfacción.

—Por favor, cuídame de ahora en adelante.

—Lo mismo digo.

Aunque sorprendida, todavía acepté sus palabras. Después de revisar los alrededores, Caín me presentó una mano.

—Volvamos a tu habitación pronto. ¿No te preocuparás si los guardias lo notan?

— ¡Woah, lo olvidé!

Después, gracias al arte secreto de Caín, logré regresar a mi habitación con seguridad.

Fui salvada gracias a que regresamos antes de que pudiera convertirse en un alboroto, pero, ciertamente, me hizo darme cuenta de que esta conveniencia también podría traerme problemas. No tengo ganas de tener otra cosa problemática, pero bueno.

Pensemos en él como un amigo con el que puedo hablar de lo que pienso.

En cualquier caso, así es como obtuve mi ninja personal.

| Índice |

7 thoughts on “¡No quiero ser Princesa! – Capítulo 53: Ella y el contrato (2)

  1. Haomuri says:

    Wow!! De hecho también me recordó a los shinobis xD ah! Que emoción que ahora tendrá un “ninja” personal.

    Gracias por el capítulo!

  2. Imzadi says:

    Pensaba, y pensaba, caray ¿cuándo fue que le funcionaba los dos ojos?, si sempre solo tenía uno. La respuesta fue dada.
    Gracias!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *