¡No quiero ser princesa! – Capítulo 9: Sus circunstancias


¿Qué significado tenía esa conducta?

Ya estoy harto de esto.

Hace 21 años, con la posición del príncipe heredero de este país y con una apariencia que se podría decir que no necesito  nada más, nací.

Desde el entrenamiento del rey hasta las lecciones de espada, incluso en la magia no había nada que no pudiera lograr, si intentaba hacer algo entonces los resultados vendrían.

Viéndome así, todos me elogiaron como el Príncipe Heredero ideal.

Yo mismo hice esfuerzos para llegar a ser así, y me comporté así.

[El impecable Príncipe Heredero]

Esa fue la evaluación que recibí de la sociedad.

Buena pena, era una charla absurda.

Incluso tuve una o dos preocupaciones.

Era una preocupación que no podía decir a los demás, pero tenía una disposición sexual que era mucho más fuerte que la mayoría de la gente.

Podría pasar por encima de él mientras se difunde con otra cosa , pero fue bastante difícil.

Además, si lo ignoraba, mi concentración sufriría y afectaría el control de mi magia. Dado que tenía confianza en mi control, recibí un shock.

Por otra parte empeoró un año por año. Al mismo tiempo el poder de mi magia también aumentó, pero a cambio el control se hizo más difícil. Este año, el efecto finalmente comenzó a mostrar su influencia en mi magia ofensiva.

― Como era de esperar, esto es malo.

Porque yo, que dirigía el ejército y batallaba a menudo, tener una posible situación en la que me faltaría mi poder de concentración no era deseable en lo más mínimo.

Tenía que hacer algo, mientras pensaba así e investigué de maneras de reducir mis deseos sexuales, he oído que la bruja que creo el único anticonceptivo para mujeres, tiene a la venta un medicamento con ese propósito.

Escuché que cobraba una cantidad exagerada de dinero, pero a quién le importaba eso.

Continuar en esta situación era peor. Si pudiera hacer algo, entonces no me importaba si tuviera que usar y abusar de todo lo que poseía.

Desesperadamente traté de hacer contacto con esa bruja pero no salió bien, y al final no pude ni siquiera conocerla.

Incapaz de encontrarme con la bruja, mi camino se hizo oscuro.

Ahora que las cosas llegaron a esto, en lugar de disminuir el deseo sexual, traté de desahogarme, pero mis métodos eran limitados.

Se dice a menudo, pero si lo trataba por mí mismo, en general me quedaba bastante insatisfecho.

A pesar de decir eso, quería evitar llamar a las mujeres a mi habitación.

Desde que era joven, ya me había cansado de las mujeres compitiendo por mi favor.

Muy desesperado y sin opciones, llamé al capitán de caballeros, que era mi mejor amigo desde la infancia para una consulta confidencial.

Habiendo crecido juntos desde niños, era el segundo hijo de una familia ducal y era consciente de mis circunstancias hasta cierto punto.

Después de discutir acerca de mi situación y reflexionar por un tiempo, me propuso que visitara las fiestas nocturnas.

―¿Fiestas nocturnas?

―Sí. A pesar de decirlo, no es sólo una simple fiesta por la noche. ¿Sabes de los bailes de máscaras, Freed?

―Sé de ellos, pero….

Mientras se ponían una máscara y ocultando su estatus social, disfrutarían de la fiesta;esa parecía ser la intención.

―Allí, está bien si llamas a jóvenes damas nobles. Sólo las personas de ciertos estatus se les permite asistir, por lo que puedes tener la tranquilidad del ‘historial’ de esa persona, y allá está la regla de no preguntar nada sobre la otra parte. Si usted cambia ese color de pelo llamativo y pone una máscara, nadie consideraría que es el príncipe heredero.

―Dormir con mujeres, dices.

Suspiré involuntariamente.

Si era posible, quería evitar eso.

A mí, que estaba haciendo un rostro poco entusiasmado y difícil, el capitán de caballeros Gregor, o Glen,  me habló.

―A pesar de que usted dice eso, salir al campo de batalla con su capacidad de concentración deteriorada y que algo le suceda es preocupante. También se puede decir que su magia es la carta de triunfo de nuestro ejército. No pudiste encontrar esa bruja antes mencionada, y puesto que se ha convertido de esta manera, las acciones que puedes tomar están restringidas. No recomiendo un burdel, y también me opongo al método de invitar a las mujeres.

Por eso, la fiesta nocturna, dices….

Miré a Glen con amargura clara.

―Estará bien aunque estés preocupado. He oído cosas buenas sobre el baile de máscaras, pero no hay duda de que es un lugar donde hombres y mujeres se reúnen buscando esa noche de emoción. En ese lugar, es normal no causar problemas futuros para ambas partes.

―….Tal lugar existe, el mundo está cerca de su final.

―Pero sin él, no habría una razón para ocultar expresamente el rostro y reunirse. Al final, el baile de máscaras es sólo la razón superficial.

―Teniendo la realidad de las costumbres desaliñadas de este país contra mi cara, como una persona del gobierno, hace que sea difícil para mí para responder, ya sabes.

A mi sarcasmo, Glen hizo una cara hosca mientras respondía.

―Yo soy de la misma opinión. Sin embargo, este es el método más simple y más fiable.

―No me puedo sentir motivado en absoluto… Especialmente en el tema en el que tengo que abrazar a las mujeres que ni siquiera me gustan.

A pesar de que mi deseo sexual era fuerte, no era como si quisiera personas indiscriminadamente.

A pesar de que yo estaba en esta situación, nunca pensé en dormir expresamente con una mujer para la que no tenía sentimientos y, si era posible, quería evitar el acto mismo. Para ser franco, no me gustan las mujeres.

Pero, no era como si hubiera otras alternativas.

No pude encontrar a la bruja, y la situación es urgente.

Había una indicación de que el ejército sería llamado a ser despachado pronto también.

Era extremadamente reacio, pero sin una opción, frecuente el baile de mascaradas siempre que tenía tiempo libre.

Se podría pensar que al frecuentar el baile de mascarada, mi problema se resolvería, pero como se esperaba, las cosas no saldrían tan fácilmente.

Las llevé fácilmente a la cama. Mi objetivo era simplemente difundir mi lujuria, invité a las mujeres con una discusión ligera y salté directamente al sexo.

Eso estaba bien y todo, pero una sensación insoportablemente intolerable quedó dentro de mí.

Sin embargo, no había otros métodos.

Ciertamente, dormir con mujeres calmó más o menos los deseos sexuales con los que yo no podía lidiar. Obviamente.

Desamparado, traté de pensarlo más positivamente.

Como no tenía elección, pensé que también podíamos divertirnos juntos.

Pensando así, pensé en hacer muchas cosas en el dormitorio, pero era difícil de lograr fuera de la imaginación.

En este país, hubo molestias llamadas [Etiqueta entre Hombres y Mujeres] y [Maneras del Dormitorio].

Se refirió como el sentido común de la nobleza de nuestro país, y en la mayoría de los casos, se enseñó de padre a niño cuando comenzaron a tomar conciencia del género opuesto.

Si tuviera que explicarlo resumidamente, estaba presente cuando cortejaba a damas en la fiesta nocturna, y también influía en los métodos de las relaciones sexuales.

En este país, con la excepción de casarse con la realeza, la virginidad no era importante en absoluto.

Quizás por esa razón, los asuntos románticos entre hombres y mujeres eran rápidos en alcanzar relaciones físicas.

De todas maneras, fue porque en la [Etiqueta entre hombres y mujeres] de mi país, las mujeres debían esforzarse por ser [damas] y conocer la [vergüenza].

Por ejemplo, la regla de la fiesta nocturna era así.

Ahh, es sólo una regla aplicada a las invitaciones hechas en las fiestas por la noche, así que por favor tengan esto en mente.

Primero.

Se ha decidido que el que inicia la conversación debe ser el hombre. Antes de iniciar una conversación, haga contacto visual con la mujer que busca. Si ella evitaba su mirada, entonces debería considerarse rechazado y resignarse.

Si la señal OK de preciso contacto visual resultó, entonces eso significó que le permitió iniciar una conversación con ella.

Segundo.

El contenido de la conversación debe ser principalmente elogiar a la mujer.

Sí mostró su entusiasmo durante el mayor tiempo posible y lo aprobaron, estarían inclinados a sentirse encantados. Mientras que en medio de la conversación, si sacudían la cabeza, o si se escapaban, entonces esa era la señal para el rechazo y entonces diría sus despedidas y se retiraría sin ningún alboroto.

Tercero

Por último, y sólo en el caso de que usted es capaz de continuar la conversación, se le permitió invitarla después.

Por supuesto, estaba perfectamente bien para continuar discutiendo normalmente.

En cualquier caso, siempre y cuando llegue a este punto y la mujer no se negó, después de tener una discusión agradable y el intercambio de información, son capaces de hacer lo que les apetece.

Sin embargo, invitándolos a una habitación separada, es decir invitándolos a la ‘habitación’, había otra regla.

Invitar indirectamente de la manera más rotunda era virtuoso.

Aquí, la mujer respondía asintiendo o negando con la cabeza.

Sí asentía, entonces finalmente se consideraba un éxito. Progresaría a escoltar a la mujer a una habitación separada.

Así concluye las reglas básicas de cortejar a las mujeres en las fiestas nocturnas, pero en términos generales la mujer está en el extremo receptor.

Puesto que es un país donde la proporción de mujeres es escasa, fue probablemente una regla hecha con la intención de confirmar la voluntad de la mujer una y otra vez, pero fue muy problemática.

Si agotó sus palabras y todo lo que regresó fue un gesto de asentimiento en silencio, su ansiedad se humedecería. En mi caso, sólo estaba buscando una noche para aliviarme, así que fue un tiempo muy molesto.

A continuación, en lo que respecta a [Maneras del Dormitorio].

Incluso en el dormitorio, las mujeres fueron enseñadas para ser [sumisas] y para [tener vergüenza].

Sólo por decir esto es fácil de comprender, pero en todo caso carecían de asertividad.

Si yo fuera a comenzar un beso, yo sería el único que da. Si los acariciara repetidamente ellas sólo jadearían.

Eran completamente pasivas. Se les enseñó de esa manera, por lo que era natural.

Incluso durante la inserción podría decir lo mismo. Después de extender sus piernas, sólo se insertó en la misma posición predeterminada.

Cuando pensé que era incluso un poco más positivo e intentar divertirme, sabía de los modales pero quería probar varias posiciones, así que había veces que traté de ponerlas en práctica. Sin embargo, según el sentido común de las mujeres, parecía impensable y brutal, y cuando traté de darles la vuelta y entrar, cada una de ellas gritó en protesta.

Regresarlas de nuevo a un buen estado de ánimo después fue difícil, por lo que desde entonces mantuve una rutina sexual monótona y adecuada….

Harto, una vez le pregunté a Glen si ese sexo aburrido podía ser disfrutado, y me preguntó si había un problema mientras se desconcertaba a cambio.

No parecía tener mucha insatisfacción.

….¿Era el único extraño?

En cualquier caso, porque siguió en esa tendencia, sin poder disfrutar al menos del sexo de una buena manera, caí en una situación en la que mi frustración se amontonaba a la inversa.

Se convirtió completamente en un trabajo de escupir mis deseos, indiferentemente abrazar a las mujeres y salir después de que el negocio se hizo. A medida que esos días continuaban, yo, que originalmente no me gustaba las mujeres, ahora no me inclinaba ni a tocarlas.

A pesar de que mis deseos sexuales se hicieron más favorables, fue un hecho duro que mi estado de ánimo no estaba mejorando.

Después de dormir juntos, naturalmente no sentí la necesidad de salir y conocerlas a la mañana siguiente.

Teniendo en cuenta mi deseo sexual, pude continuar por muchas veces, pero nunca estaba de humor para hacerlo.

No era entusiasta desde el principio. Después de hacerlo una vez, mi humor se enfrió más. Nunca pensé en hacerlo más de una vez.

A pesar de que me acosté con ellas de esa manera, parecía que mi reputación entre las mujeres era favorable, y antes de que yo lo supiera sin hacer mucho, me encontrarían con los ojos con una sonrisa, y me tentarían a la cama con palabras triviales. No me preocupé por amantes para la noche.

Pero, no dormiría con la misma mujer dos veces.

Podría haber sido frío, pero no las quería para que se enamoraran de mí.

Esos días sombríos continuaron.

Mis sentimientos de placer se hicieron tranquilos y discretos, y empecé a preguntarme por qué estaba haciendo esto. Asistí a la velada con la sensación de cumplir con mi cuota, abracé y dormí con las mujeres como si fuera una ocupación, eran sólo días de cumplimiento de mi deber oficial. Vivía monótonamente cada día.

Pensé que me volvería loco.

Vamos a parar, finalmente llegué a esa conclusión.

Honestamente, estaba harto de eso.

No me apetecía hacerlo con mujeres que ni siquiera me gustaban, y había días en los que sentía náuseas sólo por el olor de una mujer.

¿Había necesidad de liberar mi lujuria hasta llegar a este grado?

Tener mis deseos sexuales acumulandose era difícil, pero las veces en que no podía soportarlo más, lidiar con él yo mismo era mucho más preferible.

Una vez más.

Esta vez, necesitaba buscar a esa bruja con más seriedad. Esta vez, yo dividiría la hierba para encontrarla.

Ya que ya había contactado con ellos para informar mi asistencia, no podía estar ausente de la fiesta nocturna siguiente.

Pero, esa sería la última.

Me siento mal por Glen, que sólo pensaba en mí, pero ya no abrazaré a las mujeres. Ni siquiera quiero hacerlo.

Sólo tengo que saludar al organizador y volver a casa inmediatamente, y luego volver a mi estilo de vida anterior.

Pensando así, me sentí inusualmente renovado.

Parece haber sido muy pesado para mí.

Al darme cuenta, me reí burlonamente de mí mismo.

Así, justo cuando pensaba que había recuperado mi antiguo yo.

El rey de este país, mi Padre, me convocó.

| Índice |

5 thoughts on “¡No quiero ser princesa! – Capítulo 9: Sus circunstancias

  1. Mica says:

    Durante todo el capítulo no pude dejar de pensar: si odias tanto a las mujeres porque no sales con un hombre? Hubiera sido más fácil hacer yaoi.

    • Mari says:

      Porque los hombres no se prestarían para hacer el papel de pasivo. Incluso él no lo pensó.

      Seria una humillación (probablemente) els er sometido de esa manera por otro hombre. Incluso si este era de la realeza.

      (Amo el yaoi. Peor no pensé en ello ni por un momento durante este capítulo)

  2. Naomi says:

    Me sorprende que no se le ocurriera tratar con varones si su aversión a las mujeres solo crecía. Digo, si a los varones se les enseñaba a ser proactivos y él quería eso, ¿no hubiera sido natural inclinarse por probar aunque sea una vez? Yo en su lugar lo hubiera hecho ¯\_(ツ)_/¯

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *