¡No quiero ser Princesa! – Historia Paralela 11: La Compostura de la Esposa (1)

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


—Querido, ¿qué tal si te calmas un poco?

Llamé a mi esposo, que estaba caminando en círculos frente a mí.

— ¡¡Pero Lidi!!

—Lidi está al lado de Su Alteza, ¿no es así? ¿No fuiste tú quien dijo eso?

—Bueno, eso es cierto… ¡¡sin embargo!!

Mi esposo dejó escapar un suspiro mientras se rascaba la cabeza.

Hoy se celebró el día del compromiso de mi hija. La otra parte es el Príncipe Heredero de este reino.

¡Solo él es apto para nuestra hija! Era lo que mi esposo había estado proclamando durante mucho tiempo. Finalmente, se había logrado.

Mi hija derrotó a las cien rivales que compiten por el puesto al lado de Su Alteza, y adquirió, espléndidamente, el título de ser su “prometida”.

Aunque sé que mi esposo es una persona capaz, nunca hubiera pensado que realmente lo haría posible. Me alegro de que mi hija haya podido encontrar una pareja tan espléndida, también es cierto que mi asombro, respecto de que mi marido lo hubiese logrado, se mezcló con mis propios sentimientos.

Parece que mi hija, desde el principio, no estaba interesada y no planeaba ocultar su disgusto, hasta el final. Incluso entonces, recé por su buena fortuna y de mi esposo, mientras me preguntaba qué pasaría. Al final, se decidió el compromiso de mi hija con el Príncipe Heredero.

Recordé el estado de Su Alteza durante su visita a nuestra casa. La acalorada mirada que le envió a mi hija, no se me escapó, desde ese momento, pensé que todo estaría bien y me sentí aliviada.

Han pasado muchas cosas desde entonces y cuando se confirmó que mi hija recibió la “Flor del Rey”, finalmente, se fortaleció su resolución.

Ella es mi buena y honesta hija, por lo tanto, seguramente, en este punto, nunca se echará atrás. Mi esposo pareció sentirse aliviado al ver esto y trabajó duro para terminar rápidamente el proceso del compromiso, todo por su bien.

Así, luego de acelerar los preparativos, hoy fue la “Ceremonia de Compromiso”.

Poco después, el día se convirtió en noche y mi esposo regresó a casa, solo.

Cuando pregunté dónde estaba nuestra hija, me informaron que fue tomada por Su Alteza. Mientras miraba su rostro preocupado, parece que vio cómo se llevaron a nuestra hija. Ya era de noche, luego, si ella no ha llegado, es probable que mi hija no regrese pronto.

Este hecho, debería haber sido obvio para cualquiera, sin embargo, mi esposo parecía no entenderlo.

—Demasiado tarde, demasiado tarde… —había estado murmurando, desde hace un tiempo.

—Querido, no creo que ella venga a casa esta noche. Sé que estás preocupado, sin embargo, ella está con su prometido, Su Alteza. Por encima de todo, ¿no estabas de acuerdo con eso también?

Así es, cuando escuché su discusión, mi hija pareció buscar ayuda para escapar del matrimonio y termino siendo tomada por Su Alteza.

Mi esposo lo trató como si no hubiera pasado nada. Debido a eso, desde eso momento, no tiene derecho a preguntar qué haría Su Alteza.

—Querido, no debes pedir la presencia de Su Alteza, ni quejarte, ¿de acuerdo? Después de todo, no tienes derecho a hacerlo, ¿entiendes?

—Lo sé. Estoy agradecido, pero no planeaba hacer esto.

Por el momento, parece que él conoce su propia desventaja. Y, por supuesto, la idea de que Su Alteza esté junto con nuestra hija hasta está hora, es la preocupación de todo padre.

Naturalmente, como madre, estoy igual.

—Karla está ahí, así que debería estar bien.

— ¿Qué?

Negué con la cabeza a mi marido que parecía no escuchar lo que dije.

No importa cuánto tiempo pase, estas dos personas siguen en malos términos y nunca hablan entre sí.

—No es nada. ¿Debemos cenar?

Esa chica, me pregunto si volverá mañana, pensé ociosamente, mientras iba al comedor.


Kiara
Creo que es la primera vez que vemos a la madre de Lidi, participando activamente en un capitulo, se siente bien conocerla.

| Índice |

7 thoughts on “¡No quiero ser Princesa! – Historia Paralela 11: La Compostura de la Esposa (1)

  1. Araragi Kureha says:

    Es que los padres no toman en cuenta que su Hija “Nunca quizo desde un principio el compromiso?” Si no fuera por la mera Flor Lidi se habria escapado ya xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *