¡No quiero ser Princesa! – Historia paralela 17: La bruja caprichosa 4

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


— ¿Qué es este color…?

Para restaurar el agotado poder mágico del hombre frente a mí, le ofrecí el mismo té que le hice beber a ella.

Me pregunto cómo reaccionará, pero fue como lo había imaginado.

Hizo una mueca de disgusto. Puedo decir que es la reacción promedio.

—No tienes que beberlo, si tienes alguna queja. No te obligaré…bueno, esa niña lo bebió sin decir nada, ni dudar.

—Beberé

Como prueba, intenté compararla con él, y su expresión se movió con una contracción, de una manera, fácil de entender.

Con vacilación, tomó la taza. Eso, por sí solo, ya es un logro.

—Esto es increíble. ¿Es realmente una bebida? Incluso los venenos de más alto grado, con los que traté en el gremio, no tenían un color tan desagradable.

—Estás siendo molesto. Decide si quieres beberlo o no.

Habiendo dicho algo tan cruel sobre mi bebida, frunció el ceño desagradablemente, aun así, recibí una respuesta clara y positiva.

—Beberé. Si ella lo bebió, yo también lo haré.

Mirando dentro de la taza, el hombre se quejó, pero se detuvo como si se hubiera decidido.

Luego, lo bebió de un trago.

—Guha…uoeeeee. Jodidamente asqueroso…

Justo después de beberlo vigorosamente, el hombre presionó su garganta y gimió.

Mirándome con ojos llorosos, pidió agua.

—No está bien, quedó atrapado en mi garganta, mierda. Por favor, agua, dame agua.

—Eres un hombre y, sin embargo, eres tan patético. Esa niña fue más valiente.

Asombrada, le di agua, pero, en el fondo, me impresionó. Era lo mismo con ella, pero, realmente, no pensé que lo bebería.

Recordé al cliente que había venido antes que ella.

Fue hace unos años. El cliente deseaba obtener un medicamento y, mientras estaba aquí, pidió un medicamento para restaurar su poder mágico.

Como deseaba un efecto rápido, preparé el mismo té que ahora, pero al verlo, el cliente gritó.

— ¿Qué color es este? ¡Una cosa tan venenosa no puede ser una medicina! ¡Intentaste matar a alguien inocente con veneno! ¡¿Cuál es tu objetivo?! ¿¡Es mi fortuna?! ¡¿O después de todo, no quieres vender la medicina?!

El hombre arrojó la taza al suelo. La copa se rompió con un fuerte ruido y su contenido se derramó.

Mirándolo en silencio, en el fondo, me sentí abatida, ya que era un té de hierbas medicinales muy valiosas.

—Jajaja. Te sirve bien. ¡Tú diablo! No me dejaré engañar. Pagué el dinero para obtener medicamentos y casi fui envenenado.

Después de lanzar improperios hasta satisfacerse, el client…el hombre, finalmente, se fue.

Lentamente, recogí los fragmentos rotos que cayeron al suelo.

—Lo sabía, pero…

Terminé de limpiar y suspiré.

Incluso antes de convertirme en bruja, me acostumbré a que las personas me malinterpreten.

La bondad siendo recompensada con malicia es lo habitual. Aun así, eso no significa que no duela.

— ¿Debería fortalecer un poco la barrera? Por algún tiempo, no quiero ver gente.

Para no tener que experimentar esa malicia, decidí fortalecer la barrera, para que nadie pueda encontrarme.

Luego, según lo planeado, los clientes dejaron de venir.

Hasta entonces, la tienda se podía visitar una vez cada pocos meses, pero no había nadie capaz de encontrarla.

Y, después de unos años, ella vino.

Usando una habilidad de neutralización, raramente vista, ella invalidó la barrera y entró a la tienda con una sonrisa amigable.

Una dama de una prestigiosa familia noble. Tan pronto como la vi, eso fue lo que pensé.

Honestamente, no tenía ganas de venderle su medicina.

Pero, a pesar de su apariencia de dama noble, el interior no era igual a ellos…

Sintiendo que sería interesante, no pasó mucho tiempo para que pensara que no me importaría tener una conexión con ella.

Ella siempre supera mis expectativas, la vez anterior también, pero, esta vez, bebió fácilmente el té que le serví sin llamarlo asqueroso. Supongo que ella no sabe lo agradable que fue.

Pero, eso está bien.

Volviendo mi mirada al hombre frente a mí, que estaba temblando con ojos llorosos.

—Kuaa, esto fue realmente malo. ¿No se puede hacer nada, ni siquiera un poco, con este sabor? Aunque, ciertamente, el efecto es sobresaliente.

—Esa chica también lo dijo, pero la medicina efectiva es así

—Pensé que moriría.

Dije mezclando una broma, pero creo que hizo bien en beberla. Por su apariencia, parece que no está siendo honesto consigo mismo.

— ¿Elegiste a esa niña como tu maestro?

Cuando intenté preguntar como prueba, la expresión del hombre se convirtió en sorpresa, luego se rascó la cabeza.

—Ah, ya veo, eres consciente de las circunstancias de mi familia…honestamente, aún no lo sé…pero creo que puedo intentarlo.

Lidi no me ha rechazado ni una vez.

Con los ojos bajos, el hombre me dijo que estaba lleno de anhelo. Al ver esto, me di cuenta de que era el mismo sentimiento. En un sentido diferente, este hombre también llevó una vida inaceptable.

Una persona que teme y sigue siendo malentendida. Por otro lado, un hombre detestado, del odiado clan maldito.

El significado es diferente, pero los dos somos compañeros rechazados.

Creo que es natural sentirse encantado con ella, quien te aceptó fácilmente con una sonrisa.

—Bueno, sería tranquilizador si proteges a esa niña

—Todavía no lo sé.

— Ah, es cierto.

Aunque respondió eso, sentí que su respuesta ya había sido decidida.

A pesar de su sombría perspectiva, creo que estaría un poco aliviada si él pudiese proteger a esa niña rara.

Me sorprendí con tales pensamientos y me reí de que no sería tan malo.

| Índice |

5 thoughts on “¡No quiero ser Princesa! – Historia paralela 17: La bruja caprichosa 4

  1. Yinett says:

    Jeje, recuerdo que antes cuando me enfermaba mi abuela me daba algo así, ya no lo hace porque ahora corro más rápido que ella así que…. 😅
    Gracias por el cap.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *