Al borde de lo impresionante – Capítulo 19: Conspiración

Traducido por Chessire

Editado por Sakuya


Claire miró fríamente a la figura humanoide. Para la figura, ella parecía una venenosa serpiente malvada enroscada alrededor de su cuello, como si pudiera matarlo en cualquier momento.

—Sí, soy un mago oscuro. —La figura finalmente comenzó a hablar. —Mi nombre es Walter Simon, y estaba buscando una hierba rara. Esa hierba solo aparece en noches específicas, así que estaba esperando allí, pero ese maldito Santo Hijo del Templo vino. Ese animal destruyó mi cuerpo. Pensó que mi espíritu también fue destruido, pero me uní a esta Piedra espiritual. —La figura apretaba los dientes mientras hablaba, su odio por el Santo Hijo era evidente.

¿Walter Simon?

El nombre le sonaba desconocido a Claire, y después de pensarlo un poco, ella confirmó que realmente no lo había escuchado antes.

La figura vio a Claire calmar sus pensamientos y secretamente soltó un suspiro de alivio. Parece que esta respuesta satisfizo a la diablilla. Después de todo, él estaba diciendo la verdad, pero había algo más importante que no iba a contarle a esta diablilla.

Mientras Walter bajó la guardia, Claire repentinamente apreto fuertemente la piedra preciosa  en su mano. Su cara estaba fría y escupió misteriosamente una frase que casi asustó a Walter hasta la muerte: —Muchacho, hay algo que todavía no me has dicho. Debes saber las consecuencias de no decir la verdad. ¿Quieres que muela esta piedra hasta el polvo para ti?

Después de que ella terminó de hablar, Claire se puso en cuclillas y comenzó a frotar la piedra en el suelo. El sonido penetrante y la fricción, casi hicieron gritar a Walter.

—No, todo lo que dije es verdad. —Walter casi estaba llorando.

—Lo que dijiste era cierto, pero no dijiste todo. —Claire comenzó a moler la piedra de nuevo. El sonido crujiente asustó tanto a Walter que su alma casi se fue volando.

— ¡No! señorita, le contaré todo. —La cara de Walter hizo una mueca. Si alguien pudiera ver su cara.

—Dilo entonces, chico, si actúas mal, te haré pedazos. —Claire se levantó y volvió a poner la piedra sobre la mesa.

—Acepté una tarea bien remunerada para emboscar a un grupo de personas en la entrada de Gale Gorge. Todavía no había llegado el momento, así que pensé en ir solo a Gale Gorge para ir a buscar hierbas cuando conoci a ese maldito Santo Hijo y ahora estoy así. Ya conoces todo después de eso. —Esta vez, Walter fue honesto.

— ¿Emboscar a un grupo de personas? ¿Quién? —Preguntó Claire a la ligera.

—Yo tampoco sé. Quería comprar cosas y necesitaba el dinero. Al asumir misiones, no pregunto quién hizo la misión ni a quién quieren matar. —Walter fue muy cooperativo. Realmente no sabía a quién se suponía que debía asesinar.

Al principio, pensó que la diablilla no estaría satisfecha con esa respuesta, pero en cambio la diablilla se quedo en silencio. Walter estaba desconcertado. ¿Cómo podría saber que Claire heredó un arcano mental detrás de la cascada? Cuando por primera vez retuvo la información, Claire detectó la onda de sus pensamientos, así que sabía que no estaba diciendo la verdad del todo.

— ¿Tu piedra espiritual solo puede usarse una vez o puede usarse varias veces? —Claire miró fríamente a Walter.

Mientras miraba a Walter, su cabello se erizó y dijo: —Solo una vez. Después de un uso, es inútil.

—Oh. —Claire estaba un poco decepcionada.

Walter estaba un poco confundido. No entendía por qué Claire hizo esta pregunta. Si él supiera que Claire quería usar su Piedra espiritual, entonces habría estado tan asustado que podría haber muerto de nuevo.

Walter no se atrevió a decir nada más, y solo esperó a que Claire hablara. Ahora era realmente una oveja esperando la matanza. Ya había perdido todo su poder, y su posesión más importante, la Piedra espiritual estaba en la mano de esta diablilla.

—Está bien, es hora de dormir. —Palabras perezosas fue lo único que consiguió Walter después de esperar tanto tiempo. Claire se quitó la chaqueta y caminó hacia la cama. Los ojos de Walter casi se salieron.

Oh oh oh dios, la figura de esta diablilla es bastante buena.

Walter miró mientras Claire se desnudaba hasta la ropa interior, exclamando interiormente. Los magos oscuros y los fantasmas no adoran a la diosa de la Luz, sino al dios de la Oscuridad.

— ¿Sigues mirando? ¿Crees que no puedo apuñalar dos agujeros en tu piedra? —La suave voz de Claire hizo que Walter se retorciera en su piedra sin decir una palabra más.

Claire se acostó en la cama, pero no pensó en lo que Walter dijo. Quien fuera asesinado no tenía nada que ver con ella. En cambio, pensó en la magia oscura. La magia oscura debe ser realmente diferente de la magia que ella conocía. Entonces, ¿de qué se trataba exactamente? Claire quería exprimir la mayor cantidad de información posible de Walter. Ella incluso estaba pensando en la Piedra espiritual. Si ella fue derrotada en una batalla y perdía su cuerpo, ¿sería capaz de unir su espíritu a la Piedra espiritual y obtener una nueva vida?

La noche fue silenciosa.

A la mañana siguiente, Claire y Jean compraron dos caballos para regresar. Al mediodía, los dos se detuvieron en un bosque para comer.

Comieron en silencio, sus alrededores pacíficos. De repente, se escuchó el sonido de caballos al galope. Algunas personas se acercaban.

Jean dijo en voz baja: —Hay cinco personas.

Claire no dudaba de las habilidades auditivas de Jean.

Como se esperaba, en breve un grupo de cinco llegaron desde la distancia, todos montando caballos. Pero eran personas que conocían. Era su Alteza Real el segundo príncipe Nancy y la princesa Maurice. Detrás de ellos había tres poderosos guerreros, probablemente algunos de los Guerreros de la Tempestad de la familia real. Nancy y Maurice estaban vestidos como aventureros. La ropa resistente de Maurice la hacía lucir majestuosa.

—Sus Altezas. —Jean y Claire se pusieron de pie para saludar y hacer una reverencia.

La confusión brilló en los ojos de Nancy por solo un segundo antes de que él entendiera. Por supuesto, basado en la personalidad del Duque Hill, no sería extraño que Claire esté aquí.

—Claire, ¿cómo es que estás aquí? —Maurice desmontó de su caballo hábilmente, pareciendo muy feliz de ver a Claire aquí.

—Aprovechando las vacaciones de verano para ganar algo de experiencia en Gale Gorge. —Claire respondió sonriendo. Esta entusiasta princesa fue la única persona dispuesta a hablar con ella en la escuela.

— ¿De verdad? ¿Entonces cazaste algo? —Preguntó Maurice con entusiasmo.

—No mucho, solo unas pocas bestias de tercer y cuarto grado y sus núcleos. —Claire seguía sonriendo.

— ¡Quiero ver, quiero ver! —Maurice era como una bebé curiosa, como si los corazones de la caza de bestias de Claire fueran muy emocionantes e increíbles.

Mientras Claire estaba hablando con Maurice, en un rincón donde nadie podía ver, Jean y Nancy estaban haciendo extrañas señales de mano. Cuando Jean terminó de señalar, la cara de Nancy se puso seria y perpleja. Miró hacia Claire sonriendo y hablando con Maurice, se sintió muy asombrado e impactado. ¿Quién es esta Claire? Nadie podía ver a través de ella. ¡Debe ser realmente especial para que Cliff la tome como su discípulo! Pero aún había algo de lo que estaba aliviado, y era que Claire no parecía tener una impresión favorable del Templo de la Luz. Si una persona con tal potencial y antecedentes estaba rechazando al Templo de la Luz, Nancy no podría haber estado más complacido.

Lo divino y la corona siempre estarán en conflicto.

Mientras Claire y Maurice estaban hablando, la pequeña piedra en el bolso de Claire comenzó a vibrar.

Maurice fué alegremente a mostrarle a su hermano Nancy un corazón de bestia que Claire le había dado.

Claire sacó la piedra y dijo en voz baja: —Habla.

—Originalmente se suponía que emboscaría a este grupo. —La voz de Walter sonó directamente en la cabeza de Claire.

¿Qué? ¿¡Para atacar a su Alteza Real el segundo príncipe y su Alteza Real la princesa?! ¿Quién quería sus vidas?

| Índice |

2 thoughts on “Al borde de lo impresionante – Capítulo 19: Conspiración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *