Consorte experta en venenos – Capítulo 25: Inexplicablemente, la condición del paciente cambio

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


[Las traducciones originales y más actualizadas  son de volaretranslations.]

Las palabras de Murong Wanru provocaron en el general Mu una sonrisa fría.

— ¡Ella, definitivamente, no sería una imprudente! ¡Alguien, lleve a Han Yunxi!

Como Han Yunxi estaba dispuesta a ir con él, no era necesario que la gente la forzara. Pero, antes de que ella pudiera explicar, Murong Wanru habló nuevamente, está vez, con un tono severo.

—General Mu, aunque la Gran Concubina Yi y el Duque de Qin no están, ¡no piense que puede hacer lo que quiera!

Estas palabras le recordaron al general que las dos autoridades de la finca se encontraban ausentes, dejando claro que él podía hacer lo que quisiera. Dio un paso adelante y apartó a Murong Wanru para agarrar la mano de Han Yunxi. Ella se liberó por la fuerza  y con voz áspera expresó:

— ¡Suficiente! Ya dije que voy a ir, ¡así que vamos! ¿Por qué estamos perdiendo el tiempo?

Aunque sorprendido, el General Mu se recuperó rápidamente.

—Entonces vamos.

Antes de partir, Han Yunxi le lanzó a Murong Wanru una mirada penetrante, pero la chica no se intimidó, más bien los acompañó hasta las puertas expresando unas últimas palabras.

—Cuñada, no sé cuándo regresará mufei o su Señoría, ¡pero no te preocupes! ¡Cuando lo hagan, hablaré en su nombre! — ¡Al escuchar esto, el General Mu confiaba en que ahora nadie podría salvar a Han Yunxi!

Jeje, Han Yunxi. ¡Tendrás que asumir la responsabilidad de esto hasta el final!

Han Yunxi no quería seguir escuchando la voz de Murong Wanru ya que hacía que le dolieran los oídos. Si hay una oportunidad, lo primero que hará será envenenarla y silenciar su boca de loto blanco.

♦ ♦ ♦

Llegaron, muy rápido, a la finca del General. En todo el camino, Han Yunxi seguía pensando, pero no podía discernir de dónde venía el problema. Incluso después de que llegaron, estaba segura de que su diagnóstico había sido correcto.

Dentro de la habitación, la cara de Mu Qingwu estaba completamente roja, sus labios eran de un tono rojo antinatural. Han Yunxi echó un vistazo y supo que su fiebre no había desaparecido. Se sentó junto a la cama para tomarle el pulso, sus cejas estaban tan fruncidas que nadie se atrevió a acercarse a ella. Por un lado, Gu Beiyue se quedó mirando, sin atreverse a hacer un sonido. Después de probar el pulso y revisar la herida, Han Yunxi preguntó.

— ¿Ha tomado el medicamento de acuerdo con mis instrucciones?

—Estimado Wangfei, incluso el agua fue hervida personalmente por tu sirviente aquí. No hubo errores —Gu Beiyue estaba muy seguro, mientras traía las sobras de la cocción de hoy para la inspección de Han Yunxi. Con sólo una mirada Han Yunxi supo que nada estaba mal y el veneno en el cuerpo de Mu Qingwu había disminuido en gran medida. Aunque aún quedaban restos, no eran suficientes para afectarlo a tal grado. La herida tampoco estaba inflamada, pero la fiebre era persistente, dejándolo en un estado de delirio…

Ella bajó los ojos y comprobó su pulso de nuevo. No había nada fuera de lo común, entonces ¿por qué sucedía esto? Permaneció callada durante mucho tiempo, hasta que el General Mu se enojó.

— ¡Han Yunxi, di algo!

Ella, honestamente, negó con la cabeza.

—No puedo estar segura, pero puedo verificar que la mayor parte del veneno del joven general se ha disuelto. Esto no se debe al exceso de toxinas…

—No me importa lo mucho que haga falta, ¡solo has algo para que despierte! ¡Ahora mismo! ¡Inmediatamente! —El General Mu estaba, inusualmente, irascible hoy. Si no fuera por el hecho de que todas sus esperanzas descansaban en Han Yunxi, realmente, podría haberla matado.

Sin embargo, Han Yunxi fue aún más feroz cuando le devolvió sus aullidos.

— ¡No puedo diagnosticarlo cuando estás así! ¡será mejor que te calles!

Aunque estaba asombrado, el General Mu sólo apretó los puños. Afortunadamente, Gu Beiyue fue capaz de bloquearlo a tiempo.

—General Mu, por favor, mantenga la calma. No es demasiado tarde para esperar hasta que la estimada Wangfei haya hecho su examen .

El General Mu confiaba en Gu Beiyue, por lo que exhaló una vez antes de relajar sus puños y retroceder.

—Estimado Wangfei, si no es un problema de la cantidad de veneno, ¿entonces hay otra causa? —Preguntó Gu Beiyue, pensativo.

No es de extrañar que sea el Jefe Médico Imperial, definitivamente, tiene experiencia. Han Yunxi lo miró antes de asentir con resolución. —Correcto. No tengo los medios para averiguar qué tipo de causa es pero, probablemente, existe en su sistema desde hace mucho tiempo.

¿Una causa que existe desde hace mucho tiempo?

Gu Beiyue asintió.

—Este sirviente y estimado Wangfei tienen la misma conclusión. Estimado wangfei, la causa debe haber estado oculta durante mucho tiempo sin revelarse. como actualmente se encuentra en un estado débil, el cuerpo del joven general durante estos dos días fue incapaz de suprimirla o tal vez, el veneno hizo salir a flote esa condición.

Cuando escuchó esas palabras, los ojos de Han Yunxi se iluminaron. Al darse cuenta, miró de cerca a Gu Beiyue.

— ¡¿Podría ser que haya un segundo tipo de veneno en su cuerpo…un veneno de acción lenta?!

Si solo fuera otra enfermedad, gracias a su alta fiebre, ella podría saberlo por el pulso. Han Yunxi podía tratar venenos, pero era débil en otras áreas. Gu Beiyue, sin embargo, era lo suficientemente hábil para determinar tales diferencias y no había encontrado ninguna enfermedad. Por lo tanto, la única posibilidad era que Mu Qingwu hubiera contraído un veneno de acción lenta que estaba escondido, tan profundamente, que nunca fue detectado.

Como resultado, el sistema de desintoxicación no lo había detectado en sus exploraciones. Han Yunxi puso en marcha el sistema de nuevo, pero no encontró resultados. Parecía que los niveles de este segundo veneno aún no habían alcanzado los umbrales más bajos de sus sensores de toxinas.

Incluso un nivel bajo de veneno como ese, podía causar una fiebre alta. Si se le permitiera deambular por el cuerpo sin control, ¿cuán horrible sería?

¿Qué tipo de veneno es este?

De manera tranquila, ella se preocupó por eso. Aunque, en este momento, no había forma de saberlo, era cierto que este segundo veneno era un agente de acción lenta que causa reacciones fuertes. Esta es la primera vez que se topó con una toxina como esta, en todos sus años de tratamiento de venenos. Ante tal situación, la única manera que quedaba, era mantener una vigilancia constante sobre el paciente hasta que el veneno apareciera. Luego, tratar los puntos de acupuntura adecuados para expulsar las toxinas. Si empeora, no podrá predecir el resultado.

—Veneno de acción lenta…

Gu Beiyue se volvió hacia el General Mu, para ver lo que pensaba. Este tipo de veneno era muy sensible. Ser la víctima de un veneno así, significaba que alguien había estado envenenando a Mu Qingwu durante mucho tiempo, tal vez, incluso alguien a su lado. La expresión furiosa del General Mu se volvió extremadamente severa. ¿Quién se atrevería a probar algo así con su preciado hijo?

Pero, este no era el momento de investigar al culpable. Se apresuró a preguntar.

—Han Yunxi, ¿qué hacemos ahora?

—Esperar —,dijo ella con resolución —El veneno solo puede tratarse después de que se muestra.

El General Mu estaba medio convencido y medio escéptico. Miró hacia Gu Beiyue, quien asintió con la cabeza.

—Voy a escuchar lo que el estimado Wangfei dice.

Esperar…

Han Yunxi estimó que el veneno reaccionaría en un día, pero ya era la tarde del segundo día y aún no podía encontrar rastros de toxinas con sus sensores. Incluso el uso de agujas para recolectar muestras de sangre para el análisis no produjo resultados. Gu Beiyue no se atrevió a usar medicina de manera imprudente, así que buscó medios para bajar la fiebre. Afortunadamente, la fiebre entró y salió en etapas, de lo contrario, el cerebro de Mu Qingwu podría haber estado frito incluso si despertaba. Al final, las apelaciones de Gu Beiyue no pudieron contener más el temperamento del General Mu. De repente, corrió al lado de la cama, su puño pasó por la cabeza de Han Yunxi para golpear el pilar.

— ¡Han Yunxi, me mentiste otra vez! ¡Fuiste tú quien envenenó a mi hijo! ¡Estás cortejando a la muerte!

Han Yunxi fue intrépida, mientras respondía con una mirada seria.

—No hay un médico que tenga razón cada vez. Solo puedo decirles que, a más tardar, el veneno se mostrará en tres días. ¡Definitivamente, no será más tarde de tres días!

¡Bah! —,El General Mu no le creyó en absoluto.

— ¡Si no lo crees, puedes encontrar a alguien más! —Ha Yunxi habló con frialdad. Tenía muy claro que el General Mu solo había acudido a ella porque no había nadie más.

—Por lo menos, General Mu, hemos encontrado la causa de su condición. ¡No hay nada de malo en esperar uno o dos días más! —Aconsejó Gu Beiyue.

El General Mu seguía respirando pesadamente, pero parecía dudar. Sin embargo, justo en este momento, alguien abrió la puerta de una patada. Mu Liuyue intervino con un resoplido.

— ¡Han Yunxi, sal de ahí! ¡Asesina, asesina, hoy no escaparás!

Aquí estaba de nuevo, esa molesta chica. Han Yunxi ignoró sus divagaciones, sin embargo, otra voz feroz y tierna habló de repente.

—Han Yunxi, Su Alteza, la princesa te ordena que salgas ahora mismo. Si se atreve tocar mi Qingwu gege[1], no le dejará escapar tan fácilmente!

Esta…la… ¡Princesa Changping!

¿La acosadora más irrazonable y que además está enamorada de Mu Qingwu está aquí? Parecía que Mu Liuyue se había escapado hacia el suelo imperial a contar lo sucedido. Han Yunxi le dio a Gu Beiyue una mirada preocupada, su corazón se volvió oscuro. Esto no es bueno

El vacilante, General Mu, salió de inmediato para dar un saludo respetuoso.

—Este pequeño oficial no sabía de la visita de la Princesa Changping. No esperaba ser honrado por la presencia de la princesa, por favor, perdóname por no venir a su encuentro.

—Olvídalo, General Mu. Realmente, tienes bastante valor en tu corazón, eh. Qingwu Gege se encontró con esta calamidad, ¡pero no me habías dicho nada! —Dijo la princesa Changping con enojo. Bajo la mirada de todos los presentes, Changping entró paso a paso en la habitación. Gu Beiyue se levantó para ofrecer sus respetos.

—Saludos a Su Alteza, la princesa.

La Princesa Changping se pavoneaba, mientras agitaba una mano para despedirlo, acercándose cada vez más a Han Yunxi. Pero ella no hizo ningún movimiento y se quedó sentada. Cuando la Princesa Changping se acercó y vio a Mu Qingwu, su expresión altiva se suavizó. Pero, en un instante, se transformó en algo siniestro y despiadado, mientras empujaba a Han Yunxi.

— ¡Puta, te atreviste a lastimar a mi Qingwu gege!

Han Yunxi no esperaba esto y evitó por poco caer al suelo. Ella no pudo evitar pensar, ¡Qué mujer tan salvaje!

Inmediatamente después, la hermana pequeña de Mu Qingwu, Mu Liuyue, la siguió, señalando con el dedo a Han Yunxi.

— ¡Princesa, esa es la única! ¡Ella intentó asesinar a mi hermano con un cuchillo ese día! ¡Y le mintió a mi padre, diciendo que lo curaría! Pero… ¡el hermano mayor todavía no se ha despertado!

La Princesa Changping se enfureció.

— ¿Alguien inútil como tu se atrevio a tratar a Qingwu gege? ¿Cómo no tomas esto como una prueba? ¡Alguien, téngala bajo custodia! —Tan pronto como habló, dos asistentes de fuera de la sala se apresuraron a entrar. Han Yunxi les dio una mirada gélida que congeló a los dos guardias en su lugar, antes de hablar en un tono helado.

—Princesa Changping, el paciente necesita paz y tranquilidad. Si hay algo que decir, por favor hazlo afuera.

La princesa se sorprendió un poco antes de estallar en carcajadas.

— ¿Todos oyeron lo que ella dijo? ¡Jaja, una basura inútil como ella puede incluso decir estas palabras! ¡Voy a morir de risa! —Mientras hablaba, el tono en su voz se volvió más frío —Han Yunxi, Qingwu gege todavía está inconsciente. ¿Qué derecho tienes para decir estas cosas? Tú eres el asesino, eres la culpable que trató de herir a Qingwu gege. ¿Qué están haciendo? ¡Llevad a Han Yunxi a los tribunales de justicia para interrogarla!

¡La Princesa Changping debe haber venido a encontrar fallas hoy! Han Yunxi, abandonó toda cortesía a favor del discurso.

— ¿Desde cuándo la Princesa Changping ha reemplazado la autoridad de los tribunales de justicia para detener a otros? Esto no se ajusta a las costumbres establecidas.

La Princesa Changping se sintió perdida momentáneamente, no esperaba que Han Yunxi le hablara de esta manera. ¿No podía ser que los rumores fueran ciertos y que esta mujer tímida hubiera cambiado por completo?

—Yo…yo… ¡los tribunales de justicia deben ser honrados de que la princesa esté dispuesta a hacer estas cosas por ellos! —La Princesa Changping respondió con valentía.

— ¿Entonces la Princesa Changping debería saber que se necesitan pruebas para capturar a alguien? —Preguntó Han Yunxi nuevamente.

La Princesa Changping no dudó en absoluto.

—Liuyue y Li Changfeng[2] tienen testimonios de testigos presenciales, la prueba de Qingwu Gege también, y…

Gu Beiyue no pudo escuchar más y se apresuró a interrumpir.

— ¡Princesa Changping, puedo dar fe de que el joven general está en camino de la recuperación! ¿Por qué no salen todos fuera? Si hay algo que decir, podemos esperar hasta que Qingwu se despierte.

La Princesa Changping entrecerró los ojos.

— ¡Médico imperial Gu, no puedes interrumpir a la princesa cuando está hablando!


[1] gege (哥哥), literalmente ‘hermano mayor’, también es una forma íntima de dirección para las hembras más jóvenes y para los varones mayores de la misma edad. (Por razones de conveniencia, solo usaré gege cuando aparezca con ciertos títulos / nombres; de lo contrario, en su lugar se usará ‘mayor / mayor / hermano mayor’).

[2] Li Changfeng (李长峰) – como recordatorio, fue el guardia que descubrió a Han Yunxi junto al cuerpo de Mu Qingwu.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *