Consorte experta en venenos – Capítulo 47: Sigo asustada

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


[Las traducciones originales y más actualizadas son de volaretranslations] 

Justo en ese momento, los cuatro enjambres a su alrededor, de repente, se detuvieron. Han Yunxi sabía que esa, es su señal para atacar. Su línea de visión se movió rápidamente en un círculo, antes de que ella decidiera rápidamente.

— ¡Ve, ahora!

¡Como se esperaba, los cuatro enjambres tardaron solo un segundo en avanzar! En un instante, Long Feiye presionó a Han Yunxi en sus brazos y la envolvió con seguridad en su capa, antes de que su cuerpo parpadeara como el estallido de un rayo para pasar por una grieta entre dos enjambres. Ni demasiado rápido ni demasiado lento, Long Feiye escapó del enjambre, mientras se reunían en uno y se lanzaban frenéticamente hacia ellos. No se detuvo, sino que voló directamente hacia el acantilado con el enjambre persiguiéndolos. A medida que aceleraba tras ellos, el enjambre cambió de forma para parecerse a una flecha atacante.

Han Yunxi se envolvió con fuerza en la capa, sin revelar un poco de piel. Pero, en base al zumbido, podía decir que estos mosquitos venenosos estaban muy cerca, y el fuerte zumbido sonaba enojado. Ella, realmente, quería asomar la cabeza para echar un vistazo. ¿Estaban cerca del borde del acantilado? Mientras ella pensaba, sus pies tocaron el suelo.

¿Ellos lo lograron?

Han Yunxi se regocijó y apartó las manos de Long Feiye, bajó la capa para echar un vistazo. Dentro del abismo, un gigantesco enjambre de mosquitos venenosos flotaba por todo el lugar, sin atreverse a volar más alto. En poco tiempo, se hundieron en las profundidades del abismo. Se giró para mirar a Long Feiye con una sonrisa particularmente agradable a la luz del sol.

— ¡Long Feiye, eres impresionante!

De espaldas a la luz, Han Yunxi estaba completamente envuelta por un suave brillo dorado. Su dulce sonrisa la hacía parecer una flor bajo el sol. Long Feiye la miró y, en ese momento, el tiempo pareció detenerse.

Sin embargo, como antes, sus palabras eran frías.

—Cobarde.

Han Yunxi dejó de sonreír bruscamente, frunciendo los labios, mientras ponía los ojos en blanco, demasiado perezosa para seguir discutiendo. Los resultados de su escaneo se habían almacenado en su sistema de desintoxicación. Había estado temblando de miedo como para extraer los resultados, pero ahora, se dio la vuelta para tomar una respiración profunda. El sistema de desintoxicación estaba conectado a su conciencia, por lo que si ella estaba demasiado agitada, el sistema también se agitaría.

— ¿Ya determinaste el tipo de veneno? —Presionó. Realmente, pensó que Han Yunxi solo necesitaba verlo y olerlo.

Han Yunxi organizó sus pensamientos rápidamente, antes de enfrentarse a él y hablar seriamente.

—Su alteza, felicitaciones. Los cuatro enjambres contienen la misma especie de mosquitos araña, lo que significa que todos portan el mismo veneno, y solo es un tipo, el de la araña viuda negra. Es conocido comúnmente como veneno de viuda negra.

No podía decir si se debía a su buena suerte o la de Long Feiye, porque ya había investigado, extensamente, este tipo peculiar de mosquitos en su otra vida. Era un fenómeno, extraordinariamente singular para los mosquitos y las arañas el llevar el mismo tipo de veneno. Sin lugar a dudas, el sistema de desintoxicación de Han Yunxi tiene el antídoto. No solo eso, ella incluso tiene un rociador especial para matar a los mosquitos.

Al escuchar la explicación de Han Yunxi, Long Feiye asintió y le preguntó.

— ¿Cuánto tiempo necesitas para crear un antídoto?

—Haz una conjetura —sonrió Han Yunxi. Con el antídoto en su sistema de almacenamiento, su estado de ánimo era, naturalmente, alegre. Pero Long Feiye solo entrecerró sus ojos de aspecto peligroso.

Bien, no importa que ella esté de buen humor, nunca debería hacer bromas con este cubo de hielo. De lo contrario, ella se congelaría hasta morir.

— ¡Lo tengo conmigo ahora mismo! —Dijo Han Yunxi con frialdad.

Long Feiye levantó una ceja con incredulidad. Ella se burló suavemente, y sacó dos botellas de repelente para mosquitos y un recipiente con el antídoto. Al ver estos artículos extraños, la frente de Long Feiye se arrugó aún más, sin comprender.

—Este es el antídoto, y este es un rociador para matar a los mosquitos. Toma el antídoto y te protegerá durante dos horas. Incluso si te pican, no habrá secuelas ni cicatrices. Este spray puede matar a esos mosquitos; por supuesto, si aún sospechas, puedes abofetearlos con tus propias manos.

Con su explicación, ella demostró el uso de la botella de repelente con unas pocas presiones en el mango, liberando una delicada fragancia en el aire. Long Feiye escuchó atentamente, mientras observaba. Aunque la botella era muy extraña para él, aprendió a usarlo lo suficientemente rápido. ¡Han Yunxi se dio cuenta, por primera vez, de que este hombre era más fascinante, cuando se enfocaba en una tarea!

Y, sin embargo, muy pronto, la expresión de Long Feiye volvió a su estado habitual sin emociones.

— ¿De dónde salieron estas cosas?

—El veneno de la viuda negra es muy común, así que, por supuesto, tengo un antídoto de reserva —respondió con calma Han Yunxi. ¿A quién le importa si él le cree?

— ¿Así que, convenientemente, preparaste un poco? —Long Feiye preguntó de nuevo.

Han Yunxi ofreció las píldoras de antídoto.

— ¿Los quieres o no?

Sólo entonces, Long Feiye abandonó el problema y se tragó una pastilla, entregándole su capa al mismo tiempo.

—No tengo frío, así que no la necesito —Han Yunxi devolvió el artículo.

Long Feiye solo la miro.

—Si tu rostro es herido, tu señoría no se hará responsable.

Así que es por eso…

Cuando escapaban y en circunstancias tan peligrosas, ¿pensó en envolverla de forma segura en caso de que la mordieran?

De acuerdo, si su apariencia estuviera arruinada, él sería el único avergonzado. Ella, una vez, fue una mujer fea lo que le había quitado años de orgullo.

Han Yunxi ignoró el calor momentáneo que había florecido en su corazón, tomó una dosis del antídoto y se envolvió, con fuerza, la capa alrededor de ella. También, se puso la capucha para cubrir la mayor parte de su cara. Justo cuando terminó, los poderosos brazos de Long Feiye se envolvieron alrededor de su delgada cintura. A pesar de que estaban separados por varias capas de ropa, ella podía sentir, claramente, el calor de sus palmas.

Ella no podía entender cómo un hombre tan frío podía tener manos tan cálidas…

♦ ♦ ♦

Los mosquitos venenosos eran mucho más inteligentes que el insecto promedio. Long Feiye acababa de traer a Han Yunxi al valle, cuando los cuatro enjambres se separaron para atacarlos desde los cuatro lados, nuevamente. Esta vez, fueron más rápidos, como si hubieran estado esperando a que regresaran. Inesperadamente, Long Feiye no los esquivó, sino que voló directamente hacia el enjambre.

— ¡Ah! —Han Yunxi no había esperado que él hiciera las cosas de esta manera.

Aunque tenían inmunidad y el aerosol eliminó a los que estaban a su lado, estar rodeados en un enjambre negro de mosquitos venenoso aceleraba los latidos de su corazón. ¡Demasiado miedo y tan asqueroso!

Ella, ya había jalado la capucha hacia adelante para que cubriera toda su cara, pero aún sentía una ola tras otra de mosquitos chocando contra ellos, arrastrándose por todo su cuerpo, mientras zumbaban y zumbaban, presionándolos hacia abajo. Era difícil para ella respirar.

Ni siquiera tuvo tiempo de usar el spray para matar a los mosquitos. Sin embargo, rápidamente, toda la presión desapareció. Long Feiye había usado su velocidad completa a través del enjambre de mosquitos, hasta que los dejaron muy atrás. Han Yunxi asomó la cabeza y respiró profundamente aire fresco. Descubrió que los cuatro enjambres se habían congregado en una masa para flotar ante ellos. Después de descubrir que eran inmunes, los mosquitos venenosos no eran tan arrogantes como antes, sino que se enfrentaban a ellos sin avanzar un paso.

—Los mosquitos también tienen conciencia de sí mismos —bromeó Han Yunxi.

Sin embargo, Long Feiye se mantuvo en silencio, abrazándola con fuerza, mientras corría hacia el enjambre. ¡Esta vez, no solo estaba pasando, sino que se detuvo en el centro del enjambre para liberar el repelente de mosquitos! Una sola rociada eliminó una pequeña sección del enjambre, sorprendiendo al resto y obligándolos a retroceder. Al ver esto, Han Yunxi estaba encantada y sacó su propia botella para rociar la masa negra. El repelente eliminó una sección del enjambre. Tal vez, los mosquitos se habían asustado sin pensar en nada, porque todo lo que hicieron fue flotar en su lugar sin escapar.

Cuanto más esparcía Han Yunxi, más emocionada estaba. Una mano se clavó en la bolsa médica, realmente es un buen frente para la dimensión de su sistema de desintoxicación, y extrajo otra botella de repelente de mosquitos. Sosteniendo una botella en cada mano, barrió el enjambre tan fría como podría serlo. Pronto, grandes secciones del enjambre desaparecieron y los cadáveres de mosquitos envenenaron el suelo. Finalmente, los mosquitos recuperaron sus sentidos y se dispersaron mientras huían, dispersando así la niebla negra.

Han Yunxi se divirtió y rió a carcajadas.

— ¡El jugador Han asestó el golpe final!

Long Feiye volvió la cabeza a medias, su mirada desdeñosa se posó sobre ella como un depredador que juzga a su presa. Han Yunxi solo sintió que su cuero cabelludo se volvía frío e inconscientemente levantó la vista para encontrarse con su profunda mirada. Ella dio un pequeño salto y dejó de sonreír. Sonreírle a alguien que no sabe cómo hacerlo era, realmente, un esfuerzo inútil.

Long Feiye retiró su mirada sin decir una palabra.

Este valle montañoso es un área sellada en forma de ” V ” invertida, rodeada por sus cuatro lados, por acantilados áridos. Una simple mirada fue suficiente para saber que no podía ocultar nada, por lo que el agente del país del norte de Li quedó atrapado en el fondo del abismo. Long Feiye llevó a Han Yunxi con él, mientras avanzaba sin impedimentos. La parte más baja del fondo del valle era un lío de tierra sin cultivar y pilas de rocas rodeadas de hierba corta. Aterrizaron en la roca más alta. Desde el principio, Long Feiye se había aferrado a Han Yunxi, en este momento, sus oscuros ojos barrían fríamente a su alrededor.

De repente, una figura apareció en el aire para aterrizar en una roca opuesta. Este es el agente del Norte de Li que Long Feiye había estado persiguiendo. Inesperadamente, Han Yunxi se dio cuenta de que este espía era una mujer, no solo eso, sino una mujer de aspecto excepcionalmente delicado. No era muy alta, pero tenía una figura atractiva con curvas ágiles y elegantes en todos los lugares correctos. Como un pequeño pájaro humano, su apariencia era de alta calidad, con rasgos delicados que eran tres veces más suaves que los de Murong Wanru. Sin decir una palabra, ella ya emitía un aire delicado, como si fuera demasiado débil para soportar incluso una ráfaga de viento.

Sin mencionar a los hombres, incluso las mujeres querrían proteger a una mujer tan frágil.

Tan pronto como apareció, sus ojos se llenaron de lágrimas y suplicó patéticamente: —Duque de Qin, me equivoqué. ¡No me atreveré a hacerlo otra vez, así que por favor, perdóname solo esta vez! Duque de Qin, perdóname, haré lo que quieras.

Desafortunadamente, Long Feiye nunca había sido una persona que mostrara lástima y ternura hacia las mujeres. Sin desperdiciar palabras, soltó a Han Yunxi para desenfundar su espada. Al ver que su mendicidad no funcionó, el rostro de la mujer se torció, antes de que su mirada se posara en Han Yunxi. Inmediatamente, ella sacó su propia espada para resistir. En este momento, Han Yunxi habló en voz baja.

—Ten cuidado, hay veneno en su espada.

Long Feiye lo sabía muy bien. Después de perder la primera vez, no volvería a perder. Si hubiera sabido de antemano que esta mujer usaba toxinas, no habría sido envenenado tan descuidadamente.

—Long Feiye, no esperaba que vinieras aquí abajo. ¡Pero puedo prometer que no volverás a subir! —La espía habló, pero no atacó. En su lugar, se dio la vuelta para huir con Long Feiye detrás de ella, a una velocidad tan rápida como un rayo. En un segundo, había aparecido frente a la espía femenina. Como siempre, permaneció en silencio y levantó su espada para matar.

Pero el espía esquivó bruscamente y lanzó un silbido agudo y fuerte que hizo eco en todo el valle.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *