Consorte experta en venenos – Capítulo 50: El Decreto del Emperador, es espantoso

Traducido por Selena

Editado por Ayanami


[Las traducciones originales y más actualizadas son de volaretranslation. Se le da el respectivo crédito a la página en inglés.]

Han Yunxi había pensado que Long Feiye no regresaría tan rápido, pero resultó que nunca se había ido. Estaba en el patio de Hibiscus cuando le llegó el mensaje y vino a responder a la convocatoria. Tan pronto como su orgullosa y alta silueta apareció en la puerta, no solo Murong Wanru, sino también las sirvientas a su alrededor se pusieron rojas y nerviosas, con el corazón agitado. Aunque querían mirarlo más, no se atrevieron a intentarlo.

Llevaba una túnica blanca suelta, su cabello negro como la tinta estaba enrollado y sujeto con un broche de jade oscuro. Realmente, se parecía a uno de los dioses inmortales del Noveno Cielo[1], notablemente guapo y tranquilo, frío e indiferente a las preocupaciones de los mortales. Incluso la Gran Concubina Yi no pudo apartar los ojos. Para ella, tener un hijo como éste es la mayor alegría de su vida.

Mientras tanto, Han Yunxi estaba rodando los ojos en secreto. El atuendo de este tipo hizo evidente que se estaba quedando en casa. Para un maestro, el ignorar por completo el caos fuera de su propia puerta es algo que podía aplaudir por dentro.

La Gran Concubina Yi jaló felizmente a Long Feiye para que se sentara, agregando aceite al vinagre[2], mientras explicaba la situación. Por la forma en que lo expresó, parecía que todo era culpa de Han Yunxi. Han Yunxi se mantuvo reservada y reflexionó: Long Feiye, si no puedes explicar las cosas, esta tía no te ayudará la próxima vez, ni aunque me pagues 3.000 taels. Y, sin embargo, tan pronto como pensó esto, Long Feiye se volvió para preguntar: —Han Yunxi, ¿cómo crees que deberíamos manejar esto?

—Chenqie es estúpida y astuta, por favor, que su alteza tome la decisión —Han Yunxi fue muy humilde.

—Si eres estúpida y astuta, tómate el tiempo para pensarlo —replicó Long Feiye.

El corazón de Han Yunxi se endureció —como lo ve Chenqie, es necesario dar una explicación clara. Los puntos cruciales son cómo explicar y quién hablará.

La Gran Concubina Yi y Murong Wanru no tomaron en serio sus palabras, pero Long Feiye asintió para que continuara. Al ver esto, la pareja de madre e hija no pudo evitar mirar con incredulidad.

Han Yunxi solo dijo: —en la humilde opinión de chenqie, será más persuasivo si Mufei aparece en persona para explicar. Después de todo, ella sería la que aceptaría todos sus rechazos y permanecería de pie. Además, no faltan los nobles que solicitan tratamiento. Si Mufei se muestra, no se atreverán a plantear objeciones. En cuanto a la gente común, chenqie sugiere que Mufei le dé a cada uno una donación para tratar sus enfermedades con otros médicos famosos. Por un lado, mostrará la benevolencia de Mufei; por el otro, evitará los chismes ociosos.

¿Quería que la Gran Concubina Yi disipara personalmente los rumores?

Murong Wanru se cubrió la boca con incredulidad. Ella pensó: Han Yunxi, te estás entregando a fantasías salvajes. Solo espera hasta que admitas la derrota.

— ¿Tengo que salir? —La Gran Concubina Yi estaba un poco infeliz.

Han Yunxi agregó: —Mufei, eres la representante perfecta para su alteza —miró hacia Long Feiye —Su alteza, ¿qué opina? —Ella quería que esta persona aquí fuera su apoyo, ¡así que, por supuesto, tenía que hablar!

Los ojos de Long Feiye brillaron con un toque de admiración que nadie podía ver, antes de asentir con la cabeza magnánimamente —Un.

La Gran Concubina Yi podría haber adorado a su hijo, pero desde la infancia, él nunca había estado cerca de ella. Cuando creció, fue aún más lejano, especialmente en los últimos años. Ya era bastante difícil hablar con él sobre sus sentimientos, mucho menos sentarse y comer con él en la misma mesa. Al ver a su hijo asentir con la cabeza, la Gran Concubina Yi sintió como si estuviera comiendo dulce miel y se olvidó de discutir con Han Yunxi.

—Todo bien. Alguien prepare la plata, yo me ocuparé de este problema de inmediato —la Gran Concubina Yi estaba a punto de irse cuando se volvió —Feiye, solo cena aquí esta noche. No has comido con tu Mufei en mucho tiempo.

Ella no esperó a que él respondiera, sino que rápidamente le indicó a Murong Wanru que recaudara los fondos. Murong Wanru quería quedarse un poco más pero no tuvo más remedio que irse. Cuando todos se fueron, solo quedaron Long Feiye y Han Yunxi en el pasillo de invitados. Han Yunxi exhaló un suspiro en silencio al superar otro obstáculo. ¡Será mejor que no descubra quién difundió esos rumores, o de lo contrario este médico experto en veneno podría convertirse en un envenenador!

Echó un vistazo hacia Long Feiye. Ya sea usando su nombre para actuar ferozmente o invitándolo en persona, ¡este tipo siempre fue inmensamente útil! Justo cuando Han Yunxi se reía secretamente bajo su manga, Long Feiye habló —Hay potencial…

—Hn, ¿qué? —Ella no lo escuchó claramente.

Desafortunadamente, Long Feiye no lo repitió. Se puso de pie y caminó hacia la puerta, con la espalda tan fría e imponente como él mismo. Han Yunxi tuvo la impresión de que, a pesar de estar justo debajo de su nariz, estaba muy lejos. Ella lo persiguió y gritó junto en la puerta: —Oye, la capa que regresé a tu estudio, ¿la viste?

Han Yunxi pensó que la ignoraría, pero en realidad se dio la vuelta para asentir con la cabeza. Sorprendida, ella respondió casualmente con un —Oh —antes de sonreír de repente, sintiéndose tontamente feliz. Un momento después, Long Feiye estaba muy lejos. Han Yunxi se dio cuenta de que algo no estaba bien, ¿no quería la Gran Concubina Yi invitarlo a cenar? ¿Pero se fue sin decir una palabra?

Ella tosió ligeramente. Al ver que no había nadie más alrededor, se escapó con pasos rápidos. La Gran Concubina Yi no le había dicho que se quedara y Long Feiye ya se había ido, entonces, ¿qué sentido tenía quedarse? El que soltó las palomas de la Gran Concubina Yi[3] fue el propio Long Feiye.

⧫ ⧫ ⧫

Cuando Han Yunxi regresó al Patio Hibiscus, las habitaciones de Long Feiye ya estaban iluminadas, lo que significa que está adentro. ¿Pasará la noche en sus habitaciones? ¿Hace cuántos días que regresó? ¿Dónde pasó la noche cuando estuvo afuera y cómo? Han Yunxi pensó en un montón de preguntas, antes de darse cuenta de lo aburrida que estaba. ¿De qué sirve sentir curiosidad por estas cosas? Él tenía su dominio, ella tiene su Pabellón de la Nube Tranquila. El agua del pozo no se mezcló con el agua del río.

Se encogió de hombros y volvió a sus habitaciones. Chen Xiang había preparado todo tipo de platos sabrosos para esperarla. Tan pronto como entró, Han Yunxi sintió el olor de una rica variedad de alimentos. Solo que, tan pronto como entró, un guardia la llamó desde afuera.

—Estimada Wangfei, la Gran Concubina Yi quiere que regreses de inmediato.

Estas palabras de nuevo. Han Yunxi dio un suspiro confusa y preguntó: — ¿Qué pasa?

—Tu subordinado no está claro. La Gran Concubina Yi también le dijo a su alteza que viniera, así que calculo que no es un asunto menor —respondió el guardia.

Han Yunxi hizo una excepción a esto. ¿Qué otros grandes asuntos podría tener la Gran Concubina Yi? Incluso si ella no hubiera sugerido cómo solucionar los problemas en las puertas, la inteligente Gran Concubina se habría ocupado de eso por sí misma. Incluso convocó a Long Feiye, por lo que probablemente está relacionado con soltar esas palomas.

— ¡Un, enseguida! —Han Yunxi dijo a la ligera.

Tan pronto como el guardia se fue, sus pasos la llevaron a sus habitaciones. Primero, tomó algunos bocados para llenar su estómago antes de irse. Con tal precipicio frente a su fiesta familiar, definitivamente se moriría de hambre al cenar allí. Han Yunxi tardó en llegar, pero las cosas eran más allá de sus expectativas. Long Feiye había llegado hace mucho tiempo, pero la Gran Concubina Yi tenía un invitado en su salón: ¡El eunuco personal del Emperador Tianhui del país de Tianning[4], Eunuco Xue[5]!

Cuando entró, todos los ojos se volvieron hacia ella. Esto hizo que la inquieta Han Yunxi se pusiera nerviosa sin ninguna razón. El hecho de que el propio eunuco del Emperador llamara a sus puertas significa que debía ser un problema relacionado con el propio Emperador. Al ver las expresiones de Long Feiye y la Gran Concubina Yi, el corazón de Han Yunxi se perturbó. Tenía la sensación de que no eran buenas noticias.

—El sirviente Xue Guiping[6] saluda a la estimada wangfei —El eunuco Xue sonrió ambiguamente.

—Eunuco Xue no necesita preocuparse, por favor, levántate —dijo Han Yunxi cortésmente. Este no es un sirviente ordinario.

—Eunuco Xue, por favor toma asiento —habló la Gran Concubina Yi, y el eunuco se sentó a un lado. En respuesta, Han Yunxi encontró un asiento al lado de Long Feiye.

—Yunxi, ¿por qué no le explicas al Eunuco Xue que no conoces ninguna habilidad médica, solo sabes cómo tratar con venenos? De lo contrario, será difícil para el Eunuco Xue explicar las cosas —dijo la Gran Concubina Yi una vez que se había recuperado.

Estas palabras hicieron que el corazón de Han Yunxi se detuviera. Esto…esto, ¿no podría ser que los rumores llegaran a oídos del Emperador también, así que él quiere que ella trate una enfermedad?

Su corazón se agitó, pero su expresión permaneció compuesta —Eunuco Xue, ¿Cuál es exactamente el problema?

—Para responder a la estimada wangfei, el Emperador se enteró de tu destreza en las artes médicas. Puedes tratar casos dudosos que incluso dejaron perplejo al médico imperial Gu y al doctor divino Han, por lo que este viejo sirviente desea invitarte al palacio y examinar el pulso del príncipe heredero —explicó cortésmente el eunuco Xue.

Los labios de Han Yunxi se torcieron. ¡Estas tres palabras, examina el pulso, se pronunciaron tan hábilmente!

El príncipe heredero es el tesoro de la Emperatriz y la Emperatriz viuda, cultivado por el propio Emperador. Pero hace siete años, contrajo una enfermedad extraña. Se le pidió a Han Congan que lo tratara, pero, después de todo este tiempo, aún no puede diagnosticarlo. Han Congan gastó gran parte de su energía y sacrificó muchas relaciones para organizar un panel de discusión con los otros directores de la academia de medicina, pero aun así no pudo curar esta enfermedad.

Había todo tipo de enfermedades incurables en el mundo, pero, de alguna manera, Han Congan logró diagnosticar al Príncipe heredero con un pulso de embarazo[7].

¿Cómo puede quedar embarazado un hombre?

Todos asumieron que se trataba de un diagnóstico erróneo, sin embargo, los directores de la academia de medicina verificaron que realmente es un pulso de embarazo. Esto enfureció a la Emperatriz viuda y creó su odio hacia la familia Han. Olvidó por completo cómo Lady Tianxin le había salvado la vida y amenazó con matar a Han Congan varias veces. Por supuesto, todo esto es un gran secreto. Las únicas personas que lo saben son el Emperador, la Emperatriz viuda, la Emperatriz, el Duque de Qin y Han Congan, así como el médico imperial Gu y algunos directores de la academia médica. En cuanto a todos los demás, todo lo que sabían es que el Príncipe heredero tiene una extraña enfermedad de la que abundaban los rumores.

Después de que los directores de la academia de medicina se fueron, la tragedia cayó sobre Han Congan. Su consulta con esos médicos no arrojó resultados, por lo que la Emperatriz viuda y el Emperador invitaron a otros a echar un vistazo. Ellos tampoco mostraron resultados, por lo que Han Congan tuvo que seguir tratándolo en caso de que revelaran demasiado. A partir de entonces, todo el resentimiento y el odio cayeron sobre sus hombros.

Han Yunxi era consciente de esto solo por los recuerdos del cuerpo original. La antigua Han Yunxi tuvo la oportunidad de escuchar todo esto por accidente. ¿Ahora, el Emperador quiere que le tome el pulso? ¿Quizás él quiere que ella tome el lugar de su padre?

— ¡Eunuco Xue, ha habido un gran malentendido! —Han Yunxi se levantó de repente, con cara de preocupación —Eunuco Xue, aunque los Han son una familia médica, nací tonta y estúpida. Todos saben que no entiendo nada sobre artes médicas. ¿Quizás el Emperador escuchó esos rumores afuera y lo malinterpretó?

El eunuco Xue sonrió —La estimada Wangfei es realmente modesta. No hay olas sin viento, no hay humo sin fuego. La estimada wangfei debe tener dichas habilidades para que los extraños difundan esos rumores.

—Es un error, un malentendido. Mi mufei acaba de salir para arreglar las cosas —Han Yunxi quería llorar, pero no tenía lágrimas.

Sin embargo, el eunuco Xue continuó diciendo: —Estimada wangfei, incluso si las noticias de afuera son erróneas, podemos creer en la verdad, ¿cierto? El incidente del joven general y la situación de la princesa Changping, el Emperador ha oído hablar de los dos. Ambas enfermedades confundieron al Médico Imperial Gu y al Doctor Divino Han, pero su medicina los curó en medio día. Después de escuchar esto, el Emperador se regocijó y la elogió como azul que está hecho de índigo, pero es más vívido que el índigo[8]. Gran parte de ti proviene de tu madre, Lady Tianxin, quien tiene relación contigo.

El eunuco Xue habló con una alegría ilimitada, pero Han Yunxi estaba profundamente afligida al escuchar esas palabras.

—Estimada wangfei, esta vez fue la Emperatriz quien le dio su recomendación personal. ¡Estimada wangfei realmente tienes habilidades ocultas! Si continúas siendo modesta, ten cuidado de enojar el semblante imperial —bromeó el eunuco Xue.

¡La Emperatriz!

¿Cómo lograste que alguien cayera de los elogios excesivos? ¡Esto fue realmente así! ¿Cuáles fueron los rumores afuera en comparación con esto?

Han Yunxi se recostó cuando finalmente entendió. Miró hacia la cara de la Gran Concubina Yi, pero solo vio una curva ridícula en sus labios, como si estuviera viendo un buen espectáculo. Junto a ella, Murong Wanru parecía mostrar simpatía, pero sus ojos la traicionaron intencionalmente mostrando autosatisfacción.


[1] Noveno cielo (九天) – jiutian, el más alto de los cielos. La mitología china creía en nueve niveles del cielo.

[2] agregar aceite al vinagre (添油加醋) – tianyou jiacu, para agregar detalles al contar una historia para hacerla más interesante.

[3] suelta…palomas (放…鸽子) – colmillo…gezi, modismo que probablemente significa dejar volar las esperanzas de alguien.

[4] Emperador Tianhui (天 徽 皇帝) – nombre del emperador reinante de Tianning. Tian puede significar cielo, cielo, Hui puede significar emblema, bien, glorioso.

[5] Eunuco Xue (薛公公) – xue gong gong, Xue es el apellido, gong gong es un término respetuoso para dirigirse a un anciano o a un eunuco de la corte.

[6] Xue Guiping (薛桂平): nombre completo del eunuco Xue. Gui es casia u osmanthus con aroma dulce, Ping puede significar calma, paz y tranquilidad.

[7] pulso de embarazo (喜 脉) – ximai, una medida del pulso que indica que la paciente está embarazada. Los antiguos médicos chinos usaban pulsos para determinar diversas enfermedades solo por el ritmo cardíaco del paciente o similar.

[8] azul que está hecho de índigo, pero es más vívido que el índigo (青出于蓝 而 胜于 蓝) – qinchu yulan ersheng yulan, idioma que significa que el estudiante supera al maestro.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *