Consorte experta en venenos – Capítulo 54: Esperanza, un método de tratamiento

Traducido por Selena

Editado por Ayanami


[Las traducciones originales y más actualizadas son de volaretranslation. Se le da el crédito respectivo a la página de traducción inglesa.]

— ¿Aprobar o negar? Qin Wangfei, ¿estás insinuando que tienes una manera de tratar al Príncipe heredero? —Preguntó el Emperador Tianhui con seriedad.

Con la enfermedad del Príncipe heredero, una simple ecografía en modo B en el mundo moderno revelaría la causa, seguida de una cirugía estomacal estándar. Pero en la antigüedad, eso es un poco difícil. Aun así, Han Yunxi asintió, sin miedo, con la cabeza. Naturalmente, ella tenía otros métodos disponibles.

— ¿Qué tipo de tratamiento?  Preguntó Long Tianmo a toda prisa, sus palabras revelaron su confianza en Han Yunxi.

—Crearé un antídoto contra el tumor maligno para disolverlo como sangre venenosa, luego cortaré el estómago para extraer los restos de veneno con agujas de acupuntura —respondió Han Yunxi con sinceridad.

Si intentara cortar directamente el estómago del Príncipe heredero para extraer el objeto, tendría que ser una incisión muy grande y muy profunda. Sin las herramientas adecuadas, no estaba dispuesta a correr el riesgo. Pero, si ella usa medicina para disolver el veneno interno, antes de expulsarlo de su cuerpo, entonces, es muy similar a lo que hizo con el joven general Mu Qingwu. Mientras no se perdiera demasiada sangre, los riesgos de dicho procedimiento estaban bajo su control.

Han Congan habló primero —Entonces, todavía no puedes probar que el Príncipe heredero tiene un tumor maligno dentro de su estómago.

—Cuando el tumor se disuelva en sangre venenosa, el Doctor Divino Han puede examinar la sangre en busca de toxinas —Han Yunxi curvó sus labios en una sonrisa burlona, poniendo énfasis adicional en el “Doctor Divino Han“.

La cara de Han Congan se puso roja, luego blanca de odio, pero no pudo decir una palabra.

—Entonces, el estómago tiene que ser abierto —la Emperatriz dudó.

—Esto…no es apropiado, ¿verdad? —La Emperatriz Viuda también era irresoluta. Su cara parecía ansiosa, realmente preocupada, porque el Príncipe heredero es su amado nieto mayor.

—Cuando Chenqie trató el veneno del joven general, también utilicé un cuchillo en su estómago. En ese momento, la Emperatriz viuda incluso confundió mis intenciones. Estimada Emperatriz viuda, si no le crees a Chenqie, puedes llamar al joven general para que lo mire. Todavía debería haber una cicatriz en el estómago por la incisión —la voz de Han Yunxi era muy tranquila.

La Emperatriz viuda bajó los ojos, mientras brillaban de rabia. Esta maldita chica, todavía recuerda algo así, es claramente una burla. Ella guardó silencio. Con su caso presentado con éxito, Han Yunxi lanzó el problema de la papa caliente[1] al Emperador Tianhui para que él lo decidiera.

—Su majestad, Yunxi lo ha explicado todo. Por favor, decida si se procede o no con el tratamiento.

El Emperador Tianhui intercambió miradas con Long Tianmo postrado en cama entre las cortinas de gasa, ninguno de los dos dijo una palabra. Han Yunxi fue lo suficientemente inteligente como para llegar a un diagnóstico completamente diferente de Han Congan. Si el Emperador Tianhui la creía, la dejaría tratarlo. Si no, entonces él no podría hacer las cosas difíciles para ella. En tal situación, incluso Han Congan no se atrevió a hablar. Después de todo, había pasado muchos años, sin éxito, intentando tratar la enfermedad. Hablar más, sería como buscar su propia muerte.

En un instante, la sala quedó en silencio.

Finalmente, el Emperador Tianhui se volvió para mirar a Long Feiye —Duque de Qin, ¿qué opinas?

Han Yunxi no esperaba que el Emperador le preguntara a Long Feiye. Sin embargo, estaba tan tranquilo como siempre, como si esperara esto desde el principio. Su actitud era indiferente y difícil de leer.

—Este es un asunto importante, por lo que, naturalmente, el hermano imperial debere tomar la decisión.

Unas pocas palabras simples, habían arrojado el asunto al Emperador Tianhui. Por supuesto, el Emperador no era una lámpara ahorradora de petróleo[2] y continuó preguntando: — ¿Confía, el Duque de Qin en Qin Wangfei?

Esta pregunta, obligó a Long Feiye a responder directamente. El corazón de Han Yunxi estaba perplejo, pensando en que algo no estaba del todo bien. Se rumoreaba, ampliamente, que el Emperador Tianhui y el Duque de Qin son hermanos cercanos entre sí. El Duque de Qin tiene mucha autoridad, pero el Emperador Tianhui se rindió a él por cortesía. Pero, por lo que vio ahora, el Emperador y el Duque no están cerca en absoluto. Más bien, ¡ambos se movieron muy sutilmente, uno contra el otro!

Si Long Feiye responde que confía en ella, ¿no sería castigado si Han Yunxi fallara? Y si él respondía que no, sus hazañas llegarían a su fin. Ahora, todos miraban a Long Feiye, quien había ido personalmente a la residencia del general Mu para rescatar a Han Yunxi. Esta vez, ¿volvería a hablar?

¿Por qué apareció en persona en la casa del general y le dio una lección a Changping y al funcionario de la corte de justicia? ¿Por qué ayudó a Han Yunxi a salir de una situación difícil? ¿Por qué permitió la existencia de la gota de sangre en el pañuelo? ¿Eran él y Han Yunxi una pareja genuina?

¿Se debe a que Han Yunxi no era fea y sabía medicina, por lo que le dio un tratamiento especial después de verla con una luz favorable? ¿Aceptó a esta esposa oficial en su corazón?

¡Todos tenían curiosidad por las respuestas a estas preguntas!

Anticipaban su respuesta, pero él solo dijo suavemente: —No tiene sentido si su señoría le cree. Solo si el Emperador y el Príncipe heredero lo hacen, será de alguna utilidad.

Estas palabras ligeras fueron como cuatro liang moviendo mil jin[3] y disolvieron la trampa del Emperador Tianhui. Han Yunxi escapó, por poco, riendo a carcajadas. Este tipo, realmente, es un zorro astuto. El Emperador Tianhui frunció los labios y estaba a punto de preguntar de nuevo cuando Long Feiye dijo: —Hermano imperial, el Príncipe heredero ya no es un niño. Ya es hora de que sea independiente.

Estas palabras, indudablemente, decían que los asuntos del Príncipe heredero deberían ser decididos por él mismo. El apoyo del Duque de Qin le dio una gran influencia a cualquier hijo imperial, por lo que era natural que el Emperador quisiera que apoyara al Príncipe heredero. El Emperador Tianhui forzó una sonrisa, mientras miraba hacia al Príncipe.

—Tianmo, la lección de tu Tío Imperial es adecuada. Toma tus propias decisiones para tus propios asuntos.

Ya habían pasado siete años, y Long Tianmo realmente tenía suficiente. Aunque, en lo profundo de su corazón, no creía en Han Yunxi, prefería luchar con todo en lugar de esperar a morir. Estaba más claro que nadie de que su padre renunciaría a él si esta enfermedad persistía. En el silencio, su voz era excepcionalmente brillante.

— ¡Acepto el tratamiento!

Han Yunxi dejó escapar un suspiro, mientras la cara de Han Congan se puso negra. Sin duda, la reacción del Príncipe heredero lo había rechazado por completo. El Emperador estaba satisfecho con la valiente elección del Príncipe heredero. Él asintió y dijo: —Qin Wangfei, ¿podemos comenzar el tratamiento de inmediato?

—Necesito hacer una investigación detallada para determinar la ubicación del tumor y su tamaño, antes de escribir una receta —dijo Han Yunxi con seriedad. Ahora que habían decidido el tratamiento, se sintió mucho más relajada y fue a hacer un examen de inmediato. Rápidamente, descubrió que el objeto en el estómago de Long Tianmo era más grande de lo que imaginaba y definitivamente está vivo, notó esto al darse cuenta de que se movía cuando presiona ciertos puntos de acupuntura.

Su mirada se volvió oscura y complicada.

— ¿Cómo lo ves? —Long Tianmo preguntó con nerviosismo.

Han Yunxi se rió un poco —No te preocupes, solo descansa bien estos dos días sin pensar demasiado —Ella retrocedió mientras hablaba, en tanto la Emperatriz y la Emperatriz viuda la rodeaban.

— ¿Y Bien?

— ¿Puedes tratarlo de inmediato?

—Cualquier medicamento que necesite, solo díganos.

—…

—La receta es un poco compleja, así que necesito hacer una investigación exhaustiva antes de estar segura —dijo Han Yunxi con seriedad.

En este momento, Han Congan hizo una solicitud —Qin Wangfei, este sin talento es viejo y está atrasado, pero todavía estoy bien versado en farmacología. Estaré dispuesto a ayudarte.

Si Han Yunxi no pudiera curar la enfermedad, la Familia Han tampoco podría escapar de las consecuencias. Pero si ella tenía éxito, entonces, él podría obtener algo de gloria por ser su asistente. ¡Más que cualquier otra cosa, quería ver cómo esta maldita chica tenía tales agallas y su método de tratamiento!

Sin embargo, Han Yunxi actuó como si no escuchara sus palabras —Su majestad, me gustaría solicitarle al médico imperial Gu Beiyue como mi asistente.

En comparación con Han Congan, el Emperador Tianhui naturalmente confía más en Gu Beiyue y estuvo de acuerdo de inmediato— ¡Alguien, convoque a Gu Beiyue aquí!

Pero Han Yunxi lo detuvo —Su majestad, esto no es poca cosa. Iré al patio de los médicos imperiales y hablaré de los detalles con el médico imperial Gu allí. La receta estará lista antes del atardecer.

Había mucha gente aquí, después de todo. El Emperador Tianhui asintió con la cabeza e hizo que alguien llevara a Han Yunxi. Han Congan los miró impotente, antes de que la Emperatriz viuda hablara en un tono gélido —Divino Doctor Han, creo que debería volver y esperar las buenas noticias de su hija.

—Estimada Emperatriz viuda, este plebeyo ha servido al Príncipe heredero durante siete años y comprende perfectamente su situación. Quizás…a este plebeyo se le debería permitir quedarse, en caso de que…

Han Congan no pudo terminar, antes de que la Emperatriz se enojara —Pehpehpeh[4], Han Congan, ¿qué palabras desafortunadas estás diciendo? Una cosa inútil tiene suficiente cara para hurgar aquí. Déjame decirte que fuiste tú quien encontró el pulso de embarazo. ¡Cuando el Príncipe heredero se recupere, me aseguraré de arreglar las cosas contigo!

Han Congan estaba demasiado asustado para decir algo más y rápidamente presentó sus respetos antes de huir. Al ver su retirada, los ojos de la Emperatriz se llenaron de una bruma oscura. Pensó, si Han Yunxi puede curar a Tianmo esta vez, entonces, me demoraré en arreglar las cuentas de Changping. Su acto meritorio puede compensar sus crímenes.

¡Pero si Han Yunxi no puede curarlo, se asegurará de desgarrar a la Familia Han desde sus raíces y borrar su existencia del Continente Reino de las Nubes! Y ella calificaría a Han Yunxi como la criminal que exterminó a su clan. Ni la Emperatriz viuda ni la Emperatriz se fueron, sino que se quedaron junto a la cama de Long Tianmo. El Emperador Tianhui tampoco quería irse, pero tenía una expresión digna e imponente.

⧫ ⧫ ⧫

Es cierto que todos estaban nerviosos. Esta, era la última oportunidad del Príncipe heredero. Si Han Yunxi no puede salvarlo, entonces, el Emperador Tianhui tendría que soportar el dolor de renunciar a su heredero. Ella sostuvo la conclusión en sus propias manos, pero ninguno de ellos podía predecir el resultado.

Long Feiye parecía ser el menos afectado cuando se levantó para irse —Hermano Imperial, vámonos. Chendi[5] te acompañará a probar un poco de té.

Solo entonces, el Emperador Tianhui se recuperó lo suficiente como para asentir con la cabeza y seguir a Long Feiye.

—Es simple reinar sobre un país, pero difícil reinar sobre la familia —suspiró el Emperador Tianhui con emoción.

—El cielo ayuda a los dignos como el Príncipe heredero. El Hermano Imperial debería estar aliviado —dijo Long Feiye suavemente.

No era la primera vez que el Emperador Tianhui había tratado de sondear a Long Feiye, pero nunca logra descubrir la posición de este último. Cada vez, tenía que dejar de intentarlo. A medida que Long Feiye crecía, ni Long Tianmo ni ninguno de los otros hijos imperiales podían competir con él. En realidad, si la Emperatriz viuda no hubiera conspirado despiadadamente contra la Gran Concubina Yi en el pasado, el Emperador Tianhui nunca habría ganado el trono imperial.

El norte de Li es la nación enemiga de Tianning, pero a los ojos del Emperador Tianhui, este pequeño hermano suyo, aproximadamente de la misma edad que su propio hijo, era más aterrador que los crueles soldados del norte de Li.

—Con respecto al asunto del espía de Li del norte, ¿cómo van sus investigaciones? —Preguntó el Emperador Tianhui.

—Todavía hay un gran pez escondido, pero Chendi ya ha lanzado una red —respondió Long Feiye con franqueza.

—Debes saber que estos espías no causarían un gran revuelo a menos que tuviéramos un traidor entre nuestras filas —le recordó el Emperador Tianhui con frialdad.

—Chendi lo entiende. El hermano imperial puede estar tranquilo —Long Feiye estaba calmado y tranquilo, hasta el punto de que parecía frío. Los dos conversaron mientras entraban a los jardines, mientras que Han Yunxi había llegado al patio de los médicos imperiales.

⧫ ⧫ ⧫

Gu Beiyue es el médico imperial jefe, por lo que este lugar está, naturalmente, bajo su control. Tan pronto como escuchó que Han Yunxi había llegado por el asunto del Príncipe heredero, inmediatamente, almacenó todas las medicinas en su estudio y se puso de guardia afuera de la puerta, prohibiendo a todos acercarse. Han Yunxi no había dicho una palabra, antes de hacer todo esto, pero ella no pudo evitar aprobarlo en silencio. Pensando que Gu Beiyue parecía gentil y frágil, era formidable por derecho propio.

Si uno pudiera llamar a Long Feiye un zorro helado, entonces este tipo tendría que ser cálido.

Después de cerrar la puerta, se acercó con calma con una sonrisa —Qin Wangfei, ¿has llegado a un diagnóstico?

Éste, es un asunto tan grande que cualquier otra persona estaría ansiosa. Pero Gu Beiyue permanecía eternamente tranquilo. A Han Yunxi le gustó mucho su sonrisa amable, del tipo que podría calmarla en un instante. Sin embargo, cada vez era ella la que perturbaba la paz en sus ojos.

—No es un pulso de embarazo —dijo con una sonrisa.


[1] problema de la papa caliente (烫手 山芋) – tangshou shanyu, literalmente “papa quemada a mano”, un problema problemático, tema candente

[2] lámpara de ahorro de aceite (省油 的 灯): cambio de deng, literalmente una lámpara que ahorra aceite, o “alguien con quien es fácil tratar”.

[3] cuatro liang cambiando mil jin (四两拨千斤) – siliang bo qianjin, las cosas pequeñas se mueven más grandes. Liang y Jin son unidades de peso chinas.

| Índice |

One thought on “Consorte experta en venenos – Capítulo 54: Esperanza, un método de tratamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *