Consorte experta en venenos – Capítulo 55: La verdad debe permanecer oculta

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


[Las traducciones originales y más actualizadas son de volaretranslation. Se le da su respectivo crédito al equipo de traducción en inglés].

¿No es un pulso de embarazo?

Gu Beiyue estaba sorprendido, pero esperó pacientemente a que Han Yunxi le explicara.

—Pero, definitivamente, hay una vida dentro de ese estómago —continuó Han Yunxi.

No es un pulso de embarazo, pero el estómago todavía lleva una vida. ¿Qué significa esto? Gu Beiyue levantó las cejas pero no habló, esperando a que Han Yunxi continuará. Toda su cara se puso seria.

—Eres la única persona a la que puedo decirle el diagnóstico, ¿quieres saberlo?

Sólo entonces Gu Beiyue se asombró.

— ¿Qué está pasando exactamente?

—Necesito su ayuda, pero tiene que mantener esto en secreto —dijo Han Yunxi nuevamente.

Gu Beiyue asintió sin la menor vacilación. Quizás él mismo ni siquiera sabía por qué creía tanto a Han Yunxi. Además de él, realmente no había nadie más en quien Han Yunxi pudiera confiar. ¡Este secreto es demasiado aterrador! Incluso las personas en la era moderna podrían encontrarlo inconcebible, y mucho menos las del pasado.

Ella bajó la voz.

—La enfermedad del príncipe heredero se llama “feto en feto”[1]. Hablando estrictamente, el niño en su estómago debe pertenecer a la estimada emperatriz.

Cuando escucho las palabras, el siempre tranquilo Gu Beiyue, en realidad, retrocedió unos pasos, su rostro se llenó de asombro. Pero se estableció muy rápidamente.

—Qin Wangfei, tales palabras…no puedes hablar descuidadamente.

Han Yunxi sintió una impotente necesidad de reír a carcajadas. Una vez más, ella había destruido la calma de este hombre. Ella dejó escapar una risa ligera en su lugar.

—Lo sé. Solo escucha mi explicación.

Solo que ahora se acercó a Gu Beiyue con una inclinación de cabeza.

—Cuando la emperatriz estaba embarazada del príncipe heredero, en realidad llevaba a dos bebés en su vientre. Pero, antes de que nacieran los niños, el príncipe heredero tomó el otro niño en su cuerpo.

Hablando con sinceridad, el feto en feto es un tipo de feto parásito en el que uno de los gemelos se traga al otro en su cuerpo. A medida que el bebé crece, también lo hizo el otro feto, absorbiendo nutrientes a lo largo de los años hasta que se convirtió en una malformación. Bajo diversas circunstancias, algunos fetos en feto crecieron rápidamente y fueron descubiertos desde el principio. Pero, algunos se desarrollan lentamente y solo se revelan después de mucho tiempo. Históricamente hablando, el caso más largo tomó 32 años[2] antes de que surgieran los síntomas. Long Tianmo no tiene ni veinte años este año, por lo que su caso no podía considerarse largo.

Gu Beiyue no entendía cosas como células o embriones, por lo que Han Yunxi solo podía explicarle las cosas en los términos más simples.

—En otras palabras, la emperatriz estaba embarazada de gemelos. Pero antes de que maduraran, el príncipe heredero absorbió al otro niño. Luego, el príncipe heredero se convirtió en un bebé y nació con el otro niño aún dentro de él, el cual sobrevivió extrayendo los nutrientes de su sangre a medida que crece lentamente.

Gu Beiyue, finalmente, entendió y sacudió la cabeza con incredulidad.

—No pensé que tal cosa existiera.

Por supuesto, no creía que los hombres tuvieran bebés, pero a lo largo de los años había investigado la enfermedad del príncipe heredero, a pesar de no haberlo tratado. Aunque se sorprendió por la explicación de Han Yunxi, sonaba razonable. Se perdió en sus pensamientos por un momento y, de repente, levantó la cabeza para mirar a Han Yunxi con una mirada imponente.

— ¡No podemos mantener esta vida! Aunque todos estos años lo hemos llamado pulso de embarazo, el emperador realmente no cree en eso.

Han Yunxi sabía que no podían mantener esa vida, de lo contrario, ella no lo habría mantenido en secreto y habría inventado una historia descabellada sobre los sarcomas del estómago. Un feto en feto no es un niño normal y sano. Algunos de ellos ni siquiera tienen extremidades o cosas como un corazón o un cerebro. Incluso si extrajeran al feto, no viviría por mucho tiempo. Dejando eso a un lado, incluso si es un bebé normal y saludable, no podían permitirse mantenerlo.

¿Cómo podría el príncipe heredero dar a luz a un niño?

Si realmente lo hiciera, todos los que tuviesen conocimiento tendrían que ser silenciados, incluido el príncipe heredero y el propio feto. Cuando se difundiera la noticia de esto, la larga familia imperial sería etiquetada de monstruos, dando a las fuerzas rebeldes la excusa para alentar a la población para un levantamiento. Por supuesto, a Han Yunxi no le importaba todo eso. Ella solo sabe que no puede decir la verdad, pero tiene que salvar a su paciente para poder vivir. Al ver la mirada imponente de Gu Beiyue, la voz de Han Yunxi se volvió fría.

—Así que tenemos que matarlo en el estómago.

—Tu padre le recetó muchas píldoras de aborto involuntario, que no surtieron efecto —le recordó Gu Beiyue.

Los labios de Han Yunxi se curvaron hacia arriba.

—Por supuesto que su medicina no funcionaría. Las píldoras para el aborto involuntario son utilizadas por las mujeres.

La medicina de Han Congan solo funciona en mujeres embarazadas. Técnicamente hablando, Long Tianmo no está embarazado, entonces, ¿cómo podría funcionar en él?

—Necesito un cierto veneno para disolver la cosa dentro del estómago del príncipe de la corona en sangre acuosa. Luego, lo expulsaré con mis métodos habituales de veneno para que el emperador y el resto vean el agua venenosa. El príncipe heredero no está embarazado, pero su estómago creció por un tumor maligno —el tono de voz de Han Yunxi fue muy seguro de sí misma.

Al escuchar esto, Gu Beiyue se quedó en silencio por un largo tiempo antes de darle un pulgar hacia arriba. Sin lugar a dudas, la idea de Han Yunxi es la más apropiada. No solo se protegió a sí misma, sino a la realidad detrás de este secreto para siempre. Aquellos que no sabían la verdad nunca sentirían un nudo en sus corazones.

—Su Alteza, el Príncipe heredero, debería agradecerle —sonrió Gu Beiyue.

Han Yunxi simplemente se encogió de hombros.

—Solo espero que su madre me dé menos problemas en el futuro.

Gu Beiyue sabía que los venenos no eran difíciles para Han Yunxi, entonces ¿por qué necesita su ayuda?

—Me encontraste para… —se calló.

La mirada segura de Han Yunxi se oscureció de repente.

—Esa cosa es extremadamente grande, por lo que hacer la incisión será diez veces más difícil que lo que hice con el joven general. Antes de que expulsemos todo el veneno, existe el riesgo de que el príncipe heredero pierda demasiada sangre.

De hecho, Han Yunxi estaba preparando el veneno para que el príncipe heredero disolviera el objeto dentro de su estómago. Ella podría inventar las recetas más eficientes y exquisitas para que no dañen los órganos y solo disuelvan el bulto en sangre acuosa. Pero, la sangre envenenada tendría que ser expulsada rápidamente del cuerpo. Su mayor problema ahora es qué hacer con la pérdida de sangre del cuerpo, porque ella necesita el tiempo suficiente para eliminar todo el veneno.

En los tiempos modernos, una transfusión de sangre funcionaría, pero ahora todas sus esperanzas descansan en Gu Beiyue, quien lo entendió tan pronto como escuchó el problema. Miró a Han Yunxi con una expresión complicada, solo habló después de mucho tiempo.

—Sé de un medicamento llamado Píldora de sangre, que puede crear sangre después de ser ingerido…

Han Yunxi estaba encantada, antes de que terminara de hablar.

— ¿Dónde está?

Al verla tan emocionada, Gu Beiyue no pudo evitar el parpadeo cariñoso en sus ojos.

—Qin Wangfei, esta píldora es difícil de obtener.

—La casa imperial tiene mucho dinero y poder, entonces, ¿qué hay que temer? —Dijo Han Yunxi con facilidad. De acuerdo, al menos en su corazón, la familia imperial es un tirano y ladrón incomparable.

Gu Beiyue parecía aún más indefenso al responder.

—Qin Wangfei, en el Continente del Reino de las Nubes, la Familia Imperial de Tianning no es más que uno de muchos poderes.

Naturalmente, Han Yunxi sabía que el Continente del Reino de las Nubes es inmenso y está lleno de poderosos tigres ocultos y dragones agazapados. Pero, en este momento, está más preocupada por la ubicación de la píldora de sangre vital. Con eso en la mano, el tratamiento del príncipe heredero solo tardaría unos minutos en completarse.

—Entonces dime quién la tiene.

Han Yunxi se estaba impacientando.

Gu Beiyue dijo tres palabras

—Gu Qi Sha[3].

¿Gu Qi Sha?

Han Yunxi parecía haber oído hablar de este famoso nombre en los recuerdos de la propietaria original.

—  ¿El extraño genio Gu Qi Sha que fue expulsado de la Academia Médica de la Nube Real?

Gu Beiyue asintió.

—Exacto ese es. Este compañero ha sido un genio excéntrico desde su nacimiento y tiene un talento natural para cultivar plantas medicinales. Muchas plantas de uso común, en la actualidad, fueron injertadas personalmente por él en su juventud, por lo que la gente lo llama el demonio de la píldora[4].

—Escuché que es el hijo adoptivo de un anciano de la academia médica y comía plantas medicinales como si fueran las tres comidas diarias —preguntó Han Yunxi con curiosidad.

Gu Beiyue asintió. Eso era todo lo que sabía, a pesar de que su abuelo era director en esa misma academia médica. Pero, un director es un nivel más bajo que un anciano, por lo que no tenía forma de entrar en contacto con sus superiores. Además, no había estado mucho tiempo en la academia de medicina antes de seguir a su abuelo a la capital de Tianning.

—Entonces, ¿dónde está Gu Qi Sha ahora? —Preguntó Han Yunxi a toda prisa.

—Después de que la academia médica lo expulsó, se puso en marcha por su cuenta y fundó el valle de las Píldoras Demoníacas. Allí, recolecta y cultiva todo tipo de medicinas milagrosas y las vende en función de su estado de ánimo. Si quieres comprarle la píldora de sangre vital, será una tarea difícil —dijo Gu Beiyue.

Y, sin embargo, la cara de Han Yunxi se relajó en respuesta.

—Pensé que tendrías que esforzarte mucho, ¡pero es algo tan fácil! Una sola píldora será suficiente.

— ¡Será difícil de conseguir! —Gu Beiyue no pudo evitar recordarle de nuevo.

Han Yunxi le dio una sonrisa pícara.

—Sólo soy responsable de la receta, no de encontrar sus ingredientes.

Esta…

Al ver la sonrisa astuta de Han Yunxi, Gu Beiyue finalmente entendió su significado. Mientras la receta estuviera ahí, el emperador debía encontrar sus propios métodos para obtener la píldora de sangre vital. Si no lo logra, tampoco puede culpar a sus dos médicos. Han Yunxi se dirigió de inmediato a la mesa y escribió rápidamente, con una pluma, todos los ingredientes y las cantidades prescritas. El curioso Gu Beiyue se mantuvo a un lado, mientras observaba cuidadosamente, solo sintiéndose cada vez más desconcertado por su lista.

Reconoció todos los ingredientes de la receta, pero no pudo determinar sus efectos cuando se mezclaron. Una receta que podría disolver la cosa en el estómago del príncipe heredero sin dañar ninguno de los órganos circundantes requería una artesanía extraordinaria. Rápidamente, Han Yunxi terminó de escribir la receta y colocó la píldora de sangre vital al final.

—Qin Wangfei, esta receta… ¿está completa? —Preguntó Gu Beiyue dudoso.

Han Yunxi le dio una mirada significativa.

— ¡Es nuestro secreto!

Por supuesto, está incompleta. Además, quien haya terminado con esta receta no podría decir que es una fórmula para un veneno. Ni siquiera había escrito los tres ingredientes más importantes. La receta es solo para mostrar, ya que la medicina real ya está en su sistema de desintoxicación. Han Yunxi tuvo que dejarse un as. Si ella escribe la receta real y termina en manos de algún experto, ¿no expondría la verdadera naturaleza de su tratamiento para el príncipe heredero?

Gu Beiyue observó las acciones misteriosas de Han Yunxi y no preguntó, pero su afición por esta mujer aumentó tres partes más en sus ojos.

Con la píldora de sangre vital, el mayor obstáculo de Han Yunxi se había resuelto. Estaba casi demasiado impaciente para convertirse en la salvadora del príncipe heredero para poder ver las reacciones de la emperatriz y la emperatriz viuda. Por supuesto, ella estaba aún más expectante por las reacciones de la Gran Concubina Yi y Murong Wanru. ¡En este momento, deben estar ardiendo de impaciencia en la casa del duque de Qin!

¡Primero, debía conseguir la píldora de sangre vital!

— ¡Apresurémonos y entreguemos la receta! —Han Yunxi agarró el brazo de Gu Beiyue y se preparó para irse. Sorprendido, Gu Beiyue se quedó en blanco, brevemente, antes de soltarla silenciosamente. No habló, pero una sorprendida Han Yunxi miró hacia atrás para ver a Gu Beiyue evitando sus ojos.

Este chic…

Han Yunxi resopló de risa pero no lo explicó. De acuerdo, está tan feliz que olvidó que se encuentra en el pasado. Como mujer casada, no puede tener amigos cercanos.

Ella fingió que no había pasado nada, antes de darse la vuelta.

—Mi mano se movió demasiado rápido. Pero no estaba tratando de ser impropia.

Gu Beiyue estaba a punto de moverse, pero se detuvo, de nuevo, con sus palabras. Excepto que esta vez, una cálida sonrisa floreció, silenciosamente, en su rostro.

Han Yunxi no lo sabía, pero se las arregló para no ver la sonrisa más hermosa del mundo.


[1] feto en el feto (胎 中 胎) – tai zhong tai, una anomalía del desarrollo en la que se forma una masa de tejido que se parece al feto dentro del cuerpo. Una vez más, te dejo el Google-fu. Se advierte que las imágenes pueden ser bastante gráficas.

[2] el caso más largo… 32 años – el autor parece estar un poco alejado aquí. El caso más largo puede pertenecer a Sanju Bhagat, que tenía 36 años cuando los médicos le operaron el estómago y descubrieron a su gemelo parcialmente desarrollado dentro de él. Antes de eso, había llevado alrededor de un estómago hinchado durante años.

[3] Gu Qi Sha (古 七 刹) – Gu significa ‘antiguo, antiguo’, Qi es ‘siete’, ‘Sha’ es ‘parar, verificar’.

[4] Pill Fiend (药 鬼) – yaogui, Pill también podría traducirse como ‘medicina’ o ‘droga’; demonio también puede significar ‘fantasma, demonio, monstruo, espíritu, aparición’.

| Índice |

One thought on “Consorte experta en venenos – Capítulo 55: La verdad debe permanecer oculta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *