Escapó otra vez – Capítulo 82: Preferiría ofender a una persona vil que a una mujer

Traducido por Army

Editado por Ayanami


Las personas que acababan de salir de la casa de descanso no pudieron evitar volverse para mirar el dormitorio iluminado, todos tenían rostros perturbados.

Ai Fei, entra primero en el carruaje. Zhen todavía tiene que decirle algunas palabras a estos Da Ren.

Feng Tingye sonrió levemente y soltó la mano de Xia Yuqing, lo que le permitió abordar el carruaje primero.

—Está bien…

Xia Yuqin los miró con sospecha, pero no preguntó más y entró obedientemente en el carruaje.

—Su Majestad, ¿dejar Xiang Er al lado de Xia Mingyuan? ¿Está seguro de que es seguro? ¡Si esto continúa, alguien va a morir!

—Está bien, Xiang Er sabe qué hacer. Sería mejor tener el ojo de alguien en Xia Mingyuan.

Además, este hombre que hizo sangrar a una preciosa persona, Liu Yixiang está siendo vendida, ¡había escrito todo esto en su corazón!

Army
Tengo la ominosa sensación de que planeó todo ( ˘︹˘ ) lo juro por Leona (Twisted Wonderland)

Estas dos personas, que no tienen simpatía el uno por el otro, ¡será un buen entretenimiento para ver! De hecho, al alejar a Liu Yuxiang, esa Yatou está dentro del carruaje obedientemente y conocerá mejor su lugar. Matar tres pájaros de un tiro.

Al ver la boca de Feng Tingye formando una sonrisa diabólica, los Da Ren no pudieron evitar estremecerse. Sabiamente, decidieron pasar por alto esa pregunta.

—Ese ayudante de Yu Shi…

—Se los dejo a ustedes. Antes de matarlo, asegúrese de descubrir la verdadera razón detrás de la visita de Xia Mingyuan. Además, Yan Ran, tu asesino…

—Todo está en la palma de mis manos.

Yan Ran tenía una cara engreída, haciendo que todos estuvieran de acuerdo en golpearlo.

Zhen solo te va a advertir. No sufras otra derrota. —Feng Tingye levantó la ceja y le respondió.

—Sí, no seas como la última vez que te dañaste la garganta y provocaste un malentendido. —Dijo Shao Zitong, aprovechando la oportunidad para darle una puñalada. Siempre le ha molestado que no haya podido ridiculizarlo por el error de la última vez.

La cara de Yan Ran se puso rígida. Una vez más, se arrepintió de haberse hecho amigo de un sujeto tan malvado.

♦ ♦ ♦

Xia Mingyuan descubrió que había tenido muy mala suerte en estos días. No, en realidad, debería decir, que desde que dio un paso hacia los suelos del imperio Ye y vió a Xia Yuqing, no ha tenido ningún encuentro afortunado.

Primero, debido a que Xia Yuqing tenía poca confianza y piernas débiles, ella misma se había caído por las escaleras. Sin siquiera mencionarlo como su cojín, pero también había hecho que todos lo miraran de manera hostil. Ahora, solo porque estaba sentado en el carruaje de Yu Shi y se encontró con un desastre repentino, Liu Yixiang había venido volando con una patada, lo que lo dejó casi paralizado. Sin siquiera señalar eso, ahora tenía que enfrentarse al rostro de esa perra sombría. ¿Por qué está sufriendo tal trato?

Después de eso, algo debe haber golpeado a su segundo hermano real, que una vez lo había reverenciado completamente. ¿Por qué le daría una mirada tan reservada y a regañadientes que le puso la piel de gallina? Su amor fraternal hizo que se preocupara y quisiera preguntar qué sucedía.

Pero, quién sabría que cuando se le acercó, ese tipo actuó como una inocente mujer soltera, cubriéndose el pecho mientras se guardaba de él, un malvado tirano.

¿Cubriendo tu pecho? Sí, no lo viste mal, ¡se estaba tapando el pecho! Un hombre de verdad usó ambas manos para cubrirse el pecho. Dándole tal mirada y reacción, ¿cree que es una mujer?

Army
Hay una terrible explicación detrás (ㆆ_ㆆ)

Como era de esperar, el imperio Ye y él no deberían mezclarse. Ha sufrido tanto, este país absolutamente… ¡debe tener un aura demoníaca!

♦ ♦ ♦

Por lo tanto, durante los próximos días, mientras Xia Mingyuan estaba críticamente preocupado de que se vería devastado por su buena apariencia y sufría de depresión clínica, finalmente, dio la bienvenida al amanecer de una nueva era.

—Si caminas en esa dirección … ¿puedes ver al maestro libre y sin restricciones Xu Lao?

No había esperado que, mientras estaba en el palacio imperial Ye, pudiera conocer al renombrado senior de los cuatro países. Los ojos de Xia Mingyuan se iluminaron e inmediatamente se acercó felizmente.

Xu Lao, al escuchar sonidos de movimiento, giró su cuerpo. Cuando su mirada cayó al lado de Xia Mingyuan, su rostro se iluminó con una sonrisa brillante y tomó la iniciativa de darles la bienvenida.

Al ver que Xia Mingyuan se quedó perplejo por las palabras, la expresión sonriente en su rostro no pudo evitar profundizar unos centímetros. Parece que este senior también ha oído hablar de su reputación y, por lo tanto, estaba feliz de verlo. Como era de esperar, los rumores no se pueden creer. Los rumores dicen que este senior es exigente, problemático y terco como un clavo. ¡Eso debe ser de jóvenes celosos, sin nombre y sin talento que este senior no veía bien!

Pensando muy bien en sí mismo, Xia Mingyuan incluso extendió su mano, preparándose para mostrar su comportamiento modesto, educado y refinado para ganar una impresión favorable. Inesperadamente, Xiu Lao ni siquiera le dio una segunda mirada y fue como una ráfaga de viento corriendo a su lado. Ni siquiera reaccionó ante él.

—Liu YaTou, Liu YaTou, ¿cómo está mi discípula y el dragón de mi discípula? ¿Por qué no la veo contigo? Hace medio mes que no la veo. ¡Realmente la extraño muchísimo!

Xiu Lao agarró con entusiasmo la mano de Liu Yixiang.

La mano de Xia Mingyuan estaba congelada en el aire, su expresión era indescriptiblemente sombría.

Liu Yixiang, de inmediato, se apresuró a apoyar el cuerpo de Xiu Lao, que estaba algo tembloroso por correr y habló suavemente:

—Xiu Lao, por favor, no te apresures. Ellos están muy bien. Pero, no he estado en el palacio por un tiempo, así que tampoco los he visto.

—Si no los ha visto en un tiempo, ¿cómo sabría que están bien? ¿No veo normalmente que tú y mi discípula sois inseparables? ¿Por qué no se han visto en años?

Una vez que escuchó su comentario, Xiu Lao se sintió infeliz y la miró como para reprenderla.

Liu Yixiang quería gritar de agravio y no pudo evitar que su mirada se desviara hacia el culpable de esto.

Al ver que no hablaba y sentir que algo estaba pasando, siguió su mirada. Sus ojos se agrandaron cuando gritó:

—¿Quién es este tonto imprudente? No serás la amante de Liu YaTou, ¿verdad?

—¡¿Quién es su amante?!

—¡¿Quién es mi amante?!

Ambos, hablaron al unísono, mientras se señalaban el uno al otro con ira. Luego, con un bufido, desviaron la mirada.

—Puedo ver que ustedes tienen una relación bastante fuerte. Liu YaTou, tu gusto no es nada bueno.

Originalmente, estar junto a Xia Mingyuan la había enojado, pero al escuchar lo que se dijo, inmediatamente se alegró de su desgracia. Mirándolo, sonrió y explicó:

—Xiu Lao, tienes toda la razón. Esta dama no es ciega, entonces, ¿por qué iba a gustarme este tonto? Xiu Lao, déjame decirte, este tonto vino del imperio Xia para una visita. Es el príncipe real mayor del imperio Xia.

Xia Mingyuan le dio una mirada despiadada, su corazón ardía de rabia. Sin embargo, tuvo que contener su ira, ya que no quería hacer una escena mientras Xu Lao estaba presente. Pero quién hubiera pensado que antes de que pudiera hacer un comentario, recibiría un golpe con un bastón.

—Aagh …

Xia Mingyuan había reaccionado lo suficientemente rápido y usó su mano para bloquearlo, evitando peligrosamente un golpe fatal.

Cubriendo su mano palpitante, retrocedió unos pasos y miró a Xiu Lao en estado de shock. Justo cuando estaba a punto de maldecir, escuchó a Xiu Lao gritar:

—El príncipe mayor de Xia, ¿no es el que casi hizo que mi preciosa discípula perdiera a su bebé? ¡Mira cómo te voy a golpear hasta la muerte!

 ¿A quién había provocado? ¡¿Alguien podría decirle quién es su discípula?!

Senior, creo que ha cometido un error. Este príncipe solo ha venido a tu imperio durante menos de medio mes. Nunca he visto a tu discípula ni a su bebé, así que, ¿cómo podría yo…?

Antes de que pudiera terminar, una voz familiar vino detrás de él:

—Maestro, ¿realmente es usted? ¿Regresaste tan temprano? ¿Por qué no le dijiste a tu discípula, para que pudiera venir a recibirte?

El cuerpo de Xia Mingyuan se congeló cuando se dio la vuelta lentamente. Cuando vio claramente quién estaba detrás de él, sus ojos parecían como si fueran a salirse de su cara

¿Esta YaTou es discípula de Xiu Lao? ¿El discípulo que se alza en todas partes donde todos están suplicando tener como discípulo, pero a nadie se le permite alejarlo a la fuerza de Xiu Lao?

No, no hay manera. Debe ser una coincidencia. Correcto, una coincidencia. El maestro del que habla esta yatou, definitivamente, no puede ser la persona frente a él. ¡No puede ser! Luego, en el siguiente segundo, cierta persona rompió despiadadamente el auto hipnotismo de Xia Mingyuan.

Con un zumbido, Xiu Lao, que originalmente estaba parado frente a Xia Mingyuan, voló como una ráfaga de viento hacia Xia Yuqing. Completamente diferente al típico hombre de 60 años: —Pequeña discípula, te he extrañado hasta la muerte. ¿Me extrañaste?

—Por supuesto. Esta discípula extrañaba a su maestro todos los días.

Conociendo el temperamento de este anciano, Xia Yuqing, sin ninguna presión, actuó adorable y linda para obtener una buena impresión.

Tal como se esperaba, Xiu Lao, al escuchar esto, no pudo ocultar su felicidad. Pero, en un segundo, recordó algo y su rostro se puso sombrío, luego fingió enojo:

—Pequeña discípula, ¿cómo te acabo de escuchar que me llamas?

La boca de Xia Yuqing se torció y rápidamente se corrigió a sí misma

—Xu Ge, Xu Ge. Esta discípula ha estado esperando la llegada de Xu Ge todos los días para enseñarme más cosas.

Completamente satisfecho, Xu Lao floreció como la primavera, palmeando felizmente el hombro de Xia Yuqing, dijo:

—Pequeña discípula, realmente eres entrenable. Xu Ge realmente te aprecia.

—Esta discípula también te quiere.

Xia Yuqing casi se atragantó con la supuesta palmadita y tosió levemente.

Lu Rui, queriendo cuidar de Xia Yuqing, dio un paso adelante para ayudarla a bloquear, recordando:

Senior Xu, Niang Niang está embarazada. Por favor sea…

—Sí, Sí. Mírame olvidando cosas porque era demasiado feliz. ¿Estás bien discípula?

Xu Lao reaccionó rápidamente, retrocedió unos cuantos pasos y miró nerviosamente el vientre de Xia Yuqing.

Ver esos ojos iluminados de esa manera no pudo evitar la mirada sospechosa de Xia Yuqing.

¿Cree que en su vientre hay…  una deslumbrante bola de oro? 

Army
Xia ahora: o (╯ □ ╰) o

Sin problemas, movió su cuerpo, bloqueando la vista de Xu Lao y cambió de tema:

—Xu Ge, ¿por qué regresaste tan temprano? Escuché de su majestad que estarías fuera para tareas comerciales durante al menos un mes, pero…

—Una vez que escuché que mi discípula está embarazada de un dragón ¡Xu Ge estaba demasiado emocionado! Así que dejé las cosas a los demás y volví a ver a mi discípula, jajajaja.

¿Así que, simplemente, dejaste tus responsabilidades a mitad de camino, pillaste a tus subordinados desprevenidos y dando vueltas en círculos? Maestro, ¡tus subordinados llorarán!

—Eso… estos asuntos deberían ser muy importantes. Xu Ge, ¿no sería problemático que te fueras? Si no fuera importante, no le habrían dicho al maestro que fuera en primer lugar. Ahora que te vas así, ¿no causará una tragedia?

—No se preocupe, no se preocupe. Eso es una tontería, ¿Qué podría ser más importante que el hijo de mi discípula? —Xu Lao dijo como si fuera una cuestión de rutina.

Maestro, ¿está seguro de que este tipo de comportamiento rebelde es bueno?

—Hablando de eso, siento que me he olvidado de algo.

Xu Lao llevó a Xia Yuqing para hablar sobre otros asuntos, su pasión disminuyó ligeramente. Sintiendo que algo andaba mal, miró a su alrededor con sospecha. Cuando su mirada se posó en Xia Mingyuan, de repente, se iluminó:

—Ah, fuiste tú.

Mayor, ¿finalmente recuerdas sobre este príncipe? La conversación entre Xia Yuqing y usted me excluyo sin piedad.

Xia Mingyuan, estuvo petrificado durante mucho tiempo, estaba incómodo al darse cuenta de su repentina aparición en escena.

—Ah, el hermano real mayor y Xiang Er también están aquí. —Xia Yuqing, al ver esto dijo con sorpresa.

—Ellos siempre estuvieron ahí, era solo que Niang Niang no les prestó atención.

—Pequeña discípula, este es el tonto que hizo que te resbalaras por las escaleras y casi lastima a tu hijo, ¿verdad? —Dijo Xu Lao, blandiendo su bastón y apuntando a la nariz de Xia Mingyuan.

¡¿Cómo sabe eso?! Xia Yuqing estaba estupefacta al ver a Xu Lao colocar su mano en su cadera. Dispuesta a ayudar a suavizar las cosas, se apresuró a hablar:

—No, todo fue un malentendido. Ese día fui yo quien no estaba estable. Me resbalé accidentalmente. No fue culpa del hermano mayor real. No te enojes Xu Ge. ¿No ves que el hijo de tu discípula está completamente bien?

—¿De Verdad? —Xu Lao miró a Xia Mingyuan con sospecha.

—En serio, de verdad. Incluso más real que las perlas.

Sabiendo que su supuesto hermano mayor real no hace mucho tiempo había dañado su vitalidad, si iba a ser golpeado por su propio maestro, ¿no moriría sin más? En ese momento, ¿no quedaría viudo su lindo uke?

—Bueno…

Xu Lao guardó involuntariamente su bastón. Pero no se olvidó de advertirle:

—Mirando la súplica de mi discípula, esté mayor será magnánimo y no se molestara contigo. Pero si te atreves a intimidar a mi discípula de nuevo, será mejor que tengas cuidado. Hmph ~

¿A quién provocó?  YaTou ya dijo que fue su culpa que se cayera, pero ¿por qué es que el crimen todavía se le impone? De hecho… ¡¿Intimidarla?!

Aunque la intimidó antes, quién hubiera pensado que este pescado salado se liberaría de repente. Hoy en día debería pedirle que no lo intimide, no al revés. En este segundo, Xia Mingyuan se sintió tristemente en su corazón… ¡Estaba sangrando!

Xia Yuqing lo miró con simpatía. Posteriormente, sin sentir ninguna carga, ignoró su expresión amarga y miserable y dio un paso adelante para tirar de la mano de Xu Lao. Sonriendo, dijo:

—Ya que Xu Ge está de regreso, ¿por qué no vas al lugar de los discípulos para charlar? Esta discípula no te ha visto en mucho tiempo y hay muchas cosas que quiero contarle a Xu Ge.

Para decirlo con amabilidad, podría decir que Xia Yuqing es alguien que marca una clara diferencia en lo que ama y odia. Quien la trate bien, naturalmente, también lo tratará bien. Si se pone de una manera desagradable, entonces podría ser llamada estúpidamente linda.

Xu Lao y Zhang Sunshi eran los únicos dos adultos mayores del mundo que amaban mucho a Xia Yuqing. Aunque el tiempo que habían estado en contacto no había sido largo, ambos la trataron como un tesoro y ella siempre lo ha tenido en cuenta.

Por lo tanto, ella solo actuaría linda y mimada frente a ellos. Xu Lao está enamorado de los mecanismos, por lo que, hasta el día de hoy, no se ha casado, sin mencionar que no tiene hijos o herederos.

Por lo general, debido a sus extraños pasatiempos, le costaría mucho hacer amigos. Y, aunque eran muchas las personas que intentaban acercarse a él para ser su discípulo, era más en reverencia. No eran como Xia Yuqing, que se atrevería a actuar con coquetería. Sin embargo, esto se adapta completamente a su gusto, entonces, ¿cómo podría no amarla?

Una vez que escuchó a Xia Yuqing decir eso, Xu Lao de inmediato se mostró extremadamente alegre y palmeó la mano de Xia Yuqing:

—Eso no servirá. Antes de ir a tu casa, tengo que ir con el joven Feng e informar.

—Eso funciona. —Xia Yuqing asintió levemente con la cabeza. —Esta discípula te enviará primero a Su Majestad.

—Bien bien. Déjame decirte esta vez cuando salí… —Xu Lao se estaba preparando para hablar con Xia Yuqing un buen rato en el camino, pero cuando se dio la vuelta entró en contacto con Xia Mingyuan.

Frunciendo el ceño, dijo:

—Esto no está bien. Liu YaTou, si este tipo no es tu amante, ¿por qué lo estás siguiendo? ¿Podría ser… que se esté imponiendo?

Todos los que estaban cerca tenían la boca dibujada en línea recta. Con las habilidades de lady Liu, ¿no debería ser ella la que se imponga a los demás? ¿Quién se atrevería a meterse con ella descuidadamente? ¡¿No quieren vivir?!

—Este asunto es complicado. Todo esto comenzó en esa noche ventosa sin luna…

Las manos y los pies de Liu Yixiang bailaban mientras agregaba detalles y contaba su historia. Durante este tiempo, incluso enfatizaría el hecho de que ella misma era inocente y cierta persona caprichosa. Desde que se había convertido en la YaTou personal de cierta persona, se ha visto obligada a hacer todo tipo de cosas, haciendo que todos los oyentes tengan el corazón roto y los ojos llorosos.

Tal como se esperaba, después de escuchar a Liu Yixiang contar su historia, Xu Lao sintió que mirar a Xia Mingyuan era cada vez más molesto. En el acto, dejó escapar un bufido, como si la existencia de Xia Mingyuan estuviera por debajo de él:

—Este joven no es solo un tonto, sino que tiene una mente aún más estrecha que el joven Feng.

Xia Mingyuan sintió como si le dispararan en las rodillas sin ningún motivo.

Al escucharlo decir eso, Liu Yixiang se rió encantada y luego lo miró para provocarlo.

Los labios de Xia Mingyuan se crisparon. Preferiría provocar a una persona malvada que a una mujer. Los antiguos no me han mentido. ¡Pronto será incriminado a muerte por dos mujeres!

Xia Yuqing expresó en silencio su simpatía por Lord Seme quien fue ridiculizado solo por estar allí, luego habló en un recordatorio:

—Xu Ge, se está haciendo tarde. No nos demoremos más. Si no nos dirigimos a Su Majestad ahora, no llegaremos a tiempo para el almuerzo. Tu discípula hará que Lu Rui prepare tu pollo salado crujiente favorito, así que una vez que regreses podrás comerlo de inmediato.

Los ojos de Xu Lao brillaron:

—Esa es una buena idea. Las habilidades de esa YaTou son bastante buenas. Desde que me fui, no he podido comer sus platos y me siento glutinoso. Mi discípula realmente me ama más.

Con gran dificultad, Xu Lao fue convencido de ingresar al palacio Qian Qing. Cuando llegó, notó que Xia Mingyuan también estaba entrando.

Xia Mingyuan podía decir que este amanecer de la nueva era, era solo él pasando de un desastre a otro, como la calma antes de la tormenta. Ahora, este mayor probablemente lo odia amargamente.

Dándose la vuelta para mirar a Xia Yuqing… desde que nació, nunca se había arrepentido tanto. Si hubiera sabido que cometer una ofensa hacia Xia Yuqing provocaría tanta hostilidad, entonces, en ese momento, no habría avanzado para hablar fuera de turno. En cambio, se habría escondido lo más lejos posible. Por eso los hombres no deberían provocar la ira de una mujer. Incluso si son amados o tienen un respaldo, ¡una planta mimosa podría convertirse fácilmente en una planta carnívora!

Xia Yuqing no se dio cuenta del nudo en el corazón de Xia Mingyuan. Al recibir su mirada de mala gana, solo pensó que todavía sospechaba de ella y de inmediato se escondió detrás de Liu Yixiang.

Pero, poco después, su atención fue rápidamente captada por la sombra de esa persona, que estaba silenciosamente agachada en una esquina.

—Eh, ¿no es ese el joven estudiante del Gran Tutor? ¿Qué está haciendo allí agachado?

Como tenía buena vista, le pareció ver al joven erudito contando hormigas en un rincón. Al mismo tiempo, extendió la mano para agarrar a Liu Yixiang y dirigirse hacia allí.

—Joven erudito, joven erudito… ¿Qué estás haciendo aquí? ¿Dónde está tu amo? —Xia Yuqing palmeó con entusiasmo el hombro del joven erudito.

El joven erudito respiró frío y se apresuró a bloquear la cosa detrás de él. Mirando a Xia Yuqing de una manera estupefacta, se señaló a sí mismo y preguntó:

Niang Niang, ¿me estás preguntando?

—Lo que yo… yo… yo

—Delante de Niang Niang, asegúrate de llamarte Nu Cai. ¿De qué palacio eres?

La doncella de palacio que les estaba sirviendo levantó una ceja y regañó al joven erudito.

—Ella no es una persona de palacio, no tenemos que ser tan estrictos.

Xia Yuqing se apresuró a bloquear a la sirvienta detrás de ella. Este YaTou es del Gran Tutor. Si se metió con ella, más adelante, ¿dónde va a encontrar exactamente la misma persona para el Gran Tutor?

—Hablando de… joven erudito, ni siquiera sé cuál es tu nombre.

Xia Yuqing miró fijamente al joven erudito por un tiempo, su corazón no pudo evitar hacer clic. Si tan solo este YaTou fuera un hombre, habría sido mucho mejor. ¡Mirando eso, este pequeño cuerpo no parece capaz de soportar ni siquiera un golpe con esa delicada piel! ¡Este YaTou se parece notablemente a un hermoso Uke! Mirando más de cerca, la piel se ve aún mejor. ¡Oh, realmente quiero darle un pellizco!

El joven erudito miró inexpresivamente y luego respondió en voz baja:

—Yuan…. Yuan Er.

—¿Eh?

—Yuan Er, me llamo Yuan Er. Yuan de Zhi Yuan[1]. —Yuan Er se repitió una vez más incómoda.

—Yuan de Zhi Yuan. Que buen nombre. ¿Por qué estás aquí solo aturdido? ¿Dónde está tu amo

—¿Mi maestro? —Yuan Er no pareció entender la pregunta.

—Sí, el Gran Tutor. —Xia Yuqing miró la apariencia inocente de Yuan Er y no pudo soportarlo.

Qué buen niño, pero ¿se lo llevó el Precioso Tutor? Abandonado aquí… es una tragedia.

—Oh, estás hablando de Gong Zi. Gong Zi acaba de entrar para informarle algo a Su Majestad, así que lo estoy esperando aquí.

¿¡Gong Zi!? La residencia del Gran Tutor solo tiene al Gran Tutor como el único maestro, pero ¿Alguien lo llama Gong Zi? ¡Maldita sea! No podía creer que el Gran Tutor fuera una persona tan vanidosa. Como era de esperarse, ¡cosas similares se juntan! De hecho, al permitir que una niña tan adorable bajo el sol abrasador lo espere, realmente no sabe cómo tratar a las mujeres. ¡Estúpido! ¡Imbécil!

Army
Esa boquita está llena de malas palabras

—Dado que el Gran Tutor está informando sobre algunos asuntos, estimo que no saldrá pronto. No es necesario que espere aquí por él… Ahora mismo, el sol es más letal. Si sigues esperando aquí, tengo miedo de que sufras un derrame cerebral para cuando salga el Gran Tutor.

—¿Por qué no vienes con Beng Gong para sentarte un poco y esperar a que salga el Gran Tutor? Beng Gong le hará saber que venga a recogerte.

Yuan Er se quedó atónito. Pensando durante mucho tiempo, asintió obedientemente: —Entonces disculpe la intrusión

—No te estás entrometiendo en absoluto, ven levántate. —Xia Yuqing levantó al agachado Yuan Er. Sintiendo la suave sensación en sus manos, no pudo evitar pensar: Ah, efectivamente era suave. Esto me hace querer pellizcarle aún más las mejillas.

Xia Yuqing arrastró al joven erudito al palacio de Xie Fang. Pero, Liu Yixiang todavía estaba de pie en su lugar original, mirando el lugar donde había estado ese cierto alguien.

¿No se había dibujado algo aquí antes? Liu Yixiang todavía estaba pensando cuando de repente escuchó una llamada:

—Xiang Er, ¿qué estás haciendo? Date prisa.

—Está bien, vamos.

—Qing Jiejie, ¿no te preocupa traer de vuelta a este YaTou? ¡No importa que ella era una asesina!

Con respecto al joven erudito en la casa de Yan Ran, Liu Yixiang había escuchado todo al respecto.

Ahora, al ver a Xia Yuqing llevar gradualmente a esa persona a su casa, Liu Yixiang no pudo evitar preocuparse.

—Está bien, está bien. —Xia Yuqing bajó la voz.

—¿No dicen que perdió la memoria? Mira lo obediente que es. Si este no fuera el caso, ¿por qué otra razón el Gran Tutor estaría lo suficientemente relajado como para traerla al palacio? Además, también estás aquí. Incluso si no perdiera la memoria, no podría vencerte en una pelea, ¿verdad?

Sin mencionar que también está Cui Er, esa experta artista marcial. Xia Yuqing no sintió la más mínima presión.

Las cejas de Liu Yixiang se arrugaron pensando. Pensando que lo que Xia Yuqing dijo era razonable, asintió con la cabeza y no continuó.

Al ver a Yuan Er mirar inquisitivamente a todas partes y luego tocar su barbilla en pensamiento, las comisuras de su boca se levantaron en una sonrisa:

—Lu Rui, ven… —Lu Rui acababa de terminar de preparar el té cuando Xia Yuqing la llamó, por lo que dejó caer todo su equipo de té y se apresuró.

Niang Niang, ¿hay algo que necesites?

Usando su dedo, Xia Yuqing le hizo un gesto a Lu Rui para que le acercara la oreja y le susurró algunas cosas.

—Solo eso. Está bien, no hay problema. Nu Bi ayudará a Niang Niang a buscarlo.

Mirando la espalda de Lu Rui cuando se fue a toda prisa, Liu Yixiang preguntó con curiosidad: —Qing Jiejie, ¿qué cosa misteriosa conseguiste que hiciera Lu Rui?

—Lo resolverá en un momento. Yuan Er, ven aquí.

Al escuchar su nombre, se dio la vuelta para mirar a Xia Yuqing.  Yuan Er se señaló a sí misma perpleja:

Niang Niang, ¿necesitas algo?

Ben Gong tiene algo que pedirle a Yuan Er. Dado que Yuan Er es tan obediente, definitivamente no rechazaras a Ben Gong, ¿verdad? —Xia Yuqing tenía la mayor sonrisa de lobo en su rostro, luciendo notablemente como una mujer que intenta secuestrar a un niño bonito.

Yuan Er se sintió preocupada, pero su expresión aún tenía una sonrisa obediente:

—Por supuesto, Niang Niang, ¿con qué necesitas ayuda? Nu Bi hará todo lo que pueda.

Fue solo cuando Xia Yuqing la presionó frente al tocador que Yuan Er reaccionó:

Niang Niang, ¿qué estás haciendo?

—Simplemente siéntate obedientemente y no te muevas. —Al ver que Yuan Er quería levantarse, Xia Yuqing la empujó apresuradamente y sonrió.

—En realidad no es nada. Hace apenas unos días, el departamento de asuntos internos había enviado algunas de las últimas prendas de primavera y otoño. Sin embargo, ahora que Ben Gong quedó embarazada y la barriga se está volviendo más obvia, no puedo usar ninguna de las prendas.

»Beng Gong pensó que esto era muy desafortunado y planeaba otorgárselo a Xiang Er, pero la estructura de Xiang Er es demasiado diferente a la de Ben Gong. Sin embargo, eres diferente. La forma de Yuan Er es similar a la de Ben Gong antes de quedar embarazada. No hay nada de malo en probarse la ropa de Ben Gong. Si la ropa le queda bien, incluso se la regalaré a Yuan Er. Esto no desperdiciará ropa hermosa y son las intenciones de Ben Gong.

La expresión de Xia Yuqing era digna y seria, pero en su corazón se estaba riendo. De hecho, ella solo pensó que la cara de esta niña era demasiado linda y que… si estuviera arreglada, definitivamente se vería increíble. ¿En cuanto a por qué ella misma hizo un movimiento?

Siendo una persona que le dio mucha importancia a la apariencia, así como una persona que es fanática de los adorables shotacons o las niñas, no hay nada mejor que moldear uno personalmente. Lo más importante es que, cuando esté vistiendo al Ya Tou, podría aprovechar la oportunidad para pellizcarle las mejillas. ¡Esas bolas de arroz, espérenme!

Yuan Er, obviamente, no tenía idea de lo que estaba en la mente de Xia Yuqing. Estaba atónita por lo que dijo, pero cuando recuperó la conciencia, Xia Yuqing ya estaba arreglando sus cejas.

—Ah… —Yuan Er, al ver que Xia Yuqing, de repente, estaba tan cerca de su rostro, gritó en estado de shock.

Xia Yuqing hizo una pausa, luego preguntó con preocupación:

—¿Qué sucede?

¡¿Podría ser que cuando se estaba aprovechando de ella, era demasiado obvio y la descubrieron?!

—Ah, es… no es nada.

Al darse cuenta de que había olvidado sus modales, Yuan Er respondió avergonzada:

—Además de mi madre, Niang Niang es la primera en aplicarme maquillaje en las cejas. Por lo tanto, Yuan Er se sintió… algo abrumada por este favor.

—Oh, ¿ese es el caso?

Xia Yuqing dejó escapar un suspiro relajado. Eso es bueno, eso es bueno, no me descubrieron.

—¿Dónde está tu madre ahora?

La tez de Yuan Er cambió ligeramente mientras bajaba la cabeza y hablaba:

—Mi madre… falleció cuando tenía 8 años.

—Ah, lo siento. Ben Gong no lo sabía…

Se acabó. ¿Cómo pude ser tan estúpida para mencionar ese tema? ¡Estoy acabada!

Al ver la apariencia nerviosa de Xia Yuqing, no pudo evitar sonreír. Al igual que los rumores, la Consorte Qing realmente se destaca entre las masas.

Niang Niang, ¿no vas a ayudar a Yuan Er a rellenar sus cejas? —Yuan Er tomó la iniciativa de cambiar de tema.

Aturdida, Xia Yuqing asintió con la cabeza y se concentró en aprovechar… se concentró en dibujar las cejas de Yuan Er hasta que…

—Xiang Er, ¿hay alguna flor amarilla[2] allí? ¿Podrías ayudarme a traer algunos?

Al ver el estuche vacío en el tocador, Xia Yuqing le gritó a Liu Yixiang, que estaba parada no muy lejos.

Al ver que Yuan Er se estaba quedando quieta y sin hacer nada extraño, se relajó un poco y respondió:

—¿Dónde está?

—Está en el gabinete de la derecha, la segunda abertura. He visto a Lu Rui sacar algo de allí antes.

—Bien, espérame. Iré a buscarlo.

Al ver a Liu Yixiang girarse hacia la puerta, Yuan Er se movió sin problemas. En un destello, de su manga salió una exquisita daga.

Levantando la cabeza para concentrarse en Xia Yuqing que le estaba aplicando maquillaje, un repentino destello apareció en sus ojos. Después de un momento de vacilación, rápidamente rechazó el pensamiento.

Poco a poco fue sacando el cuchillo. Justo cuando estaba a punto de sacarlo todo, la figura frente a ella se movió de repente.

—Oh… vomitar …

Xia Yuqing, de repente, presionó los hombros de Yuan Er a la fuerza, haciendo que el cuchillo que tenía la mayor parte expuesta fuera presionado hacia atrás.

Yuan Er quería retirarse, pero ya era demasiado tarde. Xia Yuqing ya había caído encima de ella, la mano en su hombro comenzó a tensarse, lo que la hizo casi gritar de dolor.

—¿Qué pasa? ¿Qué pasa?

Al escuchar los sonidos, Liu Yixing volvió corriendo. Al ver a Xia Yuqing apoyándose completamente en Yuan Er y enferma, se asustó. Corriendo nerviosamente hacia adelante, fue a ayudar a apoyar a Xia Yuqing.

Sintiendo que le quitaban el peso del cuerpo, Yuan Er se relajó y rápidamente volvió a esconder la daga.

—¿Qué pasó?

Liu Yixiang apoyó a Xia Yuqing mientras vomitaba. Al ver que no se encontraba bien, preguntó preocupada.

—Nada, nada. El médico imperial dijo que esto es normal. Pronto serán casi 3 meses. Es probable que cause algunos disturbios por un tiempo.

Xia Yuqing tocó impotente su vientre que, gradualmente, se estaba agrandando. Hace solo unos días comenzó a tener náuseas matutinas. Fue entonces cuando realmente sintió que tenía una vida dentro de su vientre.

—Pequeño bastardo. Ni siquiera has salido todavía y ya me estás atormentando.

Xia Yuqing lo reprendió impotente. Aunque estaba refunfuñando, todos los que podían escucharla hablar podían escuchar el orgullo y la ternura de una madre.

Al ver esto, Yuan Er parecía un poco distraída. Dentro de su cerebro apareció de repente una figura similar. Una vez antes, también tuvo a alguien tan íntimo que se quejó de ella:

—En ese momento en que Yuan Er estaba en el vientre de madre, seguramente debí haber atormentado a mi madre. Ahora que lo pienso, debe haber sido realmente doloroso.

Debido a que ambas son madres, ¿no será su estado mental igual?

—Oh, estoy bien. Fue justo antes…

Un momento después, Xia Yuqing finalmente se había recuperado. De repente, recordando que acababa de presionar con fuerza los hombros de Yuan Er, si era una persona normal, no hay nada de qué temer, pero con su fuerza…

—Yuan Er, ¿te lastimé? —Xia Yuqing preguntó preocupada.

El rostro de Yuan Er se puso rígido. Tocando su hombro, que había pensado que se iba a romper, se rió levemente:

—Es… leve

Al ver la apariencia antinatural de Yuan Er, Liu Yixiang no pudo evitar sonreír. La fuerza de Xia Yuqing era obvia para todos dentro de su grupo y esta YaTou siendo apretado por ella, definitivamente debe ser doloroso.

—Qing Jiejie ya que tu cuerpo no se siente bien. ¿Qué tal si te sientas a un lado y descansas? Ayudaré a terminar de arreglarla.

Haciendo pucheros con los labios, Xia Yuqing finalmente se convenció y se sentó obedientemente a un lado.

Al ver a Xia Yuqing sentarse detrás de ella, Cui Er dejó escapar un ligero suspiro:

—Entonces, tendremos que incomodar a Lady Liu.

Después de un cuarto de hora, Liu Yixiang miró el maquillaje de la persona que tenía delante y sonrió levemente:

—Perfecto.

—Hm, en realidad parece que falta algo. Oh, lo sé. Si barremos el cabello hacia un lado y le agregamos un adorno, quedaría aún mejor. Con el tono de piel claro de Yuan Er, serías completamente compatible con la horquilla de fénix que me dio la emperatriz hace dos días. Xiang Er, ¿puedes ir a buscarla? Está en la pequeña caja al lado de mi cama.

—Está bien. —Sin pensar mucho en eso, se dio la vuelta y entró al dormitorio.

No mucho después, se escuchó la voz de Liu Yixiang gritando desde adentro:

—¿Qué caja es? Hay muchas aquí.

Xia Yuqing, después de escuchar su pregunta, respondió:

—Es el que tiene la flor de Begonia grabada.

Al mismo tiempo, Yuan Er tomó una respiración profunda y se puso de pie lentamente. Dándose la vuelta para enfrentar a Xia Yuqing, se acercó lentamente, paso a paso. La daga que estaba metida dentro de su manga se deslizó una vez más.

Justo cuando estaba a solo unos pasos de Xia Yuqing, una figura adorable, de repente, vino saltando hacia ellos desde afuera gritando alegremente:

Niang Niang, Nu Bi ha regresado.

Yuan Er se sorprendió. La daga en su mano se retiró una vez más, hiriendo levemente su propia mano.

—Así que finalmente regresaste. Ven aquí rápido.

Sin saber que había hecho un viaje a las puertas del infierno, saludó con entusiasmo a Lu Rui.

—Yuan Er, ven a elegir. ¿Cuál te gusta más? —Xia Yuqing se dio la vuelta para preguntarle a Yuan Er.

La pequeña cara de Yuan Er se puso rígida, sin saber cómo responder.

Xia Yuqing frunció las cejas y preguntó: —Yuan Er, ¿qué pasa? ¿No te gusta?

Yuan Er todavía estaba rígida, pero se obligó a sonreír:

—No… es solo que no he usado ropa femenina en tanto tiempo, no sé cómo elegir. ¿Cuál cree Niang Niang que se adapta mejor a Yuan Er?

—Así que es así. Yuan Er creció bien, te verías bien en cualquier cosa. Pero, para combinar con ese trozo de horquilla, usar morado sería lo mejor. De la mano de Lu Rui, Xia Yuqing sacó el vestido morado fluido. Luego, instó a Yuan Er a que entrara a probárselo.

Cediendo después de descansar un poco, Yuan Er entró en el dormitorio. Agarrando la ropa suave, giró su mano derecha para que la daga finalmente pudiera ver la luz del día.

Yuan Er miró la daga durante un largo rato, luego, las comisuras de su boca comenzaron a moverse hacia arriba. Su fría apariencia se hizo añicos. Dejando escapar un suspiro, negó con la cabeza impotente, su rostro parecía como si se estuviera burlando de sí misma.

Efectivamente, ella era demasiado blanda. Si ella realmente quisiera matar a esa YaTou, entonces, no dudaría al respecto y perdería todas las oportunidades.

Bueno, lo que sea, tratémoslo como… Darle cara a esa niña y dejarla libre. En cualquier caso, matar a otros es lo mismo. Mientras esa persona pueda ser el fusible de la disputa entre los dos países, no importa quién muera.

Después de perder el tiempo durante mucho tiempo, Yuan Er finalmente se vistió y salió tímidamente de la habitación.

Cuando todas vieron salir a Yuan Er, estuvieron de acuerdo en que pensaban que era bastante impresionante.

Caminando con sus cejas pintadas, nariz de jade y labios de cereza en un rostro puro e inocente que era del tamaño de una palma, esto reveló cómo una belleza es capaz de causar la caída de una ciudad. Con ojos inteligentes de fénix, su deslumbrante belleza reveló un matiz de ternura. Debido a que era tímida, incluso había un ligero rubor en sus mejillas que hacía que todos quisieran burlarse de ella.

Aaghhh…. ¡Mi adorable niña y adorable hermana! Los ojos de Xia Yuqing brillaron con su corazón aullando. ¿No parece una muñeca? ¿No quieres llevarla a casa? ¡¿No solo quieres aprovecharte de ella?!


Army
A esta chica la suerte le cae a millas y yo aquí sin saber si aprobé el examen de química (╥︣﹏᷅╥); Finalmente llegó la aterradora temporada de exámenes, y lo odio con todo mi corazón excepto Comunicación o Gramática (como quieran decirlo para algunos); Noches de desvelo y la bendita frase del profesor “Convierte tus noches en días” (╥︣﹏᷅╥)

[1] Zhi Yuan significa cometa.

[2] Es un tipo de polvo cosmético para la frente.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *