Matrimonio Oculto – Capítulo 41: ¿Quieres más?

Traducido por Sharon

Editado por Raine


—Tú… ¿qué es lo que quieres hacer?

Viendo a Lu Tingxiao sentándose de repente en el asiento a su lado, Ning Xi abrazó el volante como si estuviera protegiendo su comida. Él se reclinó en el asiento y su expresión se ensombreció.

Ha, ¿qué es lo que quiero hacer? Lo mejor es que nunca se entere.

Actualmente, él sólo tenía una remera blanca en su cuerpo. Suprimió el fuego ardiendo en su interior y desabotonó el collar de la camisa. Luego el botón siguiente… Y el siguiente…

Ning Xi observó al hombre a su lado con precaución. Viéndolo desabotonar la prenda lentamente para revelar un pecho sólido y fino, se quedó tan embrujada que incluso se olvidó de Blanquito por unos momentos.

Lu Tingxiao no notó su expresión para nada. Estaba suprimiendo sus emociones descontroladas con fuerza… Realmente llegó a sentirse celoso de un auto. Prendió un cigarrillo y tomó una bocanada. Luego sopló el humo lentamente.

En el momento en que tomó el cigarrillo, Ning Xi ya estaba más allá del punto de resistencia. Lo observó sin parpadear, esa garganta suave y el cigarro sostenido por sus finos labios, además del humo elevándose…

Lu Tingxiao finalmente se giró hacia la mirada ardiente a su lado, y se encontró con la expresión sedienta de Ning Xi. Con el poco tiempo, por poco malentiende sus intenciones, hasta que se dio cuenta que sus ojos no estaban observándolo a él.

Lo que la puso ‘sedienta’ no fue él, sino el cigarrillo que sostenía.

Lo único en lo que Lu Jingli era bueno, era en reunir información. En los datos que le envió, todos los detalles de la historia de su familia, sus pasatiempos, e incluso el pequeño hecho de que estaba intentando dejar de fumar, fueron incluidos.

Lu Tingxiao entendió de inmediato que estaba por recaer.

Estaría bien si no pudiera compararse con un antiguo amor. También estaba bien que no pudiera compararse con un auto. Sin embargo, ahora ni siquiera estaba al nivel de un cigarrillo.

Nunca se había sentido tan derrotado, ni dudado tanto de su propio valor.

Había querido tenerla toda para él desde el momento en que la encontró, pero siempre tenía que volver a pensar sus acciones para no descartar sus sentimientos. Sin embargo, ella nunca le había considerado como un posible compañero, y siempre dibujó la línea entre ellos con claridad.

Ella prefería ir a buscar a alguien que la mantuviera antes que ser su esposa.

Las personas decían que si uno era incapaz de olvidar a un amante anterior, era porque el actual compañero no era lo suficientemente bueno. ¿Podría ser ese el problema? ¿Estaba borracha por ese amante que la abandonó?

Sabía que la mejor manera de cortejarla era hacerlo de a poco, así que siempre suprimió sus urgencias y siguió este principio. Sin embargo, no había pensado que su raciocinio sería tan débil que volaría por la ventana en el momento en que una pequeña chispa se prendiera.

Lu Tingxiao inhaló del cigarro mientras sus emociones ardían. El brillo rojo al final del palillo se reflejó en sus ojos cuando su voz resonó en el auto.

—¿Quieres fumar?

Ning Xi asintió sin vacilar. Ya no podía decir si se sentía atraída al cigarrillo, o al hombre frente a sus ojos.

Lu Tingxiao sacudió las cenizas, y tomó otra calada del cigarrillo bajo la mirada ardiente de la mujer. Al siguiente instante, se inclinó y presionó sus labios con sabor a tabaco contra los de la chica.

Ning Xi abrió los ojos. Sólo podía sentir la fuerte esencia del tabaco y el aire frío del hombre envolviéndola antes de que sus labios fueran abiertos por algo suave y el humo entrara en su boca sin problemas.

Sin estar preparada, se atragantó y comenzó a toser sin detenerse.

Lu Tingxiao volvió a poner el cigarrillo en sus labios con una expresión tranquila mientras la observó toser hasta que lágrimas aparecieron en sus ojos. De esta manera lucía incluso más tentadora, quería molestarla incluso más.

—¿Quieres más? —le preguntó.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *