Princesa Consorte Chu – Capítulo 16: Los Familiares del Fu Guo Gong Fu

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


Al parecer la furia de Yun Xuan Zhi fue realmente efectiva, ya que durante los días siguientes, todos los patios parecían convivir en armonía. Con menos personas causando problemas entre sí, el Xiangfu se calmó bastante…

Sin embargo, en estos pocos días, al escuchar las quejas incesantes de Mu Chun, Yun Qian Meng, sintió que en sus oídos, crecían callos…

—Mu Chun, si hay algo que no entiendes, ¡solo dilo!

Al darse cuenta de que había estado de mal humor durante unos días, Yun Qian Meng palmeó, ligeramente, un poco de tierra suelta con sus manos desnudas y comenzó a hablar casualmente.

Mu Chun, rápidamente, extendió las manos y usó una taza de té para regar las semillas recién plantadas. Pero su pequeña boca todavía no se tomaba un descanso de parlotear, una y otra vez, ya que aún estaba algo desconcertada, preguntó.

—Xiaojie, naciste después de que Furen falleciera, dejar que te encargues de los asuntos del Xiangfu es razonable y justo, así que, ¿por qué te rendiste ante Liu yiniang?

Mu Chun perdió el aliento durante medio día, solo para levantar la cabeza y ver a Yun Qian Meng prestar atención indivisa a la semilla en sus manos, con una leve sonrisa que nunca abandonó sus labios. Por un momento, Mu Chun se sintió sin energía, sus grandes y redondos ojos sólo miraron a su alrededor.

Al no ver nada afuera, bajó la voz para decir.

—Nubi ha oído, que el Hai Wangfu Tian’s Junzhu ha tomado más de la mitad del Wangfu.

— ¡Tú, ah!

Sin embargo, lo que recibió en respuesta fue un ligero golpe a su cráneo de parte de Yun Qian Meng.

— ¡Xiaojie! —llamo a Yun Qian Meng, Mu Chun hizo un puchero y sus mejillas comenzaron a sonrojarse. Con una mano cubriéndose la frente, dijo con reproche.

— ¡Nubi solo, está pensando en el bien de Xiaojie! Liu yiniang no es exactamente una buena persona, ahora que está a cargo, ¿pondrá a Xiaojie en sus ojos en el futuro?

Yun Qian Meng vio que su pequeña yatou se enojaba y sus ojos se llenaban de preocupación, no pudo evitar sentir calor en su corazón. Se golpeó las manos un par de veces y luego recibió un pañuelo limpio de Mu Chun para limpiar la suciedad de sus manos.

— ¿Crees que Su Qing, quien administro el Fu durante todos estos años, no cuenta para nada? Liu yiniang podría ser una yiniang como ella, pero no tiene el afecto de padre, no tiene un hijo favorecido a su lado, ni una familia materna fuerte. ¿Realmente crees que ella podría estar a la par con Su Qing? En el Xiangfu, de la gente que trabaja bajo Su Qing, ¿cuál de ellos no es una persona inteligente? ¿Realmente dejarán que Liu yiniang se haga cargo, fácilmente, del zhuzi y deje que ella los ordene? Tonta yatou, esto realmente no es una tarea fácil. ¡Si algo sale mal, no podemos saber qué tan cuidadosa será Su Qing!

Mu Chun sintió que veía la luz, sus pupilas miraron a Yun Qian Meng en plena adoración. Pero todavía había algo que no entendía, —Xiaojie, si este es un problema tan espinoso, entonces ¿por qué salvaste a San Xiaojie? ¡Si Su yiniang vuelve al poder, me temo que San Xiaojie será aún más miserable!

— ¿Miserable? —Yun Qian Meng resopló fríamente, mientras la escena de la emoción, apenas reprimida, de Liu yiniang se repetía en su cabeza, y dijo con calma: —Después de tantos problemas para recuperar la atención de padre, Liu yiniang seguramente aprovechará la oportunidad para encontrarle a Yun Yan un buen matrimonio!

Mientras hablaba, Shui’er fue vista caminando rápidamente hacia ella. Vio a Yun Qian Meng, se inclinó de inmediato y finalmente dijo: — ¡Xiaojie, el Da Furen de Fu Guo Gong Fu vino a verte!

En cuanto terminó de hablar, Bing’er entro liderando a Qu Furen Ji Shu Yu y Liu yinian.

— ¡Wai Sheng-nü saluda a Da Jiumu! —Yun Qian Meng de inmediato le entregó el pañuelo a Mu Chun, se adelantó personalmente y se inclinó hacia la elegante y hermosa a Ji Shu Yu…

Un par de manos, bien mantenidas, se estiraron suavemente a los costados de Yun Qian Meng y la levantaron ligeramente con un abrazo. Los ojos de Jin Shu Yu se llenaron de preocupación, mientras evaluaba a Yun Qian Meng, a quien no había visto en mucho tiempo. Su corazón no pudo evitar sentir dolor cuando dijo — ¡Meng’er ha perdido peso recientemente! Deja que Jiumu eche un vistazo a tu herida en la cabeza. ¡Debes cuidarla apropiadamente, no puedes dejar que quede una cicatriz!

Yun Qian Meng solo sintió una mano cálida, fina y suave, acariciando sus mejillas, mientras que su herida en la frente fue cuidadosamente revisada. ¡No pudo evitar sentir curiosidad, queriendo descubrir cómo era realmente Ji Shu Yu!

Levantando la cabeza, vio que los rasgos faciales de Ji Shu Yu son refinados, especialmente sus ojos que al ser suaves y limpios, permiten a otros sentirse, inconscientemente, dispuestos a estar cerca de ella.

Su cuerpo estaba vestido con un costoso vestido largo, mientras que un chaleco bordado de perlas estaba sobre sus hombros. Su cabello lucía una horquilla ruyi y dos horquillas de jade, mientras que los pendientes de jade y esmeralda emitían un leve resplandor bajo la luz del sol. Aunque estaba vestida de manera reservada, todavía mostraba los aires intangibles de una persona perteneciente a una familia influyente.

Yun Qian Meng comprendió, rápidamente, que Qu Furen es una dama aristocrática en todo momento.

— ¡Muchas gracias por la preocupación de Jiumu! Meng’er no quería causar que Jiumu viniera aquí personalmente. ¡Otro día, sin falta, me dirigiré a Fu Guo Gong Fu para pedir perdón! —Yun Qian Meng se inclinó de nuevo en el lugar, pero fue detenido por Ji Shu.

Ji Shu, con ira juguetona le dijo: —No lo menciones, tu salud era mala, ¿cómo podrías moverte? La señora mayor también está muy preocupada por la condición de su lesión y me envió a echar un vistazo. ¡Si no puede curarse a tiempo para el cumpleaños de la señora mayor, entonces debería quedarse aquí y recuperarse tranquilamente!

Yun Qian Meng invitó, respetuosamente, a Ji Shu a su habitación, le ofreció personalmente, un té caliente y luego mientras sonreía dijo suavemente —Por favor, informe a Wai Zumu que en su cumpleaños, Meng’er definitivamente la visitará para felicitarla. ¡Está herida en la cabeza está sanando rápidamente, por favor, no te preocupes!

Ji Shu Yu echó un vistazo a la habitación de Yun Qian Meng, solo para descubrir que la joven señorita mayor del Xiangfu, en su lamentable habitación, solo tenía una cama vieja y un tocador, y que las cuatro paredes están manchadas con marcas de lluvia. Repentinamente, el corazón de Ji Shu Yu se sintió triste, pero como Liu yiniang estaba presente, ¡lo soportó y no habló!

Sin embargo, hoy, al ver que Yun Qian Meng se estaba comportando de una manera natural y sin restricciones, cada una de sus acciones era, calmada y sin prisas, ¡la expresión de Ji Shu Yu no pudo evitar cambiar cuando comenzó a examinar seriamente a la joven que estaba delante de ella!

Solo podía ver que Yun Qian Meng llevaba una falda de muselina verde claro que, cubierta por una capa externa de gasa dorada, estaba bordada con nubes plateadas. Su pelo negro estaba recogido de una manera simple con una horquilla de mármol blanco que se enganchaba en su lugar, mientras que el resto colgaba de su cuello, contrastando con su piel blanca como la nieve. ¡Su presencia es extraordinaria!

En este momento, Yun Qian Meng tenía una leve sonrisa en su rostro, sus ojos eran como un pozo profundo, del que otros ni siquiera pueden ver el fondo.

Especialmente, la forma en que había respondido de manera apropiada en este momento, si se comparaba con su comportamiento cobarde, tímido y reservado del pasado, era una persona completamente diferente, dejando a Ji Shu Yu en un momentáneo estado de shock.

No es de extrañar que cuando visitó el palacio recientemente, la Emperatriz Viuda le mencionó que Yun Qian Meng era completamente diferente del pasado, ¡parece que eso es realmente cierto!

Si la señora mayor se encontrara con este tipo de nieta, ¡probablemente, estaría encantada!

Pensando en eso, Ji Shu Yu reveló una expresión complacida, ya que sus labios no pudieron evitar alzarse. Tomó las pequeñas manos de Yun Qian Meng y las acaricio ligeramente un par de veces, — ¡En ese caso, voy a arreglar un carro para que la recoja más tarde! Solamente…

La mirada de Ji Shu Yu se dirigió hacia la ropa de Yun Qian Meng. Aunque el material no era malo, se podía ver que estas ropas se estaban poniendo viejas, lo que demuestra que probablemente, las personas del Xiangfu no la sirvieran correctamente con sus corazones.

Ji Shu Yu arrugó, ligeramente, las cejas y miró fríamente a Liu yiniang a un lado. Algo disgustada.

—Si el Xiangfu no puede permitírselo, ¡los gastos futuros de Da Xiaojie correrán a cargo de Fu Guo Gong Fu!

Al oír esto, el corazón de Liu yiniang latió con fuerza, ella inmediatamente dijo con temor, —Furen, no es necesario, nubi tendrá buen cuidado de Xiaojie, no permitirá que Furen se preocupe.

En este momento, Yun Qian Meng estaba muy emocionada. Con algo de coquetería, se enterró en el pecho de Ji Shu Yu y habló con un leve sollozo.

— ¡Muchas gracias por la preocupación de Jiumu! Solo que, Liu yiniang se hizo cargo de los asuntos del fu, recientemente, ¡por favor, no la culpes demasiado!

Al escuchar la explicación de Yun Qian Meng, relajó un poco su expresión, pero su tono se mantuvo pesado. Aun así, sintiendo que la joven en su pecho era tan sensata, su corazón, sin saberlo, se llenó de amor maternal, mientras acariciaba con ternura el fino cabello negro de Yun Qian Meng.

—Si Meng’er necesita algo, solo envíe a alguien a Jiumu para preguntar. Niña, antes de esto no estabas dispuesta a visitar nuestro Fu Guo Gong Fu, todos los años asistías al cumpleaños de la señora mayor pero, ¡Ninguno de nosotros sabía nada sobre tu vida o tu entorno!  Ahora que lo he visto, ¿cómo puedo no sentirme triste?

Ji Shu Yu sacó un pañuelo y se enjugó las lágrimas…

Yun Qian Meng, quien todavía estaba apoyada en su pecho, la consoló con ojos sonrientes.

—Jiumu no tiene nada de qué preocuparse, ¡Meng’er ya no será acosada por otros!

Ji Shu Yu vio que su expresión era resuelta y se sintió algo aliviada. Ambas conversaron sin hacer nada durante un tiempo, antes de que Yun Qian Meng se levantara para despedir a Ji shi…

—Entonces, ¿qué ha traído a Yiniang aquí hoy? —Volviendo a Qi Luo Yuan una vez más, Yun Qian Meng miró a Liu yiniang, que estaba siguiendo de cerca y preguntó débilmente.


Glosario

  •         王府wangfu – propiedad del príncipe, palacio; no el palacio imperial
  •         外甥女wai shengnü – sobrina; la hija de la cuñada
  •         舅母jiumu – tía; esposa del hermano de la madre
  •         外祖母wai zumu – abuela materna; madre de la madre
  •         氏shi – nombre de soltera, nombre de clan; solía referirse al apellido original después de casarse en
  •         嫡di – relacionada con la primera esposa, los niños nacidos de la primera esposa tienen jerarquía superior
  •         丫头yatou – usualmente refiriéndose a una sirvienta; También puede significar niña, esta última usualmente se usa como una forma de cariño.
  •         夫人furen – esposa legítima; sería agregado al apellido del hogar como una forma de dirección; El uso es similar al inglés “Missus”
  •         小姐xiaojie – jovencita; Generalmente de una buena familia, pero puede usarse para referirse a cualquier niña
  •         主子zhuzi – los amos de la casa;
  •         姨娘yiniang – concubina, no la esposa legítima; añadido al final del nombre materno para mostrar su estado (inferior) en comparación con la esposa

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *