Princesa Consorte Chu – Capítulo 17: En busca de consejos de la señorita mayor

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


[T/N: Liu Han Yu  es Liu Yinniang]

Liu Han Yu siguió mirando a las tres yatou detrás de Yun Qian Meng, vacilante para hablar…

— ¡No te preocupes, solo di lo que piensas!

Al verla actuar con tanta cautela, Yun Qian Meng lo encontró divertido.

Tal vez, si Shui’er no se hubiese decidido, arbitrariamente, a llevarlos a Qi Luo Yuan en aquel entonces, Liu Han Yu probablemente aún tendría dolores de cabeza por el matrimonio no deseado de Yun Yan. En este momento, su apariencia es similar a una persona que evita a los ladrones.

Liu yiniang había querido que Yun Qian Meng despidiera a sus sirvientes pero, al ver que ella confía plenamente en sus yatou, se tragó sus palabras en su estómago y mostró una sonrisa complacida. Sentándose al lado de Yun Qian Meng, dijo suavemente.

—Da xiaojie, ¡durante los últimos días, la situación en Feng He Yuan ha sido un caos! Según se informa, ¡los pequeños errores cometidos por los sirvientes del lado de Su yiniang fueron retribuidos con fuertes castigos!

Ante la adulación de Liu Han Yu, Yun Qian Meng no se negó a mostrar su rostro. Alzó una taza de té de jaspe, levantó la tapa con una mano y, con sus sonrientes labios, la escuchó hablar sobre las circunstancias de Su Qing.

—Entonces, ¿lo que estás diciendo es que Su yiniang no está satisfecha con el castigo de papá? —Tomando con gracia algunos sorbos, Yun Qian Meng miró el té verde oscuro, mientras decía suavemente —Si yiniang tiene el tiempo libre para preocuparse por los demás, mejor deberías dedicar tu atención al padre. ¡Esta vez padre castigó a Su yiniang porque ella hizo algo mal! Sin embargo, ella sigue siendo la favorita de padre. ¡Si Liu yiniang no fortalece su posición entonces, en un abrir y cerrar de ojos, esta posición tan reñida volverá a ser suya!

Liu yiniang quería seguir hablando de Su Qing, pero el recordatorio de Yun Qian Meng fue como una alarma que la había despertado.

Verdaderamente, Su Qing, aunque su familia materna no era tan influyente como la esposa legítima Qu Ruo Li, había mantenido el afecto de Yun Xuan Zhi durante la última década. ¡Se podía ver que Su Qing, realmente, tenía un lugar firme en el corazón de Yun Xuan Zhi!

Sin embargo, había estado tan absorta en la felicidad después de ganar un poco de terreno, que había empujado todos estos importantes hechos a la parte de atrás de su mente. Si, en medio mes, Su Qing recupera su autoridad, ¡sólo podría preocuparse de si a ella y Yun Yan les quedarán buenos días por vivir!

Pensando así, Liu Han Yu podía sentir que su espalda se empapaba en sudor frío, ¡tanto, que su pañuelo se había humedecido debido a la transpiración de sus manos!

Mirando humildemente hacia arriba, vio a la tranquila Yun Qian Meng bebiendo con calma su té. Liu Han Yu realmente admira a esta joven. A pesar de que pasa sus días inactiva en Qi Luo Yuan, en realidad está al tanto de los acontecimientos afuera, ¡como si todo estuviera en la palma de su mano!

Girando ligeramente su mirada, Liu Han Yu bajó la voz y, finalmente, expresó el motivo de su visita.

— ¡Da xiaojie, en estos días, nubi fue a la oficina de contabilidad para retirar los fondos diarios del hogar pero, el contador sigue siendo difícil! ¿Da xiaojie tiene algún consejo?

Liu Han Yu no dijo más y solo miró a Yun Qian Meng, su mirada está, claramente, llena de expectativas.

Sin embargo, Yun Qian Meng solo sonrió, puso la taza de té sobre la mesa, luego habló lenta y deliberadamente:

—En este momento… ¡la persona a cargo eres tú, Liu yiniang, no yo! Además, si hay algo que no puedas manejar en el fu, Liu yiniang puede informar a padre. ¡Confío en que padre, sin duda, ayudará a yiniang a hacerse cargo de la situación!

¡Es obvio que esta situación es el resultado de que Su Qing, intencionalmente, esté dificultando las cosas!

Probablemente, el medallón de jade que otorga el derecho a retirar los fondos está firmemente guardado por Su Qing. Sin el medallón de jade, aunque Liu yiniang esté a cargo, el contador no aceptará su autoridad.

¡Su Qing hizo esto, para que Liu Han Yu cometa errores, mientras allana el camino para su, eventual, retorno al poder!

La respuesta de Yun Qian Meng, por un lado, le recordó a Liu Han Yu que Yun Xuan Zhi es el dueño del fu, todo lo que sucede en él le debe ser reportado. Confío en que, en esta situación y, con la capacidad y encanto de Liu yiniang, ¡Yun Xuan Zhi, definitivamente, no será demasiado imparcial en favor de Su Qing!

Por otro lado, ¡también le estaba diciendo a Liu Han Yu que no dejara pasar la oportunidad de acercarse a Yun Xuan Zhi!

Liu Han Yu es una persona inteligente. Sabiendo que Yun Qian Meng le ha dado una pista tan clara, su corazón se llenó de gratitud y su rostro se iluminó de alegría. Aceptando, repetidamente, se levantó para irse…

Solo que, después de dar unos pasos, recordó las palabras anteriores de Ji Shi y levantó la cabeza para deslizar los ojos sobre las habitaciones de Yun Qian Meng. Frunciendo el ceño interiormente, se dio la vuelta para decir suavemente:

—Da Xiaojie, ¿por qué no te mudas, temporalmente, de Qi Luo Yuan? Después de que Nubi haga que la gente renueve el lugar, puedes regresar.

Sintiendo las amables intenciones de Liu Han Yu, Yun Qian Meng, sacudió la cabeza con una sonrisa superficial:

—No hay necesidad, vivir aquí es muy agradable. Si Yan’er no se encuentra demasiado ocupada todos los días, ¡debería visitar Qi Luo Yuan más a menudo!

Yun Qian Meng no quiere deberle un favor, por un pequeño problema. Además, a pesar de que el patio está algo destartalado, todavía es donde Qu furen paso sus días, mientras estaba viva. Era un constante recordatorio para sí misma de toda la injusticia que se había cometido en contra de Qu furen y la antigua Yun Qian Meng, ¡ella planeaba recuperar todo lo que les fue arrebatado!

Liu Han Yu vio que Yun Qian Meng estaba decidida y no trató de forzarla. Solo, al darse cuenta de que Qi Luo Yuan solo tenía tres yatou jóvenes, sus ojos se volvieron levemente y dijo en voz baja.

— ¡Desde que xiaojie insiste, nubi respetará tus deseos! Sin embargo, Xiaojie ni siquiera tiene una mama[1] que se haga cargo del patio. ¡Nubi hará que alguien envíe el registro más tarde, xiaojie debería echar un vistazo y elegir unos pocos sirvientes capaces, para servir debajo de ti!

En cuanto termino, llamo a sus sirvientes y se retiraron.

Durante su viaje de regreso, la invitación anterior de Yun Qian Meng permanecía en su mente. Reflexionando acerca de sus pensamientos, ¡finalmente, entendió el significado oculto!

¡En este momento, a los ojos de Yun Xuan Zhi era, realmente, inapropiado que Yun Qian Meng interfiriera con el xiangfu!

Por eso, es mejor para ella, mantener cierta distancia de Qi Luo Yuan. Pero, si Yun Yan y Yun Qian Meng están cerca, entonces las hermanas pueden reunirse a menudo y eso es algo que a Yun Xuan Zhi le gustaría ver. Además, si ella encuentra algún problema difícil, puede consultarlo con Yun Qian Meng a través de Yun Yan, ¡teniendo el efecto de poner una cinta sobre los ojos de las personas!

No se puede evitar decir que, la joven señorita mayor ha cambiado, desde que Chen Wang rompió su compromiso matrimonial, realmente, le enseñó a los demás a tratarla con un nuevo nivel de respeto. Ella no podía imaginar lo que pasaría, si Chen Wang descubre, en el futuro, que despreció a una dama inteligente y astuta, ¿qué tipo de reacción tendrá?

Desacelerando, lentamente, sus pasos, Liu yiniang no pudo evitar reírse de sí misma. Ya que no había necesidad de que ella se preocupara por los asuntos de otras personas. Incluso si Yun Qian Meng en realidad no era buena, ella aún es una hija legítima del xiangfu, y tiene a Fu Guo Gong Fu y a la Emperatriz Viuda para respaldarla, con respecto a su matrimonio, Yun Xuan Zhi nunca la trataría injustamente. En su lugar, ¡ella debe comenzar a pensar en el futuro de su propia hija  Yan´er!

Al ver a Liu Han Yu irse, Mu Chun limpió el juego de té en la mesa. Estaba un poco desconcertada por la falta de voluntad de su joven señorita de vivir en una habitación mejor. Con respecto a lo que Liu yiniang dijo la última vez, ¡ella solo selló sus labios y no lo mencionó!

Además, Mu Chun sentía que no valía la pena dejar que Liu yiniang obtuviera un gran beneficio, sin obtener algo a cambio. Sus cejas se juntaron, dijo descontenta: — ¡¿Por qué Xiaojie debe ser tan bondadosa, trabajando duro para el beneficio de los demás?!

Las blancas manos de Yun Qian Meng levantaron su mejilla izquierda, mientras sus ojos sonrientes miraban la expresión facial de Mu Chun. ¡Ella sintió que está yatou era realmente linda e inocente, algo que aligeraba sus actuales y pesados ​​sentimientos!

Sin embargo, ella temía que Liu Han Yu tuviera otros objetivos al enviar el registro.

¡Aunque rechazó su amabilidad, no pudo evitar que Liu Han Yu viniera a hablar otra vez!

— ¡Si Liu yiniang envía a la gente a entregar el registro, déjame verlo personalmente!

Después de deliberar y haber desentrañado un poco el rompecabezas en su mente, la expresión de Yun Qian Meng se hundió un poco…


Glosario

嬷嬷mama – una sirvienta mayor

<氏shi – nombre de soltera, nombre de clan; solía referirse al apellido original después de casarse en

丫头yatou – usualmente refiriéndose a una sirvienta; También puede significar niña, esta última usualmente se usa como una forma de cariño.

夫人furen – esposa legítima; sería agregado al apellido del hogar como una forma de dirección; El uso es similar al inglés “Missus”

小姐xiaojie – jovencita; Generalmente de una buena familia, pero puede usarse para referirse a cualquier niña

姨娘yiniang – concubina, no la esposa legítima; añadido al final del nombre materno para mostrar su estado (inferior) en comparación con la esposa

| Índice |

One thought on “Princesa Consorte Chu – Capítulo 17: En busca de consejos de la señorita mayor

  1. Araragi Kureha says:

    No puedo esperar a leer en español la expresion y todo el revuelto que hara Cheng Wang por recuperar lo que siempre estuvo en sus manos (YQM) xD *Quiero ver el mundo en llamas*

    Gracias por el capitulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *