Princesa Consorte Chu – Capítulo 19: El Misterio del Registro

Traducido por Moux

Editado por Ayanami


Yun Qian Meng no se apresuró en dejar que la mama se levantara. Volteó su mirada a Yun Yan y le preguntó sutilmente.

— ¿Qué quiere decir meimei?

Cuando vio que Yun Qian Meng no aceptó de inmediato a la persona que le había traído, no pudo evitar encontrarse sorprendida por su cautela. Sin cambiar su sonrisa, explicó:

—Jiejie, ésta es Mi mama, cuando Furen aún estaba viva, era una de las sirvientas mayores del Xiangfu. Sin embargo, luego de que Furen falleció debido a la enfermedad, ¡Su yiniang despidió una gran parte de los sirvientes del Fu! Cuando yiniang le pasó el registró a meimei, encargó que si Jiejie tiene algo que no entiende, ¡puede preguntarle a Mi mama!

Yun Qian Meng escuchó cuidadosamente la explicación de Yun Yan, sabía que se trata uno de sus planes para ganar su buena estima, le dio otra mirada a Mi mama. Su peinado y ropas eran distintos de los establecidos en el Xiangfu. ¡De seguro a Liu Han Yu debe de haberle costado mucho esfuerzo encontrarla!

Cuando recordó como Liu Han Yu sacó a colación los asuntos de la muerte de Qu Furen y la dote, ¡de pronto fue iluminada!

Quizás Mi mama conoce acerca de lo que sucedió ese año, de otra manera Su Qing no despediría a tanto personal, tan solo para engañar a la gente.

Parece que esta vez, no podía negarse a aceptar los sentimientos de Yun Yan y su madre.

Pensando en eso, una tenue sonrisa irrumpió en el rostro de Yun Qian Men, mientras amablemente dijo:

—Mi mama, ¡por favor levántate! Solo tengo tres yatou a mi lado y, usualmente prefiero quedarme dentro en lugar de salir, y no estoy familiarizada con los asuntos cotidianos en el Fu. ¡Ya que mama era una yatou mayor en el Fu, ayúdame a escoger a algunas personas dignas de confianza!

Aunque Yun Qian Meng aceptó sus afables intenciones, en las palabras que acababa de decir expresó, completamente, su propia opinión.

No confiaba, plenamente en Yun Yan y su madre.

Incluso si Mi mama era una yatou mayor del Xiangfu, Yun Qian Meng, quien no estaba familiarizada con los eventos del pasado no sabía con claridad qué partes pertenecían al pasado.

Probablemente, Mi mama ya ha sido sobornada por Yun Yan y su madre. Si ella mantiene a esta persona a su lado de manera imprudente, ¡podrían tener sus movimientos rutinarios en la punta de sus dedos!

Así como Yun Qian Meng solo le permitió a Mi mama ayudar en la selección de algunos sirvientes, no obstante, no prometió algo más.

Mi mama también es astuta, por lo que descubrió el significado oculto en las palabras de Yun Qian Meng. Ella se inclinó una vez en agradecimiento, luego se levantó e inmediatamente, siguiendo la costumbre, regresó a su lugar ¡sin hablar!

Yun Yan mostró una expresión alegre e inmediatamente le ordenó a su yatou personal, Lü Rui, que lleve adentro a los sirvientes. Ella sacó dos registros de sus mangas, uno nuevo y uno viejo, y se los tendió a Yun Qian Meng.

—Jiejie, en estos registros están enlistados todas las cualidades e historiales de los sirvientes. ¡Por favor eche un vistazo! Si no está satisfecha, puede revisar este otro, y elegir de nuevo —explicó sonriendo.

Yun Qian Meng asintió, mientras recibía los registros. Primero abrió el más reciente, con cuidado, pasó por los nombres y cualidades de los sirvientes.

En ese momento, Yun Yan le hizo señas con la mirada a Lü Rui, por lo que ella, de inmediato, avanzó hasta el frente y anunció en orden el nombre de cada sirviente.

Cuando los sirvientes escucharon sus nombres, todos pusieron una sonrisa y dieron un paso al frente, inclinándose respetuosamente ante Yun Qian Meng.

Todos comprendieron que la joven señorita actual tiene algo de autoridad, por lo tanto ser asignado para trabajar en Qi Luo Yuan, seguramente, es algo bueno. Todos pensaron en darle una buena impresión.

La atención de Yun Qian Meng seguía enfocada en el registro que recibió. Aun así les dio un ligero vistazo a las personas que estaban delante de ella. Por otra parte, Mi mama tenía su cabeza, ligeramente, levantada, mientras que su aparente mirada inexpresiva juzgaba con perspicacia a los sirvientes. Después de que Lü Rui terminó de presentarlos, bajó la cabeza de nuevo.

—Jiejie, ¿qué piensa? ¿Se ha interesado en alguno de estos yatou?

Cuando Lü Rui volvió a su lado, Yun Yan bajó su taza de té. Sonriéndole a Yun Qian Meng, la examinó cuidadosamente.

Yun Qian Meng cerró el registro, algo cansada, agarró su taza de té y tomó un sorbo.

—En realidad aún no tengo una opinión como tal. ¡Por tanto, escuchemos la opinión de Mi mama! —dijo.

Al terminar, los ojos sonrientes de Yun Qian Meng se dirigieron directamente a Mi mama…

Aunque Mi mama tenía la cabeza inclinada, aún era capaz de sentir su mirada. Con el corazón apretado, habló cuidadosamente.

—Respondiendo a Da Xiaojie, nubi cree que tanto Qian mama, Fang mama, Liu mama y Bai mama son útiles. En cuanto a Zhi Tao, Wen Lan, Le Ling, Yi Xiang, Bai Mei y An’er, ellas seis también son útiles como yatou.

Al terminar, Mi mama se apartó a un lado y no volvió a hablar. Se podía ver que es una persona que sabe mantenerse dentro de sus límites.

Yun Qian Meng escuchó a Mi mama y escudriñó a los sirvientes que ella sugirió, asintiendo ligeramente con su cabeza.

Parece que Mi mama tiene habilidad para realizar un buen juicio. Con solo una mirada, escogió a los más convenientes. Apenas había alguna diferencia entre las elecciones de la misma Yun Qian Meng.

Comprendiendo por si misma que Yun Qian Meng aún tenía algunas dudas sobre ella, en cuanto Mi mama terminó de responder, no intentó presionar sus opiniones, mostrando que era una persona tanto eficaz como eficiente.

Incluso Yun Yan quien, desde el inicio, había estado observando sus expresiones, estaba sorprendida cuando Yun Qian Meng fue precisa y capaz de considerar a los sirvientes al ser nombrados.

Hace poco Yun Qian Meng solo les había echado un vistazo a esas personas, sin embargo, había recordado sus nombres y aspecto. Podía ver que tomaba en serio el asunto, aunque todo este tiempo ha mantenido una expresión relativamente inexpresiva. Esto fue suficiente para que Yun Yan se diera cuenta de que no debería burlarse solo por su aspecto.

— ¿A jiejie le parecen bien esas personas? —Luego de su análisis, la sonrisa de Yun Yan se oscureció un poco, mientras mostraba más respeto hacia Yun Qian Meng.

Yun Qian Meng notó cuán cuidadosa era y su corazón se alivió ligeramente.

— ¡La agudeza de Mi mama no está mal! Ya que ese es el caso, estas cuatro personas se quedarán detrás para organizar las labores pesadas del patio de Qi Luo Yuan. Zhi Tao, Le Ling, Yi Xiang y An’er serán yahuan de tercera nivel; Wen Lan y Bai Mei yahuan de segundo nivel, mientras que Mi mama asumirá de manera temporal la posición de mama encargada del patio Qi Luo Yuan y arreglará adecuadamente las tareas diarias de los demás sirvientes.

— ¡Sí! —Recibiendo la aprobación, Mi mama se levantó de inmediato y avanzó para inclinarse, luego se volteó para guiar a los sirvientes fuera del patio.

—Ya que jiejie ha arreglado todo, meimei regresará para informarle a yiniang —dijo, al ver que había completado su tarea. Yun Yan se levantó ágilmente y sonrió para anunciar su retirada.

Yun Qian Meng no la detuvo y dejó que Mu Chun la acompañara para despedirla. Luego, tomó el registro viejo y, con cuidado, lo observó de nuevo.

Pero entre más leía, más desconcertada se sentía…

El registro parecía haber sido escrito hace una década, mostrando a todos los sirvientes que sirvieron en el fu cuando Qu Furen estaba viva.

Pero ahora, se ignora el paradero de esa gente del xiangfu. Además de palabras como “despedido” o “muerte” escritas junto a sus nombres no decía nada más; la única excepción era el de Xia mama quien tenía escrito “discapacitado mental”.

—Xiaojie, se está haciendo tarde, permita que nubi le encienda una vela antes de que continúe leyendo ese registro.

Mu Chun regresó a la habitación después de despedir a Yun Yan, y vio que Yun Qian Meng aún estaba revisando el registro. Solo después de que viera que el cielo se ha oscurecido gradualmente, le hizo un ligero recordatorio.

Yun Qian Meng levantó un poco la cabeza. Solo entonces, se dio cuenta de que, desde hace tiempo, el sol se había ocultado entre las montañas, al igual que la encantadora luna, sin saberlo, ascendió al cielo.

— ¿Hubo algún detalle en la entrada del patio? —Yun Qian Meng preguntó con tranquilidad, mientras cerraba el registro.

—Reportando a xiaojie, nubi sólo despidió a san xiaojie, luego vio a una yatou observando, sospechosamente, alrededor de la entrada de nuestro patio. Cuando nubi se le acercó, ¡inesperadamente, la yatou huyó! Nubi la inspeccionó con cuidado y, ¡ella se parecía a Hong Xiang de Su yiniang! —Cubrió, con cuidado, la débil llama amarilla en la vela de color rojo, Mu Chun la colocó en un candelero y lo puso sobre la mesa, echó un vistazo al solitario exterior y luego reuniendo valor preguntó: —Xiaojie, hoy aceptó a mucha gente y, todos ellos fueron enviaron por Liu yiniang, ¿no fue algo impropio? Nubi puede ver que Mi mama no solo es una persona normal ¡sino excepcional!

Al ver a Mu Chun tan tensa, Yun Qian Meng rió espléndidamente, aunque sus ojos se mostraran calmados por fuera.

—No te preocupes, ellas solo están buscando un pilar de apoyo, por lo que no vendrán conmigo solo para cavar sus tumbas. El mantener a Mi mama es debido a que, evidentemente, tengo un uso para ella.

Ella había medido a Yun Yan hoy. Después de examinar sus cambios de expresión, Yun Qian Meng sabía que Liu Han Yu no planeaba tenderle una trampa con esa yatou. El acto de escoger a tantas sirvientas solo formaba parte de su plan para engañar a la gente. Si Su Qing descubría su verdadero propósito, era probable que destruyese la evidencia.

 —Después de que termine la cena, haz que Mi mama venga —ordenó Yun Qian Meng, mientras guardaba el registro dentro de su manga.


Glosario

  • 嬷嬷 mama – una sirvienta mayor.
  • 奴婢 nubi – esclava/sirvienta; usado a menudo por los criados que hablan con sus amos.
  • 丫头 yatou/ 丫鬟 yahuan – criada.
  • 妹妹 meimei – hermana menor.
  • 姐姐 jiejie – hermana mayor; se puede agregar a los nombres para mostrar respeto o una relación cercana.
  • 夫人 furen – esposa legítima, señora.
  • 小姐 xiaojie – jovencita; generalmente de una buena familia, pero puede usarse para referirse a cualquier niña.
  • 姨娘 yiniang – concubine, no la esposa legítima; añadido al final del nombre materno para mostrar su estado (inferior) en comparación con la esposa.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *