Princesa Consorte Chu – Capítulo 45: El capricho de Chu Fei Yang

Traducido por Moux

Editado por Ayanami


Aunque la anciana había estado lejos de la capital desde hace tiempo, aun estaba al tanto de los grandes clanes y familias de la capital. Después de escuchar el reporte del capitán Liu, la identidad, el estatus y los antecedentes de la otra persona aparecieron en su mente.

—¡Ayúdame a agradecer a Chu Xiang[1]! —Le dijo al capitán Liu.

Las palabras de la anciana provocaron que Yun Qian Meng sonriera con sarcasmo en secreto. Su abuela era muy impaciente, tanto que ya planeaba establecerse en la alta clase de la capital.

¿Qué tipo de persona es Chu Fei Yang? Él solo los había dejado pasar por respeto a los mayores. Si hubiese que considerar sus rangos oficiales, el ministro de derecha, Yun Xuan Zhi, aún era inferior al ministro de izquierda, Chu Fei Yang.

No obstante, el corazón de la anciana solo se apresura para ayudar a que sus nietos forjaran sus carreras, ¿cómo le daría importancia a esas cosas?

Además, incluso si Yun Xuan Zhi no era de ayuda, ella aún contaba con el Fu Guo Gong Fu como parientes por matrimonio; ¡y en esa familia se había dado una Emperatriz Viuda!

Con esos pensamientos, por un momento, la anciana mostró una expresión de deleite. Sin embargo, Chu Fei Yang era una figura mucho más valerosa, lo que le causaba algo de curiosidad. Justo el tipo de hombre que podría darle mucho apoyo a Yu Qian Di[2] a tan joven edad; presidiendo sobre el resto de los oficiales y ciudadanos.

Mientras la curiosidad crecía en su corazón, la anciana corrió las cortinas del carruaje con sutileza, llevando su mirada al exterior.

Lo único que vio fue que, no muy lejos del carruaje, un hombre joven con una capa azul marino estaba montando un caballo negro. Él tenía unas encantadoras cejas y ojos afilados; una nariz recta y labios delgados. Mientras que la esquina de sus ojos estaba ligeramente levantados mientras miraba hacia el carruaje; sus labios estaban fruncidos como si sonriera pero sin hacerlo, los ojos negros bajo sus cejas eran como la oscura y densa tinta que no podía ser borrada. Su apariencia refinada lo hacía transmitir un encanto intrigante, sus hermosas facciones tenían un aire misterioso; provocando que todas las jóvenes damas que pasaban por la calle se sonrojaran, incluso, algunas de ellas, admiraron directamente su elegante y atractiva apariencia, sin ser capaces de despegar sus miradas.

Incluso la anciana, que siempre había pensado que sus nietos eran los más sublimes, no pudo evitar asentir a sus ojos sonrientes, ¡como si estuviera extremadamente complacida con la apariencia de Chu Fei Yang!

Aunque en ese momento, lo que se reflejaba en los ojos de Yun Qian Meng era la esplendorosa figura de Chu Fei Yang en su caballo, transmitiendo un aire formidable de la clase dominante. Recordó su conflicto con la familia imperial, las cejas de Yun Qian Meng no dejaron de fruncirse mientras pensaba cómo mantener alejada a esa persona en el futuro.

No obstante, el par de ojos negros como la tinta parecían estar adivinando sus pensamientos, sus hermosos rasgos se alegraron con una suave sonrisa. Todos los que lo veían, se quedaron mudos, incluso provocó que Yun Qian Meng abriera sus ojos.

—No esperaba que Chu Xiang tuviera este tipo de aura, ¡es verdaderamente sorprendente! ¿Sabes si Chu Xiang tiene esposa o concubinas? —La anciana tenía que mantener su honorable reputación, así que solo tomó un vistazo rápido antes de bajar las cortinas. Aunque le preguntaba a Yun Qian Meng como si chismeara sin ninguna intención, sus ojos mostraban una expresión intrigada que era difícil de ignorar.

Yun Qian Meng tuvo que retirar su mirada cuando la anciana se volteó hacia ella. Al escuchar la pregunta de la anciana, sonrió levemente antes de responder:

—Meng’er rara vez sale de casa y, en realidad, tampoco puede preguntarle a otros sobre los asuntos matrimoniales de los hombres de otras familias. ¡Si zumu[3] está interesada, quizás debería preguntarle a padre!

La anciana, al escucharla, se sintió un poco molesta. Sin embargo, después de considerar que la respuesta y los sentimientos de Yun Qian Meng eran razonables, asintió con indiferencia. Aunque en su corazón, ya estaba intentando emparejar a Chu Fei Yang con Yun Yi Yi como su pareja; ¡entre más lo pensaba, más sentía que ellos estaban destinados!

Moux
Vieja ambiciosa, está bien que las abuelitas deseen lo mejor para sus nietos, pero hay límites xd

Yun Qian Meng también adivinó las intenciones de la anciana. La corte ya está dividida en dos facciones; una encabezada por Yu Qian Di y la otra por Chen Wang.

Aunque Chu Fei Yang es una presencia distintiva. No era muy cercano a Yu Qian Di, ni tampoco lo era con Chen Wang. No era convencionalmente independiente, pero tenía habilidades extraordinarias, permaneciendo, con astucia, de forma neutral. En consecuencia, Yu Qian Di le había dado una posición importante; además de no dejar que Chen Wang causara problemas.

Ella temía que la anciana lo quisiera por capricho.

Después de todo, aunque muchos hombres en la nobleza eran respetados, Chu Fei Yang y Chen Wang eran, sin ninguna duda, los más sobresalientes. Ahora que el xiangfu ya está relacionado con Yu Qian Di, y que además Chen Wang había rechazado a la primera hija del xiangfu, era imposible que a este le gustara Yun Yi Yi.

Además, la posición de Chu Fei Yang era mucho más segura; sin importar quien gane o pierda la disputa entre Yu Qian Di y Chen Wang, depender de Chu Fei Yang le daría al xiangfu un seguro extra.

El carruaje se mantuvo en silencio por un momento, cuando la anciana y Yun Qian Meng permanecieron en sus pensamientos, al menos hasta que escucharon de nuevo la voz del capitán Liu.

—¡Señora, señorita, hemos llegado al xiangfu!

Ambas se miraron. De pronto, los ojos de la anciana mostraron una expresión enfática, mientras que Yun Qian Meng solo sonrió un poco de forma superficial.

—¡Sun’nü[4] ayudará a zumu a salir del carruaje! —Dijo con respeto.

Cuando la anciana vio que Yun Qian Meng seguía siendo amable y educada, el descontento que había sentido hacia ella fue desapareciendo poco a poco. Asintió y tomó la mano de Yun Qian Meng, dejando que la ayude mientras baja del carruaje.

En ese momento, Yun Xuan Zhi dirigió personalmente a los sirvientes del xiangfu para que esperasen en la entrada principal. Después de que la anciana había bajado, de inmediato caminó para inclinarse.

— ¡Er’zi[5] presenta sus respetos a madre! ¿La salud de madre ha sido buena? —Dijo con una voz afligida.

La anciana levantó sus ojos y se dio cuenta de que el hijo que había criado, ahora se había vuelto uno de los funcionarios de alto cargo, un primer ministro; por eso no pudo evitar sentirse un poco orgullosa de sí misma. Al ver que su hijo había venido a recibirla personalmente, se sintió como alguien importante y, con afecto, puso su mano en la de su hijo. Palmeándola con cariño, dijo feliz:

—¡Bien! ¡Todo ha estado bien!

Enseguida, los sirvientes detrás de Yun Xuan Zhi se arrodillaron en orden en el suelo y exclamaron al unísono.

—¡Deseamos que lao furen[6] esté sana y salva! ¡Deseamos a lao furen una gran felicidad!

Cuando la anciana vio esto, su expresión mejoró aún más. Asintiendo con su cabeza una y otra vez, entró al xiangfu con la ayuda de Yun Xuan Zhi y Yun Qian Meng.

Antes, Yun Xuan Zhi le había pedido al mayordomo Zhao que limpiara el salón Bai Shun del sur. Cuando la anciana entró a la habitación principal del salón Bai Shun, una fuerte fragancia se alzaba en espiral del quemador de incienso de sándalo rojo[7]. El resto de la habitación estaba limpia y ordenada, las mesas habían sido arregladas con preciosas y valiosas antigüedades; incluso la pared estaba decorada con obras famosas hechas por maestros de renombre, donde cada palabra costaba al menos mil oro. Cada rollo fue escrito a mano, lo que dejó en la anciana un sentimiento de deleite, además de una enorme sonrisa en su rostro.

Luego de que todos se sentaran, la anciana llevó a Yun Yi Heng y a su hermano frente a Yun Xuan Zhi.

—Hijo, estos son los hijos de tu hermano, Yi Heng y Yi Jie. Esta vez los traje aquí; primero, fue considerando su futuro; y segundo, para que pudieras ayudarlos. El cuerpo de tu hermano menor se ha estado poniendo cada vez peor. Eres su único hermano mayor, no deberías ignorarlo.

La anciana no se anduvo con rodeos y, tan pronto como habló, le quitó la oportunidad a Yun Xuan Zhi de negarse; incluso, dejándolo sin palabras.

Todos estos años, él estuvo equivocado, pero cuando pensó en las noticias que el capitán Liu le había enviado en la mañana, Yun Xuan Zhi se sintió muy molesto desde su corazón. Miró a los dos hermanos inclinados ante él, aunque sus rostros tenían sonrisas avergonzadas, sus modales aun eran aceptables. Solo preguntó sobre sus estudios normales, luego llamó al mayordomo Zhao y le pidió que preparara el Qing Hui Yuan antes de sonreírle a la anciana.

—Por ahora, madre debería descansar primero. Después de eso, er’zi enviará a las concubinas para que presenten sus respetos.

No obstante, al escuchar esas palabras, la expresión de la anciana decayó. Fue inevitable que un rastro de disgusto apareciera en sus ojos cuando expresó con amargura:

—¡De seguro esas concubinas tuyas son arrogantes, incluso mamá tiene que esperar algunos días para poder verlas!

Yun Xuan Zhi escuchó con insatisfacción el tono de la anciana, luego se rió en respuesta.

—No necesita estar molesta, madre, ¡es er’zi quien está siendo desconsiderado! A la hora de la cena, haré que vengan a su habitación con buen ánimo. Madre, debería descansar primero, así er’zi lo arreglará.

Al terminar, la mirada de Yun Xuan Zhi se cruzó con la de Yun Qian Meng y luego ambos se levantaron para dejar el salón Bai Shun.

Sin embargo, en cuanto salió del patio de Bai Shun, la sonrisa de Yun Xuan Zhi desapareció con rapidez. Su cuerpo estaba ardiendo por la furia, así que caminó con dirección al Feng He Yuan con un rostro pálido…

Moux
Bueno, esperen hasta el siguiente capítulo que se viene una maravillosa escena (=UvU=)...


[1] Chu Xiang – Ministro de Izquierda

[2] Nombre del Emperador actual

[3] Abuela paterna

[4] Formalismo para decir primera nieta y mostrar respeto

[5] Formalismo para referirse a uno mismo como hijo

[6] Formalismo para llamar a la señora mayor y esposa del excabeza del Fu, anterior a la esposa oficial y madre del cabeza actual.

[7] Algo como esto:

| Índice |

One thought on “Princesa Consorte Chu – Capítulo 45: El capricho de Chu Fei Yang

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *