Una generación de militares – Capítulo 11: ¿Debemos comer qué? (1)

Traducido por Yue Liang

Editado por Sharon


En medio del verano, el sol era como una bola de llamas, caliente y brillante. Cinco mil soldados estaban alineados frente al campamento. Estaba tan caliente que incluso un minuto de pie bajo el sol podía hacer que sudaran por completo.

Los soldados esperaban con gran espíritu pero Su Ren aún se encontraba un poco ansioso. El tiempo de encuentro estaba por llegar pero aún no ha visto ni la sombra de Gu Yun. Su hermano mayor realmente odiaba la impuntualidad. Ayer Yu Shi Jun llegó a la hora Xu. Aunque tenía razones para llegar tarde recibió veinte azotes como castigos.

Mientras Su Ren seguía preocupándose Gu Yun repentinamente apareció en el centro del campamento.

—Cuñada mayor —suspiró en secreto Su Ren mientras sonreía.

Su Ling estaba de pie, noble y orgulloso en frente de las tropas. La miró fríamente, pero ella pretendió que no le vio y saludó a Su Ren.

—No estoy tarde ¿o sí?

Mirando el reloj de sol en el centro del campamento, el tiempo era justo.

—No, viniste justo a tiempo —respondió aliviado.

Ella vio la espalda del ligeramente enojado Su Ling. Aunque no dijo una palabra su cara claramente mostraba “necesitas tratar conmigo”. Esto hizo que la ira de Su Ling aumentará. Desafortunadamente no podía ventilar su ira.

El humor de Gu Yun no era malo. Siguió agarrando la bolsa de tela que colgaba en su cintura y dijo:

—Vamos a partir.

—¿A dónde nos dirigimos? —preguntó Su Ren. Ella sonrió.

—A familiarizarnos con la selva, por supuesto. Necesitamos entrar en el ambiente. Sino, ¿cómo sabrán los soldados a lo que se enfrentarán?

Sus palabras eran lógicas. Sin esperar a que Su Ren diera la orden directamente gritó:

—Objetivo… veinte millas en dirección a la selva. ¡Corran hacia adelante!

—¡Sí! —gritaron al unísono. Incluso corrieron al mismo tiempo. Gu Yun los admiró en secreto, realmente eran dignos de ser las fuerza de élite. Eran diferentes de ese montón de sinvergüenzas.

Mientras los criticaba en silencio, Su Ren guió un caballo a su lado y dijo:

—Monta este caballo ¿de acuerdo?

Ella giró su cabeza y le miró. Su Ling y Mu Yi condujeron cada uno un caballo a su lado. Su humor cambió ligeramente. Gu Yun negó con la cabeza y dijo en voz alta.

—Es bastante cerca, no necesitamos montar a caballo. O… ¿ha disfrutado tanto el Gran General Su de su elevada posición viviendo en confort que ya no puede correr esta corta distancia?

Planeaba correr desde el principio, ¿cómo podría resistirse a tirarlo al agua también? El Gran General y sus soldados trotando juntos. Sí este asunto se esparce sería una buena historia. ¡Ella estaba ayudando!

Su Ling apretó con fuerza las riendas. Si insistía en continuar cabalgando, ¿no estaba admitiendo en voz alta que disfrutó del confort y, por lo tanto, estaba mimado?

No era nada. De cualquier manera, había pasado bastante tiempo desde que corrió en una marcha. Correr no era tan malo. Su Ling dejó las riendas y se unió a la marcha.

Gu Yun río secretamente y también corrió para alcanzar la marcha. Su Ren se quedó estupefacto por un tiempo. Al final también dejó sus riendas y corrió con ellos. El Gran General estaba corriendo, ¿cómo podría montar un caballo?

Mu Yi ensanchó sus ojos y gentilmente acarició la espalda del caballo.

—Está bien. Soy más adecuado para el estilo de vida mimada —dijo con una sonrisa. Ling no se había dado cuenta que estaba siendo controlado por esa señorita. Siguiendo el ejemplo de Su Ling, Su Ren inocentemente los siguió negando con la cabeza. Definitivamente, los hombres de esa casa no eran buenos.

Para los profesionales de las fuerzas de élite, veinte millas contaban como nada. Sin embargo, en las últimas cinco millas desde que entraron al bosque, sus pies se cubrieron de lodo mientras sus cuerpos estaban pegados y húmedos. Llegando al lugar que Gu Yun había designado como objetivo, el arreglo de la tropa estaba en mal estado. Sin embargo, los cinco mil soldados rápidamente regresaron a la formación con respiraciones pesadas.

Gu Yun secretamente ajustó su respiración y caminó al lado de Leng Xiao y Liu Xing, quienes esperaban desde antes.

—¿Terminaron de preparar ‘esa’ cosa? —preguntó.

Liu Xing miró hacía las dos grandes bolsas en el suelo y tragó. Asintió rápidamente.

—Sí.

Gu Yun se giró hacía atrás y miró al vestido de rojo Mu Yi mirando hacía las bolsas, viéndose curioso. Ella le devolvió la mirada. El caballo no podía entrar tan lejos en esta densa selva, por lo tanto, tendría que haber viajado a pie una larga distancia. ¿Cómo es que su atuendo rojo estaba limpio y ordenado, libre de lodo? Y también, Su Ling quien estuvo corriendo todo el camino no perdió su respiración y no parecía cansado. ¿Esto es a lo que llaman regeneración neigong? Esto realmente la hizo sentir incómoda. Su corazón estaba lleno de dudas.

Sin embargo, mirando los ojos que mostraban resolución y voluntad de aprender frente a ella, rápidamente enfocó su mente.

—El hecho de que puedan estar aquí significa que han entendido las responsabilidades que tienen. Cada uno de ustedes fue elegido del Ejército Su como equipo de élite. Tengo absoluta confianza en sus aptitudes y fuerza. Sí tienen una batalla abierta con los rebeldes, definitivamente podrán derrotarlos y dominarlos. Sin embargo, su mayor obstáculo es la selva y después los rebeldes —le dijo a los soldados. —Las circunstancias dentro de la selva son diferentes de afuera. La humedad es alta y bastante cargada. ¿No sienten difícil respirar? —preguntó, y nadie respondió. Todas sus caras mostraban resolución y ninguna emoción.

Sus cejas se elevaron. Ser llamados élites no era tan bueno. Prefería personas con emoción. Cruzó sus brazos y ligeramente sonrió.

—Solo quedan cinco días. Para ser honesta, los contenidos del entrenamiento no son muchos. Hoy es el primer día, así que no será demasiado difícil.

Después de escuchar sus palabras, los nuevos reclutas que entrenaron bajo su mando jadearon. ¡Estamos condenados! La última vez también sonrió y dijo que no sería demasiado difícil pero el resultado…

Estas fuerzas de élite que no entendían el verdadero significado de sus palabras se mantuvieron en calma y sin expresiones. En sus corazones estaban infelices. Ellos fueron seleccionados, escogidos y eran luchadores fuertemente entrenados. No importa que tan difícil sea, ni siquiera moverían las cejas.

Sin analizar sus expresiones, Gu Yun podía adivinar sus pensamientos por su conducta. Continuó sonriendo y ligeramente dijo:

—La energía para caminar aquí por una hora es equivalente a la energía consumida cuando corremos por tres horas bajo circunstancias normales. Además, los arbustos y árboles crecen salvajemente. El suelo es húmedo y resbaladizo. Adicionalmente se deben tener en cuenta los insectos venenosos, serpientes, hormigas y sanguijuelas. Sí todos los días puedes caminar 100 millas, en la selva pueden caminar… 10 millas

¿10 millas? ¡Eso era imposible! Ya nos encontrábamos en la selva. Solo utilizaron dos horas para caminar 5 millas ¿cómo podría un día ser equivalente a 10 millas?

La mayoría de las personas que escucharon las acciones de la señora estaban realmente curiosos. ¡Viéndola hoy era realmente diferente a lo que imaginaban!

Independientemente de si estaban escuchando o no, Gu Yun aún utilizaba el estilo ‘hacer como digo’ para hablar.

—Su objetivo al entrar en la selva es encontrar la guarida de los rebeldes. La selva es muy grande y espaciosa. Una vez que entren, deben estar preparados para quedarse por 8 a 10 días. Sí no pueden construir un fuego será un desastre. Sin fuego, sufrirán por las noches. No ser capaces de alimentarse con comida caliente o cocinar son cosas pequeñas. Lo más importante dentro de la selva es que sus pies empiezan a supurar. Estarán realmente cerca de la muerte.

Su Ling se mantuvo todo el tiempo en la parte de atrás, mirando a la delgada y débil mujer ser casi ahogada en el mar de personas. Incluso si ella solo dijo un par de  oraciones, él ya estaba convencido que tenía un amplio conocimiento sobre la selva. Sino, no podría estar tan relajada y confiada. Sin embargo, ¿qué tipo de circunstancias la hicieron convertirse en la mujer frente a él? Ésta es la primera vez en su vida en la que… estaba interesado en una mujer.

Gu Yun había notado los ojos inquisitivos que se mantenían mirándola. Quería ignorarlo pero no era tan sencillo. Ese hombre tenía una presencia tan fuerte que lo hacía difícil.

No pensó más acerca de eso y continuó.

—Por lo tanto, ¡construyan un fuego para que lo vea! ¿Quién quiere ser el primero en intentar?

Justo había terminado su oración cuando varias manos ya se encontraban levantadas. Parecía que muchos de ellos tenían confianza en construir un fuego. La mano de Gu Yun se levantó y eligió a varias personas al azar.

—Dejen que estos cinco lo hagan.

Tomó la bolsa en su cintura y la arrojó a Leng Xiao.

—Leng Xiao, dales el huozhezi [1]

Él abrió la bolsa que estaba llena de huozhezi, los cuales estaban enterrados en cenizas de hojas. Tomó varios y se los dio a esas cinco personas.

Las cinco personas tomaron el houzhezi e intentaron encender el fuego. Mientras lo intentaban Gu Yun repentinamente habló.

—Esperen un minuto. Guarden el huozhezi en algún lugar que cream no se mojara fácilmente. Desde aquí corran hacia el gran árbol que está por haya y regresen. ¡Vayan!

Todos miraron hacía el árbol señalado. Se encontraba aproximadamente a una milla de distancia de su posición actual hacia el árbol. El grupo de cinco no entendía su intención pero no se atrevieron a desobedecer. Pusieron el huozhezi entre su ropa exterior e interior y corrieron hacia el árbol.

No muy lejos, sus velocidades disminuyeron. La esquina de la boca de Gu Yun se levantó. Cuanto más cerca del árbol estaban, el número de ramas y vides se incrementaban, así como la humedad. El huozhezi probablemente sería inútil después de regresar.

Los ojos de Su Ling se estrecharon. Dos millas de viaje de aquí hacia allá y de regreso tomó más de media hora. Está solo era la periferia de la selva, si fuera el centro…

Cuando regresaron, esos cinco estaban cubiertos de sudor. No creían que la bruma y la niebla fueran tan gruesas que incluso los troncos de los árboles gotearan agua.

Gu Yun sonrió.

—Ahora pueden encender el fuego.

Los cinco rápidamente recuperaron sus pensamientos y tomaron el huozhezi. Intentaron encender el fuego pero no fue exitoso.

—¿Cómo es posible que el huozhezi esté mojado? —susurraron entre ellos. Fueron muy cuidadosos en ponerlo entre sus pechos ¿pero aun así se mojaron?

Ella sonrió en secreto. Al parecer no entendían el poder del a humedad. En ese momento Leng Xiao finalmente entendió por qué utilizó cenizas de hojas dentro de la bolsa. Estas alejaban toda la humedad y mantenían el huozhezi seco.

Esas cinco personas pusieron una cara de derrota y volvieron con los otros. Gu Yun continuó sonriendo.

—¿Hay alguno al que le gustaría intentarlo?

Está vez, nadie se atrevió a levantar la mano. Antes fueron impulsivos, ahora que lo pensaban de nuevo incluso si el houzhizi no se mojaba, todas las otras cosas que trajeran aún se mojarían, lo cual significaba que no tendrían nada para mantener el fuego y mantenerse vivos. ¿Entonces cómo podrían construir un fuego?

—Para construir un fuego en la selva se necesita habilidad. Les enseñaré esa habilidad —dijo Gu Yun cuando vio que nadie hablaría. Después de mirar las bolsas en el suelo sus ojos se llenaron de emoción. Riéndose dijo: —Sin embargo, antes de eso, hay algo más importante que deberían aprender.

Como estaban tan llenos de confianza, era parte de su personalidad darles un ’pequeño golpe’.

Muchos de ellos aún tenían dudas en sus corazones. y secretamente esperaron por la cosa más importante de la que ella hablaba.

Los labios de Gu Yun estaban torcidos.

—Sin fuego pueden vivir alrededor de 7 u 8 días. Dentro de la selva necesitan mucha energía para viajar. Sin comida, probablemente morirán en menos de 3 días. Por lo tanto, pienso que la más importante lección de hoy es enseñarles qué tipos de alimentos pueden comer en la selva —dijo con una voz excepcionalmente gentil.

¿Comer? Liu Xing tenía la piel de gallina.

La Jefa no estaría sugiriendo que comieran lo que se encontraba en la bolsa, ¿verdad? ¡No hay manera!

Leng Xiao se encontraba pensando lo mismo al mismo tiempo. Su expresión facial no estaba del todo bien.

—Leng Xiao. —Gu Yun guiñó un ojo. Leng Xiao camino junto a la bolsa y la abrió. Todas las cosas dentro fueron derramadas.

Enseguida se formó una pila llena de serpientes y gusanos muertos en el suelo de una altura de casi la mitad de un hombre. Había serpientes de todas las longitudes y colores. Además, había ranas y termitas. Algunas estaban muertas pero algunas aún se encontraban vivas. Sin embargo, los más desagradable no eran estas cosas, sino los grandes gusanos succionadores de sangre que eran tan grandes como un dedo índice. Sus cuerpos regordetes se retorcían haciendo que las persona sintieran picazón y piel de gallina. Incluso las élites que habían visto muchas cosas difícil no pudieron evitar fruncir el ceño. Mientras que los jóvenes nuevos reclutas impotentes respiraron profundamente.

Mu Yi quien estaba frente a las tropas, dio un claro paso a un lado. En toda su vida él había sido limpio y feliz. No estaba dispuesto a estar cerca de esas cosas desagradables.

Su Ling y Su Ren se miraron uno al otro. Ninguno de los dos entendía lo que ella quería lograr, pero aún mantuvieron la compostura y observaban fríamente.


[1] 火折子, herramienta para encender fuego.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *