Una generación de militares – Capítulo 16: Asediando a los bandidos (1)

Traducido por Yue Liang

Editado por Sharon


Esa extraña y misteriosa mujer que apareció en la selva también estaba flotando en el agua. ¿Podría ser una parte de los rebeldes? ¿O es como Han Shu dijo, y era la amante del jefe de los rebeldes?

Los ojos de Gu Yun la miraron firmemente. Esa mujer parecía sensible a su mirada y rápidamente miró en su dirección. Sus ojos se encontraron con una mirada feroz.

Su hermoso rostro mostraba una calmada y fría expresión, sin signos de pánico y solo mostraba un frío constante lleno de intención asesina. En las olas, su cuerpo se movía con agilidad y sus acciones eran “ordenadas”. Todo a su alrededor parecía estar a su alcance. Gu Yun estaba segura, tal única mujer no era un oponente fácil. Sin embargo, tampoco podía dejarla escapar tan fácilmente.

Mirando hacia la corriente, el torrente había pasado y la profundidad del agua era menor a dos metros. Gradualmente empezó a ralentizarse. Su habilidad para nadar no era mala; debería ser capaz de viajar a través de la corriente. Mirando la velocidad de la mujer río arriba, Gu Yun llegaría justo a tiempo para encontrarse con ella.

Después de hacer una evaluación en su mente, Gu Yun concluyó que era factible. Con Bing Lian colgando en su cintura, estaba lista para saltar al agua. Sus pies aún no se habían impulsado cuando alguien puso presión sobre su hombro.

—¿Qué estás haciendo? —gruñó Su Ling.

—¡Déjame ir! No puedo dejar que esa mujer escape.

Gu Yun quería empujar la mano de Su Ling; pero su fuerza era grande, así que no pudo moverla. No tenía tiempo de explicar apropiadamente la situación. ¡Si no se iba ahora, sería demasiado tarde para bloquear a la mujer!

Su Ling siguió la dirección de los ojos de Gu Yun y notó a la figura verde en el agua con facilidad. Era una deslumbrante mujer delgada con un temperamento frío. Ella debe ser la misteriosa persona que Qing Mo encontró en la selva. Los ojos de águila de Su Ling la observaron cuidadosamente. Justo cuando Gu Yun estaba impaciente, sintió que su hombro era ligeramente golpeado.

—Yo lo haré —le escuchó una vez más.

Sin esperar respuesta, Su Ling voló. Una alta figura rojo pasó frente a los ojos de Gu Yun, haciéndola recobrar sus pensamientos.

Él tiene una herida en el hombro. ¡No puede mojarse! 

Al principio, el corazón de Gu Yun casi llegó al cielo. En el siguiente momento, sintió que cayó al suelo. Se sentía como una idiota. A diferencia de ella, esa persona sabía Qinggong por lo que no necesitaba sumergirse para interceptar a la figura verde. Usando los grandes árboles como trampolín, dentro de varios saltos, Su Ling había alcanzado el gran tronco encima de la mujer de verde.

Parado de pie con orgullo sobre la rama, Su Ling, con su atuendo rojo oscuro que brillaba por los rayos de sol pasando a través de las hojas, mostraba su rostro inexpresivo, y ojos oscuros y fríos que podían asustar a las personas ordinarias. El corazón de la mujer se apretó.

Han pasado cinco años, y finalmente, nos encontramos de nuevo. 

La mujer parecía distraída, mirando a Su Ling con una expresión complicada… ¿Era alegría? Gu Yun pensó que estaba viendo incorrectamente cuando la mujer no nadó para evadirlo, sino que fue hacia él. ¿Esto significaba que se conocían?

Calmando su corazón, las manos de Gu Yun se doblaron sobre su pecho, observándolos en silencio.

Muy pronto, la mujer siguió la corriente de agua y llegó al lado de Su Ling. Él saltó del árbol y con fuerza agarró los hombros de la mujer. Ella frunció el ceño por el dolor pero no hizo ningún sonido. La pequeña serpiente verde que estaba envuelta en su muñeca sintió la angustia de su dueña. Sus ojos rojos miraron a Su Ling y su lengua negra siseó. Ambos colmillos estaban completamente expuestos, listos para atacar. Viendo que quería morder a Su Ling, la mujer sacudió la cabeza y la miró.

La pequeña serpiente verde se sintió agraviada pero aun así cerró la boca, sin atreverse a ser violenta, y obedientemente bajó la cabeza. Deslizándose alrededor del brazo de la mujer no se atrevió a moverse al azar. Si las personas le dieran un vistazo, realmente parecería un trozo de cinta verde esmeralda.

La mujer y la pequeña serpiente intercambiaron una mirada. Su Ling la levantó del agua, usando su poderoso brazo para sostener la cintura de la mujer, el cual se tensó de inmediato. Él no sintió su incomodidad caminando en la selva con ella en esa posición. La mujer ligeramente giró su cabeza. La fría y resuelta cara de Su Ling se “reveló” frente a ella. Había pensado en acercarse a esta cara por años. Su cara se volvió más fría. Inconscientemente arrugó su frente, porque… ¡Él no recordaba quién era ella! ¡La había olvidado!

Los fríos ojos de Gu Yun estaban observando. Ahora, podía estar 100% segura que se conocían… o al menos, la mujer conocía a Su Ling. Gu Yun no había olvidado lo difícil que era el látigo de piel de serpiente y lo implacable que eran sus ataques. Sin embargo, cuando el oponente se convirtió en Su Ling, ella no tenía intención de atacar. Esto probaba que su relación no era ligera.

Gu Yun no se dio cuenta que su tono parecía menos indiferente de lo usual. Las manos frente a su pecho se movían frecuentemente.

Después de unos saltos, los dos aterrizaron en el suelo de las tierras altas. Su Ling liberó su agarre de la cintura de la mujer. Antes de que ella estuviera firmemente de pie, él sin piedad golpeó su torso.

—Escóltenla de vuelta al campamento y ponganla en una celda —le ordenó a un grupo de soldados.

—Sí.

Terminando de hablar, Su Ling se giró y caminó en dirección a Leng Xiao. Sus ojos solo se enfocaban en la corriente de agua frente a él, ni siquiera le dio una mirada a la mujer que estaba detrás, quien tampoco volvió a observarlo.

Sus ojos brillaron. Para él, ¡ella era solo una rehén! Si ese era el caso, ella no actuaría de acuerdo a sus emociones. ¡De cualquier manera, solo podía ser su enemigo!

La mujer estaba de pie indiferentemente. Los soldados detrás suyo dieron un paso adelante, queriendo atarla. Sus ojos se oscurecieron.

—¡Cuidado!

Gu Yun quien había mantenido un ojo en ella inmediatamente sacó a Bing Lian y se paró frente a los dos soldados. La helada aura emitida por Bing Lian hizo que los soldados subconscientemente tomarán un gran paso hacia atrás. Al mismo tiempo, la cinta verde en la mano de la mujer repentinamente se movió. Una serpiente verde esmeralda abrió su boca salvajemente y golpeó donde antes estaban de pie los soldados. El sonido de siseo hizo a las personas encogerse. Los ojos de ambos soldados se ampliaron, congelados.

¡Eso estuvo muy cerca! Si la señora no los hubiera detenido, definitivamente serían mordidos por esa serpiente. La piel del animal era muy brillante y su boca era completamente negra. ¡Debe ser altamente tóxica! ¡No pensaron que una mujer ordinaria trajera semejante animal encima!

El corazón de los soldados tembló con miedo. Sin embargo, no podían dejar al prisionero escapar. Se dieron valor a sí mismos, y un grupo de siete a ocho se prepararon para atacar juntos. La mano de Gu Yun que sostenía a Bing Lian los detuvo debido a que la mujer había sacado su látigo de piel de serpiente. Si ella no estaba equivocada, ese látigo podía resistir el poder de Bing Lian.

Gu Yun apretó su agarre sobre su espada, y lentamente caminó cerca de la mujer para detenerse frente a ella. Gu Yun notó que la mujer miró el carro llenos de combustible y azufre con un destello de pánico en su cara.

—Estabas con Wu Ji y Yan Ge. —Gu Yun no hizo una pregunta y simplemente dijo la verdad. La cara de la mujer volvió a la normalidad y le disparó una mirada de frialdad. El látigo en su mano ya había golpeado en su dirección.

Gu Yun había esperado que atacara, por lo tanto, cuando sacó el látigo, rápidamente saltó hacia adelante. El largo lazo no pudo alcanzarla, pero se incrustó profundamente en el lodo. ¡La profundidad era de más de un pie!

Cuando la mujer repentinamente azotó, todos excepto Gu Yun quedaron sorprendidos. Ella tomó ventaja de ello para huir, y corrió rápidamente. Cuando Su Ling escuchó un sonido extraño detrás suyo, se giró, sólo para ver esa débil figura verde de antes saltar una vez más al agua. Fue seguida de otra figura negra con la velocidad de un leopardo.

El corazón de Su Ling se sintió sofocado. La corriente de agua se había debilitado, pronto lanzarán un segundo ataque, por lo que no podía irse en este momento. La mujer de verde tenía muy buenas artes marciales. Además, también era astuta. ¿Podría Qing Mo ser capaz de manejarla? Su mano acarició a Chi Xue en su cintura. La calidez de la espada le dio un poco de comodidad a su corazón. Afortunadamente, Bing Lian la acompañaba. Ella debería estar bien.

En la débil corriente, ambas mujeres luchaban para nadar. Gu Yun no quería dejarla escapar mientras la otra quería desesperadamente deshacerse de ella. Sin embargo, todo el camino hacia abajo, Gu Yun aún la seguía de cerca.

Después de ser arrastradas por 3 o 4 millas, ambas finalmente pudieron ponerse de pie con el agua hasta las rodillas. Sus ropas mojadas se aferraban a sus cuerpos, por lo que lucían muy incómodas. Sin embargo, una estaba de pie con su largo látigo como su arma mientras que la otra sostenía una larga espada de pie en el lado contrario. Ambos pares de ojos estaban llenos de un aura asesina. A ninguna le importaba su apariencia en este momento.

El agua gradualmente disminuyó a la altura del tobillo. Gu Yun sacó suavemente su espada de la vaina. Cuando Bing Lian fue revelada, fue acompañada de un sonido helado.

—No decidimos al ganador la vez pasada. ¿Qué tal si lo decidimos el resultado hoy? —sonrió Gu Yun.

Estaba segura que esta mujer estaba conectada con los rebeldes. Atraparla no sería fácil, pero ella podría hacerlo, o por lo menos, podría retrasarla. Además, dejando de lado a Chi Xue, esta era la primera vez que encontraba un arma que podía resistir el poder de Bing Lian. ¿Cómo no podría estar interesada en este largo látigo de serpiente?

Los ojos de la mujer miraron la cara de Gu Yun por mucho tiempo. Su expresión era compleja. Al menos, sus labios color durazno se levantaron ligeramente. Su mano azotó suavemente el suelo, rociando el agua fangosa.

¿Quiere competir? Por supuesto que aceptaría el desafío. También quería ver qué tan diferente era la esposa de Su Ling. 

Gu Yun encontró el mismo interés en los ojos de la mujer. No había tiempo para una pausa, así que apretó a Bing Lian y atacó primero. Mientras Gu Yun se acercaba, la mujer sintió una ola de aire frío soplando frente a ella, y casi no pudo hacerle frente. La serpiente en su muñeca se deslizó hacia su cuello, acurrucándose. Una calidez fluyó a través de sus cuatro extremidades. Aunque la temperatura de su cuerpo aún era baja, se sintió mucho mejor.

Sosteniendo su largo látigo, la mujer azotó. Una vez más, la espada y el látigo se entrelazaron. Sin embargo, esta vez, Gu Yun no dudo en voltear su espada. Una luz fue emitida debido a la fricción. El látigo fue forzado a aflojarse, Gu Yun golpeó en dirección a el pecho de la mujer con Bing Lian.

Su distancia era muy cercana; era muy tarde para que la mujer azotara con su látigo. Quería moverse a un lado para evadir el ataque, pero Gu Yun fue un paso más rápida. Con la espada a la vista, la serpiente en el cuello voló hacia Bing Lian, envolviéndose fuertemente alrededor del arma.

Gu Yun de repente sintió una gran fuerza que tiraba de ella, y no podía mantener su agarre. La espada voló hacia el otro lado, directamente hacia el suelo.

Ya no tenía su arma, pero la mujer aún tenía el látigo. En menos de un segundo, la situación fue revertida, haciendo que Gu Yun estuviera en una posición desventajosa. La mujer tomó esta oportunidad para azotar. Gu Yun estaba en una posición apretada y con dificultades, evadiendo el ataque. Pensó que la mujer duplicaría su fuerza para ganarle. ¿Quién sabía?

Ella le devolvió la mirada en silencio, y arrojó su látigo, el cual quedó colgado sobre el árbol cercano. Quería enfrentarse a Gu Yun con las manos desnudas, quien la miró sorprendida.

¿Quiere competir desarmadas?

Parecía que era una persona educada y no quería tomar ventaja de la situación. La impresión de Gu Yun sobre ella mejoró. Esta vez, Bing Lian quien había podido desenredarse a sí misma de la pequeña serpiente voló de vuelta a su mano.

Gu Yun sonrió y naturalmente puso a Bing Lian en el suelo.

También quería enfrentarse sin armas. Había pasado un tiempo desde que peleó con alguien mano a mano. ¡Hoy sería capaz de pelear hasta que estuviera satisfecha!

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *