Dama Caballero – Capítulo 29: ¿Cuánto tiempo ha estado allí? (1)

Traducido por Kiara

Editado por Nemoné


Elena ordenó que el carruaje se detuviera antes de llegar al castillo de Blaise. A ella le preocupaba que alguien la viera y lo considerara extraño.

En el camino a la ciudad, le había ordenado a su cochero que la recogiera de nuevo por la noche, sin embargo, él podría sorprenderse si ella ya había llegado a casa en un transporte diferente. También quería evitar la posibilidad de explicar a Kuhn a su familia.

Cuando Elena detuvo el carruaje, el silencioso Kuhn rompió su silencio.

—Ate un pañuelo rojo a su ventana si desea llamarme.

—Entonces, ¿qué pasa?

—Voy a ir a verla.

La reacción inmediata de Elena fue la duda. Por un lado, se preguntaba si él sabría dónde estaba su habitación. Además, tampoco tenía idea de cuánto tiempo le tomaría responder. Si tardará varios días, no sería de ninguna utilidad entonces.

Sin embargo, Carlisle le había asegurado que era un hombre capaz, y también sentía curiosidad por el alcance de las habilidades de Kuhn.

—Bien. Si necesito algo, pondré un pañuelo en mi ventana.

Elena no interrogó a Kuhn sobre cómo la visitaría.

Uno podría preguntarse acerca de sus intenciones, pero Kuhn solo la miró en silencio con una expresión inmutable. Comparado con Carlisle, este hombre parecía no tener ninguna emoción.

Ella negó con la cabeza y luego salió del carruaje. Kuhn se inclinó detrás de ella en despedida.

♦ ♦ ♦

Elena comenzó a caminar sola hacia el castillo de Blaise. Únicamente el sonido de sus pasos resonó claramente en la calle oscura.

Perdió la cuenta de cuánto tiempo caminó hasta que levantó la vista y vio que la entrada del castillo Blaise estaba iluminada con varias antorchas. Cuando se acercó, vio a un grupo de personas reunidas afuera, incluido su hermano Derek.

— ¿Hermano?

Derek corrió hacia Elena cuando la vio.

— ¿Estás bien?

—Sí. ¿De qué se trata todo esto?

Derek la miró de arriba abajo para ver si estaba lastimada, y luego frunció el ceño.

— ¿A dónde diablos fuiste? ¿Y cómo volviste? ¿Sabes lo preocupado que estaba cuando te escapaste de los caballeros de la familia?

—Ah…

Solo entonces Elena se dio cuenta de quién fue la persona que asignó a los caballeros para seguirla. Rápidamente volvió sus pensamientos hacia una excusa adecuada.

Pensó que podría haber preocupado a alguien en casa, pero no esperaba que su hermano la estuviera esperando con el castillo iluminado de esta manera. Si ella hubiera llegado más tarde, seguramente todo el lugar se hubiera puesto de cabeza.

—Yo… Yo solo quería un poco de aire fresco, así que vagaba por las calles. Ni siquiera sabía que los caballeros me estaban siguiendo, ¿cómo podría decir que me escapé de ellos?

—Si solo estabas caminando por las calles, ¿cómo te perdieron?

—Porque era una zona concurrida y había tanta gente, ¿verdad? No sé qué pasó.

Miró a Derek con ojos grandes e inocentes.

Derek no le hizo más preguntas a Elena, y miró a los caballeros que estaban detrás de él. Algunos de los caballeros parecían apagados, pero no podía preguntarles por la historia completa.

— ¿Salieron todos aquí porque estaban preocupados por mí?

—No. Íbamos a tener un entrenamiento extenso esta noche en realidad.

Las expresiones en las caras de los caballeros se desmoronaron. Elena no pudo evitarlo, pero se echó a reír.

Por todas las apariencias, Derek estaba demasiado avergonzado para admitir que estaba preocupado por Elena. Sintió pena por los caballeros que tendrían que someterse a los ejercicios, pero a la vez se se sintió entusiasmada de que su hermano estuviera preocupado.

—Gracias, hermano.

La severa expresión de Derek se suavizó. Se dio la vuelta y regresó al castillo, hablando con Elena en un tono relajado.

—Hace frío. No hablemos tonterías y entremos.

Derek y todos los caballeros de la familia volvieron al castillo. Mirando a sus espaldas retirarse, la cara de Elena se ensanchó en una sonrisa.

| Índice |

One thought on “Dama Caballero – Capítulo 29: ¿Cuánto tiempo ha estado allí? (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *