El emperador y la mujer caballero – Capítulo 15

Traducido por Maru

Editado por Michi


Lucius I aceptó a Pollyanna, pero aún no estaba decidida a qué división pertenecería. Afortunadamente, su lesión fue tan grave que no se le pudo permitir trabajar de todos modos. Pero cuando se curó y recuperó su fuerza, comenzó a ponerse nerviosa. ¿Vendría a pertenecer a alguna parte?

Entonces, finalmente, llegaron buenas noticias, haciéndola sonreír.

Fue asignada a la división de Sir Baufallo, la unidad de suministros de guerra. A diferencia de Aehas, el ejército de Acreia no tenía una unidad administrativa. Era la unidad de suministros quien se encargaba de todo. Esto significaba que Sir Baufallo era el primer sargento del ejército de Lucius.

Los señores Baufallo y Ainno se vieron obligados a aceptar a Pollyanna porque perdieron la apuesta del emperador y su escriba. Sir Ainno la rechazó absolutamente cuando llegó el momento de que decidieran quién la llevaría, diciendo que la mataría si alguna vez la asignaban a su división. Por lo tanto, Sir Baufallo no tuvo más remedio que tomar Pollyanna. Por supuesto, ella no tenía idea de que todas estas cosas habían sucedido con respecto a su tarea.

Independientemente de sus sentimientos, los dos caballeros tenían que aceptar a Pollyanna como parte del ejército acreiano ahora. Ella fue notificada inmediatamente de su publicación. Cuando se reunió con Sir Baufallo, él le informó:

—Su Alteza me ha pedido a mí o a Sir Ainno que la tome como asistente y se ha decidido que me convertiré en tu superior.

—¿Puedo hacerle una pregunta?— Pollyanna sintió curiosidad acerca de qué unidad lideraba Sir Ainno.

—Adelante.

—¿A qué división pertenece Sir Ainno?

—Es el jefe de la unidad de seguridad personal de Su Alteza.

Era el jefe de los guardaespaldas del emperador, el caballero que nunca se alejaba del lado del emperador. Esto le daba a Air Ainno el derecho de matar a cualquiera que pareciera ser una amenaza para Su Alteza. Tenía sentido, por eso la abofeteó ese día.

Al mismo tiempo, Pollyanna también podía entender por qué sir Ainno la despreciaba. El emperador le ordenó que la capturara viva cuando ella escapó del ataque de acreiano, se vio obligado a dejar el lado del emperador, lo que nunca se suponía que debía hacer solo para obtenerla. No era de extrañar que la odiara.

Pollyanna supo muy pronto que Sir Ainno se negó a aceptarla en su unidad y no pudo evitar entender de dónde venía. Tener un extranjero en el equipo de seguridad del emperador era demasiado arriesgado. Pollyanna habría hecho lo mismo si estuviera en su lugar.

Pollyanna luego preguntó:

—¿Sir Ainno es fuerte?

—Es el mejor caballero del reino.

Y con su respuesta, Sir Baufallo casi le pregunta:

—¿Por qué? ¿Quieres intentar luchar contra él y ver si puedes enfrentarte a él?

Si se tratara de cualquier otro caballero, un caballero masculino, Sir Baufallo habría preguntado en tono de broma, pero se detuvo porque de repente recordó que estaba hablando con una chica. Lo olvidó por un segundo, y por un momento, se sintió como si estuviera hablando con un caballero normal promedio.

Escuchó que ella sirvió en el ejército de Aehas durante seis años y tenía sentido. Ella ciertamente actuaba como un soldado de verdad.

Pero no había ambición en sus ojos, ningún deseo de medir la fuerza de Sir Ainno como cualquier otro soldado masculino lo hubiera hecho.

Ella es una chica después de todo, pensó Sir Baufallo.

Pollyanna sabía lo que pensaba Sir Baufallo. Hasta hace un momento, la estaba tratando como a un soldado, pero justo ahora, sus ojos cambiaron y ahora la estaba mirando como si fuera una mujer estúpida.

Estaba acostumbrada a eso. No era importante para ella en absoluto. Mientras ella no renunciara a ser caballero, esto iba a suceder una y otra vez.

No te decepciones. No te sientas débil. Exhaló profundamente.

El nuevo puesto de Pollyanna no era sin importancia. La división de suministros en cualquier ejército era una unidad muy importante. Sin los suministros adecuados, los soldados no podrían luchar bien y sin soldados fuertes y bien alimentados, un ejército no podría ganar una guerra. Los casos de desertores aumentarían a medida que disminuyeran sus suministros, y también había algunas situaciones en las que un soldado desobedecería a su líder.

El suministro adecuado  era de hecho uno de los aspectos más importantes de un ejército. Esta fue la razón por la cual el Primer Sargento de la unidad de suministros era llamado “la madre” en lugar de un “padre”.

Pero irónicamente, la unidad de suministro no era tratada bien en comparación con las otras divisiones. Muchos creían que un hombre solo era un verdadero soldado si luchaban físicamente en las batallas. Consideraban débiles a los que trabajaban duro en tareas administrativas y de suministro. El tratamiento de la unidad de suministros era aún peor en el ejército de Acreia porque la división de suministros se hacía cargo tanto de los suministros como de las administraciones generales en general.

Cuando los soldados descubrieron que Pollyanna fue asignada a la división de suministros, aceptaron más su presencia. Una mujer en un puesto administrativo tenía sentido para ellos.

En verdad, Pollyanna estaba muy decepcionada. En una unidad administrativa y de suministros, no se podían conseguir logros notables. Pollyanna quería destacarse en esta guerra. Ella quería convertirse en un caballero consumado. Quería convertirse en una gran parte de sus batallas, sus victorias y, sobre todo, quería conquistar tierras.

En una unidad de suministro, no había necesidad de estrategias o tácticas. Uno solo necesitaría trabajar duro con una mente orientada a los detalles. Debía convertirse en una “madre” y cuidar a los soldados del ejército.

No te sientas decepcionada, Pollyanna.

Ella sabía que no podía ser demasiado codiciosa. Su vida en el ejército acreiano apenas comenzaba, así que tenía que tomar las cosas con calma. Además, sabía que la división de suministros era un buen lugar para conocer la verdadera condición de todo su ejército. Ella no sabía mucho sobre este trabajo, lo que también significaba que iba a aprender mucho mientras trabajaba en esta unidad.

Se sintió decepcionada porque sus últimos seis años de experiencia fueron ignorados y tomados a la ligera, pero aun así, ahora pertenecía a un reino completamente diferente y esto era una consecuencia esperada de algo que cambió su vida.

| Índice |

One thought on “El emperador y la mujer caballero – Capítulo 15

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *