Emperatriz del Bisturí – Capítulo 45

Traducido por Maru

Editado por Yusuke


[La señorita Clarence elegida para ser la princesa heredera, será premiada con la Medalla de la Rosa Real y Caballero!]

[¡La persona más joven en ser galardonada con la Medalla de la Rosa Real, la señorita Clarence!]

[¡La señorita Clarence, nombrada caballero antes de la ceremonia de adultos!]

Cuando Elise vio su nombre en los periódicos, estaba extremadamente confundida. ¿Qué pasó?

¿Por qué yo? Ella no lo sabía, pero era la persona más famosa del imperio en estos días.

[¡Elegida como la princesa heredera durante el baile de aniversario!]

Incluso eso fue suficiente para moverla al centro de atención, pero había cortado a la duquesa al día siguiente. Los medios de comunicación retumbaron sobre el hecho revolucionario y, pocos días después, se reveló una nueva verdad.

[No la cortó, sino un tratamiento de emergencia extrema. La vida de la duquesa se pudo salvar gracias a ella.]

Este tipo de noticias definitivamente serían tendencia. Los reporteros buscaban nueva información como hienas, y los ciudadanos del imperio estaban entusiasmados.

—Sí, no hay forma de que la dama de la familia Clarence hiciera esto. ¡Es tan joven, pero es increíble!

—¡Una señorita muy asombrosa! ¡Espero que sea la princesa heredera!

Y las fuentes de información de los periódicos superaron su imaginación. De alguna manera, habían descubierto que estaba trabajando como discípula en el Hospital Theresa.

[¡La señorita Clarence, futura princesa heredera, cuida a los pacientes enfermos en el Hospital Theresa!]

[La señorita Clarence trabaja en el hospital de ciudadanos pobres.]

Estoy condenada. Su rostro palideció. Ahora todo el imperio sabría que trabajaba en el Hospital Theresa. Pero la dirección de los medios fue un poco extraña. En lugar de mirarlo de manera extraña…

[¡Como se esperaba de una dama de Clarence! ¡Antes de convertirse en princesa heredera, se ofrece voluntaria para ayudar al imperio!]

[La señorita Clarence trabaja en el Hospital Theresa para ayudar a otros. Trabaja como la princesa heredera esperaba.]

En lugar de informar que trabajaba en un hospital para ser médica, dijo que era por buena voluntad y servicio. Los ciudadanos estaban felices de que una niña tan  amable se convirtiera en la princesa heredera. Los malos rumores sobre ella desaparecieron sin dejar rastro.

Pero a Elise no le gustaba. Porque todos los artículos fueron escritos como si fuera voluntaria en el hospital antes de convertirse en princesa heredera. La señorita Clarence, ¿quien será la princesa heredera? No le gustaba esa palabra. Dado que ella no planeaba convertirse en la princesa heredera.

—No hay nada que pueda hacer al respecto. —Todo el mundo la consideraba la princesa heredera después del baile de aniversario—. Tengo que ganar la apuesta con el emperador.

Pasaron unos días y finalmente llegó el día de la ceremonia de entrega de medallas.

♦ ♦ ♦

La ceremonia de entrega de medallas fue exactamente dos días antes de la prueba de licencia médica.

—Simplemente tenía que ser esta fecha. Tengo que estudiar para el examen. —Era un honor, pero Elise no parecía muy feliz.

La ceremonia de entrega de medallas no fue tan simple como recoger un pastel que ordenó. Tenías que ensayar y dedicar tiempo a muchas otras cosas también. No había podido estudiar durante el momento más importante. Incluso sospechaba si esto era lo que pretendía el emperador.

—Espero no haber fijado la fecha en un día que sea malo para ti.

Fue lo que le dijo el emperador con una sonrisa en su ceremonia de entrega de medallas. Su expresión parecía que de hecho había fijado la fecha así a propósito. ¿Pero qué podía decir ella?

—Está bien. Solo hice lo que debía hacer, pero estoy agradecida por recibir tal premio.

—No es lo que hubiera hecho nadie. Mi hermana pudo vivir gracias a ti. Siempre estaré agradecido contigo personalmente también.

No solo estaba diciendo palabras vacías. El emperador estaba realmente agradecido con ella. No eran cercanos, pero si no fuera por Elise, su pariente habría muerto. Sin embargo, sus emociones se mezclaron con algo más que gratitud. Dado que no quería que ella se convirtiera en médico.

—Entonces comencemos la ceremonia.

Comenzó la procesión de la medalla y la caballería. Tuvo lugar en la sala de premiación del Palacio Imperial con la participación de otros nobles. Después del largo discurso, Elise pudo recibir la medalla.

—Esta Medalla de la Rosa Real se le otorga a la señorita Clarence, quien contribuyó mucho a la familia imperial.

—Gracias, su majestad.

Tras los aplausos, el propio emperador le entregó la medalla. Miró la medalla que
recibió. En la placa de oro, había una rosa que cubría una cruz y la siguiente
oración.

Dieu et mon droit.

Inmediatamente después, continuó su ceremonia de caballería. Elise se arrodilló y el emperador sacó su espada de su vaina para golpear ligeramente sus hombros.

—Yo, Minchestor de Lambert, la caballero Clarence, que hizo grandes hazañas para la familia imperial.

Con esto, Elise no era simplemente una hija de la familia Clarence, sino Dama Clarence, con su propia nobleza.

Al mirarla, su padre se conmovió profundamente.

¿Estás mirando, Theresa? Nuestra hija fue nombrada caballero. Es la más joven y la única mujer en recibir la Medalla de la Rosa Real. Todo con sus habilidades médicas, como querías.

Estaba preocupado por el futuro con la apuesta, pero en este momento, estaba puramente feliz. No era solo el marqués, sino su segundo hermano Chris, así como su madrastra. La inmadura de la familia Clarence había recibido la Medalla de la Rosa Real e incluso había sido nombrada caballero. No podrían estar más felices. Ren no había podido participar, pero si lo hubiera hecho, pensó que podría haberla felicitado con una cara apática. Después de la ceremonia, tuvo una breve conversación con el emperador.

—Sí, señorita Clarence. No, ahora es Dama Clarence.

—Gracias, Su Majestad.

Él la miró con calma un momento.

—Entonces, todavía no has renunciado a ser médico, ¿verdad?

Era una pregunta que ni siquiera necesitaba hacer.

—Me disculpo.

—Sí, eso pensé.

El emperador asintió con la cabeza.

—Entonces, ¿quedan unos cuatro meses ahora? Hasta tu ceremonia de mayoría de edad.

—Sí.

—Está bien, hazlo lo mejor que puedas. Como dije, si ganas la apuesta, me rendiré claramente. Por supuesto, no será fácil.

No será fácil.

Era una oración que contenía la determinación del emperador. Pero Elise asintió con la cabeza, su rostro duro. Ella tampoco planeaba rendirse. Definitivamente iba a ganar.

—Ahora pasado mañana es la prueba de licencia médica. ¿Estás estudiando bien?

—Estoy trabajando duro para compensar lo que me falta.

—Muy bien, buena suerte. Ya que si fallas porque la prueba es difícil, no será bueno para ti.

Y el emperador sonrió.

Al ver esa sonrisa, Elise se dio cuenta de que esta prueba no iba a ser fácil. Estaba claro que hizo las preguntas más difíciles o algo así.

Si no paso la prueba, perderé la apuesta. Tengo que pasar. Y ella no podía pasar sin más. Tenía que obtener una puntuación alta en la que pudiera estar segura. Elise, haz tu mejor esfuerzo. Ya no había mucho tiempo para estudiar. Tenía que confiar en su experiencia hasta ahora.

♦ ♦ ♦

El día anterior a la prueba de licencia médica, los investigadores del centro médico estaban mirando las preguntas de la prueba con expresiones preocupadas.

—Señor, ¿está bien probarlos con estos?

—¿No hay nada más que podamos hacer?

—Si es así… creo que la tasa de aprobación será la más baja.

El supervisor principal de la prueba, el barón Eric, suspiró. Sabía que las preguntas eran ridículamente difíciles.

—No hay curva para esta prueba. Tienes que conseguir al menos 80 puntos… ¿cuántos discípulos podrían aprobar esto?

Eran preguntas que se ajustaron para plantear la dificultad. A menos que fueran médicos experimentados como él, era demasiado difícil de entender para los discípulos.

—Lo sé. ¿Pero qué podemos hacer? Tenemos que hacer lo que piden los superiores.

Pero si la tasa de aprobación era demasiado baja, podrían volver a evaluar a todos, por lo que no afectaría la cantidad de médicos ese año.

—De todos modos, no habrá nadie que pase esta prueba si no está extremadamente calificado como dijo el emperador. —No, ese no era el final. Si hubiera un discípulo que pasara esta  prueba, recibiría mucha atención en el mundo médico.

Por lo general, los resultados del anotador más alto oscilaron entre 90 y 95 puntos. Pero esta vez, podría ser difícil para ellos alcanzar la línea de 80 puntos. El supervisor suspiró, preocupado.

Al día siguiente, comenzó la esperada prueba de licencia médica. Fue una prueba que podría decidir el resto de la vida de Elise.

♦ ♦ ♦

La prueba de licencia médica se llevó a cabo en la sala de conferencias del centro médico. Probaba teorías, fundamentos de enfermedades y todos los aspectos de la medicina. Los discípulos tuvieron que responder más de doscientas preguntas durante todo el día.

Tengo que hacerlo bien. Eran las ocho de la mañana. Antes de que comenzara la prueba, una hora más tarde, Elise llegó al lugar de la prueba y comenzó a prepararse para la prueba. Tengo que estar alerta todo el tiempo y hacer mi mejor esfuerzo.

Sacó sus materiales de escritura y se preparó por última vez. Probablemente sería todo lo que ya sabía, pero haría todo lo posible hasta el final.

Será difícil, ¿verdad? Pensando en lo que dijo el emperador hace unos días, estaba claro que sería extremadamente difícil. Y también había escuchado rumores sobre lo difícil que era en el hospital.

Pensó en los rostros de los discípulos en pánico que estaban tomando la misma prueba que ella. Diciendo que estaban condenados y que iba a ser difícil.

No importa. Cree en ti misma, Elise.

Elise estaba nerviosa, pero no asustada. Su tiempo para prepararse fue corto, pero el tiempo que pasó en este campo fue incomparable al resto de los discípulos. Después de ingresar a la escuela de medicina, trabajó más duro de lo que nadie hubiera pensado.

No soy un genio. Ben y Graham pensaban en ella como un genio, pero no lo era. Era trabajadora. Sola en la Tierra, se esforzó una y otra vez. Cree en tu esfuerzo.

| Índice |

2 thoughts on “Emperatriz del Bisturí – Capítulo 45

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *