Querida “amiga” – Capítulo 21: Es mi culpa

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


Nos mudamos a otra mesa, como se encuentra lejos del lugar en el que estábamos antes, sería difícil que las otras damas nos escuchen.

Odelette sirvió el té en una taza nueva y me lo ofreció.

—Lady Mariestella, por favor.

Mi mente todavía estaba ocupada en una forma para iniciar la conversación, y acepté la taza con ligera sorpresa.

—Gracias —dije, pero inmediatamente después, accidentalmente, dejé caer la taza de té y di un breve grito.

La taza se hizo añicos en cuanto tocó el suelo, y el té salpicó en todas direcciones. ¿Cómo puede estar el té tan caliente?

Cuando retrocedí con una expresión de sorpresa, Odelette se volvió hacia mí con preocupación.

— ¿Estás bien? —Preguntó, y extendió su brazo para protegerme. En el momento en que lo hizo, me sentí atraída por ella…no, eso no fue todo. Me conmovió aún más la expresión en su rostro.

¿Lady Mariestella? ¿Estás bien? —Me preguntó de nuevo, mientras seguía parpadeando como una tonta.

Rápidamente, recuperé el sentido y asentí.

—Sí, Lady Odelette. Estoy bien.

— ¿Cuál es el problema?

Fue entonces cuando varios sirvientes de la mansión Kriquet llegaron a la escena. Puedo responder sin problema, pero lady Odelette respondió en mi nombre como si todavía estuviera conmocionada.

—Accidentalmente, deje caer la taza de té y se rompió. Me disculpo profundamente.

Hola, Odelette. Eso lo hice yo…

Queria saber por que se responsabilizó por mi error, pero no dije nada por que lo lamentaba y, al mismo tiempo, me siento agradecida. Tuve contacto visual con Odelette, y ella me sonrió como si todo estuviera bien.

—Me alegra que ninguna de las dos se haya hecho daño, mi señora. ¿Les importaría moverse a otra mesa? —preguntó un sirviente.

—Lady Mariestella, ¿te parece bien? —me preguntó Odelette con una voz suave, y asentí. Luego, nos dirigimos a la mesa vacía más cercana, mientras Odelette seguía mirándome con preocupación. El único daño que sufrí fue la vergüenza interna por mi torpeza y una pequeña gota de té en mi vestido debido a la ruptura de la porcelana.

—Estoy bien. Lady Odelette —la tranquilicé —Estoy más preocupada de que te hayas lastimado.

—También estoy bien —dijo —lo siento, Lady Mariestella. Debería habertela dado con más cuidado.

Sacudí mi cabeza.

—Para nada. Fui descuidada, no preste la suficiente atención, es mi responsabilidad. Ah, y gracias por lo que dijiste antes.

—Pero, es realmente mi culpa, Lady Mariestella. Fue por el asunto anterior que no pude entregarte la taza correctamente.

Cuando Odelette terminó de hablar, se detuvo y me miró. Solo entonces, me di cuenta de que era mi turno, y comencé la conversación que había estado tratando de iniciar.

—Sí, de hecho, quería hablar contigo por separado sobre eso.

— ¿Conmigo?

—Sí. Sobre…sobre mi relación con el Príncipe Heredero.

—Oh —dijo Odelette. Parecía visiblemente avergonzada por mis palabras, y sentí una punzada de culpa.

—Pensé que me habías entendido mal por lo que Dorothea dijo antes. No hay nada entre Su Majestad y yo. Mi lema es “nunca te enamores del hombre que tu amiga ama”. No tengo sentimientos por el Príncipe Heredero, y tampoco él por mí. De hecho, fui al Palacio Thurhan y te mencioné como una candidata a su consorte.

— ¿De verdad? —Odelette jadeó emocionada.

—Sí —respondí —creo que eres más adecuada para ser la princesa heredera, más que nadie. Espero que tu sueño se haga realidad.

—Estoy agradecida por tus palabras.

—No quería que lo malentendieras. No tengo interés en Su Alteza.

—Gracias, lady Mariestella —dijo Odelette, y la miré inquisitivamente. Ella continuó —El que me hayas recomendado como posible consorte para su Alteza, y…que me consideres tu amiga…

Un rubor rosado coloreó sus mejillas, y no pude evitar notar que realmente le gusta Xavier. No negaré que es un joven atractivo, pero no puedo entender que le gusta de él. ¿Qué lo hace tan bueno? No pude evitar sentir curiosidad, así que pregunté.

—Quizás, esto sea un poco atrevido de mi parte —comencé.

—Sí, lady Mariestella. Por favor, habla.

— ¿Qué te gusta de Su Alteza?

Odelette parpadeó, realmente, es una pregunta inesperada, pero pronto se sonrojó de nuevo. —Su Alteza es un hombre muy amable.

— ¿Amable? —me sorprendí. ¿el príncipe Xavier tiene un lado amable? Según mi memoria, en la novela original había dicho “Debo ser un hombre de corazón frío para el imperio, pero para la mujer que amó debe ser cálido” Había una notable diferencia entre cómo trataba a los demás y cómo trataba a Dorothea, aunque no quisiera admitirlo, y había muchos lectores entusiasmados con eso. Claro que a mí no me impresiona.

En cualquier caso, el príncipe aún no conoce a su amada, por lo que tiene que ser un hombre de corazón frío. ¿O Xavier ya está enamorado de Odelette? No podría ser, ¿o sí? ¡Entonces, él no habría reaccionado de esa manera cuando le dije que se la presentaría! ¿Qué demonios? Quizás, Xavier ya tenía su propia resolución y quizás no fue mencionada en el libro.

No podía hacer cara o cruz de esto, así que terminé cuestionando a Odelette nuevamente.

— ¿Amable? ¿El Príncipe Heredero?

—Sí, lady Mariestella.

— ¿Qué quieres decir…?

Odelette se detuvo, por un momento, para pensar, luego, me lo explicó cuidadosamente.

—A primera vista, Su Alteza puede parecer alguien frío y sin sentimientos, pero, en realidad, es más cálido que nadie. Es muy amable.

¿Corazón…cálido? ¿Amabilidad? No puedo imaginar algo así en mi vida, y no pude evitar sorprenderme. ¿La ruta del amor se creó sin mi conocimiento?

Odelette continuó.

—Cuando era joven, quiero decir, cuando tenía diez años de edad. Tuve el honor de bailar con Su Alteza una vez.

—Oh.

—Pero era inexperta en ese momento…y pise muchas veces sus pies. ¿unas veinte veces? o quizás más. Todavía recuerdo eso.

Oh, gracias a Dios que no fui la primera.

—Lo lamenté en ese momento…estaba llorando porque no sabía qué hacer, y él me consoló amablemente. Dijo que le puede suceder a cualquiera y que, además, era mi primera vez, me contó que también se había sentido mal cuando pisó los pies de su profesor, me conmovió mucho.

—Increíble ¿realmente pasó?

¿Xavier siempre fue capaz de mostrar tanta amabilidad? Me sorprendió, ya que no coincidía con la imagen fría y hermosa de él en mi cabeza. Como se esperaba, uno no debe juzgar un libro por su portada.

—También fue muy amable conmigo.

Mientras lo pensaba, parecía ser amable con cualquiera, mientras estuvieran solos, incluso si por fuera demostraba ser alguien frio. Asentí. Había mucha gente así en realidad.

—Debido a su imagen fría…puedes enamorarte si muestra una inesperada amabilidad. Creo que es posible —comenté.

En mi experiencia, a menudo fue una acción amable la que hizo que alguien se enamorara de otro. Quizás, Odelette también es así. Y tal vez…Xavier era del gusto de Odelette. En verdad, las mentes y los corazones humanos son demasiado complicados como para definir estrictamente por qué nos gusta algo.

Odelette aplaudió, como si hubiera olvidado la razón más importante.

—Y sobre todo…es guapo.

—Oh, eso es verdad. —Me eché a reír. —Pensé que estaba mirando a alguien famoso, ah, me refiero a una estatua. Me sorprendió su apariencia cuando lo vi.

Dios, aunque dije que no quería causar un malentendido, debo elegir mejor mis palabras.

— ¡Por supuesto, eso no significa que estoy enamorada de él! ¡Para nada! —agregué apresurada.

—Sí, está bien —Odelette se rió con diversión, me sentí bastante atónita porque era la primera vez que la veía reír de esa manera. Después de un tiempo, Odelette, que tenía una sonrisa, me hizo una pregunta.

—Cuando no pude controlar mis expresiones ¿me viste?

— ¿Qué?

—Noté que me miraste de reojo antes. No pude controlar mi expresión facial en ese momento.

Cuando escuché eso, estallé en una risa incómoda. ¿Ella se dio cuenta? De repente, me sentí avergonzada, y después de reír, tosí.

—Es solo que nunca lo esperé…y, en realidad, estaba un poco preocupada —dijo Odelette, miró hacia abajo con una expresión ligeramente avergonzada. —De hecho, tenía algunos prejuicios contra ti. Como te dije antes…eres muy cercana a lady Dorothea.

Ah, Dorothea. De hecho, su existencia, no era de ayuda en la vida de Mariestella, no, mi vida ahora. Suspiré por dentro, mientras le daba una sonrisa incómoda. Es natural que en la vida real el que alguien se asocie con una persona como Dorothea también experimentará algún prejuicio.

—De hecho, aparte de eso, se sintió un poco extraño escuchar que bailabas con el Príncipe Heredero y que fuiste invitada directamente por él. Pero, aparte de mirar con quién estabas cerca, es cierto que estaba celosa.

| Índice |

26 thoughts on “Querida “amiga” – Capítulo 21: Es mi culpa

  1. Yesli says:

    Todos los días me fijo si hay capítulo nuevo :c. Espero con ansias la siguiente actualización, desde ya muchas gracias por traducirla <3

  2. Karlita says:

    Odelette Es muy linda pero se me hace que será el boss final de esta novela.

    Espero que la prota se quede al final con el príncipe porque nos lo ponen tan lindo con ella; se nota desde kilómetros qué quedó flechado

    Algo que me hace pensar también es el por qué en la novela el príncipe se enamoró de Dorothea?

  3. NelAngel says:

    parece buena persona, espero que siga siendo buena amiga de la prota y no hayan mal entendidos mas adelante que las separen

    PD: gracias por la traducción, me encanta su trabajo :3 <3

    • Skywinter says:

      Mmmmm…no se creo que Odelette será la villana junto con Dorothea…y sobre el té me pareció intencional…y Marie en serio nada más no quiere ver qué xavi está emocionado con ella , que hará Odelette cuando se enteré?

  4. YAMI says:

    Ella es tierna y muy amable, lástima que pueda se un enemigo al final los celos cambian a las personas.
    Gracias por su trabajo y tiempo

    • Maria says:

      Mmm,y que irá decir Mariestella por las visitas constante a las que tendrá que ir,cuando el principe la invite próximamente🤔,si que se va a meter en un lío,gracias está muy buena la historia, larga vida al Reino Kovel 😘😘😘

      • MAV says:

        Gracias por el capítulo!!!! Pero lo del té me resultó un poco sospechoso, ojalá que Odelette no sea un personaje malo o se vuelva malo por los celos.
        Dorothea cada vez más insoportable.
        Y una duda, el amigo con el que tiene que cortar lazos el príncipe será el Duque? Eso me trajo dudas desde el otro capítulo.
        De nuevo gracias!!!!!

    • dorobo_neko says:

      Me gusta mucho esta historia, por favor continuar🙏🙇‍♀️. Pero no entiendo por qué Mariestella quiere ser amiga de Odellette de lejos se ve que es otra obsesionada con Xavier. Y se le puede revirar en cualquier momento. No dudo que lo del té fue intencional.🤔

      • Paula says:

        Me parece que el príncipe está enamorado de ella. Merie ni lo registra rutinariamente. Pero creo que habrá triángulo amoroso entre el príncipe y el duque. ¿Será que ella va a elegir al Duke y que al final Odellete se quede con el príncipe? O ¿por celos Odellete se alía con Dorothea para hacer desaparecer a Marie? Está muy interesante la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *