Un día me convertí en una princesa – Capítulo 69

Traducido por Den

Editado por Sakuya 


Era el Lucas al que me estaba enfrentando antes, pero no estaba en la forma a la que estaba acostumbrada. Los ojos inexpresivos eran como los de una muñeca que me miraba fijamente.

No sabía cuándo había dejado de respirar. Pensar que el Lucas adulto era el niño con el que compartía bromas, me había dejado sin palabras.

Pero en un instante, el aura incómoda que me estaba asfixiando desapareció. Fue debido a la sonrisa ligera que esbozó.

—Eres realmente pequeña cuando te miro así.

Pude recuperar la razón por esa sonrisa. Sentí como si acabara de despertar de un sueño mientras seguía mirando su expresión traviesa. Tenía una sonrisa que transmitía que estaba satisfecho por algo.

Fue entonces cuando me di cuenta de la situación en este momento.

¡Este niño…! ¡¿Qué pasa si alguien lo ve así?!

—¡¿Qué estás haciendo?! —Miré a mi alrededor antes de gritarle. —¡Regresa rápidamente a tu forma normal! ¡Rápido!

—¿Qué forma normal? Así es como me veo originalmente.

—¡Me refiero a que vuelvas a tu versión en miniatura! ¿Qué pasa si alguien te ve? ¡Ah, date prisa, rápido!

Regresó a su forma en miniatura, quejándose. Pude calmarme al verlo de vuelta como un niño. Mi corazón latió rápidamente por la sorpresa.

—Ah, ya casi se me ha vuelto a acabar el maná.

—Bueno, ¿quién te dijo que te transformaras?

—Lo hice por ti.

Estaba segura de que tenía una cantidad monstruosa de maná a pesar de lo que decía. Probablemente era solo una exageración.

Calmé mi corazón que latía rápidamente mientras miraba al Lucas en miniatura quejándose, pensando que nunca debería mencionar a Isekiel cuando esté con él.

♦ ♦ ♦

—Vi al joven maestro flor de la casa Irein con mis propios ojos.

—¡Oh, cielos! ¿Es lindo como dicen los rumores?

—Me atrevo a decir que los rumores no fueron suficientes para describir su belleza.

—¡Kyaaa!

¿Dónde estoy? ¿Quién soy? 

Me quedé estupefacta al estar rodeada de estas damas florecientes. ¿Por qué estoy rodeada de estas señoritas de nuevo?

—Aun así, el señor mago que vi la última vez, es más…

—¡Ah, el lobo negro solitario, Sir Lucas!

Sí. Es porque le mentí a Claude y le dije que disfruté de la fiesta de té. No habría dicho eso si hubiera sabido que tendría que invitarlas de nuevo antes de que pasara un mes.

Me arrepiento de esto, pero es demasiado tarde, dado que ya estoy en un picnic en un hermoso jardín con vistas increíbles y con estas damas.

Alcé la mirada hacia el cielo claro y despejado, sin un solo indicio de nubes. La voz inquieta de las damas era como pájaros piando…

—¡Sí! ¡Ese encanto peligroso e inestable dentro de esos ojos, vence completamente al lobo gris Sir Jarbie!

Una voz clara, pero al mismo tiempo tenía el aura que parecía estar cazando a su presa.

—Ahh, me he enamorado profundamente y por completo. Sueño con él todas las noches, siempre me despierto y pienso en el mago a la medianoche…

Aquí hay una gran admiradora de Lucas. Gritó con los ojos de una soñadora chica lirio blanco que le dio el apodo de “lobo negro”.

—¡Fue el destino conocerlo así! ¡He vivido hasta ahora para ver a esa persona!

Q-Quiero decir, ¿no lo has visto solo una vez? ¡Y, Lucas…! ¡Ese chico las está engañando a todas! ¡El Lucas que vieron ese día no es el verdadero Lucas! ¡Todo es literalmente falso!

—¡El lobo negro solitario, Sir Lucas! Ahh… Sería mi sueño consolarlo mientras lo abrazo.

Wahh… ¡Te dije que te está engañando! ¡Y no digas esas palabras! Tengo miedo de que Lucas lo escuche y venga volando. Wahh…

Hice todo lo posible para ignorar a las damas, sintiéndome avergonzada de pies a cabeza.

Ja ja… La brisa es agradable hoy. Oh, cielos, mira esa cucaracha en la fresca hierba. Hmm. Al verla saltando tan animadamente pensé que era una cucaracha sana. Los pájaros también. Mira cómo cantan tan alegres…

Oh, está volando. Quería hacer eso, esa cosa de señalar con mi dedo y que el pájaro viniera y aterrizara en él…

Ah… El pájaro tomó la cucaracha. ¿Esta es la vida de los depredadores y las presas? Adiós, cucaracha…

—El clima de hoy es agradable, ¿verdad?

Alguien vino y se sentó rápidamente a mi lado mientras trataba de desafiar a la realidad.

Ah… Por un momento me pregunté quién era, pero era Zenit.

Hmm… Hoy te ves linda como siempre. Tenía un sombrero con volantes, hoy también se miraba guapa.

—Sí. Estaba preocupada porque escuché que iba a llover, pero me alegro de que esté tan soleado.

Me volví para mirar a Zenit con una sonrisa, girando la sombrilla con mis manos. Ahora que lo pienso, nunca le dije a Lily que excluyera a Zenit de las invitaciones.

Bueno, es comprensible, ya que realmente no planeaba tener otro picnic después del primero. Wahh… Esto es el karma por mentirle a Claude.

—¿Lady Magrita la conversación con las damas no es divertida?

—¿Cómo podría no serlo? Son tan descriptivas en su charla que ni siquiera siento el paso del tiempo.

¿Entonces por qué viniste a mí, que estaba tan lejos de ti? Iba a excusarme diciendo que el sol me estaba dando mucho calor a pesar de tener una sombrilla conmigo.

—Para ser sincera, esto es muy interesante para mí. Nunca he tenido una charla de este tipo. Ese suave carisma, quiero decir, fue tan divertido hablar de eso la última vez que también se lo conté a Isekiel.

Tosí cuando dijo eso.

¿Qué? ¿Le dijiste qué a quién? 

—Luego me preguntó dónde escuché eso.

De repente recordé el día en que le conté a Lucas sobre lo del lobo negro. La expresión que hizo en ese momento fue realmente…

Un lobo negro solitario… dijo con una sonrisa espeluznante. Estaba muy asustada en ese momento.

—Así que le dije que lo escuché en la fiesta de té de la princesa. Su expresión cambió a una muy extraña cuando escuchó eso.

¡Por supuesto! Wow, ni siquiera puedo imaginarlo. Zenit realmente es la heroína, ¿no es así? ¡Asombroso! ¡Muy asombroso! 

—Fue divertido porque nunca lo había visto con esa expresión —Sonrió.

Me sorprendió bastante su risa parecida a la de un noble. Además, también sonó como el agua cristalina que cae sobre una flor de hielo.

—Parece divertido —Estaba conversando sin darme cuenta.

—¿Cierto?

—Quiero ver esa expresión. Espero que también haya una oportunidad para mí.

La expresión que él hizo cuando escuchó las palabras “dulce carisma”. Hah… Tengo curiosidad, mucha.

Estaba imaginando sus expresiones cuando escuché las risas de las damas.

—Lady Magrita, me reuniré con ustedes un poco más tarde, así que debería ir y unirse a la conversación.

¿Cuánto más van a hablar de las cosas parecidas a las novelas de Internet? Mi estado de ánimo no podrá soportarlo si no tomo un descanso.

Antes de que fuera a tomar un descanso, estaban gritando sobre lo genial que era Félix.

Eché un vistazo a Félix que estaba de pie a tres metros de mí. No parecía estar en pánico tanto como la última vez, considerando que esta es la segunda vez.

—A la princesa… —En ese momento pude escuchar la voz de Zenit, que no se había ido. —¿No le gusto?

Jadeé y me volví de golpe hacia ella, sorprendida. La mirada de sus ojos saltaba a la vista. Me estaba observando con una expresión más oscura de lo normal. Entré en pánico ante su desesperado rostro.

¿Q-Qué es esto tan repentino? 

—No, no es eso.

Me quedé sin palabras ante la inesperada pregunta. Su rostro se ensombreció cuando no respondí por un momento. A medida que su rostro se volvía más oscuro, me sentía culpable.

Tosí varias veces antes de poner una excusa.

—No es eso, es porque nunca he tenido una amiga antes. No estoy acostumbrada a esta clase de situación.

Por un momento pensé por qué tenía que poner una excusa para esto, pero no podía soportar su deprimido rostro.

—No sé cómo comenzar y mantener una conversación. No es que no me guste.

Al escuchar mis palabras, su rostro parecía una flor floreciente. Me sentí rara al ver su rostro iluminándose por mis palabras.

—Es lo mismo para mí. —volvió a sonreírme una vez más—. Espero que no se sienta molesta por lo que voy a decir —Esa sonrisa me dejó sin palabras en una forma diferente a la última vez—. Pienso que soy algo parecida a usted, princesa.

Era una sensación similar a la que sentí en el debut, cuando la conocí por primera vez. Parecía haberse acercado a mí por pura curiosidad.

—La primera vez que la conocí, pensé que sería genial si pudiera ser su amiga.

Al ver su rostro angelical frente a mí, me sentí mal por estar en guardia todo este tiempo. ¿Qué pensé de esta niña todo este tiempo? ¿Una rival?

—¿Fui grosera al decirlo?

Si esto estuviera fluyendo como la trama original, Zenit y el duque habrían oído hablar de su tía y todo este tiempo habrían pensado que era la hija de Claude y mi hermana.

Así que existía una alta probabilidad de que no tuviera un mal propósito al acercarse a mí. También se mencionó en el libro cuánto anhelaba el amor de una familia.

A pesar de que no había ninguna manera de que yo, Athanasia, que era un sacrificio para la heroína, pudiera quererla…

Ahora que la veo en la vida real y no en el libro, me siento culpable por juzgarla solo por el libro.

No me hizo nada malo, sino que…

—No.

Abrí mi mente inconscientemente.

—No es así.

Cuando dije eso, dudé por un momento para poder pensar. Esas eran las palabras que salieron involuntariamente, pero que tampoco forcé a salir. ¿Es normal bajar la guardia cuando te enfrentas a la persona de la que más sospechabas, cuando sólo la has visto tres veces?

| Índice |

5 thoughts on “Un día me convertí en una princesa – Capítulo 69

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *