Un día me convertí en una princesa – Capítulo 70: No te metas con el lobo negro solitario, Lucas

Traducido por Den

Editado por Sakuya


Sin embargo, ese pensamiento desapareció después de ver la sonrisa más brillante que nunca antes había visto.

—Gracias. Estoy muy feliz.

Sonreí involuntariamente junto con ella.

Sí. Lo que sea. La vida se trata de autosatisfacción.

Nunca había pensado en algo así antes del debut, pero ahora me sentía tan ligera y libre hasta el punto en que podía sonreír al ver a Zenit, quien fue la causa de la muerte de Athanasia en la novela. Pensé que la razón de eso era porque Claude ya no daba tanto miedo como antes.

—¿La próxima vez podría visitar la mansión Alfius? Desde entonces, siempre he querido invitarla, princesa.

—Lo haré si tengo la oportunidad.

♦ ♦ ♦

—¿Qué estás haciendo?

Lucas se presentó por la noche el mismo día que tuve la fiesta de té, mientras estaba rodando y jugando en mi cama.

Estaba leyendo un libro de mi biblioteca privada hasta que levanté la cabeza al sentir una presencia. Una chispa se encendió frente a mí, algo de lo que ni siquiera me di cuenta hasta que vi a Lucas.

—La existencia más oscura que el anochecer —Comencé a decir después de levantarme súbitamente de la cama.

Pareció desconcertado cuando comencé a hablar. Parecía una expresión que me preguntaba qué estaba haciendo en esta ocasión, pero no pude detenerme después de comenzar a hablar.

—¡La existencia más carmesí que la sangre escarlata que fluye dentro de mí!

Comenzó a fruncir el ceño cuando mencioné las citas de algún anime de chicas mágicas.

¡Pero esto es solo el comienzo!

—¡Una bestia que deambula por esta ciudad incluso con las cicatrices del dolor!

—Detente mientras te lo digo amablemente —dijo en voz baja.

¡Lo sabía! ¡Lucas se detuvo cuando la chica lirio enloqueció con el lobo negro solitario! ¡Sabía que lo habías escuchado todo! ¡Esa palabra prohibida! 

—¡El lobo negro solitario, Lucas!

Al ver su rostro que parecía querer matarme, me emocioné aún más.

—Sin embargo, debe haber una fuente de luz escondida en su corazón en llamas, el corazón más ardiente que jamás haya existido. ¡La luz más brillante como ese hermoso nombre!

—Oye.

—¡El cometa del mundo de los magos! ¡Ahh! Ese encanto mortal que tiene cegado a tod… ¡Mmph! —Mi boca se cerró con fuerza al movimiento de sus dedos.

¡Oye eso es muy rastrero! ¡Ni siquiera terminé la línea! 

—¡Mmph!

No obstante, dejé de luchar tan pronto como Lucas se acercó y me agarró de la barbilla. Seguía congelada como si fuera un robot roto.

—¿Por qué no te detuviste cuando te lo dije?

Se me puso la piel de gallina por una razón diferente que en la fiesta del té.

E-Este ba****o. ¡Está sonriendo, pero da mucho miedo! 

—Habla de un lobo o de lo que sea y estarás en verdaderos problemas.

¿Qué es esta situación? Está hablando con una voz suave, ¡¿pero porque no estoy enfadada, sino asustada?! 

Asentí con la cabeza con tanta fuerza que mi cabello se sacudió conmigo. Ha pasado un tiempo desde que vi al idiota pelinegro.

Lucas apartó la mano de mi barbilla y la puso sobre mi cabeza.

—Sí. Buena chica. Mientras estás en ello, ¿por qué no sigues siendo una buena chica y me respondes a una pregunta?

—¿Q-Qué? —Le contesté y su sonrisa fue más espeluznante que antes.

—¿Quien comenzó con esa charla estúpida?

Jadeé.

—¿P-Por qué preguntas eso? —Cuestioné esperando que “eso” no fuera la razón.

—¿Por qué crees?

¿P-Para poder encontrar a la persona y torturarla…? 

Su sonrisa se ensanchó como si lo que estaba pensando fuera correcto.

¡Wahh! ¡La chica lirio está en peligro! 

—¿Quién?

—¡No lo sé!

—¿Quién?

—¡No sé!

—Está sucediendo un gran terremoto frente a tus ojos. Respóndeme.

—¡No, no sé nada!

¡Wahhhhhhh!

Esa noche, fue muy difícil proteger a la chica lirio del idiota pelinegro…

♦ ♦ ♦

Claude parecía muy cansado hoy, como siempre. Pareció estar bien por un tiempo, pero volvió a ser un alga marina muerta.

—¿Papá no crees que necesitas dormir un poco?

Me sorprendió como siempre cuando vine a verlo. Estuvo encerrado en su oficina todo el día. Al ver las ojeras debajo de sus ojos, confirmé que necesitaba dormir.

Había una razón por la Félix me trajo aquí. Estaba segura de que intentaba hacer que Claude descansara usando mi visita como excusa.

—Su Alteza tiene razón. ¿No ha estado trabajando toda la noche hasta ahora en su oficina? Por qué no descansa, aunque sea un poco.

E-Es extraño. Si trabajas todo el día y toda la noche, ¿no es normal que tengas pereza o algo así? Al verlo todavía luciendo como un tipo apuesto, incluso en este momento… Bueno, parece que está desprendiendo una gran cantidad de feromonas peligrosas ahora mismo.

—Terminaré pronto, así que siéntate y espera.

De todas formas, parece que dejará de trabajar ahora que me dijo que esperara. Escuché eso, pero ha estado en su oficina no solo hoy sino también ayer, anteayer, y así sucesivamente. ¿No está trabajando demasiado? ¿No hay ningún estándar de trabajo aquí? ¡Necesitamos desesperadamente una semana laboral de cinco días!

—Sólo deberías dejar que lo haga Félix —dije sin darme cuenta, mirando su rostro cansado.

Félix me miró como si se sintiera traicionado por mis palabras. Sin embargo, fingí no haberlo visto. Ver que había un brillo en el rostro de Félix a diferencia del de Claude, me hizo sentir que necesitaba sufrir un poco.

Claude resopló, como si hubiera escuchado lo que había murmurado.

—Es un aficionado como para que le deje algo así.

—Es extraño. Félix está estudiando mucho estos días y creo que lo hará bien.

—Eso es lo que se llama “un inteligente falso”. No deberías crecer siendo esa clase de adulto.

—¡Voy a ser una adulta como papá!

—Ahora que lo veo, Su Majestad y Su Alteza se parecen —Murmuró Félix, que escuchaba con tristeza nuestra conversación.

—Deja de decir cosas obvias y sal. Eres molesto.

¿Eh? 

Echó a Félix de la habitación.

Me senté en el sofá y esperé a Claude, que tenía el ceño fruncido mientras miraba los documentos.

¿Por qué me atrae tanto esa vieja piedra negra? Al ver que todavía estaba en el mismo sitio que la última vez que lo vi… ¿No es ser demasiado inconsciente?

Buena suerte, piedra. ¡Después de todo, eres el único sello real!

Poco después, Claude dejó la pluma sobre el escritorio, como si hubiera terminado de trabajar por ahora. Parecía tener dolor de cabeza porque arrugaba la frente. Eso hizo que sintiera pena, por lo que me acerqué a él.

—Papá, trabajar demasiado no es bueno para ti.

Pude sentir los músculos compactos cuando comencé a masajear sus hombros como la última vez.

Tsk. Ser un emperador no es tan maravilloso como la gente piensa. Todos los días debes hacer estos trabajos. En conclusión, ser un plebeyo rico es lo mejor. Mi sueño es vivir una vida larga y pacífica, tal como he hecho hasta ahora. Vivir acurrucada con mis preciosidades para siempre…

—¿Cómo estuvo tu fiesta de té ayer? —preguntó mientras recibía mi masaje.

Después de la conversación que tuve con Zenit, organicé más fiestas de té como las que tuve antes. Claude siempre me preguntaba cómo fue y siempre le respondía que me divertí.

—Fue divertido, gracias por tu preocupación.

Uh, umm. Aunque siempre hablan de cosas vergonzosas. Era divertido, ya que nunca antes había jugado con chicas tan alegres.

—Eso es bueno.

Claude y Lilly realmente no tenían restricciones sobre las damas que podían asistir a mi fiesta de té.

Si tenía que destacar algo, era que todas ellas eran chicas de mi edad física actual y que fueron al mismo debut al que asistí. No había discriminaciones en estatus ni nada. Por eso me di cuenta de que esta persona solo quiere que haga amigos.

Aunque realmente no entiendo por qué cambió de opinión repentinamente de cuando el Señor Perro Blanco sugirió que su hijo fuera mi amigo y cuando Félix también lo sugirió.

Puede ser porque he crecido bastante. Tal vez pensó que las cosas nunca pueden ser así siempre, dado que también he hecho mi debut.

Grr. ¿Entonces por qué no me dejas salir de los terrenos del palacio? 

—También he recibido muchas invitaciones de ellas. ¿Puedo enviarles las cartas de aceptación?

—No.

Claude se negó como una espada afilada cortando el aire.

—Dado que fuera de los terrenos del palacio es peligroso, deberías organizar tu fiesta de té en el Palacio Esmeralda.

Claude fue terco a pesar de que traté de convencerlo de que podía ir con más guardaespaldas. En cambio, solo murmuró que soy demasiado ingenua y no sabía el peligro que existe fuera del palacio. Cada vez que sucede eso, solo evita más que abandone los terrenos del palacio.

Quiero decir, las damas que asisten a la fiesta de té son todas de mi edad y pueden ser convocadas aquí, haciendo lo que tu llamas “peligroso”. ¿Mientras que yo no puedo?

Cuando le replicaba, las únicas palabras que me decía eran que: “¿Sus vidas son iguales a la tuya?” 

—Realmente no hace falta hacer eso. El tiempo que paso con papá es mucho más divertido que tener una fiesta de té.

Jaa. Me detendré solo porque no quiero pelear contra una persona cansada. ¡Deberías agradecerles a tus ojeras fuertes y poderosas!

—Es más agotador si te sientas ahí y no haces nada. Salgamos juntos, papá.

Pensé en salvar a las dos pobres almas que están desperdiciando sus preciosas vidas en esta habitación, y saqué a Claude de su oficina, usando mi sonrisa para convencerlo.

♦ ♦ ♦

Creo que me he vuelto un poco perezosa estos días.

—Ahh, no quiero hacer esto.

Murmuré mientras dejaba un libro llamado «La Generación de la Diplomacia en un siglo», que estaba estudiando.

No hace mucho creo que estudiaba como si estuviera en llamas, pero ahora todo era molesto.

¿Desde cuándo soy así? Creo que fue después del debut. ¿Es porque escuché demasiadas declaraciones “inusuales para mi cerebro” como que el hijo de esa casa hace buena pareja con esa chica linda, qué vestidos y cintas de la tienda son bonitos, dónde decidí ir en mi cumpleaños con mi familia, etc…? Vivía mi vida con demasiados “jajajaja jojojo”.

Ah… Esta es la pereza del ser humano. 

O, tal vez, me cansé de estudiar. Bueno, eso tiene sentido. He leído demasiados libros desde que era un bebé. No es como si solo tuviera a un tutor ayudándome, sino que tengo a muchos.

Lo que he hecho hasta ahora es estudiar, estudiar y estudiar… después tratar de robar el corazón de Claude. Wow, pensando en todo eso, pasé catorce años innovadores. Aunque siento que han sido ciento cuarenta años en lugar de catorce. Wahh…


Den
¿Ven cómo se preocupa Claude? Me encanta, está portándose como un padre u.u

| Índice |

10 thoughts on “Un día me convertí en una princesa – Capítulo 70: No te metas con el lobo negro solitario, Lucas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *