[Spoiler] Katarina – ¡¡Reunión de emergencia para traer a casa a mi adorable hermanito!! #4

Redactado por Raine

Corregido por Sharon


Presidenta Katarina Claes

Vicepresidenta Katarina Claes

Representante Katarina Claes

Secretaria Katarina Claes

Ambiente tenso.

—Se da por iniciada la reunión de emergencia… ¡¡para traer a casa a Keith!! ¡¡Nuestro adorable hermanito bebé!!

—No importa si dejó esa nota diciendo que se iba porque no soportaba la responsabilidad de ser el heredero del duque… ¡¡definitivamente huyó porque somos tan desenfrenadas!!

—Madre dijo que siempre se le veía deprimido después de vernos.

—¡Es nuestra culpa totalmente!

—Definitivamente es por eso. El día antes de desaparecer estuvo muy raro, ¿recuerdan? Estábamos en medio de una ronda normal de quejas acerca del príncipe Jared y su indisposición a romper el compromiso, pero Keith parecía tan triste…

—Seguramente se cansó de oír nuestras quejas y lamentos… ¡Está exhausto de hacerse cargo de nosotras! Tenemos que encontrarlo para disculparnos y para prometerle que seremos más cuidadosas y, para mostrarle nuestra sinceridad, ¡también seremos sus sirvientas por un día!

—¡Todo estará bien! Con la ayuda de Lahna del Ministerio de Magia, el príncipe Jared, María-chan y Ruf…

—Sora…

—Sí, eso. Sora. ¡Con la ayuda de todos podremos encontrarlo y convencerlo de que regrese!

—Eso si antes no rompemos la herramienta mágica para buscar a Keith… Ese feo oso disecado llamado Alexander…

—Ugh… No entiendo cómo puede gustarle esa cosa a María,

—Es porque es María… Ella es tan adorable que incluso cuida de nosotras durante el viaje para buscar a Keith…

—Todos son tan buenos con nosotras… Incluso Mary, quien no vino con nosotros, hizo una petición al Ministerio de Magia para asegurar nuestra seguridad, ¿no es cierto?

—Sí, es por eso que Sora está cuidando especialmente de nosotras…

—Aunque aún no entiendo porque todos parecen odiarlo como si fuera el enemigo público número 1…

—Especialmente el príncipe Jared.

—¿Por qué será…? ¿Eh? ¿No había una razón bastante clara…? No recuerdo qué era… Mmm…

—Oh, Katarina Claes-san, tienes razón, pero yo tampoco lo recuerdo… ¿Tal vez tiene que ver con la persona “que no lo noto en lo más mínimo” que mencionó antes el príncipe Jared?

Todas ponen expresiones pensativas mientras murmuran, tratando de recordar.

—¡El príncipe Jared! —grita una Katarina con los ojos bien abiertos mientras busca entre su ropa.

—¿Qué pasa, Katarina Claes-san? ¿Lo recordaste? —preguntan animadas las otras.

—No, sólo recordé que en el último pueblo que pasamos, él me compró ese bonito utensilio redondo que nos gustó y no recordaba dónde lo había puesto.

Todas miran a la Katarina con el objeto redondo en sus manos sin decir nada por un largo momento.

—Como sea, ¡debemos dejar de estar tan relajadas como si éste fuera un viaje escolar y enfocarnos seriamente en buscar a Keith!

—¡Tenemos que ayudarlo! A diferencia de nuestros hermanos idiotas de nuestra anterior vida que sólo nos animaban a golpes… ¡él siempre nos ha ayudado y escuchado!

—¡Es nuestro preciado y único hermano menor!

—¡Podría estar en problemas!

—¡Podría haberse perdido!

—¡O podría haber olvidado el camino a casa!

—¡Oh, no! ¡¡Tal vez se esté muriendo de hambre!!

Hay gritos agudos viniendo de todas partes en la sala.

—¡¡Noooo, eso es lo peor!!

—¡Oh, Dios mío! ¡¡Keith!!

—¡Hay que traer toda la comida disponible! ¡No se la coman toda! ¡Hay que dejarle algo!

—¡Hermanito! ¡Te ayudaremos! ¡Espera por nosotras!

—¡¡Hermano!! ¡¡Por favor, regresa a casaaaa!!

La junta terminó entre un alboroto de gritos… Sin llegar ninguna conclusión real.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *