Dinero de consolación – Capítulo 50: La soledad es…

Traducido por Kavaalin

Editado por Nemoné


Fue en un hermoso día de principios de verano cuando Su Majestad, la Reina, me invitó a una fiesta de té.

— ¿Te has sentido sola recientemente, Julia? ¿Has recibido alguna carta de Rudnik?

Justo ahora, por las palabras de la Reina, me había enterado que Su Alteza se había ido a algún otro lugar.

— ¿Qué tipo de carta…?

—Ya que ha estado ausente por casi tres meses, ¡por supuesto que necesita enviar una carta o de lo contrario realmente merecería ser golpeado! ¿Cierto?

Esta era la primera vez que escuchaba que Su Alteza había estado ausente durante los últimos tres meses.

Su Alteza, por favor, perdóneme por no darme cuenta antes.

—Pero si no estoy equivocada, encargó una gran cantidad de las galletas elaboradas por Julia, por lo que no debería tener ningún problema con respecto a los suministros de alimentos, ¿verdad? Julia, ¿qué tipo de cosas has estado desarrollando recientemente?

Ahora que lo pensaba, hace tres meses, Su Alteza había ordenado una gran cantidad de galletas súper duras de emergencia que se habían desarrollado específicamente para los militares.

Una vez que regrese, le pediré a Su Alteza que escriba un informe al respecto.

—En estos momentos, estamos experimentando con los fuegos artificiales que se lanzarán el día de la fundación de nuestra nación.

—Ah, es difícil decir esto, pero…

— ¿Sí?

La Reina fruncía el ceño, como si estuviera preocupada por algo.

—Bueno. Durante esta celebración por la fundación del reino, se supone que invitamos a la figura clave de la nación de las bestias. Verás, ellos tienen unos oídos muy sensibles, por lo que se perturban fácilmente con el ruido de los fuegos artificiales. Es por eso que nos será imposible lanzarlos ese día.

¿En serio? ¿No arruinaría esto mi plan inicial? Ya veo, nunca los he conocido, por lo que no sabía que sus oídos eran tan sensibles. Parece que todavía hay muchas cosas que desconozco. En particular, no sé nada acerca de las personas bestias.

—Rudnik está de viaje en el Reino de las Bestias.

Luego, cuando regrese Su Alteza, podría reunirme con él y escuchar sus aventuras allí. Me pregunto, ¿qué tipo de productos especiales producirán las personas bestias?

Estaba metida en mis pensamientos cuando Su Majestad comenzó a reír.

— ¿Te estás divirtiendo, Julia?

—Sí…

—Ni siquiera notaste que Rudnik no estaba, ¿verdad?

No podía hacer más que quedarme en silencio ante semejante comentario.

—Rudnik no quería que Julia se preocupara innecesariamente por él.

— ¿Preocuparme?

—Porque la nación de las bestias en realidad no posee una buena seguridad. En ese reino se favorece el poder sobre cualquier otra cosa… Por lo tanto, estaba preocupado de que Julia se sintiera ansiosa si te decía que iba a viajar allí.

Había una alta probabilidad de que ese no fuera el caso. Lo más probable es que no me dijera sobre su viaje porque sabía que yo quería los derechos para importar productos desde ese reino.

¿La razón por la que me sentía bastante inquieta recientemente era porque había pasado bastante tiempo desde que había escuchado los regaños de Su Alteza? Pensar en que Su Alteza no estaba, me hizo sentir un poco sola.

— ¿Te sientes sola, Julia?

—Ah, supongo que sí…

—Si Julia le dijera a Rudnik que lo extrañó, él seguramente se sentiría complacido.

— ¿De verdad?

Su Majestad se rió mientras yo inclinaba mi cabeza.

—Julia, cuando Rudnik regrese, debes decir: Cuando Rudy no está aquí, me siento tan sola, ¡te garantizo que desaparecerá todo su cansancio por el viaje! Vamos, practiquemos. Intenta decirlo para mí.

¿Realmente tal cosa lo liberaría del agotamiento por un largo viaje?

—Sin Su Alteza…

— ¡Eso no servirá! Tienes que llamarlo Rudy.

— ¿D-De verdad?

Me aclaré un poco la garganta antes de volver a intentarlo.

—Cuando Ru-Rudy no está aquí… me siento tan-tan sola…

Por alguna razón me sentía avergonzada por pronunciar tales palabras.

— ¡Qué linda! Con esto, Rudnik seguramente se derretirá, Julia.

Esta era el tipo de fiesta de té donde sentía que, de alguna manera, la Reina drenaba lentamente mi fuerza emocional.


Kavaalin
Jejeje~

| Índice |

16 thoughts on “Dinero de consolación – Capítulo 50: La soledad es…

  1. nicks lycan says:

    jajjaja ni siquiera se habia dado cuenta de la ausencia del principe jaja seguro que si este tuviera que darle su mesada mensual ahi habria notado la ausencia jajaja pobre reina si supiera que su nuera poco le importa su hijo se nos muere de decepcion. A todo esto que sera del ex. como estara sufriendo botado como perro callejero sin dinero y sin amor. gracias por la traduccion. esperando el proximo

  2. TATIS CamyZ says:

    Invocando a las personitas tan genrosas por traerme mi droga.
    Arigato :3 Por la traducción espero con ansias el próximo capitulo, mientras tando estaré viendo vuestra pagina haber que me encuentro ^^.

  3. Faxus says:

    Me lei los 4 caps del manga y me vi obligado a leerme la novela, no dormi nada y tengo 37 tipos de diabetes, pero valió cada palabra uwu

    Gracias por traducir esta novela < 3

  4. Ecle Chan says:

    jajajajaja ver por fin a una familia real que en serio se preocupe por el amor del heredero y de querer a toda costa a su nuera… es refrescante (ha leido muchas novelas chinas) necesitaba esto para sanar mi corazón.

    Julia… ¿cómo no te diste cuenta?, es decir, ni si quiera lo contacto… esta chica.

  5. Lirio Alicia says:

    Ju ju ju q buena madre q está preparando un regalo de bienvenida para Rudy 😀😀😀
    Me alegro de saber q aunque Julia no se da cuenta de va apegando cada vez más de Rudy 😊😊😄
    Gracias por la droga 😆😆😆

  6. Tuturu says:

    Wuajajajajj si le dice que no se dio cuenta que se habia dado cuenta que se a ido por tres meses quedaria con depresion furtiva.
    Yo creo es demasiado para lo que pueda manejar le principe si le dice lo de sentirse sola xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *