Dinero de consolación – Capítulo 57: ¿Pareja?

Traducido por Kavaalin

Editado por Nemoné


Después de recibir el permiso para preparar el atuendo del huésped real para la fiesta, decidí invitar al joven Schnei a visitar mi tienda.

Tan pronto como había descendido del carruaje, Michael salió de la tienda a darme la bienvenida.

— ¡Mi señorita! ¿Se encuentra bien?

Michael debió haber estado preocupado por mí debido a que él también pensaba que el joven Schnei era mujer.

—Sí, me encuentro bien. Por cierto, ellos serán nuestros clientes.

—Ya veo…

Michael se congeló en cuanto vio a los demás bajar del carruaje.

—Michael, por favor, guíalos por la tienda.

—Señorita…

Yo había decidido dirigirme al taller localizado en la trastienda. Después de mirar cómo me alejaba, Michael se dio vuelta mientras tomaba un hondo respiro y colocaba su sonrisa de negocios.

—Bienvenidos a Ariad. Por favor, síganme.

Nemoné
Hasta ahora sabemos el nombre de la tienda. Nunca había pensado en esto...

Después de mirar de soslayo a Michael, el joven Schnei corrió a abrazarme.

¡Es tan adorable!

Inmediatamente comencé a acariciar su cabeza.

— ¡Schnei! ¡Ya te dije que no te pegaras a Julia!

— ¡Rudy es demasiado tacaño!

En ese momento, Michael que hasta entonces se había mantenido al margen, le dio una patada a Su Alteza.

¿Se da cuenta que esa persona es el príncipe de este reino? 

Michael y Su Alteza son realmente cercanos.

¿No podría simplemente ignorar esto? Bien, hagamos como si no hubiera visto nada.

—Joven Schnei, bienvenido a mi tienda.

Cuando guíe al joven Schnei al interior de la tienda, sus ojos comenzaron a brillar mientras miraba los alrededores.

— ¿Le gusta?

— ¡Sí! Es realmente linda.

—Entonces, elijamos un buen atuendo masculino para el joven Schnei.

— ¡Bien!

Adorable.

En ese momento, noté que las personas que deberían habernos seguido no habían entrado a la tienda con nosotros. Cuando eché un vistazo afuera, pude ver que la sirvienta del joven Schnei, Mya, estaba colgada del cuello de Michael.

Mientras me preguntaba qué habría ocurrido durante mi corta ausencia, Michael agarró rápidamente a Su Alteza de la ropa.

— ¡Hermano, sálvame!

— ¡Sálvate tú solo!

— ¡No digas eso!

¿Qué es esto? ¿No podría ignorar esto también?

— ¡Ah! Señorita, sálveme…

Me vio.

Decidí salir a ver qué estaba pasando.

— ¿Por qué Mya está colgada del cuello de Michael?

Cuando la miré mientras ladeaba mi cabeza, Mya sonrió para seguidamente responder a mi pregunta.

—Ya que fui derrotada por este hombre, ahora quiero que se convierta en mi pareja.

Quedé atónita ante esa declaración.


Nemoné
Bueno, yo ya había visto la portada de este volumen. Ya veía venir esto.

Nota: Si quieren ver la nueva portada, aquí la dejo: Volumen Tres.

| Índice |

10 thoughts on “Dinero de consolación – Capítulo 57: ¿Pareja?

  1. Mari says:

    Oh valla. Con este par.
    Ahora Michael tiene una acosadora Jsjsjs

    Bueno, estoy segura que ella podrá ser la sádica que el pequeño masoquista necesita :p

  2. nicks lycan says:

    lamento mucho que la historia se desviara de su tema original, cobrar el dinero de consolacion. lo unico que leo es un monton de personajes monigotes y sin caracter, un principe que jamas lo dejaria heredar mi reino, actua mas como un niño mimado que de acuerdo a su estatus, unos cachorros sin sentido del respeto y posesivos que parecen infantes preescolares mas que adolesentes, ni siquiera el resto de los hombres que parecen mas adultos actuan con madures (siempre pidiendo que los salven) y solo Julia actua fiel a sus principios de manipuladora financista y avara, su desconocimiento del amor o falta de interes aveces raya lo absurdo que molesta, y creo que el unico hombre con caracter que se la merece seria el guardaespalda, al menos el unico que actua como hombre comparado al resto de debiluchos mentales (incluido el principe) lamento el giro actual de la novela, parecia mas interesante cuando inicie leyendola esperando una prota mas empoderada….gracias por traducirla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *