El Sentido Común de la Hija del Duque – Capítulo 212: Adiós 

 Traducido por Shisai

Editado por Raine


—¡Dean! —Después de que lo detuve con una voz casi acusatoria, extendió su mano.

—Quería… —En la palma de su mano estaba el reloj de bolsillo que le había pedido a Tanya que recuperara para mí.

—… Entonces tú eres quien lo recogió. Muchas gracias. —Apresuradamente guardándolo, volví a mirar su rostro.

Fue entonces cuando de repente me di cuenta de que había dicho su nombre tan casualmente, como solía hacerlo.

—… Su Majestad, hablé sin pensar, por favor, perdóname. Perdóneme por pisotear tus buenas intenciones.

Cuando dije eso, había una sonrisa confusa… y también infinitamente triste en su rostro.

—Pensé que me estabas expresando que ya no lo necesitarías… —Su voz sonaba tan débil cuando dijo esas palabras.

—Su Majestad…

—¿Realmente planeas decir que sí?

Al principio, estaba completamente confundida acerca de lo que estaba preguntando. Entonces se me ocurrió pensar que ya me habían hecho exactamente la misma pregunta. Lo miré directamente a los ojos.

Su expresión, sus ojos, eran tan débiles como su voz.

Era la primera vez que lo veía tan vulnerable.

Por eso mi mano se deslizó hacia arriba, acariciando su rostro, como si las palabras “falta de respeto” hubieran sido borradas de mi mente.

—… Lo siento. Hice una pregunta extraña… —diciendo esto, puso sus manos sobre las mías.

—No… no es extraña en absoluto.

Me había perseguido para confirmar mis verdaderas emociones.

Aunque solo había hecho un gesto tan pequeño, eso fue más que suficiente.

Lo que se expresó en sus ojos fue mucho más de lo que podía decir en mil palabras.

Y la razón por la que no pudo decirlo fue muy probablemente porque su propio corazón también estaba en un estado de confusión.

—No puedo decir nada para detenerte. Aunque es increíblemente desafortunado perder un talento tan brillante, el Reino de Acacia también es impresionante por derecho propio. Desde una perspectiva nacional, es bueno poder fortalecer el vínculo entre nosotros y el Reino de Acacia. —Se esforzó tanto por apilar palabra por palabra, buscando una excusa para liberarse. —Aun así, yo… tú, yo…

Suficiente. No había nada más que decir. La parte racional de mi cerebro quería evitar que continuara hablando. El romance en lo profundo de mi corazón solo sería una carga para este hombre.

Como acababa de decir, este matrimonio sería beneficioso no solo para mi territorio… sino también para toda la nación. En este momento no había realmente ninguna razón para rechazar la propuesta.

Además, ¿qué sería de mí si me quedara? En el pasado, yo era la prometida del príncipe Edward. Era la prometida del hombre que había sido acusado de traición ahora. Aunque habían pasado años desde que se rompió mi compromiso, una experiencia como esa me seguiría toda mi vida.

Por eso, si me comprometo con el primer príncipe… muchos nobles se opondrán. Sus valiosos subordinados también se opondrán… Por supuesto, Rudy podría pensar en la influencia de la familia del duque por parte de mi madre y decidir apoyar el compromiso.

Era solo… para él, que ya estaba destinado al trono, elegirme como su compañera solo aumentaría su riesgo innecesariamente. Además, ya tenía a Berne a su lado.

En estas circunstancias, si eligiera a una candidata tan imperfecta para ser su prometida… esto probablemente sería visto como con los parientes externos de la familia Maelia. Incluso si no tuviera la intención de que eso sucediera, todos los demás lo pensarían de todos modos.

Básicamente era el equivalente de nobles tratando de controlar la realeza.

Sin lugar a dudas, esto mostró cómo la familia real, los gobernantes de este reino, se habían vuelto tan débiles en la realidad. Esto era especialmente cierto ahora que los nobles estaban en una situación tan caótica.

No había nada bueno en difundir rumores que pudieran causar más confusión en este caos.

Así que no había necesidad de que eligiera a alguien que obviamente era tan imperfecta como yo. Creía que había muchas otras candidatas que le convenían más… tal vez políticamente, o de alguna otra manera.

…Sabía todo eso. Lo entendía todo. Aun así, no quería entender nada de eso…No importa qué, no quería entender nada de eso.

—Dean… —Como para preguntarle algo, murmuré su nombre.

Él acababa de bajar la cabeza y sus ojos se encontraron con los míos.

—Has sido mío desde el principio, ¿no? —Cuando le pregunté esto de la nada, sus ojos se abrieron como si estuviera asustado… pero luego apareció una sonrisa en su rostro.

—Sí. Lo soy.

Esas palabras fueron todo lo que se necesitó para hacerme estremecer de alegría.

Eso fue suficiente. Porque sus intenciones me acompañarán hacia adelante a partir de este momento.

—… En este momento, eres una persona importante que apoya a este país. Por supuesto, yo también soy una. Pero esto no significa que nunca nos volveremos a ver. Incluso si elegimos diferentes caminos, todavía estamos trabajando en la misma dirección. Por eso, estoy preparada para viajar a los confines de la tierra y hacer todo lo posible para este fin. —Diciendo esto, me alejé de él lentamente. —Las intenciones de Su Majestad nunca serán olvidadas. Ahora que me has deseado esta despedida, podré dar mi vida por esta nación y renunciar a todo sin arrepentirme.

Así que esta fue una verdadera despedida entre nosotros. Aunque eso fue solo un capricho mío para pensar esto, o incluso para hacer algo de esto. Pero incluso si esto fuera un capricho mío… no quería que viera la expresión en mi rostro.

Dean se quedó en silencio.

—Bueno, entonces me iré.

Y así es como lo dejé.

Cuando salí de la habitación y regresé al lugar donde me había separado con Tanya, ella ya estaba allí.

—Tanya.

—¡Señorita!

Tal vez porque me había ido por un tiempo, levantó la voz, algo raro.

—Siento haber dejado el lugar donde se supone que debía esperarte.

—Mientras esté a salvo, estoy feliz. De hecho, me atrevería a pedirle que perdone mi inutilidad. No pude encontrar el artículo que deseaba que encontrara. Permítame acompañarla al carruaje y llevarla a casa antes de volver para buscarlo una vez más.

—Está bien, Tanya. Después de eso busqué debajo de mi ropa y me di cuenta de que se me había enganchado. Lo siento por todos los problemas.

—En absoluto… siempre y cuando haya encontrado lo que estaba buscando, creo que no hay nada por lo que deba disculparse.

—Gracias… hey, Tanya. No importa a dónde vaya, ¿siempre estarás a mi lado?

—Por supuesto.

—Ya veo.

Quizás algún día lamentaría mi elección.

Creo que eso es inevitable.

Si hubiera hecho esto en ese momento, o si hubiera elegido de manera diferente… Siempre pensaré en la elección que no tomé, y qué tipo de futuro me traería.

Pero este fue el mejor curso de acción que podía tomar en este momento.

Así que eso fue todo en lo que podía creer mientras caminaba con la cabeza en alto.

En este momento, todo lo que estaba haciendo era descartar un dulce sueño.

♦ ♦ ♦

Después de eso, fui en el carruaje de regreso a la mansión con Tanya.

Increíblemente, mi corazón estaba tranquilo todo el camino de regreso.

En el momento en que entré en la mansión, por alguna razón, sentí una extraña tensión que se filtraba por todo mi ser, como si todo mi cuerpo estuviera siendo perforado con agujas.

¿Fue porque lo que iba a informar me estaba poniendo nerviosa?

Inclinando la cabeza hacia un lado confundida, caminé lentamente de regreso al lado de mi padre.

—Iris, regresaste en el momento adecuado —El tono serio de mi madre y la atmósfera me hicieron respirar hondo.

—¿Ha pasado algo?

—Justo antes de que llegaras, nos informaron que el Reino Towair ha alzado sus tropas para invadir. La guerra comienza de nuevo.

Las palabras de mi madre dejaron mi mente completamente en blanco.


Raine
Este es el capítulo que más me ha conmovido en mucho tiempo. ¿Nunca se han puesto a pensar en todas las historias de amor que nunca se hicieron realidad, pero no por las razones incorrectas, sino las que no fueron por las razones correctas? Ésas son las que te rompen el corazón.

| Índice |

7 thoughts on “El Sentido Común de la Hija del Duque – Capítulo 212: Adiós 

  1. Dany says:

    Empezaré contigo iris, no eres una noble cualquiera niña, ERES UNA OTHERWOLDER, ellos no se someten al sistema o a las leyes sino que están por sobre ellas y les sacan ventaja, me parece muy hipócrita que hayas salvado a mimosa de un matrimonio político que le traería dolor pero si beneficios a tu familia y tu misma te arrojes a un matrimonio político de parecida forma, de verdad me has decepcionado pero no tanto como…
    DEÁN HIJO DE TU MADRE, ERA TU OPORTUNIDAD DE DETENERLA E IR CONTRA VIENTO Y MAREA CONTRA CUALQUIERA QUE SE NIEGUE A UN MATRIMONIO CON ELLA, Los nobles están debilitados y más aún los que quedaron saben que iris es más que adecuada para el puesto de reina, no había nadie más capacitada en todo el reino ni lo habrá. Eres una decepción para todos los buenos príncipes, Conde o husbando que si lucharon por su amor. Una verdadera desgracia.

    • Shirata says:

      Yo solo tengo algo que decir, es muy cierto es muy doloroso ver como se separan, no por que no se amen si no porque piensan en el futuro y no en ellos. Por las razón correctas y no las incorrectas😭 son muy maduras las elecciones de los personajes y lo voy a volver a decir ¡Esta novela engancha como no tienen idea!.
      Se aproxima una guerra, apresuraron el matrimonio para que lleguen refuerzos? Ya quiero saber😢❤️❤️❤️

    • Abi says:

      mi corazón dio un salto de esperanza, para solo caer en un vacio y ser aplastado por la triztesa, hermoso pero muy doloroso, pero como es costumbre en esta novela, parece que los problemas jamas se terminan, aunque era algo ovio que se venia venir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *