Herscherik – Capítulo 5: Kuro, camino secreto y Ciudad del Castillo (2)

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


El ruido de los curiosos espectadores se detuvo en el momento en que el chico guapo y extrañamente fuera de lugar, apareció de repente.

Era como un hada de un cuento popular, captando de inmediato los ojos de los espectadores. Con un cabello brillante y rubio, ojos tranquilos que eran de un verde fresco como las plumas de un martín pescador, el apuesto joven se parecía al hada que anunció el comienzo de un manantial verde.

Los pantalones que llevaba debajo de su poncho apenas podían identificarlo como niño, pero a nadie le resultaría extraño describirlo como femenino. De hecho, podría haber personas en esta multitud que entendieron mal y asumieron que era una niña.

Eso solo demuestra lo bonito que era para recibir tales impresiones.

— ¿Eh?

La mujer dejó escapar una voz dudosa hacia el joven que la llamó con tanta familiaridad. Pero antes de que pudiera siquiera abrir la boca para preguntar, Herscherik habló en rápida sucesión.

—Padre dijo que, si los frutos no son de aquí, ¡no los quiere!… ¿Huh? Señorita, ¿qué pasa?

Con una mirada interrogante en su rostro, Herscherik miró a su alrededor y cambió su expresión a una triste cuando vio las frutas esparcidas. Aunque antes tenía una expresión tan dulce, ahora su rostro se había vuelto oscuro, como una flor en plena floración que se estaba marchitando justo delante de los ojos de los espectadores.

—Toda esta deliciosa fruta, esparcida en el suelo… Señorita, ¿qué ha pasado? ¿Hubo algún problema? ¿Debo consultar a mi padre sobre esto? Mi padre tiene conocidos en el Buró Militar, ¡así que estoy seguro de que puede darte un consejo!

La Oficina Militar era el departamento que controlaba los asuntos militares y navales del país. Es una organización que se parecía al Ministerio de Defensa y Fuerzas de Autodefensa de Japón en su vida anterior. Aquí, era la piedra angular de la fuerza militar del país y estaba profundamente conectada con la Orden de los Caballeros y otras organizaciones similares.

Había notado que los hombros de los hombres de la patrulla saltaban sorprendidos, pero Herscherik levantó su cabeza inocentemente con una mirada curiosa en su rostro.

—Señores, ¿son miembros de la Oficina de Patrullas? A mi padre realmente le gustan las frutas de este puesto, así que estoy seguro de que estará triste.

Habiendo dicho eso, Herscherik dejó caer sus hombros en tristeza.

En este punto, se podría decir a simple vista que este joven maestro aristocrático se estaba sintiendo mal debido a los daños causados a la tienda favorita de su padre. Además de eso, parecía que el padre del niño tenía algunas conexiones con la Oficina Militar.

Bueno, no estoy mintiendo.

Herscherik continuó su acto mientras sacaba la lengua en su cabeza. Su padre es el rey, por lo que todos sus “conocidos” en la Oficina Militar eran en realidad sus criados, y su padre amaba las frutas, sin mencionar que Herscherik no había dicho una sola palabra acerca de que él estuviera cerca o algo así.

—Nah, ya ves, yo era, ya sabes…

Con eso, los funcionarios del gobierno de la Oficina de Patrullas comenzaron a murmurar incomprensiblemente sobre algo, pero la multitud se dispersó y se fue.

Originalmente, la Oficina Militar y la Oficina de Patrullas se llevaban mal entre ellos. Parecía que la Oficina Militar condecorada afiliada a la Orden de los Caballeros y la Oficina de Patrullas encargada de preservar el orden público de las entrañas del país reclamaban, “Somos los más aptos para proteger el país”.

Desde el punto de vista de Herscherik, cada uno de sus trabajos era diferente, pero para las partes interesadas, ese comentario fue una opinión despreciable.

— ¿Esta bien?

Al ver a los hombres desaparecer de su vista, Herscherik le preguntó a la mujer aturdida mientras comenzaba a recoger el producto esparcido. La pregunta hizo que la mujer volviera a sus sentidos y se asustó al ver a la niña recogiendo los frutos rojos del suelo.

—Para que el joven maestro esté haciendo algo así… especialmente cuando esto es mi culpa… también he preocupado a tu padre.

—Eso fue un engaño, así que no se preocupe por ello. Más importante aún, sus productos están algo dañados, todavía ¿podrá venderlos?

En su vida pasada, Herscherik fue educado con la mentalidad de que no debía desperdiciar comida, así que frunció el ceño cuando miró la fruta dañada.

—Es un desperdicio…

Alguien se echó a reír ante el murmullo de Herscherik. Esas eran obviamente palabras que no saldrían de un joven maestro de una familia aristocrática. Con eso, la risa se extendió a través de la multitud de personas como una ola. No eran burlas, sino una risa cálida.

Todos comprendieron que este era un acto de Herscherik para salvar a una mujer que no conocía.

— ¡Bien hecho, hijo!

— ¿Eh? ¿No es una niña? De cualquier manera, ¡lo hiciste bien para ser alguien tan pequeño!

Un hombre le dio unas palmaditas en la cabeza a Herscherik, y una mujer aplaudió divertida. Herscherik fue elogiado por ellos uno tras otro, haciendo que se sonrojara levemente por la vergüenza.

Una vez que la multitud se fue y él terminó de reunir todas las frutas esparcidas en el camino, había pasado una cantidad considerable de tiempo. Al final, la mayor parte tenía que considerarse una mercancía dañada y perdió su valor como mercancía.

—Realmente es un desperdicio…

Herscherik susurró mientras miraba dentro de la caja que contenía la fruta que ya no se podía vender.

Me pregunto cuánto tiempo y esfuerzo dedicó a todo esto. Incluso solo cultivarlos no es fácil, ¿sabes?

Pensando eso, Herscherik se enojó. Y su ira solo creció más cuando su enfermedad ocupacional de su vida pasada calculó instantáneamente el costo de esta pérdida en su cabeza.

—Oh no, no. Muchas gracias.

La dueña de la tienda, Luisa, sonrió alegremente como si dijera: “Pero esas cosas no valen la pena ser recogidas”. Luego, le ofreció una de las frutas rojas a Herscherik.

—Es mi agradecimiento. Está un poco dañado y, si bien no se puede presentar en la tienda, sigue siendo delicioso, y esta fruta es mi orgullo… Recientemente, esos tipos han estado lanzando cargos falsos a las personas de todo el mercado, extorsionando dinero; son de lo peor, ya sabes. ¡Es por eso que hoy se siente tan refrescante!

—Así es como es… ¿Están la Oficina de Patrullas y el gremio comercial luchando o algo así?

Herscherik inclinó la cabeza hacia un lado mientras aceptaba la fruta.

—Sí, al parecer, los altos mandos en el Gremio de Comercio intentaron escatimar en sus costos de mantenimiento del orden público a la Oficina de Patrullas, y fracasaron. Y por eso hay hostigamiento. Recientemente, ha sido muy malo, por lo que estamos bastante preocupados.

Las palabras de Luisa sorprendieron a Herscherik, especialmente cuando se dio cuenta de que había oído algo inexcusable.

No no no, espera espera. ¿Qué es el “costo de mantenimiento del orden público”? ¿Dinero de protección?

Herscherik estaba una vez más al final de su ingenio. Naturalmente, mantener el orden público era responsabilidad de la Oficina de Patrullas, y el país ciertamente estaba a cargo de cubrir sus gastos.

Sin embargo, ¿qué diablos es el “costo de mantenimiento”? Puede ser un título un tanto implícito, pero un gremio que paga sigue siendo un gremio, ya sabes…

Tal vez existía la posibilidad de que estos pagos públicos a la Oficina de Patrullas fueran una fachada y que los funcionarios gubernamentales de posiciones inferiores guardaran sus bolsillos en secreto. Pero si se dejó que estos subordinados hicieran tal cosa, entonces eran superiores que no estaban calificados; Herscherik gimió ante los pensamientos que giraban en su cabeza.

En cualquier caso, esto significaba que había colusión entre la Oficina de Patrullas y el Gremio de Comercio.

El Gremio de Comercio es una especie de asociación comercial que organizaba el mercado, los comerciantes y los artesanos. El trabajo principal del gremio era asegurar el desarrollo de la industria, la circulación de dinero y bienes en el mercado y la administración de sus miembros. No obstante, desde el establecimiento del gremio, otra de sus obligaciones es pagar impuestos al país. Incidentalmente, cuando se trata de una región, el señor a cargo del territorio fue el que cobró los impuestos a los ciudadanos que se encuentran bajo su tierra.

Tal vez lo han estado pagando hasta ahora, pero se han vuelto reacios porque su negocio ha comenzado a deteriorarse recientemente.

“Dinero de protección” … Es básicamente un “soborno” que uno pagó para que las empresas funcionen sin problemas; Era algo detestable, pero es algo que no podía ser erradicado por completo. Pero, ignorar su trabajo original porque no recibieron sobornos; La Oficina de Patrullas era realmente algo.

—También se aumentaron los impuestos, lo que lo hizo aún más difícil…

Luisa dejó escapar un profundo suspiro.

—Supongo que por ahora solo informaré este asunto al gremio. Bueno, ya he decidido cerrar la tienda por hoy. Voy a hablar con el gremio, así que espera un momento, ¿vale? ¡Porque todavía tengo que agradecerte apropiadamente!

Herscherik la despidió. Luego se sentó en una caja de madera y mordió la fruta roja que Luisa le dio. La fruta, que se parecía a una manzana y era de un tamaño más pequeño, era deliciosa, muy dulce, pero con el justo nivel de acidez.

Pero Herscherik no tuvo el lujo de simplemente sentarse allí disfrutando de la fruta.

¿No está este país en un apuro realmente malo?

Al morder la fruta, Herscherik se cubrió la frente.

Aunque no estaba en el nivel en el que te verás afectado por la injusticia en cada paso que das, todavía era demasiado frecuente. A este ritmo, esta terrible situación se intensificará, y si ese fuera el caso, la situación tendría que tratarse al nivel de una gran catástrofe. Incluso un lugar bajo la nariz del Rey, como la capital, sería terriblemente problemático. Solo pensar en lo que sería de las zonas más alejadas, era aterrador.

En el caso de que los ciudadanos fueran empujados más allá de sus límites y se produjera una rebelión, el odio probablemente se desplazaría hacia el rey y la familia real.

En cualquier novela, manga o juego, el rey que atormenta a sus ciudadanos sería arrastrado fuera del trono y hacia su muerte al final.

Es por eso que los aristócratas que controlan este país no planean convertirse en rey.

Su padre se sentó en el trono y se le haría responsable de cualquier rebelión que pudiera ocurrir en el futuro.

Pero considerando que se trataba de su sabio padre, Soleil probablemente ya se había dado cuenta. Sin embargo, permaneció en el trono para proteger a su familia y cumplir con su responsabilidad, hasta su muerte.

[Traducido por Reino de Kovel]

Definitivamente no dejaré que eso suceda.

Herscherik no los dejará matar a su gentil padre ante sus ojos.

— ¿Alguien aquí~?

— ¿Si~?

Los pensamientos de Herscherik fueron interrumpidos; se puso de pie y sacó la cabeza por el escaparate con una respuesta alegre.

—Oh, ¿eres la hija de la señorita Luisa? Aunque no oí que ella tuviera un hijo…

—La señora Luisa fue al Gremio de Comercio.

—Ah, ¿entonces es así? Eso es un problema.

El anciano de mediana edad se frotó la cabeza calva.

—De repente necesitaba algo de fruta, así que vine aquí apurado, pero…

—Bueno, puedes dejar el dinero conmigo. ¿Cuáles quieres?

Herscherik ofreció ayudar al anciano que parecía preocupado.

— ¡Oh, me has salvado, pequeña señorita!

—…Soy un chico, ¿sabes?

Cuando Herscherik se paró en la tienda y ayudó al anciano, los clientes comenzaron a reunirse con interés y las frutas se vendieron bastante bien.

Herscherik había olvidado cómo se calificaba su apariencia en comparación con la belleza de su padre y sus hermanos, pero en verdad, él mismo era un chico guapo. Y fue criado bien y muy sociable.

A los hombres, independientemente de su edad, inclinaba la cabeza hacia un lado y preguntaba con los ojos vueltos hacia arriba, —Señor, este también es delicioso. Me gustaría que probara esto.

A las mujeres, les brindaba inocentes y dulces elogios y les decía: —Me alegraría que una hermosa dama, como usted, señorita, comprara estas frutas —se esforzaba por vender el producto.

Los gestos que usó para capturar los corazones de los hombres fueron referenciados por los objetivos de captura en los juegos de chicas de su vida pasada. También usó las líneas de los personajes ikemen de los juegos otome para hacer que los corazones de las mujeres revolotearan. Su conocimiento de su vida pasada fue inesperadamente útil en esta situación. “Moe” puede ser un tema común en todo el mundo, o más bien, en el tiempo y el espacio.

Además, la razón principal fue probablemente que este niño pequeño estaba trabajando arduamente para vender. Hubo muchas personas que vinieron y compraron involuntariamente cosas extra.

No obstante, hubo clientes que pensaron que, dado que estaban tratando con un niño, podían estafarlo un poco y él no los detendría. A tal grupo, Herscherik diría en tono burlón, — ¿Señor? ¿No es un ladrón alguien que se aleja con bienes sin negociar primero? ¿Qué es mejor: la Oficina Regional de Asuntos Jurídicos, la Oficina Militar o la Oficina de Patrullas? —Y luego hacerlos comprar a precios ridículamente altos. Para aquellas personas que hacen pedidos como, —Tomaré 2 de esos y 3 de estos. Ah, olvídate de la primera parte y tomaré 4 de esos. Y para este, olvídalo… —Con el fin de perder el tiempo y causar confusión, Herscherik arrojaría las cuentas de un ábaco en su cabeza. Entregaría los bienes y exigiría el pago sin confundir una sola moneda de cobre.

Al final, incluso todas las frutas que se habían caído se agotaron, aunque a un precio más barato. Cuando Luisa regresó, la mitad de las mercancías en el escaparate ya habían desaparecido.

—Bienvenida de vuelta.

Herscherik tendió la bolsa llena de dinero y un pedazo de papel.

—Los clientes vinieron, así que yo atendí la tienda mientras tanto. Más o menos vendí todo a precio de mercado, así que creo que debería estar bien, pero…

Luisa abrió mucho los ojos mientras miraba el documento que Herscherik le entregó con tanta confianza. El tipo de fruta vendida, su precio unitario, la cantidad y el costo total estaban detallados en ella; en la parte inferior, la suma total se registró correctamente. Según la memoria de Luisa, esta fue la mayor venta de este mes.

—Como los chefs pueden cocinar las frutas dañadas y todo, así que se las vendí a un precio barato. También les pedí su dirección.

Cuando Luisa miró el lugar del que hablaba Herscherik, ciertamente había varias direcciones escritas en el margen del documento.

Luisa se quedó sin palabras por su brillantez, pero Herscherik tomó su reacción como una crítica.

—…Perdón por hacer algo innecesario.

— ¡Oh cielos, no! ¡Me sorprendió lo increíble que eres a pesar de ser tan joven!

Esto era algo increíble para un niño que aún no había cumplido 5 años, el hecho de poder lograrlo todo por sí mismo.

—Además de ayudarme, también atendiste la tienda… Tengo que agradecerte de alguna manera. —Luisa dijo, pensando profundamente en ello. Pero una idea de qué regalo apropiado dar al hijo de un aristócrata como una señal de agradecimiento realmente no apareció.

— ¡Entonces!

Los ojos de Herscherik brillaron ante las palabras de Luisa.

— ¿Te parece bien si vuelvo a jugar y te ayudo?

Estas palabras inesperadas sorprendieron a Luisa.

—Está bien; más bien, estaría agradecido por ello, pero…

— ¡Hurra!

Herscherik saltó de alegría y Luisa desistió. Después de todo, la persona misma dijo que quería hacerlo. Esa fue probablemente una parte digna de elogio del joven maestro.

Pero Luisa pensó para sí misma que no tenía la misma sensación de este niño que de los aristócratas que miraban a los plebeyos.

—Ah, debería volver a casa ahora.

Herscherik sacó su reloj de bolsillo. Aunque había abandonado el castillo poco después del mediodía, ya se habían hecho las 4 en punto. Existía la posibilidad de que, si no regresaba pronto, descubrirían que había desaparecido.

— ¡Vendré otra vez señorita Luisa!

—Sí, ¡estaré esperando!… ¡Y chico!

Luisa retuvo a Herscherik, quien comenzaba a correr.

— ¿¡Tu nombre!?

—Mi nombre es… Her…

Herscherik entró en pánico y se tragó sus palabras justo cuando estaba a punto de revelar descuidadamente su verdadero nombre. Podría terminar mal si revelara que tenía el mismo nombre que un príncipe.

Es por eso que decidió usar un nombre con el que estaba familiarizado.

— ¡Es Ryouko!

Entonces Herscherik se apresuró a regresar. Al verlo partir, Luisa repitió el nombre.

—‘Ryouko’, un nombre bastante inusual.

Después de eso, Herscherik apareció ocasionalmente en la ciudad del castillo y se detuvo en la tienda de Luisa. Ayudaría y contribuiría a las ventas mientras recopilaba información.

Al principio, los residentes de la ciudad del castillo observaban con curiosidad al joven aristócrata que ayudaba en el escaparate, pero antes de darse cuenta, se convirtió en una escena común; dentro de un día, el estado de ánimo se volvió decepcionante.

 ◆◆◆

En otra nota, Kuro estaba disfrutando de su esperado descanso y se dio cuenta de que Herscherik trabajaba activamente en el escaparate y eso hizo que se echara a reír, hasta el punto de que incluso tenía problemas para respirar.

| Índice |

5 thoughts on “Herscherik – Capítulo 5: Kuro, camino secreto y Ciudad del Castillo (2)

  1. Catarina faa says:

    Será que Kuro es el esposo de Luisa?
    Hm, quien sabe. Hasta ahora no puedo dejar de pensar en oushitsu kyoushi haine, los príncipes son mi inspiración para imaginarme a Hersche y su padre.
    ¡Gracias por la traducción!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *