Herscherik – Prologo: Infortunio inesperado, juego y accidente de tráfico

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


Ese día, la vida de Hayakawa Ryouko terminó.

Ella era una mujer normal que se puede encontrar en cualquier parte.

Su familia estaba compuesta por cinco personas, sus padres y dos hermanas menores. En todo caso, como ella era la hija mayor, su sentido de responsabilidad era fuerte. Sin embargo, era una persona sin ningún talento destacado en particular e incluso su apariencia era normal.

La única diferencia que tuvo con el público en general, fue que le encantaban los juegos, manga y novelas desde la infancia y no fue capaz de romper con eso.

Ella frecuentaba el manga café en vez de participar en citas en grupo. Estaba más absorta en los juegos que en la caza matrimonial. En lugar de disfrutar plenamente del mar en verano, dio prioridad a alinearse en el Mercado de Comics y adquirir botín de guerra — Ella era ese tipo de otaku hardcore y, antes de que se diera cuenta, ya tenía más de 30 años.

—Mi novio no saldrá de la pantalla.

Cuando se le preguntó sobre el matrimonio a la hija mayor, dijo aquello con una cara seria, los padres dijeron “Ah, esta niña realmente no tiene esperanza”, dando cuenta de diversos significados.

Ella les sacó la lengua a sus parientes que parecían avergonzados en el fondo, mientras añadía, “Porque son bidimensionales”, a lo cual, ella recibió un severo regaño de su madre más tarde. Se estremeció ante los puños de su madre, pero afortunadamente, los ataques se detuvieron en breve, gracias a que sus familiares establecieron una entrevista matrimonial.

Tal mujer trabajó como un empleado de oficina en la sede de una determinada empresa que cotiza en la bolsa de valores. Debido a que sus ingresos eran un poco más altos que otros del mismo sexo y generación, obtuvo un préstamo y compró un apartamento cerca de la casa de sus padres durante sus últimos 20 años, en consideración a su vejez.

Ella tampoco tenía intención de casarse ni tenía un amante. Apuntó para el pago completo temprano, pero si por cualquier ocasión conseguía casarse, el vivir en el apartamento estaba bien y venderlo también estaba bien. Esperaba una vida tranquila y despreocupada sola, mientras se concentraba en sus padres y en la vida de la vejez.

Dio prioridad a su afición, incluso con su trabajo como oficinista en una empresa. Entrenó a un joven y antes de que lo supiera, el joven obtuvo una posición departamental. Mientras derramaba lágrimas cuando el joven que ella cuidadosamente formó, se hizo cargo de otro departamento, ella entrenó a otro de nuevo… Pasó todos los días de forma productiva. No tenía ninguna duda de que este tipo de vida continuaría hasta el momento de su jubilación.

Aunque, esta vida cotidiana que nunca cambió para mejor, terminó abruptamente.

El día antes de su cumpleaños 35, aunque estaba cerca del invierno, mejor dicho, de lo más profundo del otoño, hubo una lluvia repentina cuando salió de la empresa después de trabajar horas extras. Hacía frío y la visibilidad era mala, la lluvia era impactante y tan ruidosa que parecía que el suelo se hundiría.

—El pronóstico dijo que sería simplemente una llovizna.

[Traducido por Reino de Kovel]

Ryouko sacó su paraguas plegable favorito de la bolsa mientras suspiraba. Había una baja probabilidad de lluvia de acuerdo con el pronóstico del tiempo de esta mañana e incluso si llovía, se detendría inmediatamente. El pronóstico estaba totalmente equivocado.

Puedo cenar en algún lugar mientras me refugio de la lluvia, pero hay algo que necesito hacer hoy… Lluvia idiota.

Ryouko suspiró mientras se hartaba por dentro. Para Ryouko, hoy no sólo es el día antes de su cumpleaños 35. Es la esperada fecha de lanzamiento del nuevo juego otome que Ryouko espera desde hace más de medio año.

No obstante, es lamentable que ella tuviera que trabajar horas extras. Por lo general, no trabaja horas extras. Dejaba su asiento en un tiempo fijo, desatendiendo las miradas implorantes de sus compañeros de trabajo. Pese a eso, el jefe le confió un trabajo que debe ser terminado hoy no importa qué. Es el triste destino que un adulto trabajador no puede declinar.

Pero, el tiempo no volverá atrás, no importa cuánto se arrepienta. Con el fin de obtener el juego, incluso un poco antes y aumentar su tiempo de juego, abrió el paraguas y trotó a su tienda de juegos favorita.

La tienda de juegos era su tienda favorita desde sus días en la escuela secundaria.

La razón por la que todavía reserva y compra en una tienda, aunque podría ordenar en línea y que se lo envíen a casa hoy en día, fue porque estaba familiarizada con la empleada que se mantenía con las últimas producciones y ella podía reservar productos que actualmente no podían ser reservados.

Incluso si era un poco vergonzoso para una mujer de más de 30 años comprarlos, no tenía ningún arrepentimiento, si ella podía hablar con pasión de su fetiche con la empleada.

— ¡Oh! ¡La señal cambió!

Sus monólogos aumentaron después de que empezó a vivir sola. Dando su opinión mientras veía la televisión, era una ocurrencia diaria.

El semáforo con un largo tiempo de espera delante de ella era la última barrera para su destino. Por otra parte, con esta temperatura fría y fuerte lluvia, esperar mucho tiempo fue difícil.

Además, un paraguas plegable es inadecuado para defenderse contra una fuerte lluvia. Incluso sus botas recién compradas, su abrigo favorito y su costosa bolsa de marca, estaban empapados de agua debido a la lluvia.

Ryouko se puso a correr y comenzó a cruzar el carril peatonal. La mala visibilidad y la cabeza llena del juego que jugará después de esto, redujo notablemente su atención.

En el momento en que Ryouko pisó la segunda línea blanca del paso de peatones, una bocina resonó como si rompiera el sonido de la lluvia.

Cuando giró la cabeza hacia el sonido, una luz blanca pura, seguida por un choque sordo, se transformó en el cielo y el suelo, como un movimiento lento.

Finalmente, un eco resonó con un ruido sordo, el paisaje desapareció de su visión y se hizo oscuro.

Ah, necesito contactar a onee-san y decirle que no podré ir hoy…

Aunque Ryouko estaba pensando en algo así, su conciencia se detuvo bruscamente como si un interruptor hubiera sido empujado.

Hayakawa Ryouko, quien estaba viviendo una vida ordinaria, conoció su rápida desaparición en un accidente de tráfico el día antes de cumplir los 35 años.

| Índice |

5 thoughts on “Herscherik – Prologo: Infortunio inesperado, juego y accidente de tráfico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *