¡Juro que no volveré a acosarte! – Capítulo 8: Todo depende de las emociones

Traducido por Devany

Editado por Shiro


Sorprendida de oír su nombre, de forma instintiva dirigió su mirada hacia donde escuchó provenir la voz. Pensar que un simple descuido suyo resultó en aquello le frustró en gran medida. Debió de haber comprobado la situación antes de acercarse, ahora el desarrollo había desembocado en el peor escenario posible, una situación típica de abuso e insultos, con chicas lanzando comentarios sumamente groseros sin considerar el lugar donde se encontraban. No era correcto armar un alboroto como este, era algo de sentido común.

—¿Eres consciente de lo mucho que tú y tus padres la han lastimado? ¿Qué tan absorta estás en ti misma como para no notarlo?

—Te estuve observando, es obvio que no eres bien versada en cuanto a etiqueta y modales. Por si fuera poco, eres de origen humilde.

Objetivamente hablando, si se consideraba la malicia en sus palabras, aquello era una escena terrible. En el pasado, Violette había hecho lo mismo, sin embargo, en este momento no podía evitar sentirse asqueada por la similitud entre aquella situación y sus antiguas memorias. Aunque se había alejado de todos porque no soportada las zonas concurridas, no esperaba que aquello le propinara encontrarse en el mejor lugar posible para observar esta escena.

Y para empeorar las cosas, esto le hizo recordar que no era la única que se involucró y fue tras Maryjun. Aún si ahora había cambiado, esta inesperada situación habría sido igual de problemática para ella en su vida pasada, quien sólo deseaba amar y ser amada.

Se están complicando las cosas…

Siendo honestos, Violette consideró que la forma de actuar de esas jóvenes sólo empeoraría su mala reputación. Sin embargo, no le correspondía involucrarse, aún si lo hacían por su propio bien. Sin importar lo que hicieran, seguían siendo libres para hacerlo. A pesar de que ella fuera traída a colación, seguía siendo algo que no le concernía. Después de todo, ella no gustaba de meterse en los asuntos de otras personas.

No era el lugar ni el momento para que ella interviniera impulsivamente, en el pasado actuó de esa manera y no le trajo nada de provecho. Por lo tanto, preferiría analizar las cosas con calma y resolver cualquier problema con madurez, evitando involucrar a personas externas. Ya suficientes experiencias dolorosas había vivido como para estar segura de ello, sin embargo todavía no podía creer que fueran capaces de armar un alboroto como este en su nombre… En ninguna de sus vidas, fuera la pasada o la actual, les había pedido que hicieran tales cosas. Pero al parecer, no importaba lo que pensara, siempre terminarían lastimando a Maryjun por el «bien de Violette».

— Vio… ¿te encuentras bien?

—Sí —dijo y asintió con la cabeza en respuesta a los preocupados ojos de Yulan. Estaba bien, pero muy cansada emocionalmente. Presionando su frente, trató de no volver a caer en aquel pozo sinfín de pensamientos negativos; ingenuamente creyendo que si aplicaba un poco de presión sobre ésta con sus dedos, aliviaría la tensión que sentía. Sin embargo, aquellas voces femeninas sólo iban en aumento, llamando cada vez más la atención y reuniendo a muchas personas a su alrededor.

Violette y Yulan también se acercaron. Ambos preguntándose por el causante del escándalo. Tasando la situación de manera objetiva, era obvio para ella que esas jóvenes a quienes no reconocía, eran las que habían iniciado un frente unido contra Maryjun. Sin embargo, no creía que esa fuera la única causa. Con este comportamiento, aquellas mujeres no sólo le generaban problemas a su hermana, también molestaban a las personas a su alrededor, incluyéndola. Y aun así, nadie las había regañado o intervenido. Todos fingían que nada pasaba, permitiendo que aquello siguiera adelante.

Al final, por más que no le gustara, no pudo pensar en otra solución más que encargarse por sí misma de aquéllo.

—Lo siento, ¿podrías cuidarme esto por un momento?

—Eh…

Dejando sus pertenencias a Yulan, dio un paso adelante, preguntándose qué era lo que planeaba hacer exactamente. Sentía pena por confundir a su amigo al decidir resolver esto ella misma, pero tenía confianza en que todo terminaría pronto… O eso esperaba.

Entendía que el acercarse a la fuente del problema claramente contradecía su plan de pasar desapercibida, pero el abandonar a Maryjun también iría en contra de su principal objetivo. Además, echando un vistazo a la situación, era obvio que la pelea de aquellas damas no tenía nada que ver con Violette, aunque aparentemente pareciera lo contrario…

Usar mi nombre para buscar pelea… es lo peor.

Creían que estaban haciendo justicia a Violette. Sin embargo, su método era incorrecto, incluso si lo hacían con buenas intenciones.

Los sentimientos terminaban afectando más a los involucrados. Al final, la gente era incapaz de pensar racionalmente una vez que se veían sobrepasados por lo que sentían. ¿Qué pasaría con esas chicas que, movidas por sus emociones, actuaban de esa manera por el bien de Violette? ¿Cómo se vería ella si no las detenía? Esas preguntas eran bastante fáciles de responder, y era precisamente por comprender los peligros de aquello que no podía hacerse la vista gorda con lo que estaba sucediendo.

Pero en este momento ya nada de eso importaba, ahora lo importante era descubrir cómo manejar la situación de una forma rápida y apropiada. No tenía suficiente tiempo para pensar por lo que, inconscientemente, empezó a bajar el ritmo de su caminata. Quería ir de prisa a la escena, pero no estaba en condiciones de hacerlo.

—Me pregunto qué trucos hiciste para ponerle las manos encima al duque… Seguramente buscas el poder de la familia Vahan, ¡no te lo permitiremos!

—¡Te equivocas! ¡Ni yo ni mi madre queremos eso!

—¡Sólo eres la hija de una prostituta, no te pongas descarada!

Como si estuviera asustada, Maryjun bajó la cabeza y cerró sus ojos. Aún si era una simple niña indefensa, estaba esforzándose con gran ímpetu por negar toda la malicia dirigida a su madre. En momentos como este, era la misma joven a la que una vez se enfrentó. Siempre amable y hermosa. Independientemente de cómo o dónde nació, era la chica ideal para ser amada. Era como una princesa, diametralmente opuesta a Violette. Seguramente ni Dios permitiría que la lastimaran.

Justo antes de que la mano que apuntaba a la cara de Maryjun la tocara, incluso antes de que Violette pudiera decir algo para detenerla, se alcanzó a escuchar una voz.

—¿Qué es todo este alboroto?

E inmediatamente todos se detuvieron.

La voz resonante era severa como un témpano helado, y aunque generaba escalofríos, era el arma apropiada para este momento, ya que no estaba destinada a herir sino a proteger. Era como un escudo usado por un príncipe para proteger a su princesa.

La mujer que parecía enfadada hacía un momento, pasó a estar pálida del miedo. Parecía que iba a llorar en cualquier momento. A pesar de que esas mujeres creían que hacían lo correcto por el bien de Violette, un oponente como él no era algo con lo que pudieran lidiar.

—Qué pasa con todo este alboroto en la fiesta del té organizada por la familia real… Exijo una explicación sobre esto.

Klaude Acruxis. No, no era un personaje de cuento de hadas ni de ficción romántica dirigido a las mujeres. No, él era nada más y nada menos que el próximo rey del reino de Julyre, el legítimo sucesor al trono.


Devany
Batallé con un montón con los nombres, al final decidí dejar Klaude porque Claudia suena muy femenino, qué oso xd, el príncipe malagradecido nos salió afeminado, okno. El acruxis es una derivación de la traducción de su nombre al japonés acrusis.

| Índice |

7 thoughts on “¡Juro que no volveré a acosarte! – Capítulo 8: Todo depende de las emociones

  1. Yinett says:

    Yeeey!!! Volvieron los memes (o tal vez nunca se fueron y solo yo no los veía :’v) Ufff que aliviada me siento con el nombre del príncipe, porque en serio, Claudia? Es verdad que puede que los nombres se tomen de manera diferente en Japón, pero Claudia si se pasaba xdxd.
    Muchas gracias por el cap.

    • Devany says:

      Nunca se fueron, descubrí que Tanuki olvido ponerlos >:v Luego le daré una queja, pero los memes siempre continuaran uwu

      Y ya se, que feos nombres a veces le ponen a los chicos jajajaja

      • Yinett says:

        Siii #memes4ever :v
        Probablemente Tanuki estaba muy ocupado saqueando los cultivos en el reino de Bakarina que se olvido de los memes…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *