Katarina – Capítulo 12: Me desafiaron a un partido

Traducido por Kaori

Editado por Kaori

Corregido por Sharon


Han pasado unas cuantas semanas desde que mi campo fue resucitado, y ahora es la mitad del verano. Finalmente oí la noticia de que Mary y el príncipe Alan se han comprometido.

Y hoy, cuando visitó la mansión Claes, inmediatamente traté de sacudirla para obtener información.

—Mary, así que el compromiso fue decidido. ¡Enhorabuena!

—Sí. Muchas gracias. Ahora soy la prometida de un príncipe también. ¡Voy a estar junto a la Señorita Katarina, estoy tan feliz!

Mary está muy contenta, pero… No suena a que la razón sea porque está anhelando a Alan.

—Uhh, ¿ya has conocido al príncipe Alan?

—Sí. Ya lo conocí.

—Y, ¿cómo fue?

—¿Cómo fue qué?

—Bueno… ¿Qué piensas de él…?

Después de todo, todavía me siento un poco culpable por robar su famosa línea de captura antes. Me pregunto si el príncipe Alan fue capaz de atraer a Mary sin su mejor línea.

—Era una persona muy guapa. Oh, y me elogió de la misma manera que Katarina hizo por mi jardín.

—Ohh. ¿Y entonces?

Hmm. Por ahora, sigue el escenario. Lo que me preocupa es lo que viene después.

—¿Qué quieres decir?

—Uhh, ¿hay algo después de eso?

—Eso es todo lo que hay.

Mary me miró con curiosidad.

¡¿Qué es esto?! ¡¿Eso es todo?! Oh no, ¿qué pasa con las líneas en cuestión…? ¿No se las dijo?

—Bueno, eh… Me pregunto si dijo algo sobre el pulgar verde de Mary.

—Pulgar verde… Cielos, Señorita Katarina, ¿escuchó todo?

—Oh, ¿eso significa que lo dijo? ¿Es correcto?

—Es muy vergonzoso. De ninguna manera, que la Señorita Katarina escuche tal cosa… —Por alguna razón, Mary parece un poco tímida.

—Oh, así que lo dijo… ¿Eh? ¿Yo?

—Sí, quiero decir, ¿estás realmente escuchando? Le dije a Alan lo que usted dijo, que tengo un pulgar verde.

—¿Eh? ¿Le dijiste eso tu misma? Además, ¿qué dije yo exactamente?

—Sí, estaba muy feliz de escuchar algo así de la Señorita Katarina, así que también se lo dije al príncipe Alan.

Sus mejillas enrojecieron mientras recordaba.

Así que, ¿qué significa eso? Le dijo que yo elogie primero su pulgar verde por ser una existencia especial, así que el príncipe Alan nunca tuvo la oportunidad de decirlo.

Y entonces, él no tuvo nada más que decir. Ya lo había dicho yo.

Lo siento, príncipe Alan.

A pesar de eso, parece que Mary todavía tiene una impresión favorable del príncipe, pero no ese tipo de impresión…

Realmente lo siento mucho, príncipe Alan.

Bueno, ya que están conectados por un compromiso, todavía tiene la oportunidad de hacerla darse cuenta del encanto de un príncipe. Buena suerte, príncipe Alan.

—¿Se encuentra bien su estómago? —me preguntó Mary. Al parecer, se preocupó porque me quedé mirando a lo lejos. Realmente es una buena señorita.

Ya que he interferido con la felicidad de ambos, espero que puedan encontrarla.

No puedo actuar como intermediaria, pero decidí animarlos desde el fondo de mi corazón.

♦ ♦ ♦

Y luego, unas semanas después. Estaba cosechando la última de las verduras del campo.

—¡Señorita, el príncipe está aquí para verla sobre algo!

Por alguna razón, Anne parecía estar en pánico.

—Realmente Anne, ¿por qué estás tan asustada? Ya que es el príncipe Jared, ¿no está bien que venga aquí para encontrarme como de costumbre?

Al principio nos saludábamos solemnemente, pero después de tres días haciéndolo, Jared mismo que no era necesario, y por lo general venía a encontrarme.

Se ha acostumbrado por completo a mi apariencia en ropa de trabajo, así que no hay necesidad de cambiarme para darle la bienvenida. Por lo tanto, no hay razón para entrar en pánico.

—No es eso, Señorita. No es el príncipe Jared.

—… ¿Huh?

¿Qué estás diciendo, Anne? No hay fiesta ni nada hoy, así que no debería haber ningún príncipe que me visite aparte de mi prometido. Saqué un pepino bien cultivado.

—¡El hermano menor del príncipe Jared, el cuarto príncipe, Su Alteza Alan ha venido!

—Huh… —Involuntariamente, dejé caer el pepino encima del suelo—. ¿Por qué?

—No sé por qué está aquí, pero quiere conocer a la Señorita Katarina.

De alguna manera, tuve la premonición de que algo realmente molesto estaba a punto de ocurrir.

Volví a la mansión y me puse ropa de dama con la ayuda de Anne, antes de dirigirme al cuarto de huéspedes para conocer al príncipe Alan. Llegué a la habitación a toda prisa, encontrándome a un muchacho con una actitud soberbia encorvado en una silla.

—Me hiciste esperar.

Este chico, ni siquiera me saludó adecuadamente en mi propia casa, y muestra tal actitud. Es terrible. Por reflejo, mis mejillas empezaron a crisparse. “¿Cómo se atreve a visitar sin anunciar con ese tipo de actitud?” es lo que me gustaría replicarle, pero… Sólo un niño de ocho años de edad.

Mentalmente tengo diecisiete, con nueve años más, y soy un buen adulto, me repito.

—Lo siento muchísimo. Tomé demasiado tiempo para prepararme. Mi nombre es Katarina Claes.

—Soy Alan Stuart.

Lo saludé como un adulto y con una sonrisa, pero una vez más, mostró una actitud prepotente.

Alan Stuart. Puesto que es un objetivo de captura, es bastante guapo. Pero, no se parece a su gemelo Jared. Si Jared es un príncipe del tipo ortodoxo con el pelo rubio y los ojos azules, la belleza de Alan tiene aire salvaje, con su pelo plateado y ojos azules.

Sin embargo, a pesar de que es tan guapo… Es un mocoso arrogante. Era como la Katarina mimada egoísta antes de que mi memoria regresara.

Aunque Jared es también un príncipe, no es tan arrogante. Su personaje en el juego siempre pensaba algo desconocido en el interior, pero en la superficie siempre estaba tranquilo y humilde.

Eso es lo que estaba pensando mientras observaba al egoísta príncipe Alan.

—Katarina Claes. Vine hoy porque tengo algo que decirte.

Por alguna razón me dirigió una mirada afilada.

—Uh… ¿Qué podría ser?

Honestamente, no tengo ni idea de lo que Alan querría conmigo. Bueno, soy la prometida del príncipe Jared, pero eso no debería tener nada que ver…

Si es justo como en el juego, entonces todavía debe evitar a Jared. No debería haber una razón particular para venir a mi casa.

—Conoces a Mary Hunt, ¿verdad?

—… Eh, ah, sí.

¿Huh? ¿Por qué menciona a Mary?

—He oído decir a Mary que ustedes dos son muy unidas.

—Sí. Tenemos una relación muy buena.

La mirada de Alan se hizo aún más aguda. ¿Qué es esto, qué quiere decir?

—Mary Hunt se ha convertido en mi prometida. ¿Sabías tú eso?

—Sí. Me han dicho.

—Si lo sabes, ¡deja de seducirla!

—¡¿Qué es esto sobre seducir?!

Alan me fulminó con el máximo poder. Quedé tan atónita que no podía hablar.

No, ¿de qué estás hablando este príncipe? ¿Está bien? ¿Cuándo he seducido a Mary…? ¡Él dice que seduje a su compañera! Por cierto, Mary es realmente linda y gentil y me gusta mucho, y también me gustaría llevarme bien con ella a partir de ahora… ¡Quiero tenerla, pero no he pensado casarme! ¡No me muevo para ese lado!

Sin embargo, Alan ignoró mi aturdimiento y siguió atacándome.

—¿Estás pretendiendo no saberlo? Siempre que la invito, ella dice “Prometí ver a la Señorita Katarina” y me rechaza, ¡e incluso cuando estamos juntos sólo habla de ti! ¡Todo acerca de Mary es tan puro, no puede ser otra cosa más que la estás seduciendo!

—Oye, ¿qué es esto? ¡Esta es una acusación falsa! —le grité, incapaz de actuar como una adulta ante su alboroto.

—¿Qué quieres decir? ¡Es la verdad! ¡Con tal rostro, engañaste a una Mary tan pura!

Este príncipe arrogante, me condenó a la villanía sólo por mi rostro. Qué desagradable idiota.

—¡No hay manera de que eso sea verdad! ¡Es culpa tuya haber invitado a Mary cuando ya prometió venir a mi casa! ¡Además, si fueras más atractivo entonces ella iría a verte siempre que la invitases! ¡Simplemente te falta atractivo! ¡Y, sólo habla de mí porque te encuentra aburrido!

—Falta de atractivo… aburrido…

Le grité sin pensar en un ataque de rabia. Me asusté cuando terminé.

El príncipe Alan ante mí parece haberse congelado… Esto es malo. Lo he hecho ahora. Le he dicho cosas terribles antes de que me diera cuenta. En primer lugar, esto podría ser en parte porque le robe sus líneas… Sin embargo, una vez más, no puedo recuperar lo que ya he dicho, así que no hay necesidad de llorar sobre la leche derramada. Empecé a sudar frío.

—Jajaja. Esta es la primera vez que se han burlado en mi cara.

—Uhh~ Eso fue… Uh…

Su rostro parecía que estaba a punto de estallar en cualquier momento. Ahh, he dicho algo irrevocable.

—Espero que estés preparada, Katarina Claes. Esa tontería, lo tomaré como un desafío contra mí.

No, no, nada de eso. No tenía intención de desafiarte. Acabo de tener un pequeño desliz de lengua…

—Ten un partido conmigo —declaró en voz alta.

♦ ♦ ♦

—Y, ¿por qué se volvió de esta manera?

Anne me miró con una expresión llena de incredulidad. Estábamos en el jardín de la mansión, frente al árbol más alto.

—Bueno, Alan dijo que me dejaría decidir el método por ser mujer.

—Incluso si eso es así, que el príncipe de un país y la hija de un duque… Algo como escalar árboles… es tan…

—Quiero decir, es lo único que se me vino a la mente cuando pensé en lo que era buena…

—No, en primer lugar, ¡el príncipe Alan definitivamente nunca ha hecho algo como escalar un árbol! ¡Se quedó congelado por completo cuando lo dijo!

—No, pero él fue quien lanzó el desafío en primer lugar…

De hecho, cuando le sugerí “Escalar árboles” para el método de nuestro partido, se congeló completamente. Su boca permaneció abierta e inmóvil durante diez segundos. Sin embargo, cuando le pregunté si no sabía hacerlo, él se descongeló y aceptó con un grito.

Por lo tanto, junto con Anne, Alan y sus sirvientes, actualmente estábamos de pie delante del árbol más alto en el jardín. Por cierto, mi inteligente y amable hermanastro se fue a distraer a mi madre para que no se enterara de esta conmoción.

Las reglas del partido son simples. Quien llegue a la cima primero gana. Alan miró fijamente al árbol con la boca abierta por un tiempo, pero parece haberse determinado y enrollado las mangas. Sin embargo, sus sirvientes estaban haciendo bastante alboroto. Se oyeron comentarios desesperados como “príncipe, es peligroso” y “por favor deténgase”.

Yo ya me había cambiado de ropa que era fácil para moverse, y estaba totalmente preparada.

—Entonces, príncipe Alan. ¿Estás listo?

—Estoy listo en cualquier momento.

—Entonces, comenzaremos con la señal del sirviente.

—B-Bien.

Y luego, con todo el mundo viendo, el partido comenzó.

Terminó de inmediato.

Por supuesto, fue mi abrumadora victoria. Subí el árbol tan suavemente como de costumbre, y llegué a la cima en sólo unos minutos.

Sin embargo, en cuanto a Alan… En primer lugar, es probable que nunca haya subido a un árbol. Mientras yo subía, él se quedó dudando en la primera rama.

Y así, gané el partido abrumadoramente, pero…

—Príncipe. Con esto, el partido ha terminado. ¿Eso está bien?

¡Ni siquiera pienses que la realeza mimada que ni siquiera ha subido a un árbol en su vida puede vencerme a mí, que era conocida como un mono en su vida pasada!

Le dirigí una sonrisa triunfal. Entonces, Alan me fulminó con la cara frustrada.

—Todavía no ha terminado…

—¿Eh?

—¡Otra vez! No estaba preparado por ser la primera vez.

Acaba de admitir que fue su primera vez. Nunca lo había hecho antes. Debería haberlo dicho desde el principio, qué pretencioso.

—¿Está seguro? No me vencerá tan fácilmente.

—¡Es justo lo que quiero!

Y así, Alan me desafió muchas veces, pero… El resultado fue siempre el mismo. Bueno, es una conclusión natural.

—Definitivamente voy a ganar la próxima vez. ¡Prepárate! ¡Volveré! —declaró mientras se iba.

Realmente es un mal perdedor.

Y así, desde entonces, me convertí en el rival de Alan.

| Índice |

6 thoughts on “Katarina – Capítulo 12: Me desafiaron a un partido

  1. Cerezoo-chan says:

    Ja ja ja ja ella no se mueve para ese lado 🤭🤭🤭🤣🤣🤣
    Ademas la sedujo wajajajaj esa conclusión se lleva el trofeo en este capítulo 🤣🤣🤣

    Muchas gracias por el capítulo 🌸💜🌸💜

  2. Aurora says:

    Jajaja ¿Seducirla? Este príncipe Alan está realmente demente, pero el contraataque de Katarina fue genial… Falta de atractivo, aburrido… Jajaja. Me muero por ver como evoluciona esta novela junto con todos sus personajes.
    Gran capítulo. Muchas gracias por la traducción

  3. Rafael Alejandro Ignacio Peterson Escobar says:

    me agrada alan,determinado,algo salvaje…se merece a esa loli…pero las estupidez de bakarina es deslumbrante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *