Katarina – Capítulo 6: Interactuando con mi hermanastro

Traducido por Kaori

Editado por Kaori

Corregido por Sharon


Al día siguiente, cuando Keith llegó a desayunar, parecía estar descansado. Terminé de comer lo más rápido que pude, e inmediatamente le invité a venir conmigo.

—Ya que el tiempo es tan agradable el día de hoy, te guiaré por el jardín. Ayer te fuiste a descansar inmediatamente, es probable que no tuvieses oportunidad de mirar los alrededores, ¿verdad?

—Ah, sí, muchas gracias, Señorita Katarina.

Keith es muy educado y formal… Me sentí de mal humor.

—Keith, a partir de ahora somos hermanos, está bien que me llames hermana. También sería bueno que no uses honoríficos o hables de manera educada.

—Pero… Eso sería grosero… —dijo muy tímidamente.

—Hombre, ¡¡ya que somos hermanos está bien!! Y es mi sueño que me digan hermana, así que te pido que me llames así.

Mis ojos estaban brillando y respiraba con dificultad. Keith tenía una cara muy sorprendido.

—Voy a estar a su cuidado, hermana —dijo con cierta torpeza.

 Mi hermano es tan lindo, estoy en el cielo.

Y así, me lleve a Keith al jardín, donde había un hermoso cielo azul, y un clima perfecto para dar un paseo. El jardín de la Familia Claes era verdaderamente digno del duque. Había incluso un pequeño arroyo y un estanque.

—Oh, la pequeña corriente de aquí tiene algunos peces. Incluso se puede pescar.

—¿Pescar…? —Keith miró a la corriente con una mirada en blanco en su cara.

—Sí, pescar, ¿nunca lo has hecho antes?

—Sí.

—¡Entonces, vamos a hacerlo juntos! ¡Soy bastante buena!

—¿Tenemos equipo de pesca?

—Sí, ¡voy a enseñarte, Keith!

Asentí con orgullo, mientras que él estaba muy sorprendido. Es la única expresión que mostró durante todo este tiempo. Pues bien, aunque no he tenido ninguna práctica desde que soy Katarina, solía ser capaz de llenar cubos hasta el borde con carpas y cangrejos de río en mi vida anterior. Por supuesto, también debería poder hacerlo en este mundo.

Después de eso, le mostré mi campo, el cual con la ayuda del jardinero y los otros criados, se había vuelto bastante decente. Algunas semillas que planté ya tienen brotes.

—Estas son las berenjenas, y estos son los tomates. —Le presenté las diversas verduras. Los vegetales de este mundo parecen ser los mismos que en mi mundo anterior.

—Este campo, ¿lo hiciste tú?

—Sí, al principio lo hice por mí misma… Pero, ya que era demasiado difícil para una aficionada trabajar sola, ahora también viene el jardinero y los sirvientes de la familia a ayudarme. Cuando se coseche todo, me comprometí a tener una fiesta con todos. Por supuesto, vamos a comer todos junto a Keith.

Si nos fijamos en el Keith de hoy, se podría pensar que su cara está pegada permanentemente en una posición sorprendida.

Mientras observaba al adorable Keith boquiabierto, recordé sus ajustes del juego. Pasó la mayor parte de su tiempo en su habitación. Supongo que nunca jugó mucho por aquí. Quiero mostrarle más y más cosas divertidas.

—Keith, sígueme, te llevare a mi lugar favorito. —Tomé su brazo y empecé a caminar rápidamente. —Es aquí.

Señalé un gran árbol al borde del jardín. El árbol más alto del jardín Claes ahora es mi lugar favorito. Puedo leer un libro apoyada en él, y también, tomar una siesta en la sombra. Y, lo mejor de todo…

—Puedes tener una vista impresionante del paisaje si subes este árbol.

Sí, ya que es el más alto del jardín, se puede ver todo y disfrutar de una bonita vista. Katarina antes de recuperar sus recuerdos nunca había subido a un árbol, pero yo soy diferente. Como si mi sangre de mono me estuviera llamando, no tuve más remedio que subir. Marqué rápidamente el árbol como mío y siempre lo conquisto en medio de medio de mi trabajo en el campo.

—¿Se sube a los árboles?

—Sí, trepo a los árboles. ¿Lo ha hecho antes, Keith?

Su boca quedó una vez más, ampliamente abierta y movió la cabeza en negación.

—Pues bien, te voy a enseñar. En primer lugar, empieza a ver como subo, ¿bien?

Como lo dije, me quité los zapatos, enrollé mi vestido, y empecé a subir. Dado que llevaba puesto un vestido y no la ropa de trabajo de siempre, era más difícil de moverse que lo habitual, pero todavía pude deslizarme con bastante rapidez.

En mi vida anterior, comenzaron algunos rumores sobre grandes monos en la montaña donde jugaba… Ya que mi familia estaba incómoda al respecto, me pidieron que parara una y otra vez…

Subí el árbol sin problemas.

Poco a poco me acostumbré y aumenté mi ritmo. No es ningún problema.

Yo, a quien llamaban un genio para escalar árboles, sólo tenía un defecto. Siempre me dejaba llevar. Tanto mis padres y maestros me dijeron que tuviera cuidado. En primer lugar, la razón por la que morí en mi mundo anterior parece ser algo similar… E incluso después de que se reencarné, por desgracia, mi mal hábito no se curó.

Cerca de la mitad del árbol, me dejé llevar y saludé a Keith con una gran sonrisa en mi cara. Como iba tarareando, me estaba dejando llevar todavía más y me anime. Al final, perdí el equilibrio y me caí.

Mientras estaba cayendo, como en cámara lenta, recordé a mi familia llamándome idiota cuando moría en mi vida anterior.

Caí a tope por primera vez en el suelo, con un ruido sordo. Estaba mentalmente preparada para quedar bastante lesionada, teniendo en cuenta la altura, pero… ¿Eh? Apenas duele. Debo ser bastante resistente. Por otra parte, se siente como si el suelo debajo de mí fuera muy suave, por alguna razón.

Y cuando miré debajo…

—¡¿K-Keith?!

¿¿No está mi precioso hermanito debajo de mi trasero?? Por otra parte, él es débil y se derrumbó.

—¡No! ¡Keith favor no mueras! A pesar de que había conseguido un hermanito tan lindo… —lloré mientras sostenía el brazo inerte de Keith. Esto sin duda debe ser mi castigo, por siquiera pensar en abandonar mis sentimientos por él en una caja debajo de un puente… De ninguna manera puede mi hermano pequeño y lindo morir a causa de mi trasero…

Lloré un montón de lágrimas y mi nariz comenzó a moquear.

—Keith, por favor no mueras…

—Um, ¿hermana?

—Por favor, no mueras… Es imposible que haya matado a mi hermanito con mi trasero… Keith…

—Um, ¿hermana? ¿Estas escuchando?

—¡Por favor, no mueras, Keith!

—¡KATARINA!

De repente, cuando miré a Keith quien había gritado inesperadamente mientras me aferraba, me encontré con sus claros y brillantes ojos azules.

—¡¿Keith?! ¡Por dios, ¿estas vivo?!

Me conmovió tanto que lo abracé con fuerza. Pareció quedarse rígido entre mis brazos.

—Oh no, Keith, ¿te duele en algún lugar?

—Un poco, pero está bien. Sólo me golpeé la espalda.

A pesar de que dijo eso mientras sonreía, todavía parecía un poco extraño. Sin duda, debe estar enojado conmigo.

—Keith, espera un poco por mí, ¿bien? Voy a correr de inmediato a la mansión y traer a algunos sirvientes para que te lleven de vuelta.

Como era una plebeya en mi vida anterior, nunca había llegado realmente a acostumbrarme a tener sirvientes, pero pensar tendría que necesitarlos hoy, en un lugar como este… Dejando atrás Keith, quien parecía estar bien por ahora, corrí hacia la mansión.

♦ ♦ ♦

La herida de Keith estaba un poco roja, pero por suerte no fue un gran problema, es algo que se curara muy pronto.

Aunque me arrodillé ante Keith y me disculpé, mi angelical hermano pequeño solamente dijo:

—Es bueno que no estés lesionada. —Su bondad casi me hizo llorar de nuevo.

Y así, fui perdonado por Keith, y mi padre y los sirvientes de la familia me advirtieron que tuviera más cuidado en lo que hacía a partir de ahora, y todo terminó… Eso es lo que pensé, pero…

Después de terminar la cena, mientras estaba acostada en mi cama, por alguna razón, fui llamada por mi madre. Francamente, ya que me había estado evitando desde el compromiso con el príncipe por el incidente del campo, me preguntaba qué podría necesitar. Por el momento, le pedí a Anne que arreglara mi despeinado pelo, y luego me dirigí a su habitación.

Mientras caminaba, lo recordé de repente.

Ahora que lo pienso, en el juego, la madre de Katarina, la duquesa Claes, también era bastante dura con Keith. Ella había entendido mal y pensó que Keith podía ser un hijo ilegítimo.

De hecho, escuchó un rumor de los sirvientes cuando trajeron a Keith, que decían que los ojos azules del niño eran similares a los de padre…

La duquesa Claes, también conocida como Miri Diana se casó con el duque Luigi  Claes, pero no fue por amor. No es algo raro en la nobleza, pero…

A pesar de que Luigi Claes es ahora sólo un inútil hombre de mediana edad que es locamente cariñoso con su única hija, solía ser un hombre que estaba detrás de las señoras. El número de mujeres que querían casarse con él eran tan numerosas como las estrellas.

Miri Diana es la segunda hija del duque Ades, una familia de igual posición a la de la Familia Claes, con una fuerte mirada que escondía su timidez, y cuyo matrimonio fue decidido por ambas familias. Como el duque Ades le preguntó a Luigi Claes si podía cuidar de su hija, él fue obligado a casarse con ella cuando el duque falleció.

Era como si ambos usaran máscaras, aunque no hasta el punto en que se odiaban, pero Katarina sentían como si fueran hostiles. Por eso, cuando miraron al joven Keith y sus ojos tan similares a los de mi padre, se rumoreó que Keith era el hijo de una de las amantes del maestro.

Aunque los rumores de que “La Señorita lo hizo de nuevo” borraron los anteriores…

Con este tipo de chismes volando alrededor, sé que Keith no es hijo ilegítimo del padre debido a mi conocimiento del juego, pero mi madre no tiene ese beneficio. Para que tanto Keith y mi madre se beneficien, tengo que hacerle saber que él no es el hijo de una amante.

De esta manera, llegué a la habitación de mi madre mientras que pensaba en muchas cosas.

Cuando entré, por alguna razón, mi padre y Keith estaban presentes también.

Eh, ¿qué? ¿Qué es esto? 

Mientras que estaba poniendo nerviosa por no saber cuál era la situación, miré a mi padre, pero él me devolvió la mirada diciéndome que tampoco tenía ni idea de lo que estaba pasando. Por supuesto, Keith también parecía como si no supiera nada, y tenía la cabeza inclinada en silencio, en esta innecesariamente gran habitación.

Mientras tanto, en esta atmósfera indescriptible, madre explicó la razón para llamar a todos los aquí presentes.

—Mi marido, Keith, Katarina, tengo algo importante que decirles.

Parecía como si tuviera una grave expresión en su cara.

—¿Exactamente qué está pasando tan de repente, Miri Diana?

El ambiente de ultratumba causado por madre hizo que padre pusiera una expresión rígida. Mirando los ojos de su esposo profundamente, madre bajó la cabeza.

—Por favor, encuentre su propia felicidad y divórciese de mí.

Este repentino comentario, causo que todo el mundo, mi padre, yo, Keith y a los que servían en la habitación, quedaran completamente perdidos. Estando petrificados en nuestros lugares, madre siguió hablando con los ojos llenos de lágrimas.

—Independientemente que te hayas casado conmigo, a pesar de mi elevada edad en el matrimoni, mi única hija resultó de esta manera… Por otra parte, después de haberle dado a su importantísimo hijo Keith tal lesión… Lo lamento profundamente. Voy a llevar a esta torpe hija conmigo a casa de mis padres. Mi marido, por favor, encuentre la felicidad con Keith y su madre.

Es decir, le está pidiendo el divorcio y que sea feliz con Keith y su madre.

Bueno, en realidad, no hay tal amante, pero… A pesar de ello, que mi madre diga frente a mí que soy una hija torpe… Bueno, puede que mis padres anteriores también lo dijeran a menudo…

El ambiente en la sala era como el de una furiosa tormenta de nieve que no cesaba. Nadie sabía lo que podría suceder. Mientras tanto, en ese tipo de ambiente, mi valiente padre abrió la boca.

—¿De qué estás hablando, Miri Diana? Dejando el tema de Keith a un lado, ¿quién exactamente, es su madre?

—Usted no tiene que ocultarlo más, ya sé que es el hijo de mi marido con su amante. Por todos los medios, debe casarse con ella, y yo tomaré a esta torpe hija mía y desapareceremos inmediatamente. Le deseo a mi marido la mayor felicidad con la persona que ama… Como tal, Katarina, por favor prepárate inmediatamente para salir —dijo rebosante de lágrimas. Sentía como si estuviera a punto de lanzarse fuera de la mansión en este mismo instante.

Por otra parte, también se va a llevar a su “torpe hija” con ella.

Claro, madre parecía pensar que Keith era el hijo de una amante, pero… De ninguna manera, llegar a algo como eso… Parece que el incidente en el que me caí del árbol encima de Keith pudo haber sido la gota que derramó el vaso.

Seguramente no se divorciarán solo por esto… Todo el mundo en la sala se congeló mientras se miraban entre sí.

Sin darnos cuenta, de alguna manera mi padre se movió al lado de mi madre y colocó su mano suavemente en su hombro. Tenía una cara muy triste. De alguna manera u otra, parece como si estuviera a punto de llorar. Bueno, es natural, ya que han sospechado de una relación inexistente, y le pidieron el divorcio.

—Mi esposo —Madre levantó la vista con lágrimas en los ojos.

—Miri Diana, cuando nos casamos, ¿no se dio cuenta que yo movía los hilos desde el principio?

—A pesar de que había tantas otras candidatas adecuadas… Sé que sólo se casó conmigo por obligación a mi padre, el duque Ades. Lo siento mucho por eso…

Mientras ella decía eso con la cabeza agachada, fue abrazada repentinamente por mi padre. Eh, ¿qué es este desarrollo? La habitación entera de gente, incluida yo, simplemente los observamos aturdidos.

—Miri Diana, esto es lo que has estado pensando… Siento no haber sido consciente de nada. Debido a que no le he podido decirle adecuadamente mis sentimientos, he hecho una gran injusticia. Miri Diana, permítanme decirle de nuevo. Te amo.

—M-Mi marido…

—Cuando nos encontramos por primera vez gracias al duque Ades, me enamoré a primera vista. Al escuchar que todavía no habían decidido tu matrimonio, fui lo suficientemente feliz como para subir al cielo, y decidí hacer uso de la fuerza para casarme con usted. Pero, después de eso, siempre he pensado que me odiaba porque la obligue a casarnos…

—… No, yo también me sentí atraída a primera vista. Pero… pensé que me odiaba por estar obligados a casarnos…

—Miri Diana, simplemente nos malentendimos mutuamente.

—Mi marido…

El baño de sangre por el divorcio se convirtió en un juego de amor. Ahora están en un estado donde sólo pueden verse al otro con dulzura.

Keith, los otros criados, sólo permanecimos de pie, sin hacer nada, boquiabiertos. Sin embargo, la obra de amor entre mis padres continuaba en… la cama.

—Señorita, y joven maestro. Ya que es casi la hora de descansar, vuelvan a sus habitaciones.

Fuimos echados de la habitación por un fiel servidor.

Por supuesto todos los otros sirvientes se retiraron, así que probablemente el juego de amor de esas dos personas se desarrollará aun más ahora que están solos.

Me quedé afuera durante un tiempo, pero regresé a mi cuarto por la demanda de un sirviente.

—Ha sido un largo día, buenas noches —le dije a Keith antes de regresar.

—Buenas noches, hermana —me respondió con una expresión complicada antes de regresar a su habitación.

Uf. Estaba tan cansada en vano.

En primer lugar, mi padre siempre elogia la cara de esta villana de la misma manera sin fin que a madre como “mi ángel, mi mundo más lindo,” Estoy segura de que esta cara debe verse muy bonita. Mi padre es un tradicionalista cuando se trata de belleza, supongo… Cada uno tiene diferentes preferencias.

Sin embargo, esto también debe resolver el malentendido sobre Keith de ser hijo de una amante, y como tal, ella no debería ser tan dura con él.

En particular, este problema había sido resuelto sin que yo hiciera algo…

De esta manera, mi innecesario largo día, por fin ha terminado.

| Índice |

6 thoughts on “Katarina – Capítulo 6: Interactuando con mi hermanastro

  1. Ever09th says:

    Modo automático y este tienen demasiadas cosas iguales, jaja, me parece raro que no hayan cancelado alguna por “plagio”, ya saben como son los asiáticos 😕

  2. WishingBeA5tar says:

    Keith, los otros criados, sólo podíamos estar de pie, sin hacer nada, excepto que estábamos boquiabiertos. Sin embargo, la obra de amor entre mis padres continuaba en…… (la cama)
    Jajaja creo que ya todos sabemos como terminó esto 7w7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *