Katarina – Volumen 4 – Capítulo 1: El incidente ocurre de repente (3)

—Oh, por cierto, había algo que deseaba preguntarte, señorita.— dice Anne cuando casi habíamos acabado con los preparativos para la partida. Ella me estaba ayudando con ello.

Aunque normalmente Anne siempre me acompaña sin importar a donde vaya, ella no vendrá en esta jornada. Ella estaba dudando, diciendo que estaba preocupada por mí yendo por mi cuenta. Pero el que Keith huyó de casa no se ha hecho público, se pensó que no sería buena idea llevar a un gran grupo de gente. Así que se minimizó el número de personas que vienen. Pero la partida incluye a Lahna, siendo una de las más influyentes en el Ministerio de Magia, una usuaria de magia de luz, un usuario de magia negra y el príncipe que puede hacer lo que sea. No creo que haya nada de lo que preocuparse con esta bastante inmejorable alineación.

Le dije eso a Anne, pero insistió con fuerza, —No estoy preocupada por eso – estoy preocupada por tu vida diaria, señorita.

Pensé que podía cuidar de mí misma yo sola, pero Anne se enfadó y me dijo, — ¡Una señorita que pretende dejar la casa con un vestido arrugado y sin cepillarse ni un pelo de su cabeza, no puede ciertamente cuidar de sí misma!

Pero mi pelo es naturalmente liso así que no necesito realmente cepillarlo, y creo que incluso si mi vestido está un poco arrugado no es realmente un problema tan grande como para que no lleve… Intenté ganar a Anne prometiéndole que lo haría todo apropiadamente, pero sólo respondió, —No hay nada menos seguro que tu definición de apropiadamente, señorita.

Qué sirvienta tan dura. Ya que nadie más, ni siquiera Jared que es un príncipe, tendrá a alguien acompañándolos, yo siendo la única que lleve a Anne es un poco… Aunque ella puede ser confiable, sería como si fuera la única en tener a mis padres conmigo en un viaje escolar. En medio de mis problemas por mi deseo de ir sola, María fue mi salvación.

—En ese caso, yo cuidaré de Katarina-sama. —dijo con una sonrisa divina.

—Si tu lo dices, María-sama. —Anne realmente accedió, a pesar de no haber ni siquiera considerado mi declaración hace un momento de que haría todo por mí misma.

Estaba un poco infeliz por cuán diferente trataba Anne a María en comparación conmigo… pero de cualquier forma el punto es que gracias a María, fui capaz de evitar este embarazoso sentimiento de ser la única en tener a sus padres en el viaje escolar. Pero Anne todavía me ayudó felizmente con mis preparativos para el viaje.

—Señorita, ¿dónde planeas empezar?

—Huh, ¿dónde? —Digo, con mi boca abierta por la confusión. No entiendo a qué se refiere.

—A lo que me refiero es a dónde planeas buscar a Keith-sama. Para empezar, ¿dónde planeas mirar?

—…Huh.

Estaba muy preocupada por la pregunta de Anne.

—Que, señorita, ¿no me digas que no has considerado dónde ir? Anunciaste que te dirigías a fuera tan confidencialmente – los preparativos para tu jornada casi están listos – pero no has pensado sobre ¿a dónde ir?

—…

—…Señorita.

No, Anne, no me mires así… Estoy impactada conmigo misma ahora también. Estaba tan metida en la emoción de liderar una jornada para buscar a Keith que he olvidado completamente sobre a dónde ir.

[Nota Naiarah: bam!! no puede ser… lo siento me he golpeado la cabeza contra el teclado… cómo se le puede olvidar lo más importante de todo??? -.-’’]

Para ser franca, en este momento, tengo cero ideas de dónde puede estar Keith. Ni siquiera sé en qué dirección se fue – si fue al este, o al oeste, o tal vez incluso al sur o al norte. A este ritmo, no sabré a dónde ir en mi jornada… Uhhh, ¿qué debería hacer? El día que planeamos organizar la jornada se acerca rápidamente. Seriamente, ¿qué debería hacer?

En medio de mis problemas de nuevo, mi segunda salvadora fue Lahna, una poderosa figura en el Ministerio de Magia. Fui al Ministerio, esperando consejo sobre hacia dónde ir aunque queda menos de un día hasta que partamos.

—Como esperaba de tí, Katarina. —dijo, riéndose un rato. Después sonrió y continuó, —En ese caso, tengo algo especial.

Me dijo que esperara un momento y salió de la habitación. Entonces, cuando regresó, llevaba un animal disecado en su mano por alguna razón. Estaba hecho de paño marrón y tenía orejas redondeadas y ojos de perlas. Por su forma, ¿quizás era un oso?

—Um, Lahna-sama, ¿qué es ese animal disecado?

—Esto es una herramienta mágica que nos ayudará a buscar a Keith.

— ¿Herramienta mágica?

Lahna me explicó lo que era dado que estaba confundida por el término desconocido. Las herramientas mágicas eran algo que ante todo Lahna estaba desarrollando. Era una herramienta usada después de añadirle magia. Dijo que los estaba usando para varias cosas, pero no estaban trabajando muy bien. Así que estaba en medio de diferentes versiones de prototipos.

—Si podemos hacer de forma consistente buenas herramientas mágicas, incluso estas sin magia serán capaces de beneficiarse de ello. —explicó Lahna, con sus ojos brillando.

Su apasionada descripción de las herramientas mágicas continuó. Incapaz de seguir con sus explicaciones, que se iban volviendo más técnicas, simplemente respondí con sonidos como Ah o Hm. Mientras estaba escuchando las apasionadas palabras de Lahna, sentí como que el animal disecado a su lado se movió ligeramente.

¿H-huh? froto mis ojos y miro al animal disecado… ¡nuestros ojos se encuentran! Hasta hace justo un momento había sido colocado de cara abajo, miraba hacia abajo, así que ¿¡por qué!?

— ¿P-por qué?

Notando mis ojos abiertos en shock, Lahna siguió mi mirada.

—Oh, cierto, no te he explicado esto todavía. —dijo, tomando al animal disecado de nuevo.

—Esto es algo que cierto perver– quiero decir, una persona importante de cierto país, nos pidió que hiciéramos recientemente. Es una herramienta que puede buscar gente.

— ¿Una herramienta que puede buscar gente?

—Eso es. Puede seguir el aura de alguien desde un objeto que tiene un importante significado emocional para la persona que quieres encontrar. Es algo que hicimos después de aplicar nuestra investigación sobre magia oscura, pero…

Acabó hablando mucho más después de eso, pero para resumir, si tenemos a este animal disecado y le damos un objeto que tenga un gran significado para Keith en su memoria, nos indicará dónde está él. Aparentemente su grado de éxito no era demasiado bueno, pero todavía es maravilloso considerando que tenemos cero pruebas. Pero más importante…

—Um, Lahna-sama. ¿Se mueve ese animal disecado?

Incluso mientras ella habla, está retorciéndose alrededor detrás de su brazo. No se puede evitar pero me molesta.

—Sí, busca gente así, no sería de gran ayuda si no se pudiera mover alrededor y guiarte, ¿no?

— ¿¡Qué!? ¿Este animal disecado nos va a guiar?

—Eso es. —dice Lahna, como si fuese obvio… ¿pero un animal guía disecado?

Pero bueno, es verdad que me pregunté cómo un animal disecado podía buscar personas… pero pensar que él nos guiaría…

—Um, ¿por qué es un animal disecado?

Pregunté viéndome seria. ¿hay algún significado profundo en eso?

—Oh, bueno, es lindo.— respondió Lahna indiferente.

¿¡Qué!? ¿¡Esa es la razón!? ¿¡Porque es lindo!? Pero bueno supongo que ¿es mejor si es lindo? Miro al animal disecado que Lahna sostiene. Esto me ha estado molestando desde que volvió con el animal disecado pero… ¿es ese animal lindo? De alguna forma, no puedo pensar realmente que lo sea. Puede ser un poco hipócrita de alguien con cara de villana como yo diga esto, pero me gustaría decir que es más feo que lindo si tengo que opinar. Había pensado que todos los animales disecados eran lindos. Pero esa increíblemente fea cara… sólo ¿dónde lo encontró?

—Lo vi en una tienda en el pueblo. Me enamoré a primera vista de su lindura. —dice Lahna con una sonrisa animada, como si leyera mi mente.

Mm… la gente tiene una gran variedad de gustos. Como sea, el punto es que ahora podemos buscar a Keith usando el animal disecado con cara rara. Para encontrarlo, aparentemente necesitamos algo de gran valor emocional para Keith. Tomo un viaje de vuelta a la mansión para buscar algo así.

Hmm, ¿qué tendría significado para Keith? Siempre he estado con él, pero no puedo pensar en nada que pueda servir. Así que pregunto a uno de los sirvientes de Keith.

— ¿Cosas con valor emocional para Keith? Hmm. Quizás ¿algo de esa caja? —dice el sirviente dándome una caja de madera bastante grande.

La llamo simple caja de madera, pero está bastante bien decorada. Hmm, nunca la he visto antes.

—A decir verdad, no se supone que tenga que sacar esta caja sin permiso, pero esto es una emergencia…

—Gracias, me disculparé con Keith por tí también.

La caja que acepté del sirviente es más bien pesada. La coloco en el escritorio y levanto la tapa.

— ¿Oh? Esto es…

Reconocí los objetos de la caja. Eran cosas como regalos de cumpleaños que le he dado a lo largo de los años.

—Woah, hay incluso cosas que le dí hace mucho tiempo…

Hay incluso un trozo de papel estropeado que pone: Cupón: Escucharé cualquier petición, escrito con una caligrafía de niño. Es mi letra, así que probablemente se lo dí… pero para ser honesta, no lo recuerdo.

Pensar que él guardaría cuidadosamente todas estas cosas… mi hermano realmente se preocupa por mí como su hermana. Estoy muy emocionada. Decido tomar toda la caja para llevarla con Lahna ya que no puedo decidir qué objeto sería mejor.

[Nota Naiarah: Aawww es tan dulce… que lindo es Keith *-*]

◆◆◆

Cuando visito a Lahna de nuevo, hay alguien más a parte de Lahna es su habitación.

—Ei, Lady Katarina Claes. —dice alguien sonriendo casualmente.

Le reconozco. Es Geoffrey Stuart, el hermano mayor de Jared y Alan y el primer príncipe de este país. ¿Qué, por qué está el primer príncipe aquí? Pero no importa cuán desconcertada esté por dentro, mis arraigados modales de noble me ayudan a manejar una reverencia.

—Actualmente pedí la creación de una herramienta mágica de Lahna así que estoy aquí para comprobar cómo está yendo. —explica Geoffrey con otra casual sonrisa. Probablemente podría decir que estaba desconcertada.

— ¿Una herramienta mágica?

Geoffrey parece estar a años luz de mí, quien sólo acaba de aprender sobre la existencia de las herramientas mágicas. Él incluso va tan lejos como para pedir una. Como se espera de la realeza. Pero de cualquier forma, me pregunto qué ha pedido. Lahna sólo me dijo que hay una gran variedad de ellas, incluso si todas se clasifican como herramientas mágicas.

— ¿Qué tipo de herramienta mágica ha pedido?

—Oh, él pidió una herramienta para ayudarle a buscar personas. —responde Lahna en vez de Geoffrey.

—Una herramienta para buscar personas… ah, ¿podría esta ser?

Incluso yo me dí cuenta de lo que significaba, a pesar del hecho de que no soy muy aguda. Esa herramienta – ¿¡no es el feo oso disecado que yo estaba planeando pedir prestado antes!?

—Es verdad. Es la cosa que teníamos planeado usar en la jornada. —dice Lahna despreocupadamente.

Pero espera, ¿esto está bien? Esto quiere decir que vamos a pedir prestado algo que el primer príncipe pidió, ¿lo sabes? ¿no está mal? Entro en pánico.

—Ah, ella ya me contó sobre eso, no te preocupes. —dice Geoffrey en un tono fácil de llevar, —No era nada que necesitara urgentemente. Siéntete libre de usarla primero para probar si funciona. Si lo hace, la usaré después.

—…ya veo, muchas gracias.

Geoffrey estaba agitando una mano mientras hablaba – no parece disgustado del todo. Parece que no es un problema para nosotros usarla primero. Pero honestamente, este príncipe Geoffrey… cómo debería decirlo… realmente no se siente para nada como un príncipe.

Aunque Jared y Alan son ambos realeza, no actúan altos y poderosos (aunque Alan era bastante arrogante cuando era pequeño). Pero ellos no actúan tan únicamente sencillos como Geoffrey justo ahora. Le pregunté a Anne sobre él después de que nos encontraramos en el festival escolar… pero él es aparentemente conocido por ser un príncipe realmente talentoso con una gran facción. No puedo conciliar esa imagen con la persona actual. No se podía hacer nada salvo mirar a Geoffrey. Cuando le miré, nuestros ojos se encontraron.

— ¿Hm? —dice Geoffrey, invitándome a continuar.

—U-um, ¿para qué planeas usar la herramienta?

Desde que no era como que podía decirle lo que estaba pensando ya que no actuaba como un príncipe, solté lo primero que pude pensar… pero esto no era algo que debería haber preguntado a alguien a quien apenas conozco. Si iba a ser usado para algo importante para el país… Podría estar en un problema.

—Oh bueno, es que así siempre sabré dónde están mis queridos y dulces niños.

— ¿T-tus queridos niños?

—Eso es, quiero siempre saber dónde mis niños están. Les quiero más que a nada en este mundo.

—… ¿Tiene esto algo que ver con tus responsabilidades hacia el país?

—Nop, no del todo. Sólo quiero usarlo personalmente.

…El país no estaba implicado del todo. Y siento como que su razón es un poco pobre. ¿Quiere siempre saber dónde están sus queridos y dulces niños? No es eso un poco acosar… no, no nos vamos a meter. Vamos a evitar pensar demasiado profundamente sobre esto. Siento como que empezaré a ver la sonrisa de este príncipe como algo más siniestro si lo hago. Voy a alejar cualquier pensamiento relacionado que aparezca en mi mente y limpiar mi cabeza.

—Muy bien entonces, aceptaré tu oferta y tomaré prestada la herramienta.

—Sí, siéntete libre. —dice el príncipe, sonriendo animadamente.

Habiendo recibido el permiso del príncipe, le doy a Lahna la caja que he traído de mi casa.

— ¿Qué diantres es esto? —exclama ella mirando la caja.

Es verdad, un extraño no entendería lo que está mirando.

—Son regalos que dí a Keith. Aparentemente los guardó con cuidado todos como si fueran preciosos.

Lahna junto con Geoffrey, quien había estado mirando en la caja al lado de ella, soltaron sonidos impresionados.

—Esto es impresionante.

—Debes de ser realmente querida para él, para que guarde todo esto tan preciosamente. —dice Geoffrey.

— ¿Querida? —pregunto.

—Eso es, realmente debe tenerte mucho cariño. —responde Geoffrey, sonriendo significativamente.

—Sí. Mi hermano realmente me quiere como su hermana. —respondo con una sonrisa.

Geoffrey y Lahna me miran con raras expresiones. ¿Hm? ¿He dicho algo raro?

[Nota Naiarah: si… chicos os entiendo, es densa como un muro de hormigón… pero hay que lidiar con ella ^^’’]

Nota aparte, aparentemente el oso disecado necesita periódicamente refrescar su memoria de los objetos que almacena. Así que, un objeto que pueda ser cargado con nosotros sería preferible. Y así, después de buscar cuidadosamente entre los objetos de la caja, tomamos un pañuelo, bordado por mí misma, que le había dado a Keith antes cuando estaba aprendiendo a bordar. Para ser honesta, había olvidado que incluso se lo dí, pero ha sido cuidadosamente preservado en un puro y limpio estado. Así que decidimos ir adelante y dejar que el oso disecado lo almacene en su memoria.

— ¿Cómo podemos hacer que lo almacene? —pregunto.

—Bueno, sólo observa. —dice Lahna con una sonrisa fuera de lugar. Le muestra el pañuelo al oso.

Se volvió capaz de moverse después de convertirse en una herramienta mágica – así que acepta el pañuelo, parece estar de acuerdo en ayudar… entonces empuja el pañuelo contra la punta de su nariz y empieza a olerlo ruidosamente. ¿¡Que, por el olor – no puede ser, como un perro!? Espera, ¿¡puede si quiera un animal disecado oler!?

Mientras miro al oso en blanco, termina de oler. Le acerca el pañuelo a Lahna, parece que todo acabó con éxito.

—Um, Lahna-sama. ¿Podemos realmente buscar a Keith con esto?

—Sí, definitivamente. Muy bien, Alexander, ¿dónde está Keith?

— ¿Qué? ¿Su nombre es Alexander?

—Si, es el nombre de este chico. Genial, ¿verdad?

—…Sí…

Espera, ¿quieres que sea lindo o genial? Y de todas formas, este nombre no le queda a este feo oso… Más para mi sorpresa, este oso disecado llamado Alexander saltó y con confianza señaló con un dedo – o mejor dicho con un brazo – hacia el este.

—Ooh, Alexander, ¡increíble! —exclama Lahna felizmente.

Miro de reojo a Lahna. De alguna forma preocupada, miro al oso, sólo para ver que me está mirando condescendientemente. Hace un gesto que recuerda a soltar un bufido. …Me siento como que no me llevaré bien con este feo oso Alexander.

◆◆◆

Y así, ya que hemos decidido un destino – o para ser más acurada, desde que hemos decidido ir en la dirección que señaló este feo oso (No quiero llamarle Alexander) – fuimos capaces de estar listos para nuestra jornada a tiempo. Esperamos en el camino de entrada de la academia por Lahna y Sora que vienen del Ministerio de Magia.

Mary, Alan, Sophia y Niko están aquí para vernos partir.

—Quería ir contigo también, Katarina-sama… —dice Mary, sonando tan triste que dejó escapar un pequeño sollozo.

—No se puede evitar esta vez. —la consuela su prometido Alan.

—Yo también, Katarina-sama. —dice Sophia también, viéndose dolida. Niko la apoya desde su lado.

Honestamente, quería ir con todos también… pero entonces la partida sería demasiado grande. Y también…

—No hay forma de que todos los miembros del consejo estudiantil pudieran irse a la vez en una época tan ocupada como esta. —señala Niko.

Sophia se ve incluso más deprimida ante las palabras de Niko. Por alguna razón, Mary eleva una ceja.

—Eso es verdad. Absolutamente no puedo creer que el presidente del consejo estudiantil se vaya en un momento como este, cuando estamos tan ocupados con los preparativos para la ceremonia de graduación.

Ella mira a Jared, pero él se ve despreocupado.

—He acabado casi todo lo que puedo hacer. Y si hay algo más, he dejado las cosas preparadas, así que Niko puede ayudar si es necesario. —replica despreocupadamente.

—L-lo siento mucho por irme en un momento crítico como este. —se disculpa María en lugar de Jared por un sentimiento de obligación.

Mary se queda confusa ante sus palabras.

—No necesitas disculparte, María, estás involucrada con este trabajo. —dice Mary francamente para apoyar a María.

Jared, habiendo escapado del contrainterrogatorio de Mary, suavemente coge mi mano.

—Te protegeré Katarina. —dice con una sonrisa.

—…Y-ya veo. —respondo, pensando que eso fue más bien repentino.

Me mira desconfiando de mi respuesta. ¿Hm? ¿Cuál es el problema?

—Um, podría esto ser…

Jared, a pesar de no agitarse fácilmente, estaba muy agitado.

—Ella probablemente lo olvidó. Su mente está probablemente llena con Keith justo ahora. —corta Niko calmado como siempre.

— ¿Hm?

Sólo ¿de qué están hablando?

—Eso es cierto… ella siempre ha sido del tipo que olvida todo una vez se lanza por algo… pero pensar que fue tan malo.

Por alguna razón, Jared deja caer sus hombros, viéndose decaído. A su lado, Mary parece haberse animado mucho, como si su mal humor de antes fuera sólo un sueño. Estoy confundida.

—No es nada. No necesitas preocuparte por esto, Katarina-sama. —dice Mary con una adorable sonrisa en respuesta a mi confusión.

Eso me molesta, pero bueno, si Mary dice que no hay que preocuparse, no lo haré. Mientras estábamos hablando, Lahna y Sora llegaron.

—Katarina-sama, ha sido un tiempo. —dice un atractivo joven, agachando su cabeza. Tiene el cabello teñido de azul como sus ojos.

Es Sora, a quien no había visto desde el secuestro. Me sonríe, viéndose igual que antes. Si tengo que señalar algo que cambió, diría que su forma de hablar es más formal ahora.

—Sí, ha sido un tiempo… —intento responder. Pero Jared se desliza delante de mí, cortando mis palabras.

—Sora-san, ¿correcto? Estoy contando con tu ayuda en esta jornada. —saluda con una perfecta sonrisa de príncipe.

—Por favor llámame Sora. También estoy contando contigo, Jared-sama. —responde Sora educadamente.

…pero por alguna razón, siento que la atmósfera se ha vuelto más oscura. Probablemente sea sólo mi imaginación.

—Mis disculpas por haceros esperar. Bueno entonces, ya que estamos todos reunidos, ¿deberíamos irnos? —dice Lahna actuando como si no pudiera leer el humor.

Y así, empecé mi jornada de búsqueda de Keith después de una breve despedida de mis amigos.

◆◆◆

Abro mis ojos a un desconocido techo. Es difícil para mí mover mis brazos y piernas. Mirando hacia abajo, veo que he sido retenido con cuerdas. Estoy tumbado en el suelo. Está muy claro que no es una situación normal.

Mi último recuerdo es entrar en un callejón por invitación de una mujer. Siento como que algo ocurrió después de eso, pero mi memoria está borrosa. No puedo recordar nada. Profundamente me arrepiento de seguir a esa mujer tan fácilmente. Ella fue siempre una mujer irremediable. Entendí eso en el pasado… pero quizás porqué estoy acostumbrado a mi feliz vida, o quizás a causa de su influencia (ya que ella siempre está conmigo) … he perdido completamente mi sentido de la prudencia.

Bueno de todos modos, nada ocurrirá si todo lo que hago es revolcarme en el arrepentimiento. Miro alrededor de la habitación para determinar sólo el tipo de situación en la que estoy, la única puerta de la habitación se abre. Un hombre desconocido aparece en el lindar de la puerta. Al notar que me he despertado, el hombre entrecierra sus ojos y camina hacia mí.

—Ha sido un tiempo. —dice el hombre cuando está delante de mí. Me mira hacia abajo, todavía estoy tirado en el suelo, y muestra una sonrisa torcida.

Tiene cabello rizado y un cuerpo tan gordo que no podría decir dónde sus piernas empiezan y donde su torso acaba. Incluso su cara está hinchada. La piel de sus dedos estaba brillando y estaba cubierto de acné. Ha dicho que ha pasado un tiempo pero nunca he visto a un hombre como ese. Y así, sólo le miré silenciosamente… pero su cara se oscureció, presumiblemente no le gusta mi actitud.

—Oh ya veo, no dirás nada. Ni siquiera hablarás con los nobles de clase baja, ¡ya veo! —escupió ruidosamente enfadado.

Su comportamiento enfadado despertó viejos recuerdos en mí. Era una memoria de cuando todavía era niño, de un chico que creció conmigo en los mismos parques.

—… ¿Thomas…?

Cuando murmuro el nombre, inmediatamente siento una descarga de dolor en mi mejilla. El hombre delante de mí, con la cara roja, me ha golpeado.

—Alguien como tú… usando mi primer nombre… ¿¡por qué una basura como tú haría eso!?

El hombre – Thomas – apretó su puño y me golpeó de nuevo. Aunque se ve completamente diferente de como lo recordaba en el pasado, no ha cambiado del todo por dentro. Con mis brazos y piernas retenidos, todo lo que podía hacer era dejarme ser golpeado contínuamente. Oh, es un tipo de sentimiento nostálgico. En el pasado, siempre lo soportaba. Cerraba mi corazón y sólo esperaba que la tormenta pasara. Es una sensación que no había sentido desde hace tiempo.

Mientras medito sombríamente sobre esas cosas, miraba a Thomas, quien sigue golpeándome, antes de que lo supiera, una mujer estaba detrás de él. Cabello negro flotando a su espalda – ella tenía más o menos mi edad. La visión de ella atrajo mi mirada. No fue porque fuera extraordinariamente hermosa ni nada. Fue porque estaba riendo ante la visión del hombre golpeándome alocadamente con la cara roja. Ante el sonido y la visión de su inocente risa, un escalofrío recorrió mi columna.

Me sentí mucho más aterrorizado de esa mujer que del hombre que continúa agitando su puño delante de mí. Quizás sintiendo mi mirada, la mujer se encontró con mis ojos. Sus ojos eran tan inocentes, como si fuera una pequeña niña.

Ah, qué me va a pasar… ¿no seré capaz de verla de nuevo?

Mis recuerdos de una sonrisa – la sonrisa de una mujer a la que le tengo más cariño que a nadie en el mundo – flota en mi cabeza.


[Nota Naiarah: Nooooooo!!!!! quiero llorar y patear a ese saco de grasa!!!! y a esa furcia!!!! Pobre Keith… esto es terrible… TT-TT necesito traducir más… esto no va a quedar así, os lo aseguro!!!!!]

[Nota Sakuya: Como se atreven T_T]

♥ ❤ ♥

               

| Índice |

6 thoughts on “Katarina – Volumen 4 – Capítulo 1: El incidente ocurre de repente (3)

  1. Holow says:

    Bueno bien merecido lo tienes por imbécil,para que todo ese entrenamiento de magia y esgrima…..,recuerden nunca sigan a nadie solo porque se los dice y menos si no lo conocen

  2. Blood A says:

    Quien es ese desgraciado, como se atreve a hacerle eso a mi querido Keith 😠 rapido Bakarina apresurate y encuentra a Keith antes de que la zorra le de por poner sus manos sobre el y lo contamine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *