Katarina – Volumen 4 – Capítulo 2: Donde nos lleva el viaje (8)

Traducido por Maru

Editado por Sharon


Yo, Lahna Smith, con mi herramienta mágica Alexander a mi lado, una vez más me encontraba de pie en el techo del edificio más alto de esta ciudad para contactar a mi subordinado, Rafael. Este edificio era, desafortunadamente, el hogar de algunos hombres de aspecto desagradable; criminales, probablemente.

—Por favor, dejadme usar vuestro techo por un rato —les pregunté cortésmente. Pero no eran el tipo de personas con las que se podía razonar. Sin ninguna otra opción, usé algo de magia para alentarlos a salir de las instalaciones. Como resultado, el edificio ahora estaba completamente desierto y silencioso, perfecto para recibir transmisiones.

Levanté el transmisor al cielo nocturno una vez más y llamé a mi empleado.

—Aquí Lahna Smith. ¿Me oyes, Rafael?

—Sí. Este es Rafael Wolt. Te escucho fuerte y claro.

Al confirmar que podía escucharme, le expliqué lo que María había presenciado anteriormente. Parecería que había alguien en esta ciudad que podía usar las Artes Oscuras.

—En realidad, también recibimos información nueva por nuestra parte, y planeaba reportársela hoy —dijo después de que terminase mi explicación, continuando con cierta rigidez. —Con respecto a la información obtenida del príncipe Jeffery… El individuo que se vio haciendo contacto con Keith Claes el día de su desaparición ha sido identificado.

—¿Es así? Bien, ¿quién es?

—Bueno, parece ser la madre biológica de Keith.

—¿Su madre? La ex prostituta, ¿no?

—Sí, la misma. Parece que se le acercó cuando salía del distrito del centro. Hubo un testigo que por casualidad vio todo el asunto. Su descripción de Keith coincide con su apariencia, y su madre era… algo memorable, así que…

—¿Me estás diciendo que Keith se fue con su madre, entonces?

—No, parece que el papel de su madre era simplemente atraerlo a una trampa, a cambio de una suma de dinero. Alguien le pagó para atrapar a su hijo.  —La voz de Raphael se volvió más grave a medida que la conversación continuaba.

Supuse que estaba enfadado por la forma en que la madre biológica de Keith había entregado tan fácilmente a su hijo a extraños a cambio de oro. Después de todo, la madre de Rafael lo amó profundamente, desde el fondo de su corazón. Tal vez no podía creer que madres como la de Keith pudieran incluso existir en este mundo.

Yo, sin embargo, sabía que padres así existían. Después de todo, nací en la sociedad noble. Había muchos padres en este mundo que trataban a sus hijos como nada más que objetos.

—Bueno, entonces, ¿encontramos la persona a la que Keith fue entregado?

—La madre aparentemente no tiene recuerdos del incidente.

—¿Sin memoria? ¿No está mintiendo?

—Sí, eso fue lo que pensé al principio. Pero después de algunas preguntas, se hizo evidente que realmente no recuerda nada. Mientras continuaba interrogándola, la observé y ella mostró señales de Magia Negra sobre ella. Y eso fue…

—Ya veo. Como pensé, un Portador de la Oscuridad está involucrado en toda esta cadena de eventos… —dije, suspirando.

—Ese parece ser el caso, señorita Lahna —respondió, con un tono duro en su voz.

—En ese caso, la persona que María vio ahora tiene una alta posibilidad de estar involucrada con la desaparición de Keith. En cualquier caso, usaré a Alexander e intentaré localizar su ubicación exacta. Incluso podría ser posible que Keith esté en esta misma ciudad.

—Por favor ten cuidado. Si recibimos información nueva de nuestra parte, me aseguraré de contactarte.

—Entiendo. Cuento contigo, Rafael de primera clase

Inmediatamente después de terminar la transmisión, le encargué a Alexander el trabajo.

Ahora que se había llegado a esto, ya no era posible ocultar estos eventos a Katarina y al resto. Si la ubicación de Keith pudiera ser identificada, tendría que decirles todo. Realmente no quería preocuparla, pero… Esto era demasiado serio ahora. Preparando mi resolución, comencé a caminar en la dirección que Alexander había señalado.

♦ ♦ ♦

Me preocupé cuando Lahna no regresó hasta altas horas de la noche, pero finalmente lo hizo cuando el día estaba por terminar, trayendo una expresión bastante seria.

Sin perder tiempo, Lahna reunió a todos en nuestra habitación.

—Hay algo que debo decirles a todos —dijo, pareciendo más seria de lo que nunca la había visto. —Salimos a buscar al Keith fugitivo… pero resulta que no se escapó de casa.

Tragué saliva, sorprendida. Keith… ¿no se escapó? ¿Qué paso entonces?

—Desde el principio, el Ministerio recibió una solicitud oficial del duque de Claes para investigar el asunto. El resultado de esa investigación ha revelado que la desaparición de Keith fue de hecho… un secuestro.

—¡¡Un secuestro!! —Me puse de pie, gritando de sorpresa. —¿Entonces Keith no se escapó de casa? ¿Fue secuestrado?

—Sí. Keith Claes ha sido secuestrado.

Las palabras de Lahna me golpearon como una cascada. Era como si me hubieran sumergido en un mar de agua helada. Nunca había estado tan sorprendida y aterrorizada en mi vida.

Por lo que nos dijeron, Keith se había encontrado con su madre biológica, a quien no había visto durante muchos años, el día en que desapareció. Lo llevaron a algún lugar y luego lo entregaron a otra persona.

Acababan de descubrir el desarrollo más impactante hasta el momento: la madre de Keith había sido víctima de las Artes Oscuras. No podía recordar quién le había pedido que lo atrajera a una trampa, y tampoco podía recordar a quién se lo entregó.

La verdad era demasiado para mí. Todo lo que pude hacer fue quedarme sin palabras mientras Lahna continuaba con su explicación. Había pensado, hasta ahora, que Keith se había escapado debido a los problemas que le había causado. Pensé que todo lo que necesitábamos hacer era encontrarlo. Me disculparía y él volvería a casa.

¿Pero un secuestro? ¿Magia Negra? No podía hacerme a la idea de eso.

Jared, que había estado a mi lado todo este tiempo, fue el primero en hablar. También se veía muy serio.

—Al final, ¿pudieron verificar la identidad de la persona que usó esa Magia Negra en primer lugar?

A diferencia de mí, Jared siempre está al tanto de las cosas y parecía entender toda la situación.

—…No, aún no. El enemigo nos ha estado eludiendo. No nos ha dejado rastro —dijo Lahna, con una expresión de tristeza.

Los engranajes en mi cabeza finalmente comenzaron a moverse. En otras palabras, Keith había sido secuestrado, pero todavía no sabíamos quién era el culpable.

—Entonces, ¿dónde está Keith ahora? ¿No sabemos nada? —pregunté.

Lahna se detuvo, guardando silencio por un momento mientras parecía pensar. Entonces habló con palabras meditadas y pesadas.

—…No. No es que no sepamos nada. Hay al menos un lugar en el que tengo el ojo puesto. Creo que él puede estar allí.

—¡¿E-Eh?! ¿Dónde está? ¿Dónde está? —Me incliné hacia delante.

—Después de que todos se establecieron aquí, usé a Alexander un poco más para investigar su paradero —explicó Lahna. —Todos recuerdan cómo María mencionó que había visto a alguien que estaba siendo influenciado por la Magia Negra, ¿verdad? Este incidente también tiene vínculos con un Portador de la Oscuridad. Aunque la existencia de Magia Negra se ha mantenido en secreto, es un hecho que ha habido algunas filtraciones aquí y allá. Puede ser una ilusión, pero el hecho de que una herramienta mágica nos haya traído hasta aquí para encontrar a Keith y que crucemos caminos con alguien controlado por la Magia Negra no parece una coincidencia —hizo una pausa y luego continuó. —Además, María solo puede ver rastros de Magia Negra que se han realizado recientemente. Así que es lógico concluir que Keith está en algún lugar de esta ciudad. Con eso en mente, realicé mi búsqueda.

—Bueno… ¿lo encontraste?

—Sí, en realidad. Alexander señaló, con relativa claridad, cierta mansión en la zona.

Al escuchar esas palabras, inmediatamente me levanté de mi silla una vez más.

—Por favor, dime dónde está. ¡Iré! ¡Iré ahora mismo! ¡Iré a salvarlo de inmediato!

Las manos de Jared se posaron en mis hombros, y pronto me senté suave pero firmemente en mi silla.

—¿A esta hora de la noche? Es demasiado peligroso. En cualquier caso, harías bien en calmarte antes de decidir qué hacer —dijo para después agarrar un dulce cercano y rápidamente depositarlo en mi boca.

Cuando comencé a masticar en respuesta, Jared, que había estado a mi lado todo el tiempo, se volvió hacia Lahna.

—Entiendo bien tus palabras, señorita Lahna. Me disculpo por decir esto, pero esta es la primera vez que esa herramienta mágica tuya ha sido utilizada en el campo, ¿sí? ¿Ha habido otros informes más concretos que afirmen la exactitud de esta información? ¿Que ese es realmente el lugar? —preguntó sin rodeos.

El oso, sentado junto a Lahna, parecía disgustado. Pero la expresión de ella no vaciló.

—Es como dice. Esta herramienta está en etapa de prototipo. Sería difícil decir con absoluta certeza que Keith Claes está en esta mansión solo con su ayuda. Sin embargo, es posible que podamos confirmar si hay presencia de Magia Negra en o alrededor de la mansión. Como sabemos que estuvo involucrada en el secuestro, solidificaría nuestra ventaja si descubriéramos que había signos de ella.

—La presencia de la Magia Negra… ¿Quieres que María evalúe esa mansión?

—Exactamente. Aunque no solo usaremos las habilidades de María, sino también las de Sora. Deberíamos ser capaces de obtener algo de conocimiento a través de ambos pares de ojos.

—Señorita Lahna. ¿Sabías de esto todo el tiempo? ¿Fue por eso que nos acompañaron estas dos personas específicas?

—Ah. Me da demasiado crédito, príncipe Jared. Simplemente tuve a los dos conmigo por si acaso.

Mientras Lahna y Jared tuvieron otra conversación difícil de entender, pero aparentemente significativa, finalmente terminé la merienda que Jared me había metido en la boca. ¡Pero estaba escuchando mientras masticaba! María y Sora mirarían la mansión donde Keith podría estar, y luego sabríamos cómo proceder desde allí.

—Está bien, vamos ahora mismo —les dije, levantándome de nuevo.

Pero Lahna rápidamente me detuvo.

—Deberíamos esperar al amanecer. La mansión está un poco lejos de la ciudad de Noir. Está prácticamente en las afueras.

Y así, Lahna me convenció de esperar y pronto regresamos a nuestras habitaciones para descansar. Honestamente, aunque sabía que debía hacerlo, no pensé que sería capaz de quedarme dormida. Después de todo, Keith había sido secuestrado… posiblemente por un Portador de la Oscuridad. No tenía idea de qué tipo de peligro podría estar.

Todo lo que podía pensar era en Keith. Incluso después de acurrucarme en la cama, no podía quedarme dormida. Esta fue la primera vez que sucedió; incluso cuando yo misma fui secuestrada, me había dormido fácilmente.

Finalmente, el cansancio del día de viaje me alcanzó y me encontré a la deriva. Y entonces, tuve un sueño.

Un niño estaba abrazando sus rodillas y llorando. Con su pelo de lino, se parecía exactamente a Keith cuando era pequeño. Lloraba con tanto dolor, era demasiado triste de ver. Hice lo mejor que pude, todo lo que pude, para consolarlo. Pero fue como si no pudiera escuchar una sola palabra de lo que dije. Intentaba alcanzarlo y abrazarlo, pero no podía tocarlo.

No había nada que pudiera hacer. Todo lo que podía hacer era pararme y mirar mientras el niño seguía llorando.

Cuando salió el sol, me desperté de mi sueño superficial y me di cuenta de que mis mejillas estaban húmedas, probablemente por ese sueño terrible.

En circunstancias normales, me olvidaría de sueños así de inmediato… pero decidí grabar ese sueño en mi memoria para que nunca lo olvidara.

Me había dado cuenta de que el chico en mi sueño era Keith… y me dolía el corazón.


Maru
Esto no me duele. Me quema, ¡me lastima! Esto me hace desear que mi ship original que sé que no pasará reviva. Salvad a Keith T_T

Sharon
Muchos sucesos sorprendentes en un solo capítulo. Katarina reflexionando, la verdad del secuestro de Keith… Espero que cuando lo salven no sea demasiado tarde, o por lo menos, que no esté demasiado roto.

| Índice |

4 thoughts on “Katarina – Volumen 4 – Capítulo 2: Donde nos lleva el viaje (8)

  1. Ayanami says:

    Muchas gracias por la traducción! Ojalá y en el próximo cap ya lo salven o que keith nos diga que le esta pasando . Estoy muy nerviosa ojalá y Keith este bien

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *