Katarina – Volumen 5 – Capítulo 4: Una dama para Nicol (2)

Traducido por Shisai

Editado por Sharon


Mi primera reunión de emparejamiento fue menos que un éxito, pero decidí que haría mi mejor esfuerzo en una de las otras que mi padre ya había programado para mí.

La siguiente dama que conocería era una chica mansa y de aspecto tranquilo. Logró un saludo elegante y bien ensayado sin mostrar signos de sonrojo o congelación como la chica anterior. También tomó la iniciativa en la conversación, para que no tuviéramos que soportar ningún silencio incómodo.

Hablamos sobre el baile al que había asistido hace unos días, fiestas de té y más. Mejor dicho, habló mientras yo asentía y daba un comentario ocasional, ya que esa era toda mi habilidad para hablar, pero sentí que la reunión iba bien, no obstante…

Era una dama noble casi estereotípica. Tenía el pelo bien peinado, la piel clara y las manos impecables de alguien que nunca había trabajado un día en su vida.

Nada como Katarina, cuya piel se había oscurecido bastante al trabajar en los campos, y cuyo cabello a menudo se descuidaba en un pañuelo. El manejo de la azada también había hecho que sus palmas fueran más duras que las de una dama promedio.

Y aun así, ella era tan entrañable…

¡No! ¡Deja de pensar en ella! ¡Concéntrate en la chica que está justo frente a ti!

—¡Y la pareja que bailaba en el baile fue maravillosa! —dijo.

—Ya veo… maravilloso… —respondí en un tono tranquilo a su entusiasmo.

Una dama normal, durante un baile, dirige su atención a cosas como estas. Katarina, por otro lado, solo tiene ojos para el buffet y sus carnes, ensaladas y postres. Ella describiría los platos con tanta pasión que uno no podría evitar querer probarlos.

¡Estoy pensando en Katarina otra vez! Sin culpa por la potencial prometida frente a mí, me encontré comparándola con Katarina una y otra vez.

Mi segunda cita había terminado y, si bien había ido mejor que la primera, mi incapacidad para concentrarme en la mujer frente a mí me hizo sentir culpable. A pesar de no recibir un rechazo directo, no me sentí particularmente motivado para iniciar una yo mismo.

Dos mujeres más vinieron después… pero con resultados similares. No podía concentrarme tanto en ellas como en las diferencias que tenían con Katarina, quien monopolizaba todos mis pensamientos e intereses.

Mientras estaba dividido entre la ansiedad de tener que encontrar un cónyuge y el temor de resistir otro encuentro infructuoso, algo sucedió. El hermano de Katarina, Keith, desapareció.

Siempre saltando antes de mirar, ella se puso en camino para encontrarlo, acompañada por Jared. Mi determinación de dejar ese amor detrás de mí vaciló cuando me descubrí pensando en que Katarina estaba de viaje con su prometido. No estaban solo ellos dos, pero aún así me hizo sentir incómodo. También me sentí aliviado cuando, volviendo con éxito de su búsqueda, los dos no parecían más cercanos que antes de partir.

A este ritmo, ¿podré casarme alguna vez?

Dudoso como siempre, entré en la quinta y última reunión de emparejamiento que mi padre había organizado.

Cuando entré en la habitación, ella ya estaba sentada allí, esperándome.

Esto me sorprendió, no solo porque este nunca había sido el caso en las cuatro reuniones anteriores, sino también porque, como había escuchado, se esperaba que los hombres fueran los que esperaban que la otra parte se presentara en reuniones como estas.

Pero las diferencias no terminaron ahí. La chica que se levantó para saludarme una vez que entré en la habitación emitió una impresión fuerte y resistente, un marcado contraste con el aura tímida y apagada de las damas que había conocido hasta ahora. Si tuviera que compararla con una de mis amigas, diría que se parecía a Mary Hunt.

Justo después de intercambiar los saludos esperados, ella siguió con una línea sorprendente.

—No se preocupe, maestro Ascart. No tengo intención de casarme con nadie. Solo vine aquí porque mi padre insistió en que lo hiciera.

Estaba desconcertado por lo que dijo y por la forma en que lo dijo, con la tibia sonrisa de alguien comentando sobre el clima. Cuando me congelé en estado de shock, ella se relajó sorbiendo el té que nos habían preparado en la mesa.

—Dices que no me preocupe… Entiendo que no te tomes en serio esta reunión, pero… ¿por qué eso evitaría que me preocupe? —le pregunté después de que la conmoción disminuyó.

—Por supuesto, porque tú tampoco tienes intención de casarte, parece.

—¿Por qué? —le pregunté abruptamente, perplejo por sus palabras. ¿Parecía desinteresado? Eso no pudo ser. Después de todo, había pedido personalmente que se organizaran las reuniones para poder encontrar una prometida.

—Lo he escuchado de aquellas a quienes conociste antes que yo. Todas dijeron que no parecías entusiasmado con las reuniones en sí mismas y que, cuando terminaron, nunca solicitó una segunda.

No tengo idea qué les dio esa impresión… pero tiene sentido. Después de todo, pasé más tiempo pensando en Katarina que en las chicas sentadas frente a mí.

—¿No fue eso a propósito? —preguntó, en respuesta a mi aparente confusión.

—De hecho, no. Asistí a las reuniones voluntaria y ansiosamente, o al menos, eso me parecía.

—Las mujeres son mucho más perceptivas de lo que les puedes dar crédito. No tenemos problemas para notar si estabas realmente interesado o no.

Ya veo. Las mujeres son lo suficientemente perceptivas como para ver que todavía tengo sentimientos encontrados sobre esto. Pero si es así…

—¿Podré casarme a este ritmo? —Las palabras salieron de mi boca. Normalmente nunca hubiera dejado que mi lengua se deslizara así frente a alguien que acababa de conocer… Debo haber estado cansado.

Cuando caí en un silencio incómodo, ella me miró con una luz recién descubierta en sus ojos, lo que sugirió un gran interés que no había estado allí hasta ahora.

—¿Qué quieres decir con eso? —preguntó.

Y así, persuadido por su mirada de curiosidad, terminé explicando mis problemas románticos a alguien que acababa de conocer. No le dije el nombre de mi heroína, pero le conté cómo la había amado durante años a pesar de su compromiso con otro hombre, y de cómo estoy tratando de seguir adelante y casarme, como se esperaba de mí.

Admitir algo como esto durante una reunión de emparejamiento sería impensable, pero lo había estado lamentando solo, incapaz de revelar mis sentimientos románticos secretos a ninguno de mis amigos. Tal vez siempre había esperado a alguien a quien contarle mi historia.

Mientras hablaba, ella me miró con una expresión seria y pensativa hasta que terminé.

—¿Por qué tendrías que rendirte? —Su expresión sincera y su pregunta inesperada me hicieron congelarme una vez más, pero ella no se detuvo allí—. Ella solamente está comprometida con otro hombre… ¿Qué pasa? ¿O realmente se aman?

¿Solamente…? Esta chica es realmente algo.

—Bueno, su prometido la ama apasionadamente.

— ¿Pero qué hay de ella? ¿Ella lo ama?

—No creo que lo haga, al menos por ahora.

—Ya veo, así que el amor de tu rival no es correspondido. Si es así, ¿dónde está el problema? ¡Solo ve y arrebátala!

Es como escuchar a mi hermana hablar… Tal vez leen el mismo tipo de novelas.

—Su prometido también es amigo mío, lo que hace que la idea de alejarla de él sea completamente anormal —dije, abatido, como lo había hecho con Sophia muchas veces antes.

¡Robar intereses amorosos es la próxima tendencia! —respondía mi hermana cada vez, detallando con entusiasmo sus ideas torcidas sobre ficción. Todos esos relatos románticos incómodos habían contaminado su pobre alma…

Pero eso no es lo que hizo la chica frente a mí. En cambio, ella comenzó a reírse.

—¿Anormal? ¿Qué sabrías sobre ser normal? Con esa cara y ese comportamiento seductor que te hace ganar fanáticos de izquierda a derecha, tanto hombres como mujeres… Eres exactamente como dicen.

Comportamiento seductor… Tanto mi hermana como mis amigos solían usar esas palabras cuando me describían. Dijeron que podía hechizar a las personas que me rodeaban en una medida increíble.

Ridículamente seductor —dijo Sophia.

Al principio, no les creí. Estaba convencido de que ser perseguido por completos desconocidos o incluso ser casi secuestrado, como me había sucedido una y otra vez desde que era un niño, era la norma.

Como descubrí más tarde, esto era realmente anormal. Había llegado a un acuerdo con ese hecho… pero la niña había despertado curiosidad.

—¿Has oído hablar de mí de alguien?

—De hecho —respondió ella—. Los demás en el consejo estudiantil a menudo hablan de ti, Sophia sobre todo…

—¡¿Estás en el consejo estudiantil de la Academia de Magia?! —Mi voz alta traicionó mi sorpresa ante su respuesta.

—Si. Estoy segura que mi presentación por escrito que intercambiamos antes de la reunión lo dice. Como era de esperar, apenas lo leíste todo, ¿verdad?

En realidad, había leído todo el asunto, o al menos lo había intentado: cuanto peor me sentía con respecto a toda esta farsa de compromiso, menos recordaba cualquier cosa que leyera. Como mi lectura de las presentaciones había sido menos que exhaustiva… no podía culparla por creer que no me importaba encontrar una prometida.

Pero, si es miembro del consejo estudiantil… también debe conocer a Jared y Katarina. No debería haberle dicho la verdad… Pensé en pedirle que mantuviera nuestra conversación en secreto, pero luego me di cuenta de que esto solo la haría sospechar más.

Mientras estaba ocupado preocupándome, ella siguió hablando tranquilamente.

—Después de escuchar tanto sobre ti, quería conocerte en persona. Pero Sophia nunca mencionó que buscabas estar comprometido… ¿Lo mantuviste en secreto?

—Si.

Lo hice. Si no lo hubiera hecho, ella se habría opuesto a la idea y todo se habría vuelto aún más problemático.

—Por supuesto… Si ella lo supiera, probablemente habría hecho todo lo posible para detenerte.

En efecto. ¿Pero cómo sabía ella esto?

—¿Cómo?

—Porque hay alguien que Sophia espera que se convierta en tu esposa.

Mi muy breve pregunta había sido suficiente para provocar la respuesta correcta, pero pensar que Sophia estaba hablando de estas cosas a otras personas… Esperaba que, al menos, tuviera la decencia de no revelar el nombre de ese alguien.

—¡Ella siempre está cantando tus alabanzas a Katarina Claes! —dijo la chica con una sonrisa, momento en el que sentí ganas de desmayarme en la mesa frente a mí.

Sophia… ¿Tienes alguna idea del impacto de lo que has divulgado? ¡Y en la academia! ¡Donde cualquiera pudiera escuchar!

Desesperado, todavía estaba pensando en cómo regañar a mi tonta hermana la próxima vez que la vea cuando la chica frente a mí ofreció una palabra a su favor.

—Sophia admira tanto a Katarina que le encantaría verla casada con su hermano —dijo, como para disculpar el anuncio de Sophia ofreciendo a su hermano soltero. Estaba tratando de que pareciera menos vergonzoso para mí, pero escuchar a una niña más joven tener que elegir sus palabras para no lastimarme solo me avergonzaba aún más.

Si seguimos hablando de esto, ella se dará cuenta que mi interés amoroso es la propia Katarina… Tengo que cambiar de tema.

—Antes dijiste que no tienes interés en encontrar un prometido. ¿Por qué es eso? —dije, tratando de desviar su atención de una manera bastante dura. Después de todo, había estado hablando durante tanto tiempo que no había escuchado mucho sobre ella.

Y antes que nada, ¿por qué no tenía un prometido para empezar? Ella era de una familia de alto rango, tenía una aptitud mágica, el talento suficiente para estar en el consejo estudiantil. Y para colmo, era una chica guapa. Seguramente ya debe haber recibido algunas propuestas de matrimonio…

¿Ella también está enamorada de alguien ya comprometido? Pensé, pero la verdad era diferente.

—No quiero depender de nadie —dijo con orgullo.

Me sorprendió y no entendí qué tenía que ver eso con nada.

—¿Y eso significa que no te casarás?

—¡Por supuesto! Si me casara, me convertiría en la esposa de un noble, y nada más.

Mis sospechas ahora fueron confirmadas. Esta chica era un poco… única.

—¿Y eso sería algo malo? Ser la esposa de un noble.

—Ser la esposa de un noble y dedicarse a la familia y al hogar son cosas muy respetables en sí mismas. Pero esa sería una vida en la casa de uno. ¡Quiero salir a trabajar! —dijo ella ferozmente.

—¿Salir a trabajar… como un hombre?

—¡Si! Tengo poco interés en cuidar un hogar desde casa. ¡Quiero trabajar como un hombre!

En los últimos años, la riqueza relativa de nuestro país había brindado a las mujeres la oportunidad de trabajar tal como lo harían los hombres. El Ministerio de Magia, una de las organizaciones más importantes del país, reclutaba mujeres activamente y les daba puestos de responsabilidad. Sin embargo, para los nobles, quienes eran extremadamente conservadores en sus formas, se suponía que las mujeres debían quedarse en casa con sus hijos.

La mayoría de las mujeres aristocráticas tenían solo dos opciones: casarse en la casa de un hombre, o hacer que un hombre se case con la suya. Más aún, una chica de tan alto rango trabajando fuera de su casa era casi inaudita.

—Pero mis padres se oponen a esta elección… Me están presionando para casarme lo antes posible, y sé lo poco realista que es mi sueño.

—Si lo sabes, entonces ¿por qué…? —La sociedad no la miraría amablemente por elegir trabajar como un hombre.

—Hay alguien a quien admiro. Ella trabajó duro y ahora tiene un papel importante en el Ministerio. Quiero ser como ella.

¿Una mujer trabajadora con un papel importante en el Ministerio? Yo era amigo de alguien así, pero esta persona siempre estaba cansada y se quejaba de su trabajo… Debe ser otra persona.

Eliminé la idea antes de que la chica frente a mí pudiera entender, y ella siguió hablando apasionadamente sobre su ídolo.

—Ella no es de una familia particularmente alta, y me preocupaba que, como yo sí lo soy, no pudiera unirme al Ministerio. Pero recientemente escuché que Katarina Claes sentará un precedente, lo que me da esperanza.

A pesar de mis esfuerzos por cambiar el tema, el nombre de Katarina volvió a aparecer… De hecho, acababa de decidir que, después de graduarse de la academia, comenzaría a trabajar en el Ministerio.

Sin embargo, tenía un familiar de la oscuridad a su orden, y cierto superior de mi amigo había insistido en que la contrataran. Lo más probable es que la estadía de Katarina en el Ministerio durara solo hasta su matrimonio con Jared. Nunca había oído hablar de una mujer noble casada que tuviera un trabajo.

—Eso es cierto, pero creo que hay motivaciones especiales detrás de su contratación, y que solo será por un período limitado de tiempo. —Quería contarle estos hechos para que no tuviera expectativas poco realistas, lo que la lastimaría una vez traicionada.

—Lo sé, pero no me rendiré. Haré todo lo que pueda para tener éxito —dijo sin vacilar, con los ojos llameantes de determinación. Su expresión me demostró lo seria que era.

Y al mismo tiempo, sentí envidia del coraje de seguir las ambiciones de uno a pesar de lo que la sociedad pudiera pensar. Mi ambición, mi amor: estaba tratando de sacrificarlo por el bien de mi hogar, luchando por encontrar una dama con quien comprometerme.

La mirada de esa valiente chica era cegadora por su ferocidad, pero sus labios se curvaron en una sonrisa alusiva.

—Creo que tú tampoco deberías rendirte. Ve a la chica que amas y dile de tus sentimientos. Si no lo haces, ¿cómo sabrás si tu amor es correspondido?

Lejos de haber olvidado el punto inicial de nuestra discusión, ahora había vuelto por completo a él. Por cómo sonrió, había estado planeando hacerlo todo el tiempo.

—Ni Keith ni Mary se van a rendir pronto, así que ¿por qué deberías? —continuó, demostrando que sabía no solo sobre mi amor, sino también sobre el de sus amigos, quienes estaban enamorados de la misma Katarina Claes. Su verdadera personalidad calculadora se había demostrado a través de la fachada de la ambición delirante.

—Pero ahora soy un adulto y debo asumir la responsabilidad de suceder a mi padre como conde —dije con un suspiro. Ella ya lo sabía todo. Ya no tenía sentido ocultar la verdad.

—Hay muchos adultos que no están comprometidos. No veo por qué deberías ser obligado a hacerlo por el título de tu familia —respondió secamente. Esta chica no era un poco única, era muy singular.

—Sé que hay algunos que todavía no están comprometidos a pesar de ser mayores de edad, pero casarse para preservar el título es la norma para los nobles.

—Una forma de pensar tan anticuada.

Cuando sus palabras me golpearon una vez más, me di cuenta que no mostró absolutamente ninguna moderación al elegirlas.

—Y… muchas personas que se ven obligadas a buscar pareja finalmente no estarán contentas con sus matrimonios —continuó.

—Forzado a un matrimonio infeliz…

Su expresión grave me recordó el incidente que tuvo lugar casi un año antes, que involucraba a un amigo mío, quien era un miembro trabajador del consejo estudiantil.

El marqués desechó a su esposa, quien perdió la cabeza y finalmente comenzó a entrometerse con la magia oscura. No conocía personalmente a nadie en un matrimonio infeliz, pero en nuestra sociedad aristocrática, donde las parejas se juntaban por razones estrictamente políticas, como había sucedido con el marqués, historias como esa eran comunes.

—Y es por eso que digo que no debes casarte contra tu voluntad. Piense también en la pobre esposa cuyo esposo ama a otra persona.

Este punto de ella fue el que más resonó conmigo. Solo había considerado mis sentimientos, no los de la chica que se convertiría en mi esposa. Por supuesto que tenía la intención de amarla y respetarla, pero… ¿Realmente podría hacerlo? Mi falta de interés en ellas fue evidente para las chicas después de habernos conocido solo una vez…

—Tienes razón. Solo he estado pensando en mí y en mis sentimientos, ignorando completamente a la otra parte. No me habría dado cuenta sin tu ayuda. Gracias —le dije, inclinando la cabeza en agradecimiento.

—Mientras te hayas dado cuenta, no hay problema. Y no solo pensaste en ti mismo. También tenías a tu familia en mente, después de todo —dijo algo incómoda.

¿Mi familia? Por supuesto… Mis padres me criaron con amor y amabilidad, y los respeto profundamente. Si quería casarme y tener éxito lo más rápido posible, también sería por su bien. Pero…

—Eso también es fundamentalmente por mi propio bien. Fui yo quien quiso hacerlos sentir felices y aliviarlos —le dije a la niña, quien comenzó a reírse de nuevo.

—¡Realmente eres tan diligente como dicen! ¿Pero tu familia realmente quiere que conozcas dama tras dama en un apuro por casarte?

—Bueno… —No lo sé. 

Cuando le conté por primera vez a mi padre acerca de mis intenciones, en verdad parecía molesto.

—Tu prioridad debería ser confirmar eso con ellos, ¿no? —dijo con una sonrisa, poniendo fin a esa discusión.

Seguimos hablando un poco más sobre la academia y otros temas inofensivos antes de separarnos, porque, como ella dijo, “las reuniones demasiado largas o demasiado cortas causan sus propios problemas”. Obviamente estaba mucho más acostumbrada a las citas de emparejamiento que yo.

Levanté una mano para llamar a los sirvientes, quienes estaban lejos de nosotros. Pero antes de que pudieran alcanzarnos, ella volvió a hablar.

—Estás manteniendo tu amor en secreto para todos, ¿no? Si alguna vez sientes la necesidad de hablar al respecto, me alegraré mucho. —Su sonrisa tenía un toque de malicia, como una niña cuya broma fue exitosa.

Tropecé, buscando una respuesta y, después de volver a ponerse su máscara de noble inocente, me dijo adiós con la elegancia de una dama adecuada.

Así terminó mi reunión con esta chica muy singular.

Mi peculiar encuentro con esa chica me hizo reflexionar sobre muchas cosas, así que tan pronto como terminó, hablé con mi padre.

—Lamento hacerlo a pesar de haberlo pedido en primer lugar, pero me gustaría tomar un descanso de las reuniones de emparejamiento por un tiempo.

—¡Por supuesto! Todavía eres joven y no hay prisa. Estoy seguro de que algún día conocerás a la persona adecuada —dijo, luciendo aliviado.

Su reacción fue tan diferente a la que esperaba que tuve que asegurarme.

—¿Realmente está bien? ¿No debería buscar una esposa para tener éxito tan pronto como sea posible?

—¿Eso es lo que te preocupaba? No hay necesidad de sacrificarse tanto por algo tan insignificante en estos tiempos. Si no te importa el título, siempre podemos adoptar a alguien de nuestros familiares para que lo herede —respondió con una sonrisa sincera. Luego concluyó—: ¡Nicol, realmente eres tan diligente como Radia!

Después de cuánto me había preocupado por tener esta conversación, el giro real de los acontecimientos resultó decepcionantemente anticlimático. Ella tenía razón. Lo que mi familia realmente quería era diferente de lo que pensaba.

Realmente respetaba a mi padre, un individuo con el talento suficiente como para ser elegido como el consejero del Rey… pero la visión relajada que compartió conmigo hoy mostró que en realidad tenía una personalidad mucho más laxa de lo que pensaba.

Siempre me había preguntado de quién había sacado Sophia su mentalidad de actuar primero, pensar más tarde, pero tal vez finalmente había encontrado al culpable…

Iba a mi habitación después de haber hablado con mi padre, pero Sophia estaba amenazadoramente en el pasillo, bloqueando mi camino.

—¡Escuché que te estuviste encontrando con potenciales prometidas! ¿Por qué no me lo dijiste? —dijo, visiblemente enojada. Al parecer, escuchó de mis reuniones de emparejamiento desde algún lugar.

¿Fue la chica de hoy? Pero acabamos de separarnos. Eso sería sorprendente

Le pregunté cómo se enteró, y ella me dijo que, preocupada por mi comportamiento inusual reciente, había ido a buscar una explicación a mi padre. Sabiendo lo suave que es con ella, el hecho de que él inmediatamente le dijera la verdad no fue una sorpresa.

—¿Bien…? —dijo resueltamente, como si amenazara con bloquear el pasillo hasta que le diera todos los detalles, lo que hice rápidamente.

Le conté cómo había sentido la presión de tener que encontrar una esposa para tener éxito como conde, especialmente porque había recibido varios comentarios sobre mi falta de prometida desde que comencé a trabajar.

Sophia escuchó atentamente hasta que terminé de hablar.

—Realmente eres diligente, ¿eh? —comentó al igual que padre.

Ellos se parecen mucho…

—Padre me dijo lo mismo. Y también, que podía esperar a la persona adecuada. No esperarías que un conde dijera algo así…

Por alguna razón, mi hermana parecía sorprendida.

—¿Qué? ¿Esperabas que papá, de todas las personas, te dijera que te casaras por el bien de la familia?

—¿Qué quieres decir?

—¿Cómo podría decir algo así, cuando él mismo se enamoró a primera vista de una chica ya comprometida y luego se la quitó a su prometido?

No sólo fue lo más sorprendente que escuché hoy; si no una de las cosas más sorprendentes que oí en toda mi vida. Tanto que no pude pronunciar una respuesta.

—Tú… ¿No lo sabías? —dijo con tanta inocencia que me mareé por el shock.

—Espera, ¿es eso cierto? ¿Padre realmente tomó a madre de…? —Decirlo yo mismo me hizo sentir aún peor.

Padre… llevándose a la prometida de otro…

Los dos siempre habían estado tan cerca el uno del otro que me daba vergüenza verlos de niño. Pero nunca hubiera pensado que su pasado podría convertirse en una de las novelas románticas de Sophia.

—Si. Nuestra madre estaba comprometida con otro hombre, pero padre se enamoró de ella y fue al abuelo para pedirle su mano. El abuelo se negó y le dijo: “¡Te dejaré casarte con mi hija el día que te conviertas en consejero del Rey!”. Por supuesto, él solo se estaba burlando, pero mi padre fue y se convirtió en consejero. Así que el abuelo admitió que era digno.

Sabía que él subió de rango increíblemente rápido, pero nunca sospeché que mi padre se hubiera convertido en consejero para poder casarse con mamá. Por otra parte, me siento aún más mareado. De todas las razones posibles… Espera, lo más importante…

—¿Eso es de conocimiento común? ¿Por qué acabo de escuchar esta historia por primera vez? —Había pasado 18 años en esta casa y ni una vez había oído hablar de la historia romántica de mis padres.

—Naturalmente, mi padre tomó todas las precauciones que pudo para que la historia no saliera al público. Después de todo, robarle una chica a otro no es algo que quieras anunciar. Pero si le preguntas a madre, ella estará más que feliz de aburrirte con los detalles… aunque estoy segura de que ella ha eliminado de su memoria todo lo que sea remotamente negativo sobre padre…

Si padre tomó precauciones, esa historia seguramente nunca se escucharía fuera de esta casa. ¿Pero qué hay de mamá? ¿Mi madre tranquila y reservada, relatando apasionadamente su pasado con nuestro padre? Solté un largo suspiro.

Al escuchar por primera vez la historia extravagante de cómo se conocieron mis padres, me dolió la cabeza. Sophia, quien había estado furiosa hace unos momentos, ahora me sonreía.

—Pensé que lo sabías todo, ¡pero creo que hay algunas cosas que ni siquiera tú sabes! —dijo ella, obviamente complacida de poder superarme por una vez—. Si hay algo más que quieras saber, ¡solo pregúntame! —añadió orgullosa con una expresión molesta y satisfecha.

Sentí que el respeto que siempre había sentido por mi padre corría el riesgo de disminuir ligeramente.

Después de eso, dejé de buscar una novia. Y, por alguna razón, sentí que quizás leer una de esas novelas raras que Sophia siempre me recomendaba, con palabras como “amor robado” en el título, no sería una mala idea.

| Índice |

23 thoughts on “Katarina – Volumen 5 – Capítulo 4: Una dama para Nicol (2)

  1. Pamelita^_^ says:

    Yo creo que si Nico se pone las pilas para cortejar a Katarina, va a ser un rival muy fuerte.
    Y este nuevo personaje quien será? Definitivamente tiene personalidad!

  2. Carlos says:

    Pero quién es esa chica?!
    Por un momento pensé q sería la chica del comienzo,la “rival” de Katarina, pero ya en un futuro…dijeron q era parte del consejo,pero esta chica suena inteligente. Tal vez será introducida después? Luego pense q sería la maestra del disfraz Lahna o Suzhane , pero luego dudé…

    En fin, parece un pje único y espero que se quede con Nicol,este último es bastante triste que sufra de esa manera.

    Que team soy? Dudo entre Jared/Gerald/Geordo o Alan . Obviamente Keith no tiene esperanzas, pero conociendo a la Bakarina , probablemente, el primeri que ataque se queda con ella. Ademad también existe una fuerza narrativa de destino. Nuestra Bakarina no fue poseída o reemplazada, ella recuperó sus recuerdos. Cuando niña ella se enamoró de Geordo/ Gerald/ Jared, y al final se reducira a eso.

  3. Kikuta Michiyo says:

    Me encanto ver a Nicole es tan lindo quien pensaria que robar prometidas viene de familia
    fue muy agradable leer este capitulo ..

    Soy multishiper asi que no me importa con quien quede katarina pero que elija con sabiduria y los demas encuentren a alguien no me gustaria verlos tristes

  4. Monse says:

    Ojalá que se robe a Katalina la verdad no me agrada jareld a si que tiene que seguir los pasos de su padre ahora tengo más esperanzas que nunca supongo que por algo agregó eso el autor

  5. Lizzie says:

    de tal palo tal astilla XD

    pero la chica que se le presento, tiene los mismo ideales de nuestra bakatarina… tal vez si no se queda con Katarina se puede quedar con la chica… que opinan?

    Pero con todo esto aun sigo siendo #teamKeith y #teamJared… no me maten… de que team son?

    • Yinett says:

      Pienso lo mismo! Ella es como Bakarina (q piensa diferente) pero más pícara (no sé si me explico, o sea con un poco de malicia). Y sip también coincidimos con los teams, esos dos son mis favoritos, y fuera de los ships Keith es mi personaje favorito, lo adoro a más no poder.
      #Keithlover :v

    • Jascan says:

      Me encantó el capitulooo, todavía no se que team soy pero amo a todos por dios. Igual creo que sí Nicole se queda con esta chica, la relación que tendrían sería igual a la relación de Suzzana (Lhena) con el primer príncipe. No me disgusta pero me gustaría ver cómo se desenvuelve estoooooo xd

    • Andy King's says:

      Estaba esperando por algo así, espero y Nicol se ponga ya la pilas pa’ que le entre duro a la pelea por Bakarina, la verdad aunque no lo logré al final me encantaría leer que es lo que tiene Nicol en la mente más seguido y también leer acerca de Katarina y Nicol. Amo a Nicol. ❤️

  6. Lys says:

    Muchas gracias por su trabajo 💞💕soy nueva aquí y estoy muy feliz y muy ansiosa por leer la continuación comencé a leer ayer 👀 amo tanto esta novela, yo personalmente soy multishipper y adoro a todos los personajes así que ojalá Katarina se quede con cualquier chico Jeord Keith Sora Rafael Nicol o Alan 😁😚 Estoy muy agradecida en verdad !! Esta página es lo mejor que me ha pasado en la cuarentena 😫😫💖

  7. Yinett says:

    Mmm no sé si esto es un error, pero se supone que a esta hora el cap todavía no estuviera, bueno si es así… Lucky me… Y wow, estuvo muy bueno el cap, con otra persona que tiene una manera de pensar diferente como Katarina, me pregunto quién será? Y el bueno de Nicol no sabia que el querer robar prometidas le venía de familia XD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *