Mi prometido ama a mi hermana – Arco 7 – Capítulo 8

Traducido por Ichigo

Editado por Lucy


Mi vida después de haber perdido a Emma estaba hecha de días vacíos. Pero dicho esto, incluso mi sentido del tiempo se oscureció y no tenía ni idea de cuánto tiempo había estado solo. Antes de que me diera cuenta, la gente que podía “verme” desapareció por completo. Hasta ahora, aunque eran escasos, habían sido casos de personas que de casualidad se encontraban conmigo. Pero sin que se notara, tal cosa ya no ocurría. En otras palabras, creo que significó que la gente que poseía el poder mágico murió. Puede que ya no haya nadie que pueda usar la magia.

Mientras que la ocupación de ser mago apenas existe, fue tratada de la misma manera que la de ser ilusionista. Solo los niños que tienden a soñar despiertos dirían que pueden usar la magia. Si un adulto afirmara eso, la gente se reiría de él con desprecio. Tal vez, incluso yo mismo, ya no existía en ninguna parte. A menudo, comencé a pensar esto. El escenario que estaba viendo, el sonido que estaba escuchando, tal vez todo era solo una ilusión, tal vez todo este tiempo había estado soñando con ellos. Lo más seguro, es que eso debe ser. SI no fue así, ¿en qué diablos me convertí? Fue cuando estaba pensando en esas cosas…

Me encontré con “eso”.

En la gran ciudad de cierto país, cuando estaba siendo sacudido por el tráfico pesado, cabalgando de manera inestable por el viento, sentí que algo me llamaba y entré en la parte de atrás de un callejón. Aunque sabía que era imposible que alguien me llamara, pensé que no haría daño comprobarlo. Porque tenía mucho tiempo libre después de todo. El callejón sombrío estaba lleno de basura y era un lugar por completo ajeno a la noción de limpieza. Cuando me esforcé en mirar a la oscuridad, noté que un par de ojos ardientes brillaban allí. Mientras miraba el par de pupilas amarillas, un pequeño “miau” resonó. Su larga cola se movía lenta de un lado a otro, como diciendo “por fin llegaste”, así que lo perseguí a consciencia.

Aunque los humanos no podían percibirme, los animales parecían tener más de cinco sentidos, como era de esperar. Desde hace mucho tiempo, los perros y gatos a veces mostraban reacciones que indicaban que podían verme. Era improbable que tuvieran algún poder mágico en ellos, pero tal vez solo eran sensibles a mi presencia. Para empezar, era dudoso si yo podía ser percibido como un “ser humano” o no. Tal vez, en sus ojos, solo me veía como una luz extraña. Pensé que esta última hipótesis era más probable.

Mientras seguía al insalubre gato flaco, sentí que me llevaban a alguna parte. El hecho de que siguiera mirando hacia atrás, como para confirmar que lo seguía de forma apropiada, debe haber tenido algún tipo de significado.

El lugar al que llegamos al final era una vieja puerta. Cuando di algunos pasos atrás del camino para ver todo el edificio, noté un pequeño cartel horizontal al lado de la puerta. Los caracteres de la pintura estaban tan desgastados que eran ilegibles por completo. Parecía que se desmoronaría en pedazos si lo tocaba y estaba tan desgastado que me hizo pensar que no tenía sentido haberlo colgado allí. Mientras estaba parado frente al cartel, la bisagra de la puerta hizo un chirrido. Cuando miré en su dirección, el rostro de una anciana se estaba medio asomando por la puerta abierta.

—¿Es un cliente…?

Su voz ronca resonaba en el húmedo y oscuro callejón. No podía asentir a su pregunta porque aunque entendía que era una especie de tienda, no tenía ni idea de qué demonios podrían estar vendiendo allí. El viejo edificio, que parecía tan deteriorado que podía derrumbarse en cualquier momento, no presentaba ni un solo rasgo distintivo. Entonces recordé el gato que me había traído aquí y mi mirada vagó por ahí, pero se había ido y no quedaba ni una sombra de él.

—Ah, es este pequeño compañero otra vez. Parece problemático. Cada uno de los que trae de vuelta es así. Dios mío —suspiró la anciana mientras movía la cabeza. Entonces, ella preguntó—: Ya que te tomaste la molestia de venir aquí, ¿no quieres echar un vistazo dentro? Es solo una humilde tienda de muñecas, pero… ¿te interesan?

Fue entonces cuando me di cuenta de que esa mujer me estaba “viendo”. Si hubiera estado respirando, seguro habría hecho un sonido jadeante. La conmoción que recibí fue tan grande. Sin embargo, la anciana que me urgía a responder con su mirada solo inclinó la cabeza, antes de preguntar.

—¿Por qué una mirada tan estúpida? ¿Qué es lo que pasa?

Incapaz de emitir un sonido, era evidente que me fue difícil responder. A pesar de poner una cara escéptica, ella continuó hablando.

—Bueno, está bien, supongo. Entonces, ven aquí, ven aquí.

Y abrió la puerta para que yo pudiera entrar en la tienda.

No sabía si esa mujer era consciente de que poseía un poder mágico. En primer lugar, ¿qué aspecto tenía yo en sus ojos? Aunque tenía dudas, era un hecho que descubrir que algunas personas todavía tenían poderes mágicos conservados me hizo sentir aliviado.

—Podría ser un lugar aburrido para aquellos que no están interesados en las muñecas.

Mientras tanto, la anciana que parecía ser la dueña de la tienda hablaba como si no hubiera nada fuera de lo normal, sin mostrar ninguna confusión. Por su actitud, pensé que tal vez, me veía como una persona normal en sus ojos, y no como un fantasma indistinto. Estaba en mi mente, pero no tenía ninguna forma de confirmarlo. Aunque no sentía ninguna sensación, cuando mis labios se movían para intentar decir algo, mordían el aire.

No tenía motivos para preocuparme por la anciana, podría haberme marchado de allí en ese momento. Sin embargo, por alguna razón, no me sentía de esa manera y después de que me lo pidiera, entré en la tienda. Podría haberlo hecho porque hacía tiempo que no conocía a alguien con poderes mágicos. Podría haber deseado interactuar con otras personas más de lo que había pensado. Además, mi interés por lo que ella estaba vendiendo de repente se disparó.

En el interior poco iluminado, era difícil decir que había una sensación de limpieza, al igual que en el exterior. Aquí y allá, el suelo de madera tenía agujeros. Un niño pequeño podría no tener problemas para caminar por aquí, pero si un hombre adulto no tenía cuidado al pisar, el suelo era definitivo que cedería. Pero este comerciante debería estar bien. No tenía peso, así que este problema no tenía relación conmigo, ahora que lo pienso, ha pasado mucho tiempo desde la última vez que tuve este tipo de pensamientos. Poco a poco, sentí como si la neblina en mi cabeza se despejara y me volviera más lúcido.

—No tengo nada muy nuevo.

La anciana que había caminado adelante en la tienda estrecha miró hacia atrás. Parecía que esta tienda se especializaba en tratar con muñecas de porcelana, ya que modelos de varios tamaños se colocaban de forma casual en estantes y sillas. Aún así, parecía que las muñecas más caras se manejaban con cuidado y se almacenaban en cajas individuales. Estos estuches estaban hechos de vidrio y desprendían un brillo apagado gracias a la luz que se acumulaba de quién sabe dónde. Dentro,  había incluso muñecas de tamaño real, y si no las observabas con cuidado, podrías pensar que son gente real. Así de elaborados eran. En cada una, el color de sus cabellos o de sus ojos era diferente. Cada uno de ellos también tenía una expresión un poco cambiada… así es como se sentía. Después de mirarlos por un rato, empecé a preguntarme si no empezarían a hablar, casi me fascinaron esos objetos inorgánicos desprovistos de vista cuando…

Eso entró en mi vista…

La pálida luz de la única lámpara en el centro de la habitación hizo que un brillo rojo brillará en su blanca piel. Parecía que sus mejillas estaban enrojecidas. Por un segundo, incluso yo, un fantasma, me encontré sorprendido por su rostro vivaz. Cuando me acerqué, me di cuenta de que era una muñeca. Sus pestañas negras estaban reunidas sobre sus párpados, bajo los cuales se podía ver el iris negro. Tenía la nariz recta y los labios de un color pálido poco saludable. Aunque no había viento, su flequillo se balanceaba de forma suave. Al otro lado de la vitrina, “él” parecía sonreír de manera débil como si estuviera respirando.

Mirando su cara, tan pronto como sentí una impresión de déja-vu, el mundo tembló y se distorsionó… Ese muñeco me dio una fuerte conmoción.

Ah, ya lo sé. De verdad conozco ese rostro. Claro que sí. Una vez fue algo que solía aparecer de forma natural al reflejarse en el espejo… mi propia cara.

—Oh, ¿ésta? Es una muñeca muy hermosa, ¿no? En realidad, debería ser una muñeca mecánica pero parece que se rompió hace mucho tiempo. Ojalá pudiéramos arreglarla, pero no hay nadie que pueda desmontar una muñeca tan delicada. Así que la dejé como está, pero…

La anciana parecía haber seguido mi mirada y me explicó todo eso en voz baja. Como se esperaba, no pude responder. Sin embargo, su voz ronca trajo mis pensamientos errantes al presente. En el cristal se reflejaba el rostro arrugado de la anciana que estaba detrás de mí. Pero mi rostro no lo estaba. En cambio, la muñeca de pelo negro que parecía estar mirándome desde el otro lado del cristal cubierto de polvo.

Parecía unos años más vieja que la cara que recordaba.

—El creador también es desconocido. Debe haber sido un artista muy concienzudo. Es fácil ver lo serio que era cuando lo hicieron.

Quizás no le pareció sospechoso el yo silencioso, pero la dueña de la tienda suspiró con admiración y continuó.

—Por lo general, tales muñecas tienen un nombre. Pero ya ves, esta no lo tiene. Solo hay este bordado allí, ¿puedes verlo?

Cuando miré en la dirección que ella señaló, noté los personajes bordados con hilo de oro en la ropa negra que llevaba la muñeca. De hecho, el bordado estaba en el interior de la ropa, pero con solo enrollar un poco el dobladillo se podía ocultar.

—Bueno, como es de otra época, el hilo parece haber sido cortado allí y aquí. Apenas puedo leer varios de los personajes. Además, esas letras son anotaciones usadas hace mucho tiempo, así que solo una anciana como yo podría leerlas. Bueno, es algo no se puede evitar, así que nombre a la muñeca uniendo las letras restantes que se podían ver. Ka… rya, es, ¿ves? ¿No es así como parecen ser leídas? No, supongo que un joven como tú no lo sabría de todos modos.

La anciana se rió con un ruido extraño. Cuando lo escuché, una vez más sentí un fuerte choque en mi cabeza. Si pudiera hacer un ruido, estoy seguro de que estaría llorando.

Lo que llevaba esa muñeca, era mi ropa de trabajo. En otras palabras, era la bata que llevaba cuando trabajaba como mago. Recordé que el bordado que estaba con firmeza cosido en ella en el pasado decía “Kaliarya Ignis”. Así que estaba segura de que era mía.

Entonces, eso significaba que… la creadora de esa muñeca, era Emma.

Era improbable que alguien más hubiera hecho una muñeca a propósito con mis túnicas. En primer lugar, solo Emma sabía dónde estaba guardada mi túnica. No había traído nada con ella cuando dejó nuestra propiedad… No debería haberlo hecho. El equipaje que trajo el día de su partida fue muy poco. Recordé lo ligero que había sido, como si se fuera a un viaje de dos o tres días. De hecho, estoy seguro de que lo había hecho, llevándose solo unos pocos días de ropa.

¿También puso mi bata dentro de ella? E, ¿hizo que la muñeca que se parecía a mí la llevara?

—Ahora que la veo, se parece a ti. Así es. Lo más probable es que sea algún tipo de destino. ¿Te la llevarás contigo?

Cuando de repente me hicieron esa pregunta, me di vuelta para mirar a la tendera.

—Ah. Si se trata del costo, no hay necesidad de preocuparse… Este tipo de cosas no son frecuentes, pero ocurren a veces.

El muñeco elige al maestro.

Sonrió suave, como una jovencita. Su expresión parecía muy suave y amable. Parecía tomar mi silencio como una aprobación.

—Pero necesitarás algún tipo de bandeja para llevar una muñeca tan grande. Espere un poco, por favor —añadió, antes de desaparecer en la parte de atrás de la tienda.

Cuando la vi curvada, con la mirada perdida, sentí que la muñeca me había llamado de verdad. Una vez más, miré hacia la marioneta que se parecía mucho a mí.

Aunque debería haber sido modelado a mi manera, parecía un poco más viejo de lo que había sido en aquellos días en que vivía con Emma. Esto me hizo pensar que ella debe haber tratado de imaginarme en una forma adulta ya que nunca logré envejecer. Como no podía envejecer después de que de forma misteriosa se me concediera un tiempo eterno. Yo también la adiviné, ella solo podía verme como alguien de unos veinte años de edad. Más que un joven, tenía el rostro de un muchacho que aún no había salido de su adolescencia, y mis ojos, en los que permanecía una sensación de inocencia, parecían muy jóvenes. Tenía la extraña convicción de que el yo que se reflejaba en sus ojos hacía tal expresión. Cuando extiendo mi mano, el “yo” a través del cristal pareció parpadear una vez.

En el momento en que pensé eso, una fuerza demasiado fuerte me atrajo.

Como la muñeca me atraía hacia sí misma, por instinto me enfrenté al impacto contra el vidrio. Fue un reflejo condicionado. Sin embargo, como no tenía un cuerpo físico, el impacto no ocurrió. Me deslizo suave a través de la caja que albergaba la muñeca y la cara del otro yo se acercó a mis propios ojos. Entonces, al instante siguiente, parpadeé.

Sí, parpadeé.

Cuando levanté la palma de mi mano, me golpeé contra algo. Me di cuenta de que era la pared de cristal que había estado delante de mí hasta ahora. La única diferencia era que yo no estaba en el exterior de la caja, sino en el interior. En una palabra, parecía que había sido absorbido por el interior de la muñeca. La dueña pensó que la muñeca estaba rota, así que adivinó que debía ser una marioneta mecánica, pero la verdad era diferente. Tal vez porque la gente con poder mágico casi había desaparecido, pero las posibilidades de obtener información sobre este tipo de marionetas también había disminuido.

El poder de mover los muñecos hechos por Emma había sido por su “poder mágico”. Parecía que ya había desaparecido por completo. Sin embargo, para mí, que era como un bulto de poder mágico, podía convertirme en la fuerza que animaba a esa muñeca.

Mi mano que estaba tocando el cristal debería haber sido en definitiva la mano de la muñeca, pero no se veía ni un poquito diferente de una mano humana. Tampoco era como si las articulaciones se hubieran convertido en una esfera. Los dedos eran de verdad dedos humanos. Cuando los enrosqué, las articulaciones hicieron un pequeño sonido y jadeé después de sentir esta sensación familiar. En ese momento, me di cuenta de que el sonido de mi respiración resonaba dentro de la vitrina, sonando a través de mi garganta. Cuando puse mi mano en el pecho, sentí un latido. No era la pulsación de un vaso sanguíneo. Era el mecanismo que hacía que el cuerpo de la muñeca se moviera. El arte secreto de la fabricación de muñecas solo se transmitía de fabricantes de muñecas a fabricantes de muñecas, por lo que nunca se reveló a extraños. Como tal, tampoco sabía cómo se hacía esta muñeca.

Sin embargo, al menos sabía que esta muñeca estaba… excediendo el conocimiento humano. No puedo adivinar si Emma había asumido que tal situación sucedería, o si solo había querido hacer una muñeca que se pareciera a mí. Sin embargo, sentí que ella había dejado sin ninguna duda esta muñeca por mi bien.

Como era de esperar, ella había creído que después de perder mi cuerpo, yo seguía en algún lugar de este mundo. Recordé vívida su apariencia mientras corría por toda la ciudad, tratando de encontrarme después de que me convirtiera en arena. Me pregunté si ella hizo esa muñeca más tarde.

—Emma.

La voz que se me escapó de los labios sonaba un poco ronca. Pero aún así, sonaba demasiado familiar. Es extraño que recordara esa voz.

—Emma.

Sin saber de verdad lo que debía decir, solo continué diciendo el nombre de la persona que había sido mi esposa en los viejos tiempos. Echaba de menos que no estuviera aquí ahora. Sentí de verdad tal soledad. Si Emma hubiera estado aquí, habría sabido sin ninguna duda qué palabras decirle.

Entonces, abrí la puerta de la vitrina. Junto con mi nuevo cuerpo, di un paso adelante.

Con el primer paso no pude captar la sensación y casi me caigo, pero de alguna forma logré recuperarme y con el segundo paso caminé firme sobre el suelo. Al dar el tercer y cuarto paso, me sentí aliviado de que este cuerpo, que solo debería haber sido un receptor temporal, cumpliera con fiabilidad sus funciones como cuerpo físico. Mientras prestaba atención a que mi larga túnica no se enredara con mis tobillos, caminé. Aceptando la amabilidad de la anciana que dijo que me daría esa muñeca, salí en silencio de la tienda. Cuando descubra que su cliente se había ido, se sorprenderá y me maldecirá por mi grosería. Aún así, sentí que solo se reiría con un simple “Vaya, vaya”. 

Porque, ella misma lo había hecho, la muñeca elige al maestro. No se podía evitar.

♦️ ♦️ ♦️

Si hay una materia prima, es fácil alterarla con magia. Por eso, cambié el cuerpo del muñeco en un animal o tome la apariencia de un niño para jugar. La mayor parte de mi poder mágico se usó para mover el cuerpo, así que lo que quedaba solo podía usarse para esto. El tipo de magia de ataque que requería de una gran cantidad de poder mágico se había vuelto inútil. Pero eso era un asunto trivial. Durante mucho tiempo, había estado atado a este mundo como una existencia que otras personas no podían percibir. En cierto sentido, ahora que era capaz de existir como un ser humano normal, estaba por completo satisfecho. El hecho de tener un cuerpo que se podía mover libre me trajo una sensación de satisfacción en sí mismo. Porque se me concedió algo que había perdido durante tanto tiempo, me conmovió con profundidad.

La sensación del viento soplando contra las mejillas solo la conocían aquellos que lo habían experimentado. Aunque el viento no se podía ver con los ojos, de verdad se podía sentir. Lo más probable es que todos conocieran la “sensación del viento” desde el momento en que nacieron. Me di cuenta de que lo había olvidado. Y una vez más, mi corazón tembló.

Era como un bebé que acababa de nacer en este mundo.

Las cosas que podía ver con mis ojos, oír con mis oídos, tocar con mis manos, todo y cualquier cosa era nuevo. En otras palabras, mi mundo era por completo nuevo… o eso pensaba. Con el cuerpo que Emma me había regalado, podía hacer cualquier cosa. Mi pecho albergaba una cosa llamada “esperanza”. La sensación de exaltación que se acumulaba me hacía encontrar todo risible. No pude evitar sonreír. Me reí del hecho de que aunque lo había perdido todo, después de que me diera una sola cosa, mi vida cambió mucho.

Mi encuentro con ella ocurrió en esa época.

Sin duda, me había vuelto arrogante y me exalté por mis propias circunstancias. Quizás podría decirse que me volví engreído con la idea de que era una existencia diferente a la de otros seres humanos. Sentí una increíble alegría cuando, desde el otro lado de una ventana de reja de hierro, me miró mientras había copiado la apariencia de un pájaro. Me convencí de que quería mi ayuda. Por eso, me paré sobre ella y la miré, e intenté extender mi mano hacia ella.

Lo hice mientras daba la sensación de que podía pedirme ayuda.

Incluso ahora, todavía no sé lo que ella quería y lo que estaba tratando de lograr. ¿Estaba contenta de que le prestara mi mano? Aún así, el yo de entonces tenía la intención de ayudarla. Por eso se lo dije.

—¿Le presto mi cooperación…?

A veces me aburría de mi vida demasiado larga. Tal vez, quería darle algún tipo de significado a esta vida sin objetivo, esta vida que solo estaba viviendo. Supongo que era una forma de matar el tiempo.

Pero, no había ninguna mentira en mis palabras.

—Di, princesa. ¿Te ayudo…?

Se lo prometí.

Lo juré, y aún así…

| Índice |

27 thoughts on “Mi prometido ama a mi hermana – Arco 7 – Capítulo 8

    • Lucy says:

      Sinceramente, la novela todavía no terminó y todavía se sigue publicando… Estamos tratando de sacar los capítulos tan pronto llegan a nuestras manos y con la mayor calidad de lectura posible ♥. ¡Espero que la esperes con ansias! Se vienen capítulos super lindos~

  1. Sol says:

    Sé que robar está mal, pero me pareció super importante con la historia
    Kaliarya Ignis, los caracteres japoneses sonカ リ ア ラ イ アイ グ ニス
    En la muñeca, los caracteres legibles son:カ…… 、 ラ 、 スpor lo que el primer, el medio y el último carácter. Yカ ラスen japonés significa Cuervo. Ahora sabes por qué Kaliarya se llama a sí mismo Cuervo. Aquí, en este capítulo , tradujeカ…… 、 ラ 、 スal Ka rya porque era difícil hacer evidente el vínculo con Cr ow.

    • Lucy says:

      No es una historia para cualquiera, eso seguro T-T, pero me alegra que te guste. Si dejas a un lado los sentimientos y el masoquismo puro que significa leerla, de verdad es una historia con un significado precioso.

      Lástima que realmente hay que sufrir mucho, y mucho… y justo cuando piensas que el autor tendrá piedad, pues no T-T

  2. Snezhinka says:

    Yo también pensé que cuervo podría ser quien retrocediera el tiempo, pero cuando conoció a Ilya por primera vez ya era el tercer ciclo, así que no creo que sea rya el responsable de los ciclos

  3. Dantrlan says:

    Ah maldita sea, porque debo ser tan masoquista ;-;
    No es bueno llorar en la madrugada
    Muchísimas gracias… Ya había escuchado de esta historia antes, del cuervo que perdió a su amada y se volvió inmortal
    Ahora a esperar para llorar de nuevo ;-;

    • Lucy says:

      Jajajajajajaj, con esta novela, llorar en la madrugada es la nueva moda ;-; ¡Larga vida a las masoquistas auto-reconocidas! xD

      ¡El próximo capítulo sale en dos días! Ve preparando las lágrimas (?).

  4. yeyix says:

    santa madre qwq, este ha sido un cap muy triste y feliz al tiempo qwq, amo que al fin unieron los hilos, pero me da demasiada curiosidad saber que viene…será cuervo el causante de esto o habrá algo mas de fondo con tanto bucle? muchisimas gracias <3

    • Lucy says:

      Amo que todas las teorías apunten a Crow, todas las respuestas serán resueltas en el momento indicado (?). Por lo pronto, a esperar el próximo capítulo que llega en dos días~~~.

      ¡Muchas gracias por leer ♥!

  5. Doris says:

    El que retrocedía el tiempo era Cuervo o más bien Rya,
    Pero quien era el que manipulaba a las personas y hacia que sus cuerpos no respondieran a sus pensamientos?😕
    Por favor continúen gracias por la traduccion😄😘

    • Lucy says:

      Jojojo, me siento cargando con una información preciosa, pero voy a ser una buena editora y dejar que todas ustedes se desvanen los sesos buscando respuestas~.

      ¡Muchas gracias por leer ♥! ¡Ni Ichigo ni yo descansaremos hasta que tengan todos los capítulos disponibles~!

  6. Mafe says:

    Oh, así que cuando consiguió nuevamente un cuerpo la conoció, ya se están uniendo Hilos. Siento que lo del final se refiere que aunque intente ayudarle, todo sale mal volviendo al punto de inicio, creo que se siente impotente al no poder hacer nada, aunque creo, una simple hipótesis, que el con su magia regresa el tiempo con los recuerdos de ambos para enmendar los errores (teniendo en cuenta que quizás pueda salir del muñeco y así usar todo el potencial de su magia), pero se da cuenta de que nada cambia, por mucho que nuestra protagonista intente cambiar su destino, siempre la muerte le persigue acompañada de duros golpes de vida. Esta novela me tiene completamente enganchada, me ha hecho llorar a mares, espero que la adaptación a manga continúe, ya que hay solo como 3 o 4 capítulos si no mal recuerdo. De verdad muchas gracias por traernos esta emocionante novela.

    • Lucy says:

      Te comprendo, bro T-T, la novela me ha llevado por una montaña rusa emocional hasta ahora. Pero estoy feliz de que por lo menos a esta altura haya un poco de respuestas, las andaba necesitando para darle leña al fuego interno que sentía (?).

      ¡Muchas gracias por leer la historia♥!

    • Dantrlan says:

      Aquí va

      Rya es el cuervo que ayuda a la prota, el vivió mucho antes en ese mundo, cuando la magia aún existía, un día el se enamoró de una chica solitaria que no tenía a nadie, ambos se amaban, su padre un mago que deseaba la inmortalidad prácticamente lo maldijo y lo volvió inmortal, el siguió su vida temiendo perder a su amada.
      Un día llega la noticia que su padre murió, se convirtio en polvo, el dejó de crecer.

      Se caso con Emma, ellos se amaron y decidieron formar una familia, su inmortalidad destruyó su cuerpo mortal y se conviertio en un espíritu, su esposa se volvió loca rápidamente.

      El fue donde un doctor mago que hizo un hechizo para que puedan verlo, pero no sirvió y solo Emma lo pudo ver, creyó que era su espíritu que la atormentaba, entonces el para no hacerla sufrir se fue

      Después de muchos años el regreso, en el lecho de muerte de ella, se había casado y tuvo hijos, ella le agradeció el haberlo conocido, ella fue feliz pero el solo pudo aceptar su felicidad con amargura, pasando toda la eternidad solo

      Después de muchos años la magia se perdió y un día se encuentra con una anciana que puede verlo, ella le cuenta de un muñeco que lo eligió, un contenedor mágico que pudo tomar su alma, Rya por fin consiguió un cuerpo, paso otro tiempo hasta que encuentra a la protagonista

      Y eso es, espero hayas comprendido ahora ^-^

    • Lucy says:

      Oooh, me siento mal como la editora T-T, ¿en qué parte te perdiste? ¿O el comentario de Dantraln te ha podido resolver tus dudas?

  7. Fanabeto says:

    OMG esa última frase fue 🥺…
    De verdad quería ayudarla, pero después de tanto tiempo y sufrimiento… tal vez se haya arrepentido por lo mismo.

    Gracias por el capítulo 😊🤭!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *