Modo Automático Apagado – Capítulo 59: Una villana inclinada hacia el no

Traducido por Kiara

Editado por Raine


—El trabajo de la secretaria es mantener registros. Junto con eso, también tenemos que hacer folletos y guías para eventos, si hay reuniones también tendremos que registrar los procedimientos y todos los puntos claves de las conversaciones.

Durante la sesión de entrenamiento, realmente no podía permanecer vigilante hacia Tuvalu y Runa. Para empezar, no estaré ingresando de todas formas… no, voy a esforzarme para no ingresar con todas mis fuerzas, pero todavía tengo que prestar atención por hoy. Es muy grosero con Thomas-sama quien me da explicaciones, así que si es posible, debería tratar de evitar pensar en otras cosas.

—La mayoría están escritas a mano, pero podemos usar una máquina de escribir si es demasiado difícil o si hay demasiadas cosas por hacer. ¿Has usado una máquina de escribir antes?

—No, nunca… pero sé cómo usarla.

Máquina de escribir… He visto a papá y Orsseine-san usar una antes, pero nunca la he usado yo. No escribo tanto, por lo que no necesito una.  En cuanto a por qué sé cómo usarla a pesar de eso, es debido al conocimiento que acumulé en las últimas cinco rondas. Aun así, nunca la usé ya que realmente no había necesidad de hacerlo.

—Hoy sólo estoy haciendo copias del registro de procedimientos de la reunión del otro día, así que realmente no hay mucho trabajo. Puede ser aburrido pero, por favor, siéntate en esta silla y mira por ahora.

Thomas sacó una silla simple cuando dijo eso y me instó a sentarme. Aunque es simple, hay una sensación de lujo, en la textura de la madera brillante y el cojín mullido. Como mínimo, es tan lujosa que no debería ser adecuada para el consejo estudiantil de una escuela. ¿No deberíamos realmente volver a comprobar cómo se gasta el dinero?

—Ah, si quieres té o algo, simplemente toca el timbre y vendrá un camarero.

Esto es bastante escandaloso. Es como estar en casa. 

Después de eso, Thomas-sama se sumergió en su trabajo y sólo se escuchó el sonido de la escritura. Durante el proceso de entrenamiento, mis intenciones de rechazar unirme al consejo comenzaron a aumentar. Sin tener en cuenta lo más posible las palabras confidenciales escritas en el papel, centré mi atención en las manos de Thomas. Es un placer decir que no hay nada que hacer.

Pero, aparte de eso, ya que mi enemigo natural está en el mismo espacio, debo permanecer vigilante. No sé qué pasará si revelo la más mínima debilidad… 

Me siento como una especie de criminal por dentro pero sin intención de ser reformada.

Ah, en cuanto a quién es este enemigo natural, estoy seguro de que todos saben, ¿verdad? Es ese yandere de pelo azul claro que está envuelto en la oscuridad. Julius-sama, puede producir un miedo abrumador si te fijas en su cara… ¡pero en verdad, las personas no pueden ser juzgadas por su apariencia! Así que el verdadero enemigo es él.

Con este tipo de pensamientos en mente durante la sesión de entrenamiento, pasó una hora. Parece que estaba demasiado consciente del enemigo, porque empecé a sentir un dolor muscular en mi cuello debido a mi extremada concentración en un solo punto.

Parece que me volví negligente con mi entorno y una gran mano se posó en mi hombro.

—Señorita Tempest, puede regresar otro dia.

—Julius-sama.

—Ya ha aprendido lo suficiente, el trabajo de la secretaria es una tarea simple, por lo que le enseñaremos más si decide unirse.

—Si, entendido.

Finalmente, puedo irme… aunque sólo haya pasado una hora, creo que me siento más cansada por estar haciendo nada que de lo que hubiera estado si hubiera estado trabajando. Sobretodo, mentalmente.

—Puede reflexionar sobre si desea unirse o no… la lista de miembros se revisará a fines de este mes, así que le preguntaré en ese momento.

Lista… ah, se creará un folleto con imágenes como las que muestran a los postulantes sucesivos. Al final del mes… así que un mes. Es tiempo suficiente para pensar en una excusa para rechazar la invitación… ya que aún no tengo una.

—Bueno, gracias por hoy. Hablaré con Catalia… así que por favor rechácela correctamente.

—¿Eh…?

Las últimas palabras fueron dichas en voz baja para que los demás no pudieran escuchar, pero yo podía escucharlo claramente ya que estaba justo frente a mí.

Rechazar… no, quiero negarme, ¿pero cómo lo descubrió? ¿Se mostró en mi cara? ¡Pero realmente no quería unirme después de que me di cuenta de que Tuvalu también estaba aquí! ¿Tal vez hice una expresión realmente de disgusto en ese momento? Pero si es así, creo que la persona misma lo habría notado. Aunque fue hecho como un “yandere”, por el momento siento que la configuración de su personaje es más como un “intrigante”…

Mis dolores de estómago están empezando a regresar después de recordar que comencé una pelea contra esa persona…

—Eh, lo pensaré.

Al final me sorprendió con la guardia baja, mientras recordaba los intercambios entre Tuvalu y yo, por lo que sólo pude responder con un tono bastante bajo. No me interesa si la impresión de Tuvalu sobre mí es mala o no, pero me gustaría evitar que me odien lo suficiente hasta el punto en que termine levantando una bandera de la muerte no relacionada con la heroína…  Aunque creo que podría ser un poco tarde para preocuparme por eso.

| Índice |

One thought on “Modo Automático Apagado – Capítulo 59: Una villana inclinada hacia el no

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *