¡No aceptaré una heroína como tu! – Capítulo 25

Traducido por Andcortmen

Editado por Lucy


Desde ese día, Tsubaki y Saeki han tenido muchas citas, recibiendo y comiendo bocadillos juntos.

Saeki normalmente traía los habituales bocadillos pero, de vez en cuando traía algunos bocadillos de chocolate. A pesar de su inusual vida escolar, Tsubaki y Saeki todavía no habían tenido una conversación dentro de la escuela. En primer lugar, no había manera de que hablaran ya que el muchacho no podía ni mirarla a los ojos.

Sin embargo los días en que ellos se reunían en secreto, su mirada se encontraba con la de ella con mucha más frecuencia de lo normal, así que fue más fácil notarlo.

Al principio, incluso Tsubaki tuvo problemas para pensar acerca de cómo  deberían notificarse o qué señal podrían usar pero resultó bastante fácil para ambos, la situación en la que se encontraban fue bastante útil.

Hoy también, Tsubaki y Saeki se habían reunido en su lugar secreto, comiendo bocadillos juntos.

—Por cierto Saeki, ¿te parece delicioso este bocadillo?

—No es como si lo encontrara extremadamente delicioso, pero es bastante sabroso. ¿Qué hay de ti, Asahina?

—Este sabor va muy a lo seguro. Le falta profundidad, pero no es como si fuera malo. Ah, pero la fragancia de éste permanece en la boca.

—Eso, escuché que estaban bastante confiados cuando planearon la producción de ese bocadillo.

—¿Así que es así? Parece que la compañía de Saeki tiene muy buenos empleados.

“Que agradable, tienen empleados con ideas que generan ganancia”, pensó Tsubaki, sin poder evitar sentir un poco de envidia. 

Comparado con antes, el muchacho ya no se asusta en frente de ella y ahora pueden tener una conversación normal.

—Pero sabes Asahina, nunca pensé que fueras buena conversando con otras personas.

—¿Es así? bueno, no se puede evitar ya que representó a  los Asahina y a los Mizushima. La gente dice cosas como, “Como se esperaba de la sobrina de Mizushima” o algo así como, “como se esperaba de la joven dama de los Asahina”. No es que pueda arrojar barro a eso ¿sabes?

—Pero para todavía ser capaz de actuar así, como se esperaba, pienso que es bastante sorprendente. A pesar de que no se dice mucho, es algo impensable alguien como yo.

—Muchas gracias, sin embargo Saeki, creo que sería mejor si no te limitas así.

—Es un poco difícil para mí tener confianza en mí mismo. Incluso aquí en la escuela, una persona como Mizushima es considerado un estándar para los chicos.

Kyousuke siempre es bastante habilidoso en la mayoría de las cosas que hace, por eso no es una sorpresa cuando el orgullo de la gran parte de los chicos de la escuela termina aplastado.

Tal vez esa también es la razón por la que la mayoría de las personas que están alrededor de Kyousuke son gente que solo sabe halagarlo. Es muy fácil ver a través de ellos, por eso él ni siquiera se molesta en relacionarse con sus compañeros de clase.

Especialmente cuando piensa que esto solo le traerá más mal que bien, ya sea que lo alaben o que no, a Kyousuke no le importa. Pero hay gente como Saeki, con falta de confianza en ellos mismos, y por eso solo pueden tratar al muchacho como una especie de objetivo.

—Bueno, Mizushima también es como tu, Asahina. También desprendes esa atmósfera como si estuvieras diciendo que no quieres asociarte con los demás. Me pregunto si es por que quieres dar esa impresión.

—Bueno, yo lo hago con esa intención pero en el caso de Kyousuke, siempre ha sido así. Pensé en decirle que debería profundizar sus lazos con sus compañeros de clase, pero es inútil.

—Pero el otro dia cuando se me cayó el borrador y lo recogió por mi, me di cuenta de que es bastante amable.

A pesar de que tiene un lado fastidioso, en el fondo es un hombre diligente y gentil.

Y de repente un pensamiento apareció en mi mente, algunas veces se siente como si Kyousuke estuviera a la defensiva o como si pusiera una barrera. Siempre está muy vigilante hacia los demás y es por eso que incluso hacer amigos le ha sido difícil o eso pensé, pero fue diferente con León.

También con Anna, con quien Tsubaki normalmente conversa. Además y pienso que es un punto importante, es que aunque es conocido como el sucesor del grupo Mizushima, nunca fue orgulloso y presumido acerca de eso, su comportamiento siempre fue el mismo. Y el factor más importante y decisivo de por qué la niña podía llevarse bien con él es que tiene un corazón fuerte y gentil.

Tal vez lo que Kyousuke quería es un amigo con el que pueda ser un igual y no alguien que actúa como su sirviente. Pero viendo la actitud actual de sus compañeros, va a ser bastante difícil para él.

—¿En serio es imposible que tú y yo hablemos en los pasillos?

—Pero si Mizushima supiera que me llevo bien con Asahina, algo podría pasar. ¿No están comprometidos?

—Las palabras de mi abuelo fueron egoístamente interpretadas e incomprendidas por los demás. Nosotros simplemente no lo confirmamos ni negamos. Es una molestia hacerlo y además, somos primos y compañeros al mismo tiempo así que no hay nada de qué preocuparse.

—Ya veo, pero… para hablar correctamente con Mizushima, me asegurare de aumentar la confianza en mí mismo o de otra manera me será imposible.

Para Saeki, quien tenía poca confianza en sí mismo, es necesario una gran cantidad de coraje para hablar con Kyousuke. Pero al escuchar eso Tsubaki no pudo evitar el impulso de palmear su espalda y decir: “¡Contrólate!”

No es como si el enfadarlo fuera a conseguir que actuará como Kyosuke, a lo sumo sólo las chicas y sus grupos quienes dirán todo tipo de cosas. 

Sin querer, su conversación con Saeki se alargó más y más tiempo, cuando Tsubaki se dio cuenta ya era hora de volver a casa.

Se levantó luego se limpió la falda antes de hablar.

—Bueno, entonces, justo como lo hablamos antes, se trata de superación personal. E incluso si me llamas en los pasillos no supondrá ningún problema. Muchas gracias por los bocadillos, estuvieron deliciosos. Ahora entonces, buenas tardes. 

—Igualmente. Acerca de los pasillos, lo siento. Bueno, entonces, nos vemos.

Actualmente, Tsubaki se está escondiendo tras las sombras de la granja de animales actuando como si estuviera viendo los animales del cobertizo. Mientras que, de hecho, está confirmando si hay otras personas alrededor. Después de comprobar sus alrededores, volvió a entrar en el edificio de la escuela.

Puede ser bastante malo si alguien descubre este lugar. Ya que ella finalmente encontró algo parecido a un oasis, sería terrible si pierde el lugar donde puede pasar algo de tiempo a solas y donde puede hacer sus intercambios sombríos con Saeki. Es por eso que se ha vuelto muy obstinada y cautelosa cuando se trata de revisar sus alrededores. 

La verdad es que los bolsillos de su uniforme están rellenos de bocadillos que había recibido hace un tiempo.

Los bocadillos que no le gustaban podía usarlos como una transacción en las sombras con Anna.

Dentro del salón, donde Anna había estado esperando, las dos estaban haciendo literatura clásica japonesa mientras esperaban a que los otros estudiantes dejaran el salón y en el momento en que todo el mundo se fue, Tsubaki inmediatamente le presentó el bocadillo que había obtenido a Anna.

—Este es el humilde pago de este mes, oh, gran magistrada.

—Te he preocupado. Ah, ¿este es un nuevo producto?

—Sip, es bastante sabroso sabes. Su fragancia se extiende y permanece en la boca. Siento que es algo que te gustara.

—Es verdad. Sin embargo, este sabor es nostálgico —dijo Anna mientras comía uno de los bocadillos que le había dado.

En el momento en que la niña comenzó a recibir algunos bocadillos de Saeki, inmediatamente se lo comunicó a su amiga.

Es mejor decirle la verdad ahora que mentirle o tenerla descubriendolo más tarde. Solo imaginando que pasaría después, ya podía verla llamándoles “infieles” y algunas cosas peores. Además, incluso si le dice a Anna, no es como si ella fuera el tipo de persona que te delatara con los profesores o padres.

Y desde entonces, Anna siempre espera con entusiasmo las transacciones. De hecho, de todos los personajes capturables, su favorito parece haber sido Saeki, por lo que estaba bastante ansiosa de escuchar nuevas piezas de información de su amiga.

Como se esperaba, es bastante débil ante ese tipo de personalidad, que estimula el instinto maternal de una chica.

—Incluso si puedes despejar un personaje del tutorial no es como si fuera a haber un desarrollo amoroso más tarde —murmuró Anna, después de escuchar el informe de hoy acerca del muchacho.

—Duh. Además incluso si lo cuidas como si fuera tu hijo, considerando la edad y esas cosas, ¿no sería extraño verlo como un objeto de amor?

—Ya veo, así que es por eso que no tomas la iniciativa con León.

—No es como un amor romántico, pero estoy segura de que puede haber algún tipo de afecto.

Si los sentimientos de agrado se convierten en amor, ¿quien sabe verdad? Aunque en este momento esto definitivamente no es así.

Y como mucho, solo debe pensar en Tsubaki como una amiga de Anna quien era una chica interesante que una vez lo golpeó. Bueno, no es como si ella tomara la iniciativa cuando interactuaba con él, así que no había muchos cambios en su relación.

Entonces de repente su amiga recordó cierto rumor que había oído hace tiempo.

—Así es, este año se celebrará el Festival Tanabata ¿asistirás?

—Ese es un evento disponible incluso para las personas de grados inferiores ¿verdad? Ire.

Es uno de los momentos practicados en la escuela y, como el propio nombre lo dice, es como un festival. Donde los estudiantes de cuarto, quinto y sexto grado, se alojarán en uno de los hoteles preparados por la escuela para el evento.

Escribirán poemas en un tanzaku y habrá dulces tanabata, es un evento cuyo objetivo es profundizar los lazos de amistad. También dependerá de los estudiantes si quieren participar o no.

Aunque la participación está a discreción del alumnado, todos los años debería haber al menos nueve estudiantes disfrutando del evento, de lo contrario podría ser problemático. Además, los de mayor grado estarán preparando un juego acerca del festival, así que su espíritu de lucha es bastante alto.

Por eso la semana pasada, su padre, Kyousuke y ella fueron a su tienda favorita a comprar un vestido. En cuanto a la razón por la que el muchacho fue con ellos, al parecer su tío estaría lejos por un tiempo por una reunión el extranjero a la cual no podía faltar y, ya que su padre y su tío son amigos y tienen la misma edad, salieron juntos a comprar el traje de él.

Como los trajes de Kyousuke eran a pedido, le tomaron sus medidas y después se hizo en un santiamén. Después de eso, compraron algunos accesorios para emparejar.

En el caso de Tsubaki, pensó que escoger su vestido iba a ser sencillo porque su madre no estaba con ellos, pero inesperadamente se vio frustrada por Kyousuke y la elección de su vestido tomó más tiempo de lo esperado.

—¿No te pusiste un vestido verde durante la fiesta de Mizushima el año pasado?.

—El diseño es completamente diferente.

—Es lo mismo porque el color es igual. 

—Los chicos pueden ver bien, ¿verdad?— suspiró la chica.

Tsubaki no pudo evitar estar desconcertada por él, que afirmaba que, como es el mismo color, era el mismo vestido. Incapaz de ver las interminables bromas entre ambos, su padre finalmente se interpuso entre ellos y dijo:

—Ya que Tsubaki solo ha asistido a fiestas en familia, Kyousuke está preocupado por ella, así que quiere escoger el vestido más hermoso para ti.

—Si fallas, ellos pensarán lo mismo de mí. Si no eres la mejor en la fiesta estaré en problemas luego.

—No voy a fallar ni nada. Además de que la estrella principal del evento son los de sexto grado. ¿Por qué debería alguien de bajo grande robarles el centro de atención?

A Tsubaki no le molesta ser odiada o temida por sus compañeros del mismo grado dentro de la escuela, pero ser odiada por los estudiantes de último año es algo que quiere evitar tanto como sea posible.

Cuando se trata de sus compañeros de clase, tiene confianza en poder engañarlos, pero estaba segura de que esto no funcionaria si se trataba de los estudiantes de último grado. Todo estará bien si puede dibujar en un tanzaku y comer comida deliciosa, ni siquiera le importaba si se convertía en el solitaria de la fiesta.

Incluso desde antes, siempre encontró inutil e inevitable el tener que conseguir un vestido nuevo cada vez que asistía a una fiesta.

Piensa que estaría bien si solamente usara alguno que tuviera en casa. Pero cada vez que intenta sacar el tema, su madre inmediatamente la mira fijamente y se retracta de sus palabras.

Sus dos padres son bastante liberales en su crianza pero son gente rica en el fondo, y Tsubaki se ha dado cuenta de esto.

Es por eso que desde ese entonces, ha sido muy cuidadosa al escoger su vestido. Dado que es bastante trabajo escoger un vestido de un diseño diferente a los que ya tiene.

Lo que es más, tiene que ser absolutamente cuidadosa cuando escoge el color de para que no se superponga con uno que ya haya usado. Es ese tipo de cosas problemáticas.

Le dio otro vistazo a los vestidos colgados en la tienda y escogió uno de un color y diseño diferente a los que ella ha vestido y dice:

—Entonces, escogeré este.

El vestido que escogió era uno de longitud media con una sola hombrera. alrededor de la parte cortada del vestido, hay unos volantes con un estilo que le da un toque especial pero al mismo tiempo. no luce infantil.

Pensó que con ese vestido, algunos accesorios y los zapatos que tiene en su casa podrían combinar. De repente, recordó acerca de su vida anterior y las técnicas de vestir y coordinación que solía usar. ¡Realmente odioso!

Después de poder decidir. Su padre suspiro de alivio porque creía que ellos todavía necesitaban escoger sus accesorios y zapatos.

El hombre les encontró algunos accesorios y zapatos para combinar con el vestido que había escogido pero ella intentó detenerlo y decirle que todavía tenía algunos accesorios y zapatos en casa y que no es bueno desperdiciar el dinero.

Sin embargo considerando el lugar, está consciente de que hay otros compradores alrededor, todo lo que podía hacer era ver a su padre que felizmente escogía zapatos y accesorios. Después, una de las vendedoras fue hacia Tsubaki y le dio una caja con algunos collares que su padre había escogido.

Al parecer la decisión final sobre comprarlo o no, todavía estaba en manos de Tsubaki.

—Tsubaki, ¿cuál de ellos te gusta?

—Creo que la de la derecha es mejor —opinó Kyosuke. 

—Entonces escogeré la de la izquierda.

Con gran fuerza, el muchacho fue y escogió el derecho por ella, pero al parecer lo que escogió no era lo que quería.

Ahora esta vez su padre apunto hacia algunos zapatos y le preguntó:

—Tsubaki, ¿qué tal estos zapatos? ¿Cuál de estos te gusta?

—Para mí, el de la izquierda —dijo Kyosuke. 

—Entonces el de la derecha.

El de la izquierda no parece ser de su gusto, entonces Tsubaki pensó para sí misma, solo por que niega sus sugerencias, no debería verla de esa manera. Mientras el muchacho la veía con ojos de incredulidad, acusandola de deliberadamente escoger de manera diferente a él.

—¿Fue a propósito? Lo fue ¿verdad?.

—No lo fue. Es solo que mis preferencias y las de Kyousuke son diferentes ¿sabes?

—Entonces tienes muy mal gusto.

Después de oír sus palabras, casi olvidó que estaban en un lugar público y por poco perdió la calma, pero inmediatamente la recuperó y decidió que una vez hayan vuelto a casa, lo iba a hacer pagar.

Antes de que se dieran cuenta, su padre ya había vuelto de pagar por los artículos que compraron y al parecer les iban a entregar las cosas el día siguiente, ya que tenía las manos vacías.

—Ya es bastante tarde. ¿Por qué no tomamos un poco de té primero? ¿Qué les gustaría comer?

—Yo quisiera comer un delicioso té y pastel. Escuche que el té de la tarde del hotel en Nihonbashi tiene muy buena reputación. Padre, vamos allí.

—Cuando se trata de comida, realmente no te contienes ¿verdad? —dijo Kyousuke mientras miraba a Tsubaki con apatía.

Normalmente ella no era codiciosa en la mayoría de las cosas pero cuando se trata de comida, se vuelve bastante decisiva acerca de dónde y qué quiere.

Para Tsubaki cuando ve algo que cuesta cierta cantidad de dinero, tiene un misterioso sentimiento de agravio y arrepentimiento de tener algo tan caro, pero no cuando se trata de comida, ya que puede meterla en su cuerpo y no tendrá que verla más, no tiene restricciones al exigir comida… o así se convence a sí misma. 

Después de haber decidido dónde iban a comer, Fuwa, su conductor, hizo primero una llamada al salón del hotel para confirmar si todavía había mesas disponibles y afortunadamente todavía tenían una, así que Tsubaki y los demás se dirigieron allí para disfrutar su té de la tarde.

En lugar de decir que todavía tenían una mesa disponible en realidad habían bastantes abiertas.

♦ ♦ ♦

—Y eso fue lo que pasó la semana pasada, ¡fue realmente enloquecedor! —dijo Tsubaki mientras gruñía a Anna como si se fuera a volver loca contando acerca de cómo Kyousuke le había dicho que no tenía sentido de la moda.

—Es bastante diferente del Mizushima del juego.

—A excepción de su familia, si, ¡pero su personalidad es la misma del juego que conoces! Tal vez fue por el cambio que paso al inicio.

—Al parecer fue bueno que él pudiera abrirse a su padre antes.

—También pienso así, pero tal vez con toda la falsedad y los halagos, parece haberse vuelto desconfiado de las personas o algo así como un odiador de los humanos.

—Lo que significa que solo puede ser y actuar como él mismo con las personas de su familia.

Para algunas personas, Kyousuke es un niño lamentable que perdió a su madre a temprana edad, mientras que por otro lado, hay quienes piensan en él como alguien que mató a su propia madre. Que ese niño es un asesino y ese tipo de cosas se dicen sobre él.

Lo que es más, no solo escucha de una o dos personas, hay mucha gente que lo dice. También estaba la situación donde su padre solía evitarle todo el tiempo. Cuando Tsubaki recuerda como Kyousuke solía cargar con todo eso, siente que se le rompe el corazón.

Es por eso que siempre está bromeando como lo hace, tiene la esperanza de ayudar a abrir el cerrado corazón del muchacho.

—Sabes, de alguna manera siento como si estuviera criando a un niño.

—Bueno pensando acerca de tu edad mental, no estás tan lejos de la realidad, solo deja de pensar en ello. Para una soltera ese es un tema bastante duro.

—Yo también era soltera, ¿sabes? Bueno, como ya he muerto, eso no importa más.

—Es verdad.

Una risa seca fue todo lo que pudieron hacer, como camaradas que ya habían pasado por todo tipo de cosas en la vida.

| Índice |

One thought on “¡No aceptaré una heroína como tu! – Capítulo 25

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *