Sentido Común de una Casa Guerrera – Capítulo 30: Despidiendo a Madre

Traducido por Tomoe

Editado por Sakuya


Clank clank, el sonido de las espadas resonaba.

El escenario usual de entrenamiento.

Estaba viendo eso desde arriba.

Desde ese día… que mi hermano mayor me notificó de que padre aprisionó a los bandidos, no he ido a entrenar.

He permanecido encerrada dentro de mi habitación todo el tiempo.

No me he reunido con padre ni con mi hermano mayor.

…Cuántos días he estado así, me pregunto.

Mientras el agujero en mi corazón permanecía absolutamente abierto, me sentía abrumada por una sensación de pérdida.

La oscuridad que había visto esa noche, incluso ahora, continúa envolviendo mi corazón.

Así, quería permanecer aquí sin hacer nada… y luego, quería pudrirme poco a poco.

Estaba hasta el punto en que pensaba eso.

Me desplomé en mi cama y seguí acostada.

…Era un día ¿así de largo antes?

La mañana venía, y luego viene la noche. Y después, la mañana viene una vez más.

Sin importar que pasa, el tiempo continúa esculpiendo sus huellas en el mundo como si nada ocurriera.

Incluso si continúo encerrándome en mi habitación así, o no… nada va a cambiar.

Continuamente pensando profundamente sobre cosas como esta, cerré mis ojos para que el escenario de afuera no siguiera reflejado en ellos.

Quedándome así, me quedé dormida sin darme cuenta, y una gran parte del día pasó.

Con lentitud levanté mi pesado cuerpo y luego, me acerqué a la ventana.

…Parece que el entrenamiento ha terminado.

A este paso, ¿me preguntó qué haré si continúo estando aquí sola?

¿…Qué es lo que quiero hacer?

Coloqué mi mano en la ventana. Aturdida, miré fijamente el escenario de fuera.

…Quería ver el escenario que vi en ese momento, una vez más.

Repentinamente, pensé eso.

Y luego, en el momento en que pensé eso, impulsivamente me dirigí hacia fuera. Dejando la mansión, corrí hacia la torre.

Cuando llegué a mi meta, corrí por las escaleras.

—…Rui…

Estando de pie sola, llame su nombre. Sin embargo, su figura no estaba por ningún lado.

Naturalmente, mis hombros cayeron.

Que era lo que quería hacer cuando lo viera… incluso yo no lo sabía.

Me senté en ese lugar.

Aquí, este lugar era mi sitio designado.

Miré silenciosamente el paisaje debajo mío. A diferencia del otro día, la niebla de la oscuridad estaba cubierta por la luz del pueblo.

Muchas luces unidas, creando un escenario mágico.

…Es bonito.

Era diferente al escenario usual, pero me fascinaba aún más de lo que normalmente lo hacía.

Repentinamente, el sonido de algo crujiendo entró mis oídos.

Cuando busqué alrededor con mi mano, había la sensación de un papel atravesado entre el suelo de piedra y una roca.

Lo saqué.

Si está aquí… ¿entonces es algo que pertenece a alguien afiliado a la armada?

Pero, nadie subiría por la larga escalera para venir todo el camino hasta aquí.

¿…Puede ser?

Pensando eso, desdoblé el papel.

[Si tu meta desaparece, solo encuentra otra. Tienes mucho tiempo. No vivas con prisa.]

Ahí solo había tres oraciones.

Si no la hubiera encontrado en este momento, probablemente no habría entendido lo que estaba diciendo.

Pero la actual yo entendía hasta el punto en que dolía.

Mis lágrimas se desbordaron y cayeron en la carta.

…Para mí, la venganza lo era todo.

Tiré todo lo demás, y solo miré eso.

A pesar de eso, repentinamente lo perdí.

Es verdad que mi venganza ha sido cumplida… pero, era en una forma completamente diferente a como lo había deseado.

A pesar de que solo he estado mirando eso mientras avanzaba hacia delante, mi destino había sido robado de mi lado y se desvaneció.

En el momento en que me di cuenta de eso, sentí como si mi punto de apoyo se hubiera derrumbado.

¿A dónde debo ir de aquí en adelante?

¿Qué es lo que quiero hacer a partir de ahora?

Porque no he estado mirando nada más que la venganza, no sabía nada.

Habiendo perdido mi guía, se sentía como si hubiera sido tirada en la oscuridad.

Sentía un vago miedo del futuro.

Y con eso, impaciencia y vacío.

Por primera vez, entendí el significado del “después de eso” del que Rui hablaba, hasta el punto en que dolía.

—…Está bien encontrar otro, huh.

Filtrando algunas palabras, me reí.

Sin embargo… tú estás viva. ¡Estás viva……!

Recordé las palabras de mi hermano mayor.

…Eso es correcto, estoy viva.

¿Cuánto arrepentimiento sintió madre?

…Para mí, era incomprensible.

Me odiaba a mí misma por ser la causa de la muerte de madre, resentí a quienes de verdad la robaron, y estaba indignada con el mundo que permitió que eso pasara.

Entonces, sentí pena por mí misma y mi familia, quienes habían perdido a madre.

Sin embargo, quien más habría sentido arrepentimiento, quién estaría más triste, era ciertamente, madre.

Si hubiera sido yo, lloraría.

Porque ha madre le quitaron todo.

Lo que ella quería hacer, el tiempo que soñó, y el tiempo que habría podido pasar con su familia.

Después de todo este tiempo, llegué a ese tipo de pensamiento.

Porque no había pensado sobre eso antes, mi propio tiempo había parado.

Ese es el porqué.

No lo debo desperdiciar. No lo debo abandonar.

El futuro…

Para quienes poseen el futuro y lo abandonan, sabiendo de aquellos que no lo tienen, eso es arrogancia.

Y al mismo tiempo, un insulto.

No debería estar asustada del hecho que no puedo visualizar el futuro, pero debería estar agradecida del hecho que tengo uno.

Si no podía ver una meta, entonces tendría que encontrar una de nuevo.

Incluso si no había una meta, lo que he cultivado hasta ahora, no desaparecería.

En el instante en que pensé eso, sentí como mi estado de ánimo se volvió más ligero.

Incluso aunque no he decidido nada. Sin embargo, está bien decidirlo lentamente.

Estaba bien seguir hacia delante.

—…Madre. Parece que realmente seré capaz de despedirme de madre.

Mirando al cielo, murmuré.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *